Archivo de la etiqueta: Caparrós

Higuaín se luce en Mallorca

En el quinto aniversario de El Mundano el Real Madrid se impuso 0-5 en Mallorca. Con un Gonzalo Higuaín de dulce: 2 oportunidades, dos goles. Además de dos asistencias (los  tantos de Cristiano Ronaldo) en dos pases al primer toque, extendiendo magistralmente el recorrido del balón. CR7 aprovechó ambas ocasiones. En el primero de ellos (el 0-2) se acomodó el esférico, mostró su clase, y fulminó al portero local. Fue una gran jugada iniciada por la presión arriba sobre Fontás, un excanterano del Barça. La perdió y se produjo una combinación de ensueño (ÖzilDi María-Higuaín-Cristiano). En el segundo (0-4) remató en carrera, al primer toque, una jugada iniciada por un robo de Modric que cedió a Di María y este adelantó al Pipita quien alargó de primeras al portugués. El 0-3 tuvo en la finalización de la jugada los mismos protagonistas. Pero en esta ocasión fue Ronaldo el autor del decisivo pase que anotó Higuaín.

En mi parecer el 0-1 en el minuto 8 fue decisivo. Conceiçao, el central brasileño del Mallorca, se hizo un lío. Higuaín muy atento se hizo con el cuero. Y marcó. 13 minutos después llegó el 0-2.

Me preocupaba esta salida. Los equipos de Caparrós suelen ser aguerridos. Mantienen un nivel alto de presión y tensión. Y contra el Madrid el técnico está súper motivado. Le pesa su pasado blanco y las ganas de revancha. Pero ayer la superioridad merengue fue aplastante. Modric y Özil -titulares de inicio como en Dortmund– dieron toque y sentido. No hubo lagunas en su continuidad. Es cierto que hubo momentos más brillantes que otros, pero no estuvieron missing como en anteriores encuentros. Su mejor tono físico seguro que tiene mucho que ver. Esto permitió a Xabi Alonso ayudar en las coberturas por la banda izquierda. Nuestro flanco débil. Essien volvió a ser lateral zurdo (es el tercer partido seguido). Cuando era Pepe quien cubría las espaldas al improvisado “3” Alonso se situaba en su lugar en el centro de la defensa.

Los cambios de Mourinho tuvieron mensaje: Morata (por Higuaín), Callejón (por Di María) y Albiol (por un tocado Alonso).

El 0-5 lo consiguió Callejón en el 90 aprovechando un leve desvío de Aouate tras una gran internada y remate de Özil. El canterano vuelve por sus fueros y aprovecha su oportunidad (es su primer gol de la temporada).

Esta semana hay Copa del Rey. Y la manita de ayer es el mejor regalo para este primer quinquenio de El Mundano.

12 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Achicando agua en Mallorca

El Real Madrid achicó litros y litros en Mallorca. Tuvo dos vías de agua en Arbeloa y Marcelo. Afortunadamente solo nos costaron un gol en contra. Porque los isleños no tuvieron el mordiente arriba que sí mostraron en el resto de sus líneas. Y a veces el ardor fue excesivo. La dureza con la que se emplearon  Pau Cendrós y Fernando Alfaro (salió hacia el final del partido) no tiene ninguna justificación. Salvo que su entrenador sea Caparrós (aunque al defensa, Cendrós, ya le conocimos la pasada temporada en el partido inaugural de Liga).

El Madrid salió con la empanada. Los ya mencionados laterales hicieron el peor encuentro que les recuerdo. Lo mismo puedo afirmar de Cristiano Ronaldo (a pesar del pepinazo que estrelló en el travesaño). En realidad solo podría destacar a Sergio Ramos en lo que estuvo a punto de ser un Titanic blanco. Y por supuesto a los dos “míos”, Higuaín y Callejón, autores de los goles. En la foto los tres, en el avión de vuelta.

En los primeros 45 minutos los isleños ahogaron a los blancos: muy bien organizados desde atrás, presionando la salida madridista. Los visitantes apenas llegaban. Recuerdo un cabezazo de Ramos al poste a la salida de un córner, una falta lejana de CR7, un balón al que no llegó Benzema (no es que estuviese despistado es que no le llegaron balones, y tuvo que bajar demasiado para intervenir en el juego), y poco más.

Los locales se adelantaron en una sucesión de errores: un saque de esquina en corto, por la zona de Marcelo. Mesut Özil no cubre bien al “ChoriCastro quien cómodamente mete la pelota al centro del área. Peligro por tanto. Y ahí Hemed de un certero cabezazo en plancha se adelanta a los defensas y a Xabi Alonso. 1-0.

En la reanudación Higuaín compareció por Lass Diarra. Me sorprendió el cambio. No por la variación táctica, sino por los nombres. Hubiese dejado a Arbeloa en el vestuario y habría retrasado a Lass al lateral. Posteriormente salieron Coentrao y Kaká por Arbeloa y Marcelo. Y ahí el partido dio un giro. Los náufragos empezaron a remontar. Mourinho dispuso un atrevido 3-3-4. No le quedaba otra. Se jugaba la mitad del campeonato. Y una derrota en la víspera de un Clásico es un golpe moral demasiado fuerte.

Özil inició una jugada, hizo la pared con Benzema y pasó en profundidad al hueco. Por ahí apareció el “Pipita“. Y empató. No sin cierta fortuna porque su remate tropezó en el defensa y envenenó el chut. Corría el minuto 72. Doce minutos después una oportunidad de Higuaín es desbaratada por Aouate. El rechace llega a Benzema quien en difícil postura tampoco acierta. El esférico sale despedido a la banda contraria del área grande. Callejón que seguía la jugada desde la derecha empalma desde fuera del área, más o menos desde su vértice. Un tiro imparable, ejecutado con gran precisión, que supera a una nube de jugadores. En ese momento de euforia, Mou aprovecha para pasar un papelito a sus jugadores: vuelven a defensa de cuatro con Callejón de lateral derecho.

En el teclado me he dejado unas polémicas jugadas: gol bien anulado a Ramos (no sé si por fuera de juego o por contacto con el portero);  penaltis reclamados y no señalados (salvo el que le hacen a Callejón pienso que el árbitro acertó); y una jugada abortada en la que Casadesus (creo) se plantó solo y enchufó. Pero la jugada ya estaba parada porque le señalaron un inexistente fuera de juego (arrancó desde su campo). Pudo haber sido el 2-0, y vino justo después de la pena máxima no señalada a José Callejón. Suena a compensación arbitral.

Nos traemos tres puntos de la isla que nos saben a gloria. Hasta el miércoles, por lo menos.

5 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Brumas de futuro

Bruma (del lat. bruma, solsticio de invierno).

1. f. Niebla, y especialmente la que se forma sobre el mar.

2. f. ant. Invierno (estación del año).

Octubre ha sido muy buen mes para el Real Madrid: seis partidos, seis victorias. 20 goles a favor por uno en contra. Goleada tras goleada, salvo ayer en Anoeta (un escaso 0-1). Por su parte Mourinho, el capitán de la nave blanca, lleva 7 años sin conocer la derrota en octubre. Además su equipo ha sobrepasado al vigente campeón en la tabla clasificatoria. Ya sé que un punto poca cosa es… pero mejor uno más que uno menos. Así enfilaremos mejor las brumas invernales y el duelo directo del ¿10? de diciembre.

A lo largo del sábado no podía quitarme de la cabeza la segunda parte de la Real Sociedad frente al Barcelona. Remontaron un 0-2. Nosotros llegamos al descanso con 0-1 (gol de Higuaín, tras un sensacional pase de Coentrao). El pensamiento ya recurrente volvió a invadir mi mente. Pero vayamos por partes.

La jornada se inició con el 3-1 del Valencia sobre el Getafe. Muy buena primera parte (2-1) donde Banega y un cada vez más afianzado Jonás marcaron el ritmo, ante un Geta que nunca le volvió la cara al partido. Indudablemente el jugador del partido fue  Feghouli, autor de dos goles. Sustituto de Parejo, quien a su vez lo fue del lesionado Canales, parece haberse ganado el puesto.

La segunda parte fue muy distinta. Los azulones no estuvieron a la altura de los primeros 45 minutos y tampoco tuvieron suerte. Porque el gol de Aduriz, el 3-1 que sentenciaba el partido, vino después del rechace del portero y la pelota rebotó en el delantero, y  acabó en la red. Eso sí, la jugada y el pase en profundidad a Aduriz, así como la salida del portero, fueron fenomenales.

Poco puedo decir de la victoria, 2-0, del Villareal sobre el Rayo Vallecano.

Saltó al campo el Barça con ganas de superar críticas y sequias goleadores de su mejor jugador, Messi. Y lo hizo dejando en la grada a Xavi, y en el banquillo a Cesc e Iniesta entre otros. Puyol y Piqué, necesitados de minutos, saltaron a jugar en la segunda parte, con el partido más que encarrilado. En realidad la primera media hora bastó para dejar el encuentro resuelto. Leo Messi consiguió un hat-trick en 16 min.  Uno de los tres es de esos que me encantan: balón cruzado en profundidad -de Dani Alves– y el argentino, en posición de delantero centro, se adelanta entre los dos centrales, y al primer toque fusila.  Similar a uno de Cristiano Ronaldo (a pase de Di María) en Málaga. Y ayer LM si anotó de penalti…

Por cierto gran partido de Alves y un golazo el suyo (el del 5-0). ¡Como mejora el rendimiento de este jugador sin tantos aspavientos, simulaciones, etc.! Aunque para ser coherente consigo mismo se equivocó en las declaraciones post partido.

Debutó un jugador que me encanta: Deulofeu. Dioslohizo no gozó de la inspiración paterna, quizás por los nervios del estreno liguero. Y no destapó el tarro de sus esencias divinas… Isaac Cuenca se afirma como alternativa a Pedro, al menos hasta que Alexis Sánchez se recupere. Además marcó un gol, el cuarto de su equipo: el primero que logra en Liga. No está nada mal para un futbolista que se inició en la cantera del Espanyol, fue fichado por la del Barça, se tuvo que ir, y aterriza en el Camp Nou desde el Sabadell.

El Mallorca fue una sombra de lo que suelen ser los equipos de Caparrós. Imagino que mejorarán a medida que el técnico se vaya haciendo con las riendas del equipo. Porque si no es así les veo camino de Segunda

El Madrid presentó cuatro novedades en Anoeta: Coentrao (Marcelo), Lass (Khedira), Özil (Kaká) e Higuaín (Benzema), aunque esta última ya es habitual.

El 0-1 era un resultado muy corto para afrontar la segunda parte. Porque la Real Sociedad solo podía mejorar. Y por nuestra parte las prestaciones de Mesut Özil solo tenían una solución: el cambio. Cristiano -quien debe arrastrar algún tipo de molestias- no estaba fino: le faltaba esa punta de velocidad que le hace imbatible en carrera. Hubo un par de ocasiones claras de gol a las que no llegó por milímetros. Algo poco habitual. Y si estoy en lo cierto respecto a que está tocado, solo podía ir a menos. Demasiada ventaja para enfrentarse a los donostiarras, quienes en la segunda parte jugaron como se esperaba de ellos: achuchando. Cambiaron su timorato planteamiento de los primeros 45 minutos, dieron entrada a jugadores que no sé sabe porqué no fueron de la partida de inicio, abrieron las bandas, y dieron sensación de poder empatar, especialmente en el cuarto de hora final.

El alivio y la alegría de Mourinho fueron patentes. También del resto del equipo técnico, así como de los jugadores. Conscientes de haber obtenido algo más que tres puntos, en un partido en el que pusieron más oficio que fútbol. Porque en esas cuentas particulares, de las que soy tan aficionado, presentes entre todos los profesionales, vamos + 2 sobre nuestro máximo rival: los azulgranas obtuvieron 1 punto en San Sebastián por los tres nuestros de ayer. Ya estamos entrando en una fase del calendario donde podemos medir a ambos aspirantes por los resultados que logran ante rivales comunes.

Mientras esperamos su primer enfrentamiento directo Yusef Guardiola y su Qatarona se enfrentan indirectamente a los jóvenes oficiales del Capitán Mourinho, dispuesto en su segunda temporada blanca,  a ocupar el poder arrebatado a los blancos. ¿Se espesaran las brumas en Qatar Nou?

13 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol