Archivo de la etiqueta: Busquets

Batacazo de Luis Enrique

Miguel Morenatti ASEl 0-3 al descanso del España-Inglaterra, de la Liga de Naciones, era consecuencia directa de decisiones arbitrarias de Luis Enrique. Por eso considero que el batacazo es suyo. Por ejemplo: no se puede confiar el lateral derecho a un lateral izquierdo, quien apenas debutó con la selección, en Cardiff, en la segunda parte contra Gales. Me refiero a Jonny (J. Otto en la camiseta). El primer gol vino por su banda: perdió la posición y no la recuperó, en una contra rápida de los ingleses. El disparate se completó con Sergio Ramos y Nacho en la inopia. De Sergio Ramos, como del otro Sergio, Busquets, podemos decir que no atraviesan sus mejores momentos (y la irregular marcha de sus clubes así lo demuestra). Entiendo que es muy complicado sentar a ambos Sergios, así que pasaremos por alto estas titularidades. Pero no así las de Marco Asensio y Rodrigo.

Marco Asensio está atravesando su momento más bajo de forma de las tres ultimas temporadas (y en el Real Madrid lo sabemos). No está para ser titular, ni en su club ni en la selección.

¿Por qué es titular Rodrigo? No lo es en su club y además el Valencia, en un mal comienzo de Liga, está en el puesto 13 del campeonato. Tanto Morata como Alcácer atesoran más méritos. Uno juega en el colider de la Premier y el otro es máximo goleador de la Bundesliga y líder de la misma con el Borussia Dortmund (además de venir de marcar dos goles en Cardiff). Rodrigo, en la primera mitad, no la olió. Ni remató, como si fuese Benzema.

Sigo sin entender la ausencia de Jordi Alba. Este tipo de caprichos o fobias personales me parecen muy poco profesionales en un seleccionador. Y viendo el partido de Marcos Alonso de ayer tampoco hay justificación alguna. El bravo defensa no tuvo su día y no dio un pase bueno en ataque. Tampoco lo hizo Jonny por la otra banda.

Alcácer y Ceballos entraron en el 57 por Aspas y Saúl. Mi opción hubiese sido quitar a Rodrigo y a Busquets o Asensio, pero en el descanso (y si me apuran dar entrada a Koke antes que a Ceballos). El primer remate de Alcácer, de cabeza a la salida de un córner, a los pocos segundos de salir, fue gol. 1-3.

Sterling no marcaba con su selección desde 2015, cuando logró los dos únicos goles que ha marcado con Inglaterra. Anoche metió dos (y ya suma cuatro). Rashford hizo el otro. Tanto el 0-2 como el 0-3 tuvieron de (desafortunados) protagonistas a Nacho y Ramos. Kane volvió locos a nuestros dos centrales, sobre todo en la primera mitad, y el capitán no supo ni pudo imponer su categoría y galones.

Con 1-3 en el marcador, un fallo del portero, Pickford, permitió a Rodrigo robarle la pelota. No consiguió marcar porque el meta recuperó la posición (se reclamó penalti de Pickford por agarrón a Rodrigo, pero qué demonios a puerta vacía un delantero tiene que meter el pie para empujar la pelota a gol y no intentar entrar en la portería con ella controlada). Con lo llorones que somos, en los asuntos del arbitraje, ya tenemos la excusa perfecta (obviando que igual Rodrigo hizo falta en su forcejeo inicial con el portero).

En el 72 Morata entró por Rodrigo. 12 minutos tarde. En el 87 estuvo a punto de hacer el 2-3 de rebote, pero el rechace se le fue fuera.

Sergio Ramos con un gol en el último segundo terminó de maquillar el resultado -y su actuación. El árbitro había añadido siete minutos de descuento. Y Ramos anotó este segundo gol español poniendo el 2-3 final en el marcador. Instantes antes Marcos Alonso había estrellado un remate en el palo.

Nos la prometimos tan felices y volvimos a las andadas… por los mismos personalismos de toda la vida (del seleccionador y de algunos jugadores).

 

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

El derby de hoy II: el Barça empató en casa

MarcaDe cara al derby el Barça empató a uno con el Athletic de Bilbao en el Camp Nou. Se adelantó De Marcos, en otro fenomenal partido como ante el Real Madrid en San Mamés y empató Munir (había entrado por Dembélé).

Valverde se sobró: prescindió de Messi y de Busquets en el once inicial. Un percance de Sergi Roberto adelantó la incorporación de Busquets en la segunda mitada. Luego se produjo la de Messi (por un inoperante Arturo Vidal), aún con 0-1 en el marcador.

El portero bilbaíno que se lució ante el Madrid no la olió. No hizo ninguna parada. Le superaron cinco veces: dos fueron al palo, De Marcos sacó de cabeza una falta botada por Messi y las otras dos acabaron en la red (la segunda se anuló por fuera de juego).

Este resultado, el tercer pinchazo consecutivo de los culés (dos puntos sobre nueve), beneficia tanto a Madrid como Atleti. Una victoria blanca sería un puñetazo sobre la mesa: el Barça quedaría a tres puntos y los rojiblancos a cinco. Mientras, un triunfo rojiblanco los pondría líderes un punto por encima nuestro y de los azulgranas. El empate sería un mal menor para ambos (aunque el Madrid sería líder).

La venganza de la que hablaba en el primer post de hoy ahora en vez de doble podría ser triple, por la carambola del punto perdido por el Barça.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Benzema firma su certificado de defunción


Benzema ha firmado su certificado de defunción. Ha perdido el apoyo de quienes le defendíamos y cunde la sensación que jugamos con 9. Y en el Real Madrid 0 Barcelona 3 fue con nueve, por el desastroso partido de Carvajal. Remató su faena con una palomita y vio la correspondiente tarjeta roja (0-2: penalti y expulsión). Antes ofreció un recital de pases desafortunados (incluso dos saques de banda suyos fueron directamente al rival) y careció de la profundidad y velocidad que le caracterizan.

Zidane sorprendió con Isco en el banquillo. Decisión que comparto. Y supongo que decenas de madridistas que ven todos los partidos. El malagueño ha perdido chispa. Y no estuvo presente en la maravillosa primera parte contra el Sevilla. Otra cuestión es la de su recambio. Zizou apostó por Kovacic. En la primera mitad la razón estuvo de parte del técnico. Cuando el croata perdió fuelle en la segunda parte el equipo ya había colapsado y Busquets se había hecho con el partido.

La primera parte fue muy buena. Ligeramente superior el Madrid, pero Keylor Navas tuvo un par de intervenciones decisivas. Se llegó al descanso con 0-0.

El Barça salió a por todas. El Madrid no compareció. A mi derecha los compañeros de localidad mostraban sus nervios y preocupación. Se preguntaban qué había pasado, dónde estaba el equipo. Tenían motivos para crisparse. Y en esas llegó el 0-1: Rakitic ante la indiferencia y pasividad merengue arrancó sin oposición desde su propio campo, abrió a la banda del en ese momento ausente Marcelo (hasta ese instante había sido de los destacados) y Suárez (no debíó haber jugado este partido porque tuvo que haber sido expulsado en el anterior) abrió el marcador entrando desde la banda contraria.

El Madrid no tuvo pegada: Cristiano Ronaldo solo vio portería en fuera de juego (anulado) y falló un remate claro (no la dio como si fuese un Benzema cualquiera), Bale también desperdició una ocasión clara; no se estuvo atento a los rechaces y rebotes (especialmente a disparos de Cristiano) y Benzema estrelló un cabezazo en el poste (en su única acción relevante del encuentro).

El Barça fue uno sin Busquets (primera parte, bien tapado por Kovacic) y otro en la segunda. Podríamos decir que los segundos 45 minutos fueron suyos. Y de un sensacional Iniesta, mientras el físico le respondió. Paulinho se encontró con Keylor. Y remató más a puerta que Benzema!!!  Messi estuvo de Messi. Sobrios y eficaces tanto los centrales como Ter Stegen (quien intervino menos de lo que cabria esperar). El resultado final pudo ser más abultado. Tanta fue la diferencia entre un equipo y el otro.

Un aspecto destacado de este Barça de Valverde (sin Neymar) es lo bien que cierra los espacios. Impidieron al Madrid encontrar puerta en la primera mitad y luego aprovecharon su excelente colocación para dominar el juego tras el descanso. Por nuestra parte confirmamos que esta Liga no es nuestra (lo sostengo desde septiembre). Si el Clásico de hoy era una final, o un agarrarse a un clavo ardiendo, la imagen demostrada no es de recibo.

1 comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

À propos del Barça

A propòsit del Barça, y visto desde Madrid con óptica madridista,  su situación se ve con cierto cachondeo. Y cuidado porque es una visión errónea. Al menos en mi opinión. Porque Josep Maria Bartomeu ha demostrado en el pasado saber lidiar con una crisis deportiva mucho más severa: el enfrentamiento de Messi con su entrenador Luis Enrique con las competiciones ya en marcha. Si no recuerdo mal aquello se saldó con un doblete: Liga y Champions. Por otra parte el actual presidente azulgrana tiene fama de ser un gestor empresarial solvente.

Soy de los que piensan que la salida de Neymar es beneficiosa para el club. Por el dinero que deja en caja y porque el brasileño y su entorno han demostrado tener otros intereses más allá del fútbol. Su sustituto, Dembélé, es un crack (le he visto en el campo, no solo en la tele). Relanzó la carrera del delantero centro del Borussia DortmundAubameyang (28 años), y va a poner en órbita de nuevo a Luis Suárez. Lo cual es muy mala noticia para el madridismo.

Sé que muchos estarán recordando los fallidos malabares de Dembélé el día de su presentación. De acuerdo, no es de fútbol-sala como el huido. ¿Con quien ha empatado Neymar en la selección brasileña? Recordemos el estrepitosos fracaso de la selección en su Mundial. Sus único logros destacados han sido vistiendo la camiseta blaugrana, la que ahora ha abandonado ¡por dinero! Porque no creo que haya sido buscando glorias deportivas. Fuentes cercanas al astrobluf brasileño me señalan que quería volar alto, librarse del manto de Leo Messi. El problema es que la realidad demuestra que Ney ha perjudicado a Messi. Los datos no mienten: ¡Cristiano Ronaldo ha ganado tres Balones de Oro durante las cuatro temporadas culés de Neymar! Messi, como Di Stéfano, necesita un extremo veloz para combinar. El madridista tuvo a Gento. Messi ahora lo puede tener con Dembélé como antes tuvo a Pedro. El fugado no estuvo a la altura porque le faltó regularidad. Aportó destellos puntuales y siempre estuvo muy bien arropado por el resto del equipo.

Otra cosa bien distinta es el devastador efecto psicológico que ha producido la marcha de Neymar entre el aficionado culé. Producto de las fantasías animadas de aquellos lares. Donde se comenzó celebrando haberle quitado su fichaje al Real Madrid. En mi caso celebré verle lejos del Bernabéu.

En el saldo negativo de Bartomeu sí podemos hablar de carencias en la planificación deportiva. No acertó poniendo a Robert (el Roberto que jugaba en el Valencia) al frente de la direccion deportiva. Le faltan tablas a todas luces. Y por tanto no se ha acertado en la renovación del equipo. Xavi ya no está, Dani Alves tampoco, Messi cada año cumple uno más (es obvio verdad, pero no lo parece en la directiva azulgrana) y lo mismo sucede con Mascherano (Umtiti parece muy buen relevo) e Iniesta. Para este último había o hay tres recambios naturales: Asensio, Isco y Koke. Ninguno está en el Barça que apostó erróneamente por André Gomes, un suplente del Valencia por el que pagaron un pastizal (picaron el cebo de un supuesto interés merengue). Mientras tanto ningunean a Sergi Roberto, a quien vimos ser un jugador clave en el último triunfo culé en el Bernabéu.

El sorprendente fichaje de Paulinho puede ser acertado. Aportará músculo, es brasileño por lo que tiene toque y aliviará a varios centrocampistas en distintas posiciones. Pero por lo que estamos viendo en este principio de temporada el mejor fichaje va a ser el de Busquets. Ayer con España estuvo imperial. Puso orden y equilibrio entre tanto talento, que suelen ser intermitentes a la hora de ponerse el mono de trabajo. Con Busquets en forma estamos hablando de otra cosa. Junto a Casemiro son los dos mejores medios centro del fútbol mundial. Y esto es básico en el funcionamiento del colectivo.

Igual no fichar más le acaba viniendo bien al Barcelona. Porque fichar por fichar es absurdo. Y si ademas te gastas un dineral, como con Gomes, no resuelves. Al contrario, complicas. Ninguno de los nombres que se han manejado (los verdaderos y los falsos, producto del contubernio medios-representantes) ofrecían garantías. ¿O no vieron anoche a Verratti naufragar otra vez? ¿Y Coutinho ha sacado campeón de algo al Liverpool? Su paso por el Espanyol dejó buenas sensaciones pero… ¿suficientes para triunfar en un grande?

Y oigan que el Barça va líder en la Liga. Sí, son solo dos jornadas. Pero ya lleva dos puntos de ventaja sobre Atleti y Madrid. Un lastre inicial de los madrileños que en las dos ultimas temporadas ha sido imposible de superar…

P.D.: Dicho todo lo anterior como merengue espero estar equivocado y que todo lo del Barça sea un desastre y nosotros repitamos doblete. Pero…

5 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol

La resaca del Clásico: Pepe de nuevo protagonista

Busquets-pisa-cabeza-pepe-2014-reuters

Pepe es un impresentable y no debe pisar ningún campo de fútbol. Esta corriente de opinion se afianza tras el Real Madrid-Barcelona del domingo: su último gesto antideportivo ha sido poner la cabeza debajo de la bota de Busquets.

7 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Exhibición táctica de España

En una exhibición táctica de España se ganó 4-0 a Italia  en una final antológica. Vicente del Bosque, en otra clase magistral, movió las piezas como debía y desarticuló al rival. Fiel a sus ideas y planteamientos iniciales, volvió a acertar en los cambios. La guinda la puso el debut de Mata a pocos minutos del fin: marcó el cuarto gol a pase de Torres, lo cual de paso le sirvió para conseguir el titulo de máximo goleador del campeonato (el de Fuenlabrada había marcado su tercer tanto nada más salir; en el empate a tres deciden las asistencias, y más si estas se logran en la final).

No sé que contarles que no hayan visto y disfrutado. Intentaré dar algunas claves, en mi opinión.

Este twitter lo escribí al conocer la alineación de España. Del Bosque repetía lo formación del debut, contra Italia precisamente. La mejoría de Cesc Fábregas es una de estas claves. Ha aportado goles, asistencias, y presencia en las zonas decisivas del campo.

Andrés Iniesta y Sergio Ramos: nuestros dos mejores jugadores de campo del torneo. El culé fue elegido el mejor de la final. Es el tercer partido de la Eurocopa en el que esto sucede. El madridista terminó siendo el jugador más valorado, superando a Cristiano Ronaldo en la clasificación, por su descomunal actuación de anoche. A ambos les faltó marcar para redondear un campeonato de ensueño. Pero ahí estuvieron en todo momento. Cargaron con el equipo. Podríamos dividir a la “estatal” en dos mitades: la de atrás comandada por Ramos, y de medio campo para adelante bajo la impecable batuta de Iniesta. Para el recuerdo el penalti a lo Panenka en la tanda frente a Portugal lanzado por el de Camas (quien además estuvo a punto de adornarse ayer con un gol de tacón, que provocó la guasa y buen humor entre él y sus compañeros).

Silva quien empezó muy bien, generó dudas por problemas físicos. Pero siempre estuvo a la altura. Cierra el torneo con 3 asistencias de los 12 goles que ha marcado La Roja. Y el que consiguió ayer en el minuto 14, tras una impresionante jugada de Cesc, abrió la lata y encaminó el triunfo. El seleccionador le mantuvo como titular, y se mantuvo firme frente a las voces que pedían su salida del once.

Los números de Xavi estaban siendo buenos. Pero todos notábamos que faltaba esa chispa, ese detonante que marca el rumbo. Él mismo lo reconocía en una entrevista este pasado fin de semana. Afirmaba que no había sido trascendente. Ayer en Kiev lo fue. Realizó su mejor partido. Y la selección lo notó. Mejoró la velocidad en la circulación del balón. Apareció la profundidad de forma más constante y frecuente. Su pase a Jordi Alba sentenció el partido. Y la carrera del lateral y su tranquilidad a la hora de rematar fueron un prodigio, a la altura de la pelota que le envió Xavi Hernández. Quien ha ido de menos a más, y ha jugado su mejor encuentro justo cuando más se le necesitaba.

España ha mostrado una preparación física impresionante. La prórroga contra Portugal y la final son las mejores pruebas. Y aquí quiero hablar de Guardiola y Mourinho. Porque evidentemente sus jugadores son los que mejor desempeño han mostrado en este aspecto. Quizás por eso tan solo alguno de los nuestros, como David Silva, han acusado la fatiga que tanto ha afectado a nuestros rivales. Y el colmo fue lo que le pasó a la azzurra ayer. Agotaron los tres cambios (el primero por lesión de Chiellini en el 21 de la primera parte)  y se quedaron en diez cuando Motta se quebró al poco de entrar al campo.

La solidez defensiva de nuestro combinado ha sido sencillamente espectacular. Solo hemos encajado un gol. En el primer partido (Di Natale). Las criticas al doble pivote –Sergio Busquets y Xabi Alonso– siempre me parecieron fuera de lugar. Un esquema innegociable, conociendo además como juegan los equipos de Don Vicente. Necesitábamos que los laterales se soltasen. Algo que se fue logrando partido a partido. Hasta alcanzar cotas escandalosas: ya nadie les discute. Uno ha fichado por el Barça, y Arbeloa ha terminado como el décimo mejor pasador de la Eurocopa, con un 79% de acierto. Lo que en principio me parecía un problema se ha convertido en una bendición. El lateral diestro ha anulado a Ribery, Cristiano Ronaldo, Cassano, y a quien se plantase por su banda. Y Alba ha provocado estragos con sus subidas, y asociaciones con los Iniesta, Silva, Cesc, o quien se asomase para apoyarle.

Del Bosque ha hecho de la necesidad virtud: la baja de Villa supuso retoques como el del falso delantero centro. Otro tonto-debate (a la altura del surgido por las rutas de los  viajes entre cuartos y semis, o el del escudo en la equipación: se trataba de enredar y crear polémicas; cosas de los medios). En el Real Madrid por ejemplo Alfredo di Stéfano era un falso nueve. Y qué decir de su sustituto Ramón Grosso. O cuando el propio Del Bosque puso a Guti ahí (se salió e incluso los metía de cabeza). O Cruyff. El mismo Messi. Nunca discutí esa estrategia, pero si la elección de Cesc para esa posición en el primer partido. Y Fábregas ha ido respondiendo a la confianza del mister. Y ha terminando siendo un bastión.

En el cuarto de hora después del 1-0 los de Prandelli sorprendentemente se recompusieron. Y achucharon. Fueron unos quince minutos en los que se vinieron arriba. Los únicos en los que vimos a Pirlo. Y entonces apareció el santo. Iker Casillas estuvo impecable por alto, en los córners, despejando de puños remates desde fuera del área, robando la pelota de la cabeza de los transalpinos. Impecable en la colocación. San Iker reapareció en la segunda parte, esta vez frente a Di Natale (había reemplazado a Cassano). Era una jugada muy parecida a la del primer enfrentamiento. Pero esta vez el esférico no acabó en nuestra red.

La pareja Sergio Ramos-Gerard Piqué es sencillamente impresionante. Parece que llevan toda la vida jugando juntos. Del andaluz ya he comentado más arriba. El catalán comenzó con algún despiste puntual, pero se acabó imponiendo a base de velocidad, sentido de la anticipación y excelente salida de balón. Tenemos muro de clase y categoría para muchos años.

Hasta aquí mis impresiones. Dejen las suyas en los comentarios. Y disfrutemos de este hito.

7 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Jornada pre Champions: Barça empata y Madrid gana

La tercera jornada  -la segunda que se juega, y sigo sin saber cuándo se jugará la primera-  se disputa a lo largo de tres días. Porque esta noche se disputa el último encuentro: Málaga-Granada. Y arrancó el sábado con los equipos involucrados en Champions. Es decir, los cuatro primeros clasificados de la temporada anterior.

Tras el parón por los partidos de las selecciones volvieron los campeonatos de clubes. Mourinho destacaba el buen detalle FIFA de jugar en martes, en vez de miércoles,  porque se gana un día, de cara a los partidos del sábado previos a la Champions.

Arrancó el Barça en Donostia. Y como quien no quiere la cosa en apenas un par de minutos anotó dos goles (Xavi y Cesc). Ambos de parecida factura: balones en profundidad, a media altura, buscando la espalda de la defensa rival. La cual arriesgaba jugando adelantada. También hubo otras características comunes en ambos tantos: la aparición de mediocampistas en el área rival, como si fuesen delanteros (Cesc jugó de falso 9 en vez de Messi, quien permaneció en el banquillo hasta la segunda parte), y la generosidad de Alexis y Fábregas en la elaboración, buscando al compañero mejor situado.

Me pareció un resultado engañoso. La Real Sociedad había saltado al campo bien plantada. Parecía que sabía a que jugaba. Pero la ilusión duró once minutos. Y después del 0-2 se vislumbraba la catástrofe. Los blanquiazules estaban hundidos. Y la superioridad blaugrana era aplastante. Todo presagiaba un resultado de escándalo al descanso. Que no se produjo. Al Campeón de Liga le falló el instinto asesino. No hizo sangre…

Vi la segunda parte en una cervecería en los aledaños del Bernabéu (Köln: bocadillos de jamón espectaculares, además de otras suculencias). Y los culés pagaron su suficiencia del primer tiempo. Los locales marcaron en el 59, y se repitió lo de la primera parte: al poco subió otro tanto al marcador. El del empate a 2. Agirretxe y Griezmann fueron los artífices.

Guardiola aceleró la entrada al campo de Messi. Puso ganas pero solo vimos una acción tipo Dani Alves: intentó hacer el helicóptero y vio la amarilla por simulación.

Fue un partido difícil de arbitrar y creo que el árbitro acertó. En los fuera de juego, por la posición adelantada de los donostiarras, fue donde más complicado lo tuvo (incluidos los goles azulgranas).  Y en el del empate acertó de plano. Solo tenía dos posibilidades: dar gol y enseñar la amarilla a Busquets por mano, o anular el gol para pitar penalti y expulsar al catalán. Opto por la primera de las opciones.

La entrada el estadio merengue, por primera vez esta temporada, estuvo marcada por el optimismo y la alegría. Que fue en aumento a medida que corría el resultado del Barça por los graderíos, y los incrédulos acababan por convencerse.

En una buena primera parte del Real Madrid se llegó con un 1-1 al descanso. Hubo remates, jugadas, claras ocasiones marradas (la de Coentrao fue la mejor jugada del partido). El Getafe marcó en su segundo disparo. Fue Miku, quien tuvo en jaque a los centrales blancos durante todo el partido (y cuando salió Güiza hubo más peligro aún). Ya he escrito un par de veces que no me gusta el eje de la defensa blanca este curso. Pepe no es fiable y Carvalho quizás acuse la edad o alguna otra cosa (su escenita en la convocatoria de Portugal es una clara demostración de que algo está fallando). Los desajustes del centro de la zaga arrastran a los laterales (y además, en la reanudación Marcelo y Ramos cometieron el error de subir al ataque simultáneamente en varias ocasiones), y por extensión a los centrocampistas. El segundo de Miku (3-2) es el ejemplo diáfano de lo que pretendo describir.

Benzema está de dulce. Ha empezado la temporada como la terminó: a un nivel altísimo. Pero además su autoestima y confianza va en aumento ha medido que se afianza en la titularidad y mantiene una muy buena racha goleadora. Ayer fueron dos. A cual mejor. El primero, en una gran jugada de combinación, en la que supo controlar y rematar, sin perder la calma. Y el segundo tras un excelente pase de Cristiano Ronaldo, en un contraataque, en diagonal de banda a banda. Desde prácticamente la línea central del campo hasta el área grande. Supo llegar, mirar, medir la salida desesperada del portero y chutar con eficacia y precisión.  Y lo que hasta hace poco eran silbidos y murmullos, para el francés, el sábado fueron aplausos y ovaciones. Definitivamente se ha ganado al Bernabéu.

El Getafe dominó en la segunda parte. Los míos se echaron atrás para buscar la salida rápida. Sestearon, por la presión de los visitantes y por la Champions del miércoles. Hubo malestar en jugadas en las que por apurar la posesión se abusaba del juego en horizontal. Sin buscar la portería contraria. E incluso se retrasaba la pelota a Casillas. Esto que no gusta en el Santiago Bernabéu es aplaudido en el Camp Nou (la última vez en el debut liguero del Barcelona). Y ayer pagaron caro la cesión al guardameta: un pase atrás de Villa a Valdés originó la jugada del empate y la mano de Sergio Busqets.

Higuaín y Ronaldo, de penalty (que no fue y supuso el 2-1) completaron el 4-2. El portugués y Soldado son con cuatro goles en dos encuentros los Pichichi.

Y no quiero terminar sin destacar a Xabi Alonso. Siempre juega, manda y templa. Cuando peor lo hace es cuando solo juega bien. Su regularidad y constancia contrasta con la irregularidad e intermitencia de Özil.

No pude ver el Villareal 2-Sevilla 2 por coincidencia de horarios.  Y en cuanto a Atlético y Athletic -los vi a ratos- una premonición: Caparrós está sin equipo.

R. Sociedad 2 Barcelona 2
Villarreal 2 Sevilla 2
Real Madrid 4 Getafe 2
Valencia 1 Atlético 0
Betis 1 Mallorca 0
Racing 0 Levante 0
Osasuna 2 Sporting 1
Rayo 0 Zaragoza 0
Espanyol 2 Athletic 1
Málaga Granada

12 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol