Archivo de la etiqueta: Bravo

Un Real Madrid sin garra no gana

Real Madrid

En el once que presentó Zidane frente al Betis me sorprendieron las presencias de Carvajal y Modric como titulares. Entendiendo que el defensa precisa minutos, para ir cogiendo ritmo, pensaba que entraría en la segunda mitad (de cara a la ida de las semifinales de Champions frente al Chelsea). Asimismo, pensando en el Chelsea, suponía que reservaría al croata para la segunda mitad.

Los béticos de Pellegrini salieron dominando. Se iban arriba con alegría. Canales protagonizaba el encuentro. En cambio, el Real Madrid salió perezoso. Le costaba avanzar. Rodrygo era el único que ponía algo de chispa, pero no acertaba en la acción final.

El Betis botó el primer saque de esquina del partido en el 10. El primero del Madrid no llegó hasta el 14. Era nuestra primera aproximación al área rival. Este córner provocó el primer remate blanco. El chut de Marco Asensio se fue muy alto. El segundo fue de Isco en el 18, en un lanzamiento de falta que también se fue fuera.

A medida que Modric aparecía el Madrid iba adelantando posiciones. La presión alta, inexistente durante el primer cuarto de hora, la lideraba Modric. El Betis no se inmutaba.

Rodrygo robó una pelota en su banda, la derecha. Se fue primero de dos y luego de un tercero. La jugada terminó en córner (min. 20). Nuestro segundo.

Al filo del 24 Rodrygo, cambiado de banda, pudo hacer el 1-0, tras una buena combinación con Benzema. Taponó Víctor Ruiz. El rechace acabó en las botas de francés que disparo bien. Atajó abajo Bravo.

Canales disparó al lateral de la red al filo del 29.

Carvajal se sentía fuerte frente a Joaquín. Y a la media hora se lanzó banda arriba. Su internada acabó con falta de Casemiro en ataque.

Isco vio la amarillas en el 34.

Rodrygo y Asensio seguían cambiados de costado. El brasileño acusaba la lluvia y resbalaba demasiado.

Un buen balón de Isco a Benzema en el 38 pudo ser gol. El remate no encontró portería. Y vivimos una situación curiosa: la jugada se anuló por fuera de juego del nueve blanco. No lo era. De haber entrado el VAR hubiese rectificado la errónea decisión del juez de línea.

El 0-0 al descanso era justo. Un Madrid flojo en unos pocos destellos generó algunas ocasiones de peligró, mientras un Betis dominador aparente, no creó ocasiones claras. Solo dispararon una vez (por las seis nuestras). Con el nivel de esta primera mitad estábamos dilapidando nuestras posibilidades de volver a ganar la Liga.

No hubo cambios en el descanso. Tampoco dejó de llover. Rodrygo y Asensio ocuparon sus posiciones de inicio.  Y volvimos a salir al campo sin garra.

Vinicius saltó a calentar sobre el 50 (¿a calentar o a empaparse?).

El primer disparo ente los tres palos de esta segunda mitad fue de Asensio en el 52.  No presentó ningún problema y Bravo embolsó la pelota tranquilamente. Dos minutos después un centro-chut de Rodrygo se estrelló en el larguero.

Lainez muy suelto en esta segunda parte se animaba a atacar la banda con demasiada frecuencia. Ese lado con el mexicano arriba y Emerson entrando desde atrás comenzaba a ser un problema para el Madrid.

En el 58 entraba Vini por Rodrygo y Aitor Ruibal por Joaquín.

La ausencia de Kroos era impepinable. No teníamos ninguna posibilidad a balón parado. Ni en faltas ni en córneres. Estos ya los sacábamos en corto.

En el 64 Canales le pone a Borja Iglesias la mejor ocasión del Betis, tras otra buena jugada de Lainez. La salida de Courtois fue providencial. Antes nos hurtaron una posible mano en el área bética cuando Case buscaba cabecear.

En el 67 entraban Odriozola y Marcelo por Carvajal  e Isco.  Pasábamos a defensa de tres centrales.

No llegábamos con claridad ni peligro. Jugándote la Liga la falta de garra era pasmosa. El Betis, ordenado, hacía bien su trabajo.

Casemiro en el 73 eligió buscar portería desde fuera del área cuando tenía a Odriozola libre a su derecha.

Canales continuaba dejando en evidencia a Isco (ya sustituido).

En el 75 fue Vinicius quien eligió mal. Remató flojo cuando tendría que haber pasado a Benzema. Su carrera se inició en campo propio.

Hazard volvía a jugar en el 76. También entraba Blanco. Salían Asensio y Modric.

Pellegrini efectuaba un doble cambio en el 79. Se iban Lainez y Borja Iglesias. Entraban Loren y Juanmi.

En el 81 se revisó una mano verdiblanca en su área. Fue clara y desvió el remate de cabeza de Militao que iba a puerta. Que fuese voluntaria o involuntaria no viene al caso. Desvía la trayectoria y el brazo del defensor está extendido. En la jornada 11, ante el Alavés, le pitaron a Nacho penalti por una acción similar. ¿Entonces sí y ahora no?

A cinco minutos del final Vinicius se resbaló en una posición inmejorable tras una buena jugada y mejor  pase de Hazard. En ese momento recordé aquellas palabras de Benzema sobre el carioca ( más o menos dijo: “nos perjudica, es como si fuese con ellos”).

El último cambio bético fue el de Carvalho por Guardado.

El partido se alargó tres minutos. No hicimos nada. Aparte de sobar la pelota sin ningún sentido.

El 0-0 es un certificado de defunción de cara a esta Liga. Ya no dependemos de nosotros. Quedamos a expensas de errores ajenos. Sin garra no vamos a ganar nada.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

El Valencia líder en solitario de la Liga

20 de septiembre de 2010

En la tercera jornada, en la que el Valencia ya lidera en solitario la Liga (9 puntos: tres victorias), se guardó un minuto de silencio en Santander. Era el homenaje al desaparecido José Antonio Labordeta antes de que el equipo local, el Racing, se enfrentase al Zaragoza de sus amores. Esto fue el domingo, y destacó la victoria del Barça en el Calderón (1-2). Gran partido del Barcelona, como se encargó de recordar Guardiola en la rueda de prensa posterior al partido.

Al gol inicial de Messi (excelente toque al segundo palo, tras un muy buen desmarque que Pedro vio perfectamente y puso el balón al argentino donde debía). Los azulgranas recogieron el rechace del poste a remate de Villa y armaron la jugada del gol. Al poco empataba el Atlético de Madrid: Raúl García cabeceó a la red a la salida de un córner. Una jugada muy similar a ese tanto de Puyol en el Mundial que pretendían vendernos como producto de la pizarra culé: el clásico gol de cabeza a saque de esquina. Tan clásico que antiguamente a los córneres se les consideraba como “medio gol”. Piqué anotó el tanto de la victoria. Controló la pelota con el pecho y lanzó un trallazo. Otro gol de un excelente central que se luce en sus subidas al área contraria.

Últimamente tanto Madrid como Barça hacen de los porteros rivales los mejores de sus equipos. Ayer fueron De Gea (Atleti) y Bravo (Real Sociedad). Antes fueron Ricardo, Calatayud, etc.

La jornada arrancó el sábado con otro excelente partido: Sporting de Gijón 2- Athletic de Bilbao 2 (los bilbaínos remontaron un 0-2). No jugó Munain, lesionado en el último minuto frente al Atlético de Madrid. De ese encuentro nos han machacado con la lesión del Kun, quien ayer fue de la partida (jugó los primeros 45 minutos, disminuido eso sí). Como ahora harán con lo de Messi. O hicimos -mea culpa- con Cristiano Ronaldo en Mallorca. Nos fijamos en los nombres y nos olvidamos de los demás jugadores. Un ejemplo claro es Ander Herrera, el futbolista que más faltas recibió la Liga pasada. Pero este dato estadístico permanece en el olvido.

El fin de semana futbolístico ha sido grande. A los encuentros ya mencionados -y no me olvido del Madrid en Donosti– añado el 4-0 del Chelsea. Desde que ha empezado la Premier no me he perdido ninguno de sus cinco partidos: han sido 22 goles. Y el Berbatov 3 (Manchester United) – Gerrard 2 (Liverpool) tampoco fue manco…

El 1-2 del sábado en Anoeta se quedó corto para los meritos de ambos equipos. Pero los locales fallaron dos goles de forma incomprensible, Casillas apareció en una ocasión forzado por un fallo de Sergio Ramos (el cabreo de Mourinho en el banquillo es fruto de esta jugada), las intervenciones del portero chileno de los donostiarras, la buena disposición de sus defensas y el desacierto en el remate blanco hicieron el resto.

Di María hizo un golazo desde su banda natural, la izquierda, con su pierna mala (“sólo le sirve para tomar el tranvía” que diría Di Stefano). Tamudo demostró ser Tamudo y empató aprovechando un despiste en una falta cruzada sobre el área pequeña. Y Ronaldo convirtió una falta, en jugada de estrategia (un jugador deja hueco en la barrera: en este caso fue Pepe y el esférico rebotó en su espalda).

La lucha en el medio campo fue épica. De ellos destacaría a Prieto, Rivas -quien tiró de veteranía- y Griezman, esa joven promesa francesa formado en su cantera. Alonso, Khedira, un irregular Özil (porqué será que no me extraña) y las inestimables ayudas prestadas por Cristiano y Di María equilibraban el duelo. Y colocan al equipo, con 7 puntos, en el segundo puesto de la clasificación (empatado con el Sevilla).

Mou declaraba que un empate hubiese sido un resultado justo. Concuerdo con él. Los 2 puntos que nos vienen por los dos que se fueron (Mallorca).

Y a mediados de semana más Liga: la cuarta jornada.

7 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol