Archivo de la etiqueta: Cartas al Director

Los fallos del servicio de suscripción de El País

Portada El País

Ante la noticia de la no continuidad de Soledad Gallego-Díaz al frente de El País corrí a suscribirme. Me pareció una noticia excelente que mi bolsillo debía premiar. No discuto que fuese buena o muy buena periodista, que además no lo sé. Solo sé que como directora hizo bueno a su predecesor, Antonio Caño. Lo cual tiene tela.

También sé que bajo su mandato no he escrito tantas cartas de protesta (tanto al Defensor del Lector, todas atendidas y algunas publicadas en este blog, como a Cartas a la Directora, que nunca tuvieron respuesta, mientras que sus predecesores si atendían estas misivas). La merma en la calidad de los corresponsales durante su mandato ha sido tremenda: desde los de Turquía cuyas dotes adivinatorias resultaron ser pésimas (¡dos para meter la pata hasta el fondo!), hasta el de China que cambió el sexo a la científica top del país (y una de las más relevantes del planeta), pasando por el de Buenos Aires que elogiaba desde ahí a Trump (atribuyéndole los éxitos económicos de Obama).

Durante el reinado de Gallego-Díaz dejé de comprar el periodico. Solo lo hacía los fines de semana. El deterioro progresivo de Babelia, el suplemento ¿cultural? de los sábados, redujo la compra al domingo. Ahora ya ni eso dado que la revista semanal es cada vez peor desde que ella dirige el periódico y me canso de ver las mismas firmas del siglo pasado. Lo último es la herencia que ha dejado Gallego-Díaz con el penoso servicio de suscripción. Que no funciona, al menos para mi. Lo he intentado varias veces y ha sido imposible. He tenido tres chats con ellos que no han solucionado nada. Ni borrando el historial y las cookies (con la lata que esto supone al tener que volver a darse de alta en los sitios que visitas), ni con un enlace que me mandaron. El último intento fue respondiendo al reclamo que figura en su portada digital (la captura que encabeza este post). Lo de “los lectores nos guían en la mejora del modelo de suscripción digital” era tan atractivo como resultó ser falso. ¡Fake! Había una dirección de email para contactar.

Suscripciones El País

Así lo hice. Y la respuesta que recibí fue esta:

Respuesta

¡Fastuoso! Muchas gracias Soledad Gallego-Díaz por tan brillante gestión al frente de El País. Es irónico eh!!!

Y a quienes critican la vuelta de Javier Moreno, recordarles que fue él quien, en su anterior etapa, prescindió de Hermann Leopoldo Tertsch al poco de asumir la dirección. Tertsch, para quien no lo sepa, es hoy europarlamentario de Vox

2 comentarios

Archivado bajo General, Medios

Dos realidades (otro post sobre el tema)

10 de diciembre de 2009

No quisiera que este post incidiese en un error muy frecuente en muchos comentarios de los partidarios del Manifiesto: centrarlo todo en la Música. Porque la problemática afecta también a otros sectores como el del Cine y los Libros. Pero claro, en mi caso al menos, la cabra tira al monte. En los demás no sé. Aunque imagino por donde van los tiros, pero no me atrevo a especular y tampoco quiero mencionar las siglas para no provocar una invasión de trolls. Y además ya están en la viñeta de Manel Fontdevila.

Para hoy, Día Internacional de los Derechos Humanos, tenía previsto otras entradas. Una, la publique hace justo una semana. Las otras dos ya habrá ocasión más adelante.

Quisiera llamar su atención sobre dos testimonios. Uno, el primero, lo vi ayer en la sección de Cartas al Director de El País. Lo firma Ángel Rubio González. Y el segundo, de Alberto, es de un comentario al post del sábado en Efe Eme. En los enlaces pueden acceder directamente a ambos medios. O leerlos aquí, a continuación:

Autoproducción humillante   

Soy músico de jazz, compositor de música original, y también productor de mis propios discos. Los avances en tecnología digital nos permitieron a los que nos movemos en este “submundo” escasamente comercial o minoritario autoproducir nuestros discos con buena calidad de grabación, y sin tener que ponernos al servicio de discográficas que en realidad carecen de criterio artístico e interfieren, gracias al poder que les da la pasta, en este proceso de parir un disco.

Con los músicos de mi grupo creamos nuestro pequeño sello, sólo para editar nuestra música, a nuestro modo. Pero una de nuestras más sólidas fuentes de venta era en los conciertos, lo que además nos daba un contacto muy directo con nuestro público; pronto nos dimos cuenta de que cada CD comprado era copiado numerosas veces, lo cual no se ocultaba en absoluto. Era frecuente el comentario “tú compra ése y yo el otro y luego nos hacemos copias para todos…”. Así bajan a la mitad o menos las ventas, a pesar de que la ausencia de intermediarios nos permitía poner un precio más que razonable. Hasta aquí, hacer un buen y trabajado CD seguía siendo más o menos rentable, pero al poco tiempo el comentario era: “¿Diez euros? Y, ¿no estará colgado en la Red? Sin nuestra autorización, siempre lo estaba, a mano y gratis. Hacer un buen CD que, entre componer, ensayar, grabar, mezclar, masterizar, etcétera, supone un trabajo de varios años, es, no sólo no rentable, sino casi humillante.

Alberto dice:

Tengo un sello minúsculo con el que hemos sacado muy pocos discos, siempre por amor, con casi c-e-r-o ganancia. Siempre por amor a la música y para que las canciones de un proyecto puedan oírse y haya más música que la radiofórmula.

Estos últimos 2 años vamos fatal, la gente no compra los discos editados, pero todos hablan de ellos, los descargan e incluso es ya habitual que hasta te lo digan: “muy bueno el disco, me lo ha pasado fulano”. Mientras tuvimos que reducir la plantilla al mínimo (2 + 1 autónomo habitual) y vemos cada mes con más agobio, mientras como digo la gente sigue diciendo que tal disco que hemos sacado es fantástico etc.

El problema: tengo estos días unas demos de un grupo en mis manos que me han encantado, es un proyecto precioso y pide a gritos una edición especial con el motivo del título del álbum. Hay que grabarlo (unos 3.000€), mezclarlo y masterizarlo (unos 1500 más), fabricar 2.500 Uds. (unos 4.000€ si haces aun formato decente), hacer promo (1500€ porque no da para más) y mientras el grupo graba, darle de comer (5 personas a 2 comidas al día durante 1 mes) y alojamiento a 2 de ellos porque gracias al cielo los demás tienen colegas en Madrid. Aparte, hay que pagar al diseñador gráfico (1400€), y ver cómo hacemos el videoclip (entre 1500 y 3000€ en plan barato). Aparte, hay que pagar a SGAE para que a su vez pague a los autores de las canciones, que en este caso es el grupo y a otro, ya que hay una versión.

Para el que no sepa de presupuestos de grabación, lo de arriba son cifras en plan “barato” hecho con amigos, porque en realidad es todo más caro.

Bien, entonces me planto con un presupuesto de 15.000€ para hacer todo el disco con su promo y vídeo. Pregunta: ¿por cuánto lo vendo? Para que no suba en tiendas de 12€, eso significa que tengo que dárselo a la distribuidora a 6€, porque entre lo que se llevan ellos (el 25%) y lo que sube la tienda, no podemos ganar más.

Entonces, esto es: 2.500 discos X 6€= 15.000€. De ahí hay que darle el % al grupo, naturalmente. Es decir, antes de planteármelo, en el mejor de los casos posibles (vender toda la tirada) perdemos dinero.

También podríamos intentar recortar aún más y grabarlo con alguien que no tenga experiencia, no hacer vídeo, no hacer promo, etc. pero entonces haríamos una porquería y para eso no firmo con un grupo, ya que esperan que hagas lo mejor por ellos y lo que te entregan no son sus demos, son sus sueños.

Resumiendo: antes del martes he de tomar una determinación, y viendo los cálculos no tengo claro que lo vaya a editar. Y es una pena porque esas demos ya han estado en varias compañías y ninguna va a lanzarse porque no hay presupuesto para nuevos grupos. Si nosotros no lo sacamos, este grupo ya me ha dicho que seguirá como hasta ahora: en el local de ensayo y trabajado de informáticos en la empresa horrible en la que están.

“Que se ganen la vida en los conciertos”. ¿Y cómo lo hacen, si nadie va a verles todavía porque no hay disco? Si cada vez que tocan en una sala les cobran 300 o 500€ de alquiler y no van a verles porque no se conoce su música?

Ah, también podríamos imaginar que estamos en el siglo XXI y vender sólo en digital a 6€, y ahorrarnos los costes de fabricación, manipulación, distribución física etc. y encima dejarlo más barato al consumidor, y tal. Pero el problema es que eso ya existe, se llama iTunes, y la gente en nuestro país sigue sin comprar, sea una canción a 1 euro o un disco novedad a 8€, sea digital o físico, esté barato o no.

En fin, que luego se quejarán que la música es toda una mierda y que cada vez hay menos grupos buenos, mientras se descargan gratis esos discos de Nudozurdo, The New Raemon o tantos otros apoyados por pequeños sellos como nosotros.

Entradas relacionadas:

El patio anda revuelto (Efe Eme)

Los Derechos de Autor como uno de los Derechos Humanos

19 comentarios

Archivado bajo Cultura, Música, Medios, Política

Cartas al Director de El País (publicadas)

7 de octubre de 2008

Tras la publicación del post de ayer El crédito y la credibilidad (Carta al Director de El País) creo que sería justo dar a conocer las cartas que escribí y SI me publicaron. La de cal y la de arena. Aunque respondan a épocas distintas. Entonces el Director era el Sr. Ceberio y ahora es el Sr. Moreno (Alandete no esta solo, como observareis si pincháis en el vinculo). Y también tengo que recordar que en el Yo, Periodista me han publicado varias veces. Incluso hubo un caso, el de los activistas USA, que saltó desde ahí a la sección de Economía. Explico todo esto porque el malestar ni es por la no publicación de la carta ni tengo nada contra PRISA. Para que quede claro. Es simplemente denunciar el corporativismo que preside ciertas actuaciones periodísticas y como se intentan disimular las malas prácticas (en mi periódico favorito). Afortunadamente vivimos en una época en que “la ocultación” es ya prácticamente imposible.

 

Escrito el preámbulo anterior y antes de reproducir las cartas que si aparecieron en El País, quisiera recordar que soy un gran aficionado a la sección de Cartas al Director. Desde pequeño, cuando redacté la primera. Fue para mi padre y apareció, además de en el AS de entonces, en el AVUI. Era contra Joan Gaspart, que por aquel entonces era directivo culé. No recordaba el episodio y hace unos años, en el último de Gaspart como Presidente del Barça, cuando se inició su acoso y derribo, el corresponsal en Madrid del AVUI intentó contactar con mi padre (fallecido en 1994). Así que acabó dando conmigo sin querer y me reconocí como “el negro” que escribió la nota, bajo las directrices paternas. El periodista no encontró lo que buscaba, la vinculación del máximo forofo blaugrana con el Madrid –precisamente la carta denunciaba lo desagradecido que había sido Gaspart con la directiva blanca, a pesar de los favores recibidos por él y su familia- y me pasó una copia. Desafortunadamente la he traspapelado (igual está en el disco duro de algún ordenador obsoleto).

 

Y esta afición por las Cartas al Director sorprendentemente no había aparecido por el blog. Hasta que un buen día floreció gracias a Rodri, que envió una Carta al Director del Mundano. Y fue entonces cuando empecé a recopilar escritos y enlaces y me di cuenta que no tenía lo de AVUI.

 

Las dos cartas publicadas por El País son de 2005 y ambas tienen como eje central mi descontento con el PP y el Ayuntamiento de Madrid. Mi marcaje a Alberto Ruiz Gallardón viene de antes. Desde sus tiempos al frente de la Comunidad de Madrid y el agujero económico que dejó ahí, parecido al de ahora en la ciudad. Eso por no mencionar lo de “la vecina del quinto”.

 

La primera, del 21 de mayo, fue “Las Perlas de Pedro Calvo”:

 

El concejal de Seguridad y Servicios a la Comunidad, Pedro Calvo Poch, fue multado a finales de agosto de 2004 por circular sin carné de conducir. Y para más INRI, lo tenía caducado.

 

En una entrevista concedida a EL PAÍS (16 de mayo) se despachó unas cuantas frases antológicas:

 

“Aquel día recibí la llamada del Windsor sobre las once y media de la noche. Enseguida dije que me mandaran un coche para ir al lugar de los hechos”.

 

“Exprimir al máximo la legislación actual para convertir a los policías municipales en agentes de seguridad”. Tics autoritarios que nos recuerdan desdichadamente otros tiempos y modos.

 

¿Seguirá exprimiéndonos?

 

La segunda ¡cinco días después!, del 26 de mayo, era “Otro vendrá…”:

 

Nunca pensé que echaría de menos al anterior alcalde de Madrid, el señor Álvarez del Manzano. Pensamiento que me produce escalofríos. Pensamiento que me ronda cada día, laborable o festivo. Vivir en Madrid se ha convertido en una pesadilla para el ciudadano, por obra y gracia de Ruiz-Gallardón. Cada una de sus ocurrencias supone un fastidio insufrible. Sea la tala y poda indiscriminada de árboles. Sea la organización este año de las peores fiestas de San Isidro que se recuerden. Sean los atascos que originó con el (merecido) homenaje a Carlos Sainz, habiendo como hay el Circuito del Jarama. Sean los atascos que provocan, cada mañana ¡en hora punta!, los vehículos de limpieza. Sean las innumerables obras o las zanjas que se abren cada dos por tres. Sea lo que sea. Un caos. Se mire por donde se mire. Cada día es más difícil ser madrileño. Y mucho me temo que esto no es nada con lo que se nos avecina si nos conceden los Juegos.

 

Es fácil imaginar como saqué pecho con dos cartas en menos de una semana…

4 comentarios

Archivado bajo Cartas al Director, Madrid, Medios, Política

Carta al Director de El Mundano de Rodri

26 de diciembre de 2007

portada.jpg 

Acabo de abrir el correo por primera vez esta tarde y hay un email con una carta dirigida a este blog. La remite un grande al cuadrado. Grande como persona y grande como profesional de la radio: José Manuel Rodríguez “Rodri”. 

No tenemos abierta una sección de Cartas al Director. Lo cual no solo es un error sino que además es incoherente con mi forma de actuar. ¡Es una de mis secciones favoritas! Así que aprovechando la indirecta de Rodri se subsana  el error:

Esta sección queda inaugurada. 

El texto de su carta, conceptualmente inspirada por Gracián y un spot de la Sexta, leía así: 

Acabo de ver, con gran indignación, (como lo del español en N.Y.) que entre los discos recomendados no se encuentra este excelente DISCO-LIBRO.

 

Me parece una ignomia.

¡¡¡La que está liando Zapatero!!! 

De paso también sirve para subsanar otro error: No haber dado cuenta de la publicación del disco-libro Una Historia de la Censura Musical en la Radio Española –Años 50 y 60. Noticia que conocía por Efe Eme y no por Rodri –que es por quien debería de haberla conocido. Así que me reservé la información. Esperando el momento adecuado. Que afortunadamente ha llegado. 

Empate a uno.

hoja_promocional-red.jpg

ACTUALIZACIÓN:

Diego Manrique en El País del 4 de enero de 2008 Cuando las coplas eran inmorales cubre la noticia del libro de Rodri, con ejemplos y comentarios del autor.

3 comentarios

Archivado bajo Cartas al Director, Cultura, Libros, Música, Recomendaciones

Los ingleses se nos adelantaron

12 de diciembre de 2007

Los ingleses se nos adelantaron: Bienvenido, “Sir” Fabio Capello de John Carlin en AS 

A mediados de Septiembre pedía que Capello fuese el nuevo seleccionador español. La carta se publicó en Marca (editada) y Sport.

carta-sport.jpg

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol