Archivo de la etiqueta: CSKA

La autoflagelación madridista

RM ZZ

Estoy boquiabierto con la autoflagelación madridista tras el empate a dos de anoche, frente al Brujas en Champions. Me refiero a reacciones tan exageradas en medios y redes sociales tipo “Zidane es un piernas” o “este es el peor Madrid en años”.

Vamos a ver, señoras y señores de frágil memoria y tan aficionados a las hipérboles: ¿se han olvidado tan pronto de la temporada pasada? Les refresco la memoria: encajamos dos goleadas en casa: 0-3 frente al CSKA (un rival de nivel similar a los belgas) y 1-4 frente al Ajax en octavos, que nos eliminó de la competición. Ahora nos hemos complicado la clasificación (solo un punto de los seis disputados). Nos obliga a un esfuerzo extra con un problema añadido: jugamos contra el Barça después de viajar a Estambul. Y esta tensión adicional, en un equipo tan propenso a las lesiones (ayer le tocó a Nacho), no augura nada bueno. ¿Hay que recordarles a estos apocalípticos la penosa Liga 2018/19? En esta, de momento, somos líderes.

Los ataques más virulentos vienen de los acérrimos detractores de Zidane. Tuvieron que tragarse todas las burradas que le dedicaron mientras lograba tres Champions seguidas y una Liga en tan solo ¡dos temporadas y media! Ahora, cada vez que hay un tropiezo (que los hay) rugen. No desaprovechan la oportunidad para verter toda la bilis acumulada. Son los mismos que se inventaron el bulo de la conspiración de Zizou respecto a su hijo, el guardameta; los que despectivamente se refieren a él (en privado) como “moro” (antes eran franquistas y ahora son de Vox).

El Real Madrid de hoy no es un derroche de buen fútbol. Es indudable: solo hemos jugado bien en Vigo, Sevilla, la primera parte en casa ante el Levante (en la segunda acabamos pidiendo la hora) y anoche desde el último cuarto de hora de la primera parte y en la segunda cuando recurrimos a la épica, algo que está en nuestro ADN (aunque los 10 minutos finales fueron un desbarajuste).

El Atlético de Madrid nos metió siete en pretemporada. Las excusas que nos dieron anticipaban la que se nos venía encima: jugadores cuya capacidad de concentración es más que dudosa. Ayer saltaron al campo como si se tratase de un partido de rutina. Cuando se dieron cuenta iban perdiendo 0-2. Se empató. Y esa es la buena noticia. Como escribía en la crónica del partido en el último cuarto de hora de la primera mitad se crearon varias ocasiones. Un 1-2 al descanso no hubiese sido descabellado. Mas no sucedió. Por eso el mérito de la remontada en los segundos 45 minutos. No debemos olvidar esto.

Parte del público la tomó con Courtois y Lucas Vázquez. ¿Esta es la forma adecuada de animar al equipo de tus amores? El meta encajó dos goles y salvó otro. ¿Es culpa suya que en estos tres mano a mano los rivales lleguen solos y libres de marca? Los goles, además, fueron de churro: en el primero Dennis va a tocar con la derecha, la pelota rebota y le da en la izquierda. Courtois había adivinado el remate con la derecha y cubrió su palo. El balón entró por el otro poste. Para colmo de males, cuando intenta rectificar resbala. 0-1. En el 0-2 el mismo delantero intercepta un pase de Modric. Se lanza en carrera. ¡Ya en el área, solo, se trastabilla! El esférico se frena y le queda a huevo: la pica y gol. ¡No se puede tener tan mala suerte (nosotros) ni tan buena (ellos)!

A Zidane se le ha criticado por dejar fuera a James y Bale. ¿Cuantos goles lleva el colombiano? Ninguno. ¿Y asistencias? Una. Ha recuperado nueve balones y perdido 43 Fue titular en el 3-0 que nos endosó el PSG. ¿De verdad piensan que su presencia habría marcado la diferencia? A Bale probablemente le guardaron para evitar una inoportuna lesión. El problema es que si prescindes de él para Champions estás mandando un mensaje equivocado al vestuario. Descartas a uno de tus mejores jugadores, en lo que va de temporada, con lo que rebajas la importancia del encuentro. Que es de Champions y a priori parece más relevante que el próximo compromiso ante el Granada. Al menos, tenlo en el banquillo. Es que ni siquiera estaba convocado. Esto sí me parece un error claro de Zidane.

Otros desaciertos de Zizou fueron tácticos y de preparación del partido. Es como si no supiera como juega el Brujas. Partamos de la base que, a fecha de hoy, cualquier rival que corra y juegue directo nos va a meter en problemas. Nos buscan la espalda y lo peor es que nos la encuentran. Por eso es muy difícil de entender que Zidane adelantase las lineas, especialmente la defensiva. Dejaba mucho espacio detrás, para que los veloces delanteros del Brujas aprovechasen esos metros de más que les regalaban. Si a los fallos individuales (Carvajal rompiendo el fuera de juego en el 0-1 y Modric en el 0-2) le unimos este aspecto ya tenemos el panorama completo. Y Courtois no es el culpable de nada de esto.

Nos hemos complicado la clasificación en Champions. Sí, pero no estamos eliminados (pasan dos equipos). No nos queda margen de error. Y hasta este fin de semana vamos primeros en Liga. ¡Hala Madrid!

 

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Final Four en Vitoria

AS

Se celebraron las dos semifinales de la Final Four de la Euroliga de baloncesto, en el Fernando Buesa Arena de Vitoria. La primera fue la de “los patrocinadores” (Turkish Airlines): se enfrentaban dos equipos de Estambul, el Fenerbahçe de Obradovic (el técnico más laureado de los cuatro con 9 Euroligas al frente de cinco formaciones, dos de ellas españolas) y el Efes.

El Fenerbahçe llegaba tras tres temporadas seguidas alcanzando la final (ganaron una, la segunda). Solo opusieron oposición en el primer cuarto (lo ganaron 20-19) y sucumbieron en una segunda mitad asombrosa del Efes, tanto en defensa como ataque. El resultado final de 73-92, favorable al Efes, confirma lo dicho.

Shane Larkin con 30 puntos (su 43 de valoración es el récord de una Final Four) fue decisivo en la victoria. El estadounidense llegó a Europa de la mano del Baskonia en la 2016/17 antes de volver a la NBA una temporada (Boston Celtics) tras la cual fichó por el Efes. El base serbio Micic con 25 puntos fue el otro bastión de los vencedores.

En su tercera Final Four es la primera vez que el Efes llega a la final de la Euroliga (siendo el primer club turco en ganar una competición europea, la Copa Korac en 1996).

En la segunda semifinal se enfrentaban los dos equipos con más títulos. El Real Madrid supera al CSKA de Moscú. Pero los moscovitas son la bestia negra de los madridistas: son quienes más partidos nos han ganado en Europa.

El marcador del primer cuarto 18-22 no reflejó la superioridad blanca. En el último minuto y medio desperdiciamos una ventaja de 11 puntos (11-22). Tavares dominó los rebotes y plantó tres gorros. Randolph estuvo acertado en defensa y ataque. Campazzo dirigió con acierto. De Colo no entraba en juego. El CSKA no tenía ritmo. Hasta que saltó a la cancha Sergio Rodríguez. El Chacho le dio otro aire a su equipo.

En el segundo cuarto Rodríguez se imponía claramente a Llull. Sus 9 puntos y 3 asistencias fueron claves para que el CSKA empatase, 26-26, a falta de 7 minutos. Un triple suyo adelantó al CSKA 29-28. A 6:11 del descanso entró Causer para frenar al Chacho. Medio minuto después Campazzo sustituyó a Llull. Los vaivenes en el marcador se sucedían. Rodríguez estaba imparable. Con 36-36, a falta de cuatro minutos, llevaba anotados 14 puntos. Le cambiaron. Y nosotros echábamos de menos a Tavares: sus puntos, rebotes y poder de intimidación. El descanso que le dio Laso se me antojaba demasiado largo. A tres minutos del descanso volvió a la cancha. Causer, liberado del Chacho, anotó 9 puntos. Un triple de Thompkins, coincidiendo con la vuelta de Rodríguez, puso el 37-43 a un minuto del final de la primera mitad. Al intermedio se llegó con un 43-45 favorable al Madrid. Esta reacción final del CSKA nuevamente tuvo a Sergio Rodríguez de protagonista.

En esta primera parte tres aspectos negativos: por parte de ellos el mal partido de De Colo y por la nuestra dos bandejas seguidas falladas por Taylor al principio y nuestra falta de acierto en los triples (éramos los mejores de los cuatro equipos en este apartado).

La segunda mitad arrancó con la tercera personal de Tavares (jugada de tres: canasta + tiro libre). El mate de Clyburn fue espectacular y el intento de Tavares se saldó con la referida falta. Laso le mantuvo en cancha, pero por poco tiempo. Entró Ayón. El Facu le sacó la tercera falta al Chacho. Fue otra jugada de tres. Y el Madrid se distanció 48-54. Tras una canasta de Ayón (48-56) le pitaron una técnica a Rudy Fernández. 50-56. Nos pusimos 50-61 en el ecuador del tercer cuarto gracias a un triple de Randolph. Los once puntos de ventaja se incrementaron a 13 tras dos tiros libres transformados por Causer. A tres minutos y medio del termino del tercer cuarto apareció De Colo: anotó su primer triple y provocó las terceras personales de Campazzo y Causer. A menos de un minuto un triple del Chacho acortaba la diferencia: 65-73. Antes el Madrid tuvo un campo atrás y en la jugada posterior al triple hicimos pasos. El tercer cuarto acabó 65-73 a nuestro favor.

Quedaba solo un cuarto y podía pasar cualquier cosa. El Madrid llegaba cargado de faltas. Y con el deficit de los triples. Esto ultimo era motivo de esperanza. Nos quedaba pillar esta racha.

El último cuarto comenzaba con una canasta de un ex Hunter (su segunda), una de Causer (su séptima), la tercera personal de Ayón, una canasta del Chacho y un 2+1 de Llull. 69-78. Tres triples seguidos fallados por Llull eran aprovechados por el CSKA. 75-78. Quedaban 6 minutos 15 segundos y De Colo había forzado la cuarta de Tavares. Añadan una técnica incomprensible a Laso y ya se pueden hacer cargo del panorama. 76-78. Fallábamos otro triple y a Campazzo le pitaban la cuarta personal. De Colo fallaba un triple apurando la posesión. Thompkins ponía el 76-80 tranquilizando un poco los ánimos. Clyburn con su tercer triple (17 puntos hasta ese momento) ponía el 79-80 en el marcador. Laso tenia en pista a cuatro jugadores con cuatro personales. Y seguíamos fallando triples. A 3:39 del final empate a 80. Taylor desempataba con ¡un triple! Sergio Rodríguez sorprendentemente seguía en el banquillo. Un triple de De Colo a 1:19 adelantaba al CSKA, 87-85, por tercera vez en el encuentro. Sumaba 17 puntos en la segunda mitad (más los cuatro de la primera). La quinta de Campazzo resultó en dos tiros libres anotados por De Colo. 89-85 a menos de 40 segundos. Rudy Fernández a punto de perder el tiempo de posesión sacó dos tiros libres. 89-87 a falta de 25 segundos. Chacho volvió, provocó la quinta de Tavares y transformó los dos tiros. 91-87. Quedaban 17 segundos. Un triple de Llull ponía el 91-90. 15 segundos. Rudy hacía la quinta. Con 14 segundos ellos anotaban los dos tiros libres. 93-90. Una pedrada de Llull, intentando meter un triple imposible y su posterior falta sentenciaron el partido. A falta de dos segundos metieron los dos tiros. 95-90. Y el CSKA a la final.

De Colo y Sergio Rodríguez anotaron 23 puntos. Nuestro máximo anotador fue Causer con 18 e inexplicablemente ausente en los últimos minutos.

El Madrid nuevamente en un partido importante desperdicia una buena ventaja, desinflándose en el último cuarto (perdimos 30-17). El desacierto en triples y tiros libres además de la falta de juego interior (solo estuvo Tavares) han sido decisivos. La inteligencia del rival  y su técnico fue otro aspecto fundamental.

Deja un comentario

Archivado bajo Baloncesto, Deportes

El Madrid único representante español en la Final Four

FF

Nos las prometimos tan felices. Soñábamos con tres equipos españoles en la Final Four de baloncesto a celebrar en Vitoria. Y finalmente solo tendremos al Real Madrid (defiende título). Primero cayó el Baskonia, que hubiese sido el equipo anfitrión. Y esta tarde acaba de perder el Barça en Turquia 80-71, en el quinto partido ante el Efes (la primera Final Four de su historia).

Una semifinal será turca, Efes-Fenerbahce, los verdugos de Barça y Baskonia respectivamente, y la otra enfrentará al Madrid con el CSKA de Moscú.

Deja un comentario

Archivado bajo Baloncesto, Deportes

¡Ojo con el Ajax!

real madrid ajax

¡Ojo con el Ajax el martes en Champions! Traemos un 1-2 de Ámsterdam, pero… el equipo no está para tirar cohetes. No recuerdo una temporada en la que hayamos perdido tantos partidos. O al menos hace mucho que no sucedía algo parecido.

De los 26 partidos de Liga hemos perdido 8 y empatado 3 (son apenas 15 victorias). Con 43 goles a favor y 31 en contra. Añadan dos partidos perdidos (Leganés y Barça) de los seis jugados en Copa más otros dos del grupo de Champions (ambos contra el CSKA) y la final de la Supercopa europea ante el Atlético de Madrid.

Suman 13 partidos perdidos de un total de 41. Es como si se perdiese uno de cada tres (el porcentaje exacto es 29,26%). Y no hay que olvidar que algunas de estas derrotas fueron por goleada (las dos del Barça, Sevilla, Éibar, CSKA, etc.). Tanto de visitantes como en el Bernabéu.

Lo anterior demuestra la fragilidad de nuestro sistema defensivo. Porque los centrocampistas no están dando la talla y dejan vendidos a los defensas (aparte de lesiones y alarmantes estados de forma como el de Marcelo).

Sergio Ramos no jugará mañana. Vista su nefasta actuación ante el Barça del sábado casi mejor. Pero no puedo dejar de recordar que fue un coloso en la ida ante el Ajax. Capeó el temporal. Ellos van a intentar hacer el mismo partido que entonces: someter y presionar al Real Madrid. No les queda otra. Deben igualar los dos goles que marcamos en su estadio. Van a volver a salir a por todas.

Llegan descansados (la federación de su país les libró de jugar la jornada liguera de este pasado fin de semana). A pesar de la confianza innata en mi equipo, y su capacidad para sobreponerse a las adversidades, no las tengo todas conmigo… Ojalá me equivoque!!!

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Sorteo de octavos de Champions

Champions octavosSe acaba de celebrar el sorteo para los octavos de final de la Champions League. Nuestros tres representantes han tenido suerte dispar. El mejor parado ha sido el Barça. Y al Atleti le ha tocado bailar con la más fea, la Juve de Cristiano Ronaldo.

Al Real Madrid le ha tocado el Ajax. A fecha de hoy cualquier rival es complicado para el Madrid. Y teniendo en cuenta nuestros tres últimos partidos es para echarse a temblar nos toque quien nos toque (pidiendo la hora en Huesca frente al colista y ante el Rayo en Liga y un 0-3 contra el CSKA, colista del grupo de Champions).

No sabemos como estará el equipo en febrero en Amsterdam y ya en marzo en Madrid. Recordemos que los del Ajax son una de las bases de la selección holandesa que se clasificó en la Liga de Naciones por encima de Francia y Alemania (las dos últimas Campeonas del Mundo). Actualmente van segundos en su campeonato. Son un equipo joven que corre mucho. Lo cual no son buenas noticias. Pero igual esa juventud les puede pasar factura. Veremos.

En la imagen del AS se puede ver el resto del sorteo donde llama la atención ese Liverpool-Bayern, que bien podría haber sido una final de Champions.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Real Madrid 0 CSKA 3

Ángel Martínez Real MadridEl 0-3 del CSKA de Moscú al Real Madrid no se lo esperaba nadie. Y mucho menos Solari, quien aprovechó la ocasión para dar entrada a un par de jugadores poco habituales, dar minutos a quienes vienen de lesiones y mantener a Courtois en la portería (me hubiese gustado ver a Keylor Navas, habría sido lo justo y más en un partido en el que estás dando oportunidades a otros). La pareja de de centrales era inédita: Vallejo y Javi Sánchez. Los dos dejaron muchas dudas. Fede Valverde fue de la partida junto a Marcos Llorente, formando un doble pivote que no estuvo fino: no resolvió en la construcción de juego propio ni en la destrucción del juego rival. Isco y Marco Asensio volvieron al once titular. Marcelo también. Y Vinicius saltó al campo desde el principio.

El primer disparo a puerta blanco no llegó hasta el minuto 13: Marco Asensio desde fuera del área. Poco después una buena entrada de Vinicius por la banda pero a su pase no llegó Benzema por poco (era gol seguro). Ellos en los primeros 20 minutos nos atacaban por el lado de Marcelo. Como hacen todos.

En el 23 Marco Asensio estrelló el balón en la escuadra. Recogía el rechace de Akinfeev, el portero rival, tras una excelente entrada por banda de Vinicius y un buen remate. Pudo haber sido el 1-0

Cinco minutos después Asensio, a pierna cambiada, entra por la derecha y remata desde el vértice del área. El portero se luce. En el 31 una combinación de Vinicius y Asensio por la izquierda llega a Benzema que se la devuelve al mallorquín. Su remate, desde las inmediaciones del punto de penalti, fue al centro de la portería y lo atajó el portero sin demasiadas complicaciones.

Y en el 36 llegó golazo ruso de Chalov, quien se desembarazaba de un Javi Sánchez débil tanto en la marca como en la oposición al delantero: le amagó con la derecha y remató con la izquierda. Un mazazo del que el Madrid no supo reponerse. La puntilla vino en el 42 con una llegada por la banda de Marcelo que acababa en la portería por el desajuste defensivo originado por la ausencia del brasileño: el 2 de ellos Mario Fernandes se interna, combina con Chalov, quien le devuelve de tacón. Courtois rechaza el disparo de Fernandes y el balón llega a Shcennikov, solo, y anota pillando a Courtois a contrapié. 0-2 al descanso.

Al salir del vestuario para la segunda mitad Bale había entrado por Benzema.

En el 55 Courtois salva un gol, su rechace es una contra para el Madrid. Vinicius dribla a dos defensas y encuentra a Isco desmarcado. Este, para variar, se entretiene regateando en vez de chutar. Se ha desperdiciado la más clara ocasión de gol del Madrid. Pitada a Isco.

Dos minutos después Kroos reemplazaba a Marcos Llorente. Un error. Ni Kroos es medio centro ni le gusta la posición. Y además Isco (y en menor medida Asensio, Guadiana en esta segunda parte) no estaba rindiendo. A Isco le siguieron pitando cada vez que la tocaba más de de dos veces: el público le pedía velocidad y profundidad. Y a todo esto Bale se lesionó en el 64. Se tocaba el tobillo derecho. Cuando se reintegró al juego entró cojeando. Al poco volvió a retirarse del campo. Y se reincorporó tras cambiarse la bota. Se mantuvo hasta el final.

En el 73 llegó el 0-3. No hay nada como rematar para marcar goles. En esta ocasión lo hizo Sigurdsson. Libre de marca en el área grande. Tras este gol se fue Marcelo y entró Carvajal.

En lo que llevábamos de segunda parte gaseosa Vinicius no apareció desde el fallo de Isco. Buscó cambiar su suerte cambiando de banda. Pero nada de nada. En el 82 desde su banda izquierda intentó una penetración pero no había nadie siguiendo la jugada. Ya en el descuento chutó y fue córner.

Un Madrid blando, blandito, sin coraje, naufragó con estrepito ante un rival que no es nada del otro mundo, pero que nos ha ganado los dos partidos. En Moscú y aquí, que nos han goleado. No supimos remar río arriba. Nos faltó carácter para afrontar las adversidades del marcador. Es el peor resultado en Champions del Madrid en casa. Lamentable!!! Y eso que hemos acabado primeros de nuestro grupo (los rusos han quedado últimos).

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Se impuso el sentido común

ALESSANDRO BIANCHI REUTERS ASSe impuso el sentido común en la alineación de Solari: la baja de Casemiro, que ocupa una posición de especialistas, fue cubierta por uno, Marcos Llorente. Como señalába ayer en la previa a este Roma-Real Madrid o en la crónica del sábado tras la derrota de Eibar. Me congratula que Solari reconozca su error (poner a Ceballos en Ipurua) y rectifique. La otra decisión lógica fue dar entrada a Lucas Vázquez, incomprensiblemente ausente el fin de semana pasado. La única explicación posible es que lo estaba reservando para hoy. Otro error. Porque te estabas jugando la Liga con un Atleti-Barça en el que ibas a recortar puntos sí o sí a uno o a los dos. Si hacías bien tus deberes, claro está (finalmente el empate supuso que cada uno de nuestros rivales nos sacó un punto porque perdimos).

La otra novedad fue la ausencia de Isco. Se quedó fuera de la convocatoria. Estaba con leves molestias o baja condición física que unido a la tontería que arrastra (o melancolía como dicen los aspirantes a escritores de corte argentino) le mandaron a la grada del Olímpico.

La mejor noticia para el Real Madrid llegaba de Moscú: el CSKA caía derrotada ante el Viktoria Plzen. El Madrid estaba automáticamente clasificado para octavos. Esa presión adicional liberaba, en teoría, a los jugadores, especialmente a Llorente. (Haber perdido en Moscú es para matarnos: hubiésemos salido a muerte en Eibar y habriamos rotado hoy). Quedaba jugarse el primer puesto del grupo (asunto importante de cara al sorteo).

El primer cuarto de hora confirmó la importancia de tener a un especialista en la posición de medio centro defensivo: el equipo no se parte ni se hace largo. Al poco de comenzar el encuentro un corte (muy bueno) de Llorente dejó las cosas claras. E insufló de confianza al canterano. A partir de ahí se asentó con autoridad. Rápido y eficaz en el corte y siempre buscando a Modric y Kroos. A veces las bandas (Bale y Lucas).

El Madrid presionaba arriba. La Roma también, a veces. Benzema seguía en la linea ascendente de los últimos partidos.

Al filo del minuto 20 pudimos pasar de un 1-0 a un 0-1. Marcelo se despistó arriba. Le cogieron la espalda y superaron en velocidad a Sergio Ramos, atento a la cobertura en esa banda izquierda. Cuando se cantaba el gol tras el centro apareció milagrosamente Carvajal despejando de cabeza. Acto seguido una internada y pase de Bale fue magníficamente controlada por Lucas Vázquez en el área. Le cedió la pelota atrás a Modric, quien remató fuerte y duro, según entraba en el área. Su remate rebotó en Benzema, despejó como pudo Olsen, el meta local, quien se lució. A partir de ahí entramos en un correcalles. De una portería a otra.

En el 32 a la salida de un par de saques consecutivas la Roma echó en falta a su goleador Dzeko, ausente por lesión. Disfrutaron de dos ocasiones muy claras. El asedio romano continuó: un minuto después un impresionante disparo de Kolarov se fue fuera con los madridistas atónitos. Eran los peores momentos blancos. Llorente estaba desbordado. Bale no ayudaba defensivamente por la banda izquierda. Y Courtois volvía a ser decisivo.

Un par de remates lejanos de Kroos y Modric atemperaron los animos locales. Bale se aplicó, fue más solidario. Llorente recuperó la posición (también recibió ayudas, porque anteriormente le habían dejado solo). Si el medio centro funciona el equipo marca el ritmo. Se llegó al descanso con el Madrid dominando tras la tempestad romana. Y cuando parecía que nos íbamos al descanso, con 0-0, una estupidez de Carvajal (un innecesario tacón), en el lateral de su banda cerca del banderín de córner, provocó la recuperación romana y dejó solo a Ünder en el segundo palo con Courtois intentando tapar desesperadamente la portería (lanzándose en un vuelo imposible). Solo había que empujarla. Un leve toque. Falló incomprensiblemente y la mandó fuera. Dzeko volvió a ser recordado.

La segunda mitad comenzó como acabó la primera, pero al revés. Con otro tremendo fallo defensivo, solo que esta vez fue gol. Bale aprovechó el regalo de Olsen, mal saque, y el de Fazio, ese mediocre y sobrevalorado central argentino, que al ceder atrás habilitó al delantero. 0-1. Bale, tres minutos después pudo hacer el 0-2: un buen balón largo de Marcelo lo gana el galés en carrera por la izquierda y se planta delante de Olsen, quien había salido muy bien. Bale remató al muñeco.

A un minuto de la hora de juego con la Roma atacando la meta blanca una mala decisión de Ünder (menuda noche la suya) organizó la contra blanca. Benzema, apoyado en los flancos por Kroos y Modric, eligió el pase al alemán, a su izquierda. El centro acabó llegando a la otra banda. Modric no dejó que el balón saliese fuera de banda y combinó con Bale, quien entraba por el vértice derecho del área grande. Su magnifico pase a Benzema fue cabeceado por el francés hacía la posición de Lucas Vázquez. El gallego solo, por el centro del área pequeña, empujó la pelota a la red. Lo que no había sabido hacer Únder finalizando la primera mitad.

Si el 0-1 fue un golpe duro para los locales este 0-2 fue un mazazo (aunque hubo un buen par de intervenciones de Carvajal que evitaron males mayores). A pesar de los cánticos de su afición que apoyaban incansablemente. Olsen le paró dos buenos remates a Benzema. Bale ya se parecía a Bale. Daba la impresión que íbamos a presenciar una goleada. El Madrid se confió y en el 66 un error de Courtois (el único) casi nos cuesta un disgusto.

En el 76 entró Mariano por Benzema. Reaparecía tras una inoportuna lesión. En el 80 era Fede Valverde quien entraba (por Modric). El tercer cambio, en el 83, fue el de Marco Asensio por Bale.

En el 89 Valverde, en una buena combinación, estuvo a punto de hacer el 0-3. Pero su remate lo despejó un defensa a córner. Dieron cuatro minutos de prolongación. Pero el tercer gol no llegó (y pudo llegar en un par de jugadas).

Deberíamos jugar siempre contra la Roma. El 3-0 del Bernabéu ha sido nuestro mejor partido de la temporada. Y este 0-2, excelente resultado, certifica el primer puesto del grupo.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol