Archivo de la etiqueta: David Bowie

Los domingos de una pareja de veteranos (Robert Fripp y Toyah Willcox)

Durante la pandemia, y desde mayo del año pasado, los veteranos Robert Fripp (77 años) y su esposa Toyah Willcox (63 años) organizan en su cocina los “Toyah & Robert’s Sunday Lunch”. En su última experiencia dominical se lanzaron con el “Paranoid” de Black Sabbath. Les ayudó Sidney Jake.

En domingos anteriores nos alegraron con versiones de Nirvana, Sex Pistols, Jimi Hendrix, David Bowie, Led Zeppelin, Deep Purple, etc. Para hoy tienen previsto ZZ Top.

La pareja contrajo matrimonio en 1986.

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Música

50 años de Philadelphia International Records

Gamble-Huff-Rolling Stone

Este año se celebran los 50 años de la fundación de Philadelphia International Records por Kenneth Gamble y Leon Huff. Músicos, autores y productores juntaron sus caminos y pronto llegaron sus primeros éxitos. Con sus canciones y sus producciones. El siguiente paso fue el lógico: fundar su propia compañía, Philadelphia International Records (PIR).

Gamble y Huff con PIR atesoran varios hitos:

  • El desembarco de los Jacksons en Epic fue una joint venture con PIR. Jermaine Jackson se quedó en Motown y los hermanos pasaron de The Jackson 5 a ser The Jacksons. Gamble y Huff, que ya trabajaban con CBS (Columbia y Epic), produjeron y compusieron la mayoría de las canciones de los dos primeros álbumes de los Jacksons para Epic.
  • Sus suntuosas producciones rítmicas anticiparon la era disco. Su banda de músicos, MFSB, con su “TSOP” (The Sound of Philadelphia) fue el claro precursor en 1973 de lo que se avecinaba. Fue compuesta para ser la sintonía del programa “Soul Train“. Era la primera vez en EEUU que una sintonía de TV alcanzaba la cima de las listas. También está considerado como el primer N.º 1 disco de la historia.
  • A lo anterior hay que añadir los arreglos orquestales (de cuerda y metal) y sus producciones para las baladas, arropando a una cantera de excelentes cantantes, fuesen solistas o parte de grupos. Como Teddy Pendergrass, Harold Melvin & The Bluenotes (Pendergrass era su cantante principal durante su época dorada con PIR), BIlly Paul, The O’Jays, The Spinners, Jerry Butler, McFadden y Whitehead, Lou Rawls, Patti Labelle, etc. Tanto los temas rítmicos como las baladas dieron lugar a lo que se denominó Philly Soul Sound (y entre nosotros se conoció como El sonido de Filadelfia, emulando el título del éxito, un clásico en nuestras discotecas y boites).

Gamble y Huff no estaban solos. Además de los músicos contaban con un plantel de autores y técnicos de sonido, Thom Bell, Dexter Wansel, Bobby Martin y Joe Tarsia, congregados alrededor de los estudios Sigma. El éxito de PIR condujo a Sigma, propiedad del ingeniero Tarsia, a abrir una sucursal en Nueva York (Madonna grabó ahí su primer LP). En el momento de mayor esplendor de PIR Sigma llegó a tener 10 salas de grabación en Filadelfia (una gran parte del “Young Americans” de Bowie se grabó ahí). Por Sigma pasaron desde Aretha Franklin hasta ZZ Top y Billy Joel.

De cara a este 50 aniversario de Philadelphia International Records se editaran varias ediciones especiales, antologías, remezclas, etc. Y abrirá una emisora de radio online dedicada en exclusiva al sello.

Ain’t No Stopping Us Now” de McFadden y Whitehead será la canción bandera de la conmemoración. Aquí, sin embargo, elijo mi favorita. La de las puñaladas traperas de los O’Jays: “Back Stabbers“.

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Música

Bowie canta a Dylan y a Lennon

El próximo 8 de enero, conmemorando los 74 años del nacimiento de David Bowie, se editará un sencillo en el que Bowie canta canciones de Bob Dylan y John Lennon. Será una edición limitada y numerada de 8.147 ejemplares (de los cuales 1.000 serán de color crema). Las ediciones digitales estarán disponibles para descarga y en streaming.

Mother” es el tema de Lennon. Producido entre 1997 y 1988 por David Bowie, Tony Visconti y el guitarrista Reeves Gabrels. Originalmente iba a formar parte de un álbum tributo a John que finalmente no se materializó. El original pertenece al álbum “John Lennon/Plastic Ono Band” de 1970. La versión de Bowie del video apareció en un podcast de 2006.

Trying To Get To Heaven“, del álbum “Time Out Of Mind” (1997) de Dylan, fue producida en 1988 por David Bowie, Reeves Gabrels y Mark Plati (quien se encargó de las mezclas).

A la hora de escribir estas lineas desconozco si las versiones que escuchamos en los videos serán las mismas que se publicarán el 8 de enero. Más info. en la Web de Bowie.

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Música

Mi vida con y sin Lennon

Mi vida con John Lennon, bajo su influencia, se podría resumir en las canciones anotadas en el sobre de la imagen. Son mi selección final para el especial 24 Horas Lennon de Rock FM. Me dejé fuera muchas favoritas de John, tanto con The Beatles como sin ellos. Un ejemplo: en el teléfono tengo de tono la introducción de guitarra del “Revolution“. También entraron temas que no están apuntados y que surgieron durante la conversación. De esta lista, que luego reduje porque no cabían todas, me sabe mal haber dejado fuera “Fame“. Compuesta por David Bowie, Carlos Alomar y John Lennon, fue el primer nº 1 de Bowie en EEUU. Me resarzo con el video: Bowie la interpreta en el show de TV “Soul Train“.

Por resumir: desde mi infancia John Lennon ha estado presente en mi vida. (Paul también así como George y Ringo).

Su asesinato, el 8 de diciembre de 1980, marca un antes y un después. Y arranca mi vida sin John. Hacia unas semanas que Lennon (y Yoko) había editado “Double Fantasy” con Geffen Records & Tapes. Un gran disco que contenía dos maravillas: “(Just Like) Starting Over” y “Woman” (me costó horrores quitarlas de la lista). Podría citar un par más, pero estas dos son las imprescindibles. A la altura de sus mejores obras.

Casi un año después, el 24 de noviembre de 1981, La Mundana y un servidor aterrizábamos en Nueva York. Llegaba a la central de CBS para gestionar el marketing internacional de Geffen. De no haber sido asesinado habría trabajado con Lennon, artista Geffen. En el presumible álbum posterior a “Double Fantasy“. Y a partir de aquí arranca mi fantasía…

Hubiese conocido el edificio Dakota por dentro, concretamente el piso de John y Yoko. Seguro que me habría amigado con ambos. Nunca he formado parte del grupo de haters de Yoko Ono. Al revés, lo cual me convertía en una rareza y podría ser un excelente pasaporte de cara a la pareja. Hoy, muchos de sus detractores han madurado y ya ven a Yoko de otra forma.

También fantaseo con la buena pandilla que habríamos formado Leonard Cohen, John Lennon y un servidor. Y cuento con un as en la manga: las magnificas paellas de Osvaldo Gomariz, celebradas en todo Manhattan. Ay, esas paellas perdidas en el Dakota… maldito asesino!!!

Si en Rock FM decía que me habría gustado dirigir Apple, la discográfica de los Beatles, imaginen lo que me hubiese gustado llevar el marketing internacional de Lennon. ¡Y tratarle!

 

1 comentario

Archivado bajo Cultura, Música, Medios

Psicodelia en la cultura visual de la era beat (1962-1972)

Psicodelia CdBAAyer por fin conseguí ver la exposición Psicodelia en la cultura visual de la era beat (1962-1972) en el Círculo de Bellas Artes. Lo había intentado dos veces antes y no pude. La última vez fue el lunes, aprovechando la presentación del libro de Esteban HernándezEl tiempo pervertido“. Pero los lunes las exposiciones del Círculo están cerradas.

La nueva intentona fue a raíz de la presentación del libro “La llama” de Leonard Cohen, traducido por Alberto Manzano, en Blanquerna. Al igual que el lunes llegué al Círculo una hora antes de la presentación. Y esta vez sí pude disfrutar.

La exposición me impactó. Vi los discos de mi infancia, adolescencia y juventud. Los tuve casi todos. Y descubrí con alegría que Los Bravos y Los Brincos habían llegado a Checoslovaquia. Porque la muestra esta comisariada por Zdenek Primus, historiador checo de Arte.

Brincos Bravos

De Bravos nos encontramos el LP “Black Is Black” al lado del “Contrabando” de Brincos (portada de Iván Zulueta). De Brincos hay dos más, el segundo LP y el “Mundo, demonio y carne“.

Tener a un historiador de arte significa que la base de Psicodelia en la cultura visual de la era beat (1962-1972) es el maravilloso grafismo que se desarrolló tanto en portadas como carteles de conciertos (especialmente acertados -y crearon escuela- los desarrollados en San Francisco anunciando las actuaciones en el Avalon, Winterland o Fillmore). Es muy interesante observar la evolución de los primeros pósters de los conciertos del Avalon a los más elaborados del Fillmore.

Primeros carteles

Otro aspecto a destacar de los carteles es ver la programación que anunciaban: como las nuevas bandas de la bahía de San Francisco alternaban en los escenarios con las leyendas del blues y del rhythm & blues como Big Mama Thornton, Bo Diddley, James Cotton, etc. Y también con las nuevas bandas de blues (blanco) que se estaban formando (Butterfield Blues Band, Blues Project, Janis Joplin con Big Brother & The Holding Company, etc.).

También hay clásicos como el póster de Zappa en el retrete, que adornó mi habitación para horror de mi madre. Respiró aliviada cuando lo quite. Y se preocupó mucho más cuando lo reemplacé por uno de Bowie (el de “Hunky Dory“).

Zappa

Psicodelia en la cultura visual de la era beat (1962-1972) está en la Sala Picasso del Círculo de Bellas Artes hasta el 20 de enero de 2019. Altamente recomendable. Y les dejo con un texto del programa:

“Como dijo Paul Kantner, de Jefferson Airplane, la música rock significó para toda una generación una nueva forma de comunicación, que transformó la mentalidad de los jóvenes y su forma de percibir la vida. A través de elementos procedentes del mundo de la música y de la escena alternativa, esta muestra intenta evocar el espíritu que impulsó a gran parte de una generación que, a través de su aspecto, preferencias musicales y, en cierta medida, actitud política, denunciaba y rechazaba las convenciones imperantes y que encontró en la música una vía de escape.”

 

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Arte, Cultura, Música, Recomendaciones

Espectaculares Wyoming & Los Insolventes

10-aniversario-wyoming-los-insolventes-con-artistas-invitados-en-madrid-1Sencillamente espectaculares anoche Wyoming & Los Insolventes celebrando sus 10 años de existencia. Si ya son buenos de por sí (tuve ocasión de comprobarlo en Coruña el pasado mes de diciembre) anoche en La Riviera, durante las casi dos horas y media de concierto, con semejantes ilustres invitados pusieron boca abajo el recinto que estaba a rebosar. A los nombres que hay en el cartel del encabezado habría que añadir y destacar alguno más. Como el de dos grandes cantantes Jesús Trujillo de King Sapo (quien sí aparece) y Maikel Rodeiro (baterista además del trio ferrolano Malditos Pendejos; también es infante de marina del Tercio Norte). Poderosa voz la de Maikel y dúctil al mismo tiempo. En el escenario lució una camiseta de Malditos Pendejos y una espectacular corbata con tres figuras en blanco y negro de Elvis. “Lo siento, tuve que dársela a Rosendo” se excusaba ante mi pregunta sobre la corbata, apoyados ambos en la barra del Galileo Galilei, a donde habíamos acudido tras el show de La Riviera.

El repertorio de Wyoming & Los Insolventes es insuperable (y cambiante, porque hubo variantes respecto al de Coruña de hace 10 meses): clásicos de Beatles, algunos pasados por el tamiz de Joe Cocker y Leon Russell (del “Mad Dogs & Englishmen“) y que también se puede aplicar al “The Letter“, David Bowie, el momento apostólico sobre el “Land Of A Thousand Dances“, el “My Sharona“, The Clash, etc. y sobre todo algunos de los himnos inmortales del rock nacional. Que fueron los que más enfervorizaron al público presente. Le comentaba al final a Julián Hernández de Siniestro Total (una alegría verle de nuevo en forma tras un periodo complicado) que tres de Beatles, tres de Bowie y otras tres de Siniestro. La Mundana nos hizo esta foto al acabar, en un bar enfrente de La Riviera.

Julián SIniestro 261018

El dominio escenico de El Gran Wyoming es incuestionable. Aparte de su innegable faceta de showman. Aguantar el tirón de cantar tanto tiempo es admirable. Y además se marcó un excelente solo de guitarra (y presumió de ello, como no podía ser menos, además de vacilarle a ese estupendo guitarrista que es Miguel Ángel Ariza –”sí, sí, ahora afina, claro, después de esta exhibición que he dado”).

Los Insolventes no hacen honor a su nombre en cuanto a su solvencia musical: son excelente músicos. Y ayer contaron con los dos baterístas que han formado parte de su historia. Muchas veces tocando juntos (como hacían James Brown y la Allman Brothers Band que llevaban dos baterías). Otro subidón fueron las coristas. Las tres excelentes. En su punto justo, apoyando los temas y haciéndolos crecer. Mientras disfrutaban con su labor (y contagiaban ese entusiasmo). Fue una alegría ver a mi apreciada Cristina Narea como una de las tres integrantes. Lo mismo puede decirse de José Alberto Solís, al bajo y los saltos: entusiasmo contagioso. Y Mr. Cool, Manolo Villalta, a los teclados, con su sempiterno cigarrillo, creando “colchones” y ambientes sonoros que envuelven las canciones y proporcionan seguridad y bienestar al resto de los músicos. Mientras, a esas horas, se realizaba el recuento de las votaciones en SGAE. Villalta salió elegido para formar parte de la Junta Directiva. Ya le he dado el pésame esta mañana.

Drogas, Iván, Miguel, Eugenio,Julián, ROsen

Esta foto de los camerinos está “robada” del Facebook de Eugenio Muñoz. (La he recortado porque en la parte superior había mucha zona en negro). En ella, aparte de Eugenio, intimo colaborador de Rosendo, se encuentran varias de las estrellas del rock que arroparon anoche a Wyoming & Los Insolventes.

Algunas fotos mías del momento final cuando Wyoming reunió a todos sobre el escenario.

La Mundana me ha pasado las dos siguientes del apoteósico final con todos interpretando el “Maneras de vivir“.

Final Maneras de vivirFF Maneras de vivir

John Echevarría me ha pasado algunas fotos (desenfocadas). También rodó unos fragmentos del “Bienvenidos” de Miguel Ríos y el “Agradecidos” de Rosendo, que he subido a mis redes sociales. Subo aquí esta de Miguel Ríos porque, a pesar del problema técnico, me parece un fotón que recoge fielmente uno de los momentos cumbre de ayer (y recuerda a la portada de uno de sus míticos álbumes).

Miguel de John

Los hermanos Monzón (Seju y Chechu) me han hecho llegar fotos de gran calidad. No en vano son de Domingo J. Casas (un maestro) y una de Julio P. Sotillo.

Miguel y Chechu

Todos DomiTodos Julio

¡Una gran noche! Mágica, divertida y de muy buen rollo. Una noche de rock & roll. ¡Qué más se puede pedir!

P.D.: Me quedé con las ganas de hacerme una foto con dos de los prologuistas de mi dos últimos libros, Miguel Ríos y El Gran Wyoming. Me queda el consuelo de pensar que faltaba Igor Paskual por lo que la instantánea sería incompleta.

P.D. bis: No he visto ninguna reseña hoy en los medios. En cambio en youtube pueden encontrar la filmación de “En blanco y negro” con Enrique Villareal El Drogas y fragmentos de varias partes de la actuación.

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Música

Presentación del libro “Bitch She’s Madonna”

Con Igor Paskual pres libro MadonnaEsta mañana he asistido a la presentación en Madrid del libro “Bitch She’s Madonna” en La Realidad, en la calle Corredera Baja de San Pablo. Una obra colectiva, coordinada por Eduardo Viñuela, que ha congregado a todo los autores que han colaborado con sus textos.

Me interesó particularmente la disquisición de Igor Paskual, quien la noche anterior había actuado en Sevilla como integrante de la banda de Loquillo. Asumo que a estas alturas de la película ya conocen que tanto Igor como Miguel Ríos contribuyeron al prologo y la presentación de mi último libro “Rock ‘n’ Roll: el ritmo que cambió el mundo“.

La sabiduría musical de Igor Paskual es infinita. No conoce limites. Y hoy volvió a compartirla con quienes abarrotábamos el local. Es muy importante situar a Madonna en el ámbito musical, más allá de su contexto social (rompedor a todas luces). Porque la mayoría de las veces este último aspecto eclipsa su enorme talento creativo. Igor, acompañado de una guitarra, desgranó sus cualidades como artista, interprete, autora y productora. Con la acústica dio ejemplos de estructuras de canciones, acordes, estrofas y estribillos. En resumidas cuentas nos la presentó como una innovadora musical. Porque al igual que David Bowie, y usó este paralelismo conscientemente, Madonna innovó musicalmente con los temas que compuso (sola o en compañía de otros), produjo (o coprodujo) y siempre supo rodearse de los mejores para marcar las fronteras de la vanguardia sonora. Que luego muchas/os artistas del pop siguieron. En este aspecto también la situaría al lado de Michael Jackson (algo que no tuve la ocasión de comentar con Igor, porque nos explayamos sobre lo de Bowie y estaba agotado deseando echar un sueño, además de atender al personal). El caso es que ambos, ella y MJ, contribuyeron a cambiar el panorama sonoro, enriqueciéndolo.

Salí de la presentación con ganas de leer libro ya y apresurado para llegar a casa y ver que grabaciones me faltaban para completar la discografía de Madonna.

P.D.: la foto nos la hizo Ana Viñuela.

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Libros, Música

David Bowie en Informe Semanal

El Spider Glass Tour con Peter Frampton trajo a David Bowie a Madrid en 1987. Era su primera gira que pasaba por España. En la entrada anterior veíamos su paseo por la Plaza Mayor, la de Santa Ana y la calle de La Bolsa. El Informe Semanal (TVE 1) de Ramón Colom aprovechó su estancia para entrevistarle.

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Música, Medios

Bowie y Frampton en busca de unas cañas por la Plaza Mayor y la de Santa Ana

Brillante paseo de David Bowie y Peter Frampton por la Plaza Mayor y la de Santa Ana de Madrid buscando una terraza para tomarse unas cañas. Impagable la escena del peluquero echando el cierre para evitar a Frampton (da igual si es un montaje o no).

2 comentarios

Archivado bajo Cultura

Un siglo de canciones 139: “Perfect Day” (por Elena Gabriel)

En 1974 me enamoré de un chico guapísimo que regresaba a Madrid, tras haberse criado en Londres, con su colección de vinilos…  “Transformer”, entre ellos.

Un LP que lo acompañaba desde 1972. Fue la primera vez que lo oí.

Embelesada por ese álbum, no dejé de escucharlo hasta hoy.

Había una canción, una canción perfecta.

Describía lo que era mi vida en esos tiempos: un encadenamiento de días perfectos.

Volver de su casa en el último autobús, con “Tranformer” bajo el brazo (lo teníamos a medias) y consciente de que todo había sido maravilloso… la tarde sobre la moqueta, frente a la chimenea, o en su habitación escuchando una y otra vez ese mágico plástico… y al llegar el verano, la piscina sin vecinos, las noches locas, subir a su casa, “Make Up”, “Walk On the Wild Side”…

…claro, así cualquiera es feliz. Joven enamorada y pensando que “Perfect Day” habia sido escrita PARA MÍ…

Pero ¿quien no ha vivido no uno sino varios “Perfect Days”?

Transformer

transformerConocía a Lou Reed porque era fan de Velvet Underground a finales de los 60. La locura de esos años, Warhol, la Factory, todo era provocación y vanguardia. A una niña criada en un ambiente liberal eso no podía no gustarle.

Pero no conocía su primer LP en solitario.

Por supuesto, tampoco el segundo: “Transformer.”

Era agosto de 1972.  David Bowie, Mick Ronson (exMott The Hoople y, a la sazón, guitarra de The Spiders of Mars, el grupo de Bowie) y Reed entraron en los Trident Studios de Londres para grabar un LP y, tres meses más tarde,  esta joya salía a la venta.

Ronson and Reed

Bowie y Ronson (en la foto con Reed) producían. Ronson además, tocaba el piano, la guitarra y hacía las armonías vocales.

Transformer” era un racimo de canciones maravillosas, con un sonido cuidado, lejos del “White Light-White Heat” de Velvet Underground.

WOTWSEl primer single era el smash-hit: “Walk On The Wild Side” en la cara A. En épocas de glam, Warhol, bisexualidad y heroína, todo era ambiguo y sugerente. Fue un éxito y hasta hoy sigue siendo un referente de la época… que no ha envejecido.

Una canción perfecta

Pero la cara B era aún mejor. Era “Perfect Day”. Era dulce, suave, nostálgica y más en estilo de “Pale Blue Eyes” o “Sunday Morning”. La armonía y la letra parecían ensamblarse tan bien… todo era como la canción: perfecto. Decía así:

“Un día perfecto. Bebimos sangría en el parque y luego, al oscurecer, de vuelta a casa.

Un día perfecto. Dimos de comer a las animales del zoo, fuimos al cine y luego, a casa.

Oh, ha sido un día tan perfecto, me alegro de haberlo pasado contigo… tan perfecto… me tienes colgado…

Un día perfecto, no importan los problemas, pasando juntos el fin de semana, qué divertido…

Un día perfecto, has conseguido que me olvidara de mí. Pensé que era otro, alguien bueno…

Recogerás lo que sembraste.”

Curiosa la última frase. Mientras que el texto era obvio, nunca supe a qué venía una cita del Antiguo Testamento (Carta de San Pablo a los Gálatas)

Una canción de amor, de amistad, de esas cosas que nos pasan de niños, de adolescentes y de mayores. Con Mick Ronson haciendo los arreglos de cuerdas. Y Lou Reed, encantado con ese sonido, bajaba la voz al cantar para que resaltaran los arreglos.

Emocionante, suave, melódica, profunda…

Con una historia tan sencilla como un fin de semana urbano, una loa a la amistad o al amor. Eso que sentimos por algunos amigos y que nos hace sentir tan felices.

Que si es amor, que si es droga…

Lou Reed la escribió contando un día que pasó con su novia, Bettye Kronstad, en Central Park.

Aunque la leyenda dice que era una oda a la heroína.

Sí, en aquel entonces Lou Reed estaba enganchado a la heroína, como tantos otros. Nunca me creí que ese texto tan hermoso pudiera hablar sólo de droga -por muy maravillosa que fuera- sino de amor, incluso un amor platónico. Los drogadictos también se enamoran. Con o sin sexo, de sus parejas o de sus amigos.

Y también escriben canciones perfectas.

Se puede hablar mucho de ello: que si en “Trainspotting” (la película de 1996) la escogieron para un personaje heroinómano, que si un opiáceo es más perfecto que el sexo (como diría Reed en una canción posterior, “Kicks” : “Era mejor que el sexo”. Pero no dice a qué se refiere…), que si los conflictos internos de un Reed enamorado/enganchado/endiosado…

Tampoco me interesó la versión a cargo de muchos artistas que sacó la BBC en 1997.

Hay un documental sobre el making of de “Transformer”. A partir del minuto 44 se puede ver a un Lou Reed mayor, emocionado con los arreglos de la canción.

Prefiero seguir con mi oda al Día Perfecto,  ese día que pasas con alguien o varios a quienes quieres de verdad. Da igual que haya drogas, bebidas, parque, coches… sólo importa esa sensación de amor en estado puro que te llevas a casa y con la que te acuestas por la noche.

Fue un día perfecto.

Y te duermes.

Gracias, Lou.

Letra original

Just a perfect day
drink Sangria in the park
And then later
when it gets dark, we go home

Just a perfect day
feed animals in the zoo
Then later
a movie, too, and then home

Oh, it’s such a perfect day
I’m glad I spend it with you
Oh, such a perfect day
You just keep me hanging on
You just keep me hanging on

Just a perfect day
problems all left alone
Weekenders on our own
it’s such fun

Just a perfect day
you made me forget myself
I thought I was
someone else, someone good

Oh, it’s such a perfect day
I’m glad I spent it with you
Oh, such a perfect day
You just keep me hanging on
You just keep me hanging on

You’re going to reap just what you sow
You’re going to reap just what you sow
You’re going to reap just what you sow
You’re going to reap just what you sow

Entradas relacionadas:

1 comentario

Archivado bajo Cultura, Música