Archivo de la etiqueta: Clos Gómez

El VAR o cuando una solución se convierte en un problema

VARAntes que nada una declaración de principios: soy firme partidario del VAR. Y también entiendo que su introducción, de primeras, pueda generar dudas. Cualquier novedad presenta dificultades en su aplicación inicial. Pero en España lo que era una solución, una ayuda para mejorar el arbitraje, se está convirtiendo en un problema.

De las muchas quejas habidas de casi todos los equipos (incluido el Barça, el más beneficiado y el menos perjudicado) me voy a centrar tan solo en tres jugadas. Cada una de ellas implica a los tres equipos que ocupan los tres primeros puestos de la clasificación de Liga.

Tenemos dos penaltis claros no señalados: el de Vinicius (Real Madrid) y el del domingo a Morata (Atlético de Madrid). La tercera jugada es un tanto que subió al marcador a pesar de la falta de Luis Suárez (Barça) sobre el portero rival (Cuellar). Estas tres acciones sin VAR debieron ser penalti (las dos) y gol anulado. Con VAR no fueron corregidas y en la del Madrid se popularizó la frase del árbitro del VAR al juez principal: “Todo OK José Luis”.

¿No estaba el VAR para rectificar errores? ¿Entonces, cuál es el problema?

Hay varios problemas. El primero es el bajo nivel arbitral español. Al que hay que añadir el corporativismo de la profesión. El compadreo, para entendernos. Los árbitros de campo y los del VAR son los mismos. Primer error. Son actividades distintas aunque compartan normas y reglamentos. Pero, por ejemplo, para una se precisa una preparación física que para la otra no se necesita. Solución: un centro de formación especifico para el VAR, que debería ser una especialidad claramente diferenciada del arbitraje de campo.

Otro problema es el del protocolo. Claramente es insuficiente y no está dando la talla. Hay que mejorarlo. Este problema podría entrar dentro de la lógica del funcionamiento inicial. Y para quienes recuerden el examen positivo de Rusia 2018 decir que no es lo mismo una competición de un mes (el Mundial) que una Liga de 20 equipos y 38 jornadas. La experiencia de esta temporada debería ser suficiente para aprender de los errores cometidos y unificar criterios (no es de recibo aplicar un día de una forma y otro de la contraria). Una solución que debería aplicarse está importada del tenis: incorporar al protocolo la autorización para que los dos equipos puedan solicitar la intervención del VAR. Una o dos veces por cada mitad. Y como en el deporte de la raqueta si la reclamación llega a buen puerto no corre el turno. Una consideración adicional podría ser que si no usas esta baza en la primera parte se acumula para la segunda.

El último problema es doble y herencia directa del Villarato. Por una parte tenemos al frente del VAR a Clos Gómez (bien conocido por los madridistas por lo que le hemos sufrido). Y por otra tenemos el tema de las realizaciones y las tomas de imágenes. El realizador es un independentista catalán, forofo del Barça. Y la empresa que produce es de Roures, cuyas vinculaciones políticas y simpatías futbolistas son bien conocidas. No en vano al sistema ya se le conoce popularmente como VARça

P.D.: como madridista me parece indignante que el Florentinato haya confiado la producción de contenidos de Real Madrid TV a una empresa de Roures. No solo la audiencia es inexistente es que además nos cuesta una fortuna. Y mientras tanto nos suben el abono un 10%!!!

 

2 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Firmas por Una calle para Clos Gómez en Barcelona

1-0

El árbitro Clos Gómez se ha ganado una calle en Barcelona: por sus servicios y lealtad absoluta al principal equipo de la ciudad. Contra el Sporting de Gijón remachó su brillante trayectoria: el 1-0 se produce tras falta al portero, el 2-0 y el 6-0 son en fuera de juego, pitó tres penaltis a favor del Barça (en el tercero dejó a los asturianos en 10). El principal perjudicado ayer, después del Sporting, fue el Atlético de Madrid.

Es el mismo Clos Gómez que fue señalado en su día por Mourinho (la lista de los 13 errores). Su hoja de servicios culé es por tanto impecable. Temporada tras temporada.

Clos Gómez es el Rigo de hoy en día. Los veteranos recordarán que el trencilla mallorquín confesó que cobraba del Barcelona. En Interviú mostró el Mercedes y el chalé con piscina que tenía en Mallorca, gracias al Barça en sus propias palabras.

Así que no se hagan los remolones y firmen aquí (es de change.org).

Falta portero

 

 

4 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol, Recomendaciones

Penoso arbitraje en el Camp Nou (el Barça gana 3-2 al Madrid)

Clos Gómez dio un (desafortunado) recital de pito en el partido de ida de la Supercopa. Aparte de varios errores graves (que comentaré más adelante) hubo una clara intención “casera” en su arbitraje. Y un desmedido afán de salir airoso del Camp Nou, con esa absurda manía de intentar compensar (en este caso para favorecer al equipo local).

En mi opinión la relación de errores graves es la siguiente:

  • No mostrar amarilla a Alexis en su primer piscinazo. Y después le consintió otro más. Estas dos jugadas puntuales condicionaron su actuación y la de sus jueces de línea. Les pudo la presión del público. Posteriormente el delantero intentó provocar otro penalti, en una jugada en la que se enganchó entre las piernas de Arbeloa. El chileno no debió acabar el partido (si hubiese visto la tarjeta de primeras no habría sucedido todo lo demás).
  • No expulsó a Mascherano. Se limitó a sacar amarilla. Quizás por eso luego “perdonó” a Albiol.
  • En la segunda parte solo pitó una falta a favor del Real Madrid en ataque. Y se tragó una entrada de Mascherano en la frontal del área sobre Di María. El defensa no tendría que haber estado en el campo, pero lo estaba. Tenía que haber sido su segunda amarilla, pero no pitó ni falta. Para evitarse problemas.
  • El gol del empate de Pedro (1-1, justo tras el tanto de Cristiano Ronaldo) fue en fuera de juego.

Mourinho definió muy bien la primera parte en la rueda de prensa posterior al encuentro: “El primer tiempo no me ha gustado. Algunas veces hacemos un juego que no queremos hacer. El adversario tiene el mérito de cambiar el plan de juego que tú tienes. Ha apretado mucho y ha jugado bien. En el primer tiempo nos limitamos a jugar bien defensivamente, pero sin salida. El Barcelona fue superior en el primer tiempo. En el segundo hemos hecho un juego completamente diferente.”

Efectivamente el Madrid salió con otra cara en la segunda parte. Presionó más arriba, y llegó a la portería culé. Creó peligro a pesar de un inoperante Benzema (quien se empieza a parecer peligrosamente al que llegó a la casa blanca y no al que nos deslumbró la temporada pasada). Las entradas de Higuaín y Di Maria aportaron profundidad y frescura.

Estos segundos 45 minutos fueron trepidantes de cara al marcador: se marcaron los cinco tantos (CR7, Pedro, Messi de penalti, Xavi y Di María).

En el duelo particular Messi/Ronaldo ambos anotaron: el argentino transformó una pena máxima y el portugués cabeceó el 0-1 tras un gran saque de esquina de Özil (otra vez desaparecido en la primera mitad). Los dos estuvieron bien controlados por las defensas, y en un par de jugadas personales destaparon el tarro de sus esencias. Como es lógico, porque jugaba en casa, el blaugrana buscó más la portería rival.

Las espadas están en alto. La vuelta en el Bernabéu decidirá el primer titulo nacional de la temporada 2012/13. El valor doble de los goles marcados fuera puede ser un facto decisivo. Pero atención porque últimamente los de Mou juegan mejor en Barcelona, y los azulgranas en el Bernabéu…

21 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Otra manita del Barça

20 de diciembre de 2010

Otra manita del Barça. Y ya van cuatro, si no me equivoco. Más los ocho al Almería. La víctima en este caso fue el Espanyol, quien además hizo un buen partido. Dio la cara, y se la pintaron. La voracidad culé no conoce límites. Y han alcanzado un nivel de forma y juego espectacular. El sábado además la velocidad en el juego de medio campo hacia adelante fue vertiginosa. Al primer toque y directos al área rival. Sin manierismos ni excesivos toques. Esto lo dejaban para salir de atrás con el balón controlado.

Las apariciones de Pedro -y su rapidez- fueron determinantes. Y anotó dos tantos. Los otros tres fueron obra de Villa (2) y Xavi (otro partidazo). Y los puntuales desaciertos arbitrales que les favorecieron no empañan su triunfo. El gol periquito fue del excelente Osvaldo.

El único consuelo blanco es que solo estamos dos puntos detrás. Y también, como me comentaban algunos amigos y conocidos azulgranas, que a los blaugranas les va a resultar muy difícil mantener este tono. Pep Guardiola venía decir lo mismo en la rueda de prensa después del encuentro.

Quien se despachó a gusto tras el partido fue Mourinho. Mostró su indignación por el arbitraje de Clos Gómezen un papel elaborado por Megía Dávila tenía anotados 13 errores– y el desamparo que dice sufrir de los estamentos del club. Todos entendieron que se refería a Jorge Valdano. Añadiría que las puyas también iban dirigidas al Director de Comunicación. Así tapaba el debate y las preguntas sobre el mal juego del equipo. Pero lo afrontó: vino a decir que si fuese público no habría pagado la entrada o cambiado de canal para ver un partido “del campeonato de Vietnam“. Y digo yo: dejar el fútbol en los pies de Khedira y Lass fue decisión suya. La entrada de Granero (y de Pedro León), cambió el rumbo y se vio mas toque y profundidad. A pesar de estar con un jugador menos.

El arbitraje fue calamitoso. Peor que el bajísimo nivel medio al que estamos acostumbrados. No contabilicé los fallos, como hizo -o le hicieron- el técnico portugués. Porque además debería añadir los que perjudicaron al Sevilla. Aunque por la gravedad de los mismos salió peor parado el Real Madrid. A los errores de apreciación en más de media docena de fueras de juego -para ambos equipos- solamente puedo decir que los auxiliares de línea (especialmente uno) no ayudaron en nada al trencilla. La injusta expulsión de Carvalho (dos amarillas) dejó innecesariamente al equipo local en inferioridad numérica: un lance fortuito del juego, un choque de cabezas, fue interpretado como un codazo. Desde la tribuna se vio que tal cosa no aconteció y la pregunta es ¿cómo y por qué se ve distinto desde escasos metros del lugar de los hechos?  De los innumerables penaltis reclamados por la grada merengue solo hubo dos:

  1. Un agarrón clarísimo a Granero, muy notorio porque los guantes negros del defensa sevillista destacaban sobre la camiseta blanca.
  2. El no señalado que dio origen al sensacional gol de Di María. Precisamente en este lance un gris Özil realizó su única buena jugada del partido. Se internó regateando por la banda derecha, entró en el área, cedió hacía atrás y el remate de Pedro León fue despejado por el brazo (o el puño) de Zokora y el rechace llegó al Fideo. Se encontraba prácticamente al borde de la línea de fuera del campo en el aérea pequeña. Palop le encimó, tapándole los huecos. Llegados a este punto conviene recordar que ante la señalización de la pena máxima no hay “ley de la ventaja que valga”. Salvo que el esférico se aloje inmediatamente en la portería rival. Y no fue el caso. Porque Di María con una sangre fría excepcional amagó un par de veces al guardameta del Sevilla. Hasta que le desplazó ligeramente y desde un ángulo imposible colocó el esférico entre su cuerpo y el poste. Era el gol de la victoria de un equipo que sacó casta para ganar los tres puntos, con diez jugadores, frente a otro que siguió jugando igual de principio a fin.

El Sevilla hizo su partido. Muy bien plantado en el campo, trabando el juego, impidiendo a los de Mourinho hacer el suyo. Perdiendo mucho tiempo. Demasiado. Cuando luego se tornaron las lanzas protestaron porque los míos hacían lo mismo. Y Clos Gómez volvió a mostrar su doble vara de medir: no amonestó a ningún jugador visitante por flagrantes pérdidas de tiempo -Palop se llevó el primer premio- y sí lo hizo con los madridistas en los 10 últimos minutos. La perdida de papeles por parte de los jugadores, provocada por el juez, tuvo su desenlace con la expulsión -roja directa- de Dabo al final del partido.

Esta semana hay Copa y la Liga no vuelve hasta el primer fin de semana de 2011 (si no hay huelga de jugadores). Y me disculparan que en este breve resumen solo me haya centrado en dos clubes. Del resto destacar el 0-3 del Atlético de Madrid en Málaga, la victoria del Villareal frente al Mallorca por 3-1, el triunfo del Valencia en San Sebastián, recuperando posición de Champions a costa del Espanyol.

17 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Cosas que no entiendo (calendario de Liga, Messi, Regla 12)

24 de septiembre de 2010

El martes tras el pesado partido Real Madrid 3 Espanyol 0 encendí la radio del coche para escuchar las ruedas de prensa… mientras esperaba la intervención de Santiago Segurola me encontré con unas encendidas declaraciones del técnico periquito, de su presidente y de algunos jugadores. Hablaban de otro partido. Pero la diferencia de opiniones no era preocupante, sí lo era el desconocimiento de las reglas del fútbol. Al día siguiente seguían incidiendo con el arbitraje de Clos Gómez: desde la portada del Sport hasta las declaraciones de Galán, a quien expulsaron por su entrada a Cristiano Ronaldo (quedó tocado y no entrenó al día siguiente).

No voy a defender el arbitraje porque no fue bueno. Pero sus errores de beneficiar a alguien fue al equipo visitante: no expulsó a Duscher (su codazo le dejo sangrando a Higuaín) y si lo vimos desde la grada cómo no lo vieron el linier y el árbitro; además les perdonó un penalty -y expulsión- por mano en el área con 0-0 en el marcador. Si bien es cierto que Pepe mereció la roja por su entrada y sólo fue castigado con la amarilla, al minuto vio la segunda -no merecida- compensando así el error anterior. Sobre la expulsión y la pena máxima señalada, que Ronaldo marcó dos veces (tuvo que repetir el lanzamiento), estaba bien señalada pero el infractor no fue expulsado, mientras la roja a Galán estaba bien sacada. Y a continuación les explicaré porque.

Es realmente preocupante que profesionales y directivos no conozcan el reglamento. No voy a entrar en la circular, del pasado verano, donde se les recordaba a los árbitros la aplicación rigurosa de algunos aspectos de la Regla 12. La cual existe desde 1863 (entonces era la decima). Seis años después se prohibió jugar con las manos y usar los brazos (excepto para los porteros). Les recuerdo que en esos momentos se estaba produciendo la división entre el Rugby y el Fútbol. La necesidad de establecer unas normas para el juego fue una de las causas de fricción: por 1848 se reunieron en el Trinity Collage de Cambridge representantes de varias escuelas y trataron de hacer un reglamento. Algunas de las normas permitían el arrancar el balón con las manos o dar un puntapié al rival. Allí nació el conocido como Reglamento de Cambridge. Pero hasta el 26 de octubre de 1863 no se creó la Asociación de Fútbol (FA), cuando se realizó una reunión en una taberna de Londres llamada Freemasons’s. Allí estaban representantes de todas las asociaciones que practicaban el deporte y todos juntos se dispusieron a redactar el primer reglamento de fútbol.

De esa primera reunión salieron las 14 primeras reglas. Se estuvieron reuniendo durante dos meses (en total 5 reuniones), pero no llegaron a un acuerdo total con todos los clubes, ya que el Blackheath se oponía a que no se permitiera agarrar el balón con las manos y que las patadas a un jugador contrario estuviesen penalizadas. Poco tiempo después el representante del Blackheath era uno de los fundadores de la Federación Inglesa de Rugby.

En 1902 se introdujo el área de penalty y también la línea central. Y con el paso del tiempo se han ido incorporando novedades (tampoco tantas).

El texto de la Regla 12 dice:

[…] Las faltas e incorrecciones se sancionarán de la siguiente manera:

Tiro libre directo: Se concederá un tiro libre al equipo adversario si un jugador comete una de las siguientes infracciones de una manera que el árbitro considere imprudente, temeraria o con el uso de una fuerza excesiva: 

  • dar o intentar dar una patada a un adversario
  • poner o intentar poner una zancadilla a un adversario
  • saltar sobre un adversario
  • cargar contra un adversario
  • golpear o intentar golpear a un adversario
  • empujar a un adversario

Se concederá asimismo un tiro libre directo al equipo adversario si un jugador comete una de las siguientes cuatro infracciones:

  • hacer una entrada a un contrario para ganar la posesión del balón, tocándole antes que al balón
  • sujetar a un adversario
  • escupir a un adversario
  • tocar el balón deliberadamente con las manos (se exceptúa al guardameta dentro de su propia área penal)

El tiro libre directo se lanzará desde el lugar donde se cometió la infracción.

Tiro penal: Se concederá un tiro penal si un jugador comete una de las diez infracciones mencionadas dentro de su propia área penal, independientemente de la posición del balón y siempre que esté en juego.

Infracciones sancionables con una expulsión: Un jugador será expulsado y recibirá la tarjeta roja si comete una de las siguientes siete infracciones:

  • ser culpable de juego brusco grave
  • ser culpable de conducta violenta 
  • escupir a un adversario o a cualquier otra persona 
  • impedir con mano intencionada un gol o malograr una oportunidad manifiesta de gol (esto no vale para el guardameta dentro de su propia área penal) 
  • malograr la oportunidad manifiesta de gol de un adversario que se dirige hacia la meta del jugador mediante una infracción sancionable con tiro libre o penal 
  • emplea lenguaje o gesticula de manera ofensiva, grosera u obscena 
  • recibir una segunda amonestación en el mismo partido […]

Taparse la cara con las palma de las manos hacia fuera y moviéndolas, en un remate a puerta, es una acción deliberada. En este caso no existe eso de protegerse. Salta, agáchate, apártate, no te pongas en la barrera, tapate con las palmas mirándote, porque sí la das con la mano en el área es penalty y ¡expulsión! Y en contra de lo que se desprende de las declaraciones del expulsado Galán no aparece por ningún lado si la patada es suave o no. Y él entró con los tacos de las dos piernas y no precisamente para jugar el balón. Urizar lo explica mucho mejor.

El Barcelona 1 Sporting 0 también me decepcionó. La gracia que podría tener el encuentro se acabó con el gol de Villa al principio de la segunda parte. Aunque en los últimos minutos el público del Camp Nou andaba pidiendo la hora.

Messi ha sido el protagonista de la semana. Y tampoco lo entiendo. Primero lo fue por la escalofriante entrada de Ufjalusi. Parecía el fin del mundo. Portadas alarmistas. Al final se ha quedado en una (lamentable) lesión de 10 días. Canales entrenandose con el Madrid tiene para 3 semanas. No hay más comentario por mi parte al respecto. Y luego tenemos el comentario generalizado, en los medios, sobre su ausencia ante los asturianos: el Barça acusó su falta es la opinión unánime. No sé a qué se refieren. Llevan dos partidos jugados en casa. Uno con él, perdieron 0-2, y otro sin, ganaron 1-0. De momento los resultados parecen indicar lo contrario. Y el juego no fue para tirar cohetes en ninguno de los dos partidos. Pero ni se deben sacar conclusiones todavía ni hacer estadística al respecto (sólo son dos partidos).

De todos los encuentros de esta jornada a media semana me quedo con el Valencia 1- Atlético de Madrid 1, con otra soberbia actuación de De Gea. Y me da paso para otro asunto más que no entiendo: la duración de las jornadas de este calendario liguero. La tercera jornada empezó el sábado y terminó el lunes. La cuarta se inicio el martes y acabó anoche. La siguiente volverá a durar de sábado a lunes. O sea que el viernes es el único día “malo” de la semana: no hay fútbol.

A todo esto el Real Madrid y el Valencia encabezan la clasificación con 10 puntos cada uno…

6 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol, Medios