Archivo de la etiqueta: Bossa Nova

Joao Gilberto por Dizzy Gillespie

Asumo que ya conocen la noticia del fallecimiento de Joao Gilberto, el creador de la bossa nova con el tema “Chega de saudade“. El año pasado conmemoramos los 60 años de esta canción. Y señalaba en el post dos curiosidades que la significan: la de Joao Gilberto no era la versión original (fue la de Elizete Cardoso, unos meses antes) y la autoría corresponde a Antonio Carlos Jobim (música) y Vinicius de Moraes (letra). Ambas grabaciones (Cardoso y Gilberto) fueron producidas por Jobim. La que pegó fue la de Joao Gilberto, por su forma de cantar y tocar la guitarra (la batida). Las dos características que se convirtieron en santo y seña del nuevo estilo (que revolucionó al jazz estadounidense). No es frecuente que las innovaciones de un interprete, en este caso por partida doble (cantar y tocar), se impongan al compositor de la obra. Joao Gilberto lo consiguió.

Joao Gilberto había participado como arreglista (junto a Jobim) en la grabación original de Cardoso. Para la suya prescindió de la orquestación y creó un ambiente minimalista, que era lo que diferenciaba (además de los acordes disonantes de Gilberto) a la bossa de su ritmo madre, la samba. Es decir, estamos ante un asunto bíblico: el padre (Jobim), el hijo (bossa nova) y el espíritu santo (Gilberto).

La repercusión de la bossa en el jazz (del que bebieron tanto Jobim como Gilberto y otros) tuvo varios nombres propios. Los de Joao Gilberto, su esposa Astrud y Jobim, por parte del país de origen, y Stan Getz, Quincy Jones, Charlie Byrd y Dizzy Gillespie, como primeros espadas estadounidenses. (La película “Orfeo negro” de Marcel Camus, basada en una obra teatral de Vinicius de Moraes con música de Jobim, también tuvo bastante que ver: Palma de Oro en CannesÓscar a la Mejor Película Extranjera de 1959 con una banda sonora de Jobim, principalmente, y de Luiz Bonfá).

El álbum que grabaron Getz y Gilberto, editado en 1964, dio a conocer a la chica de Ipanema (cantada con Astrud) y ganó el Grammy al Mejor Álbum del Año 1965 (el primer disco no estadounidense en lograrlo así como el primero de jazz en conseguirlo). Por su parte “The Girl From Ipanema” obtuvo el Grammy a Disco del Año. Colegas esto sí es un éxito en EEUU!!!

Un nombre más, el del argentino Lalo Schifrin (presente en la primera escena rocanrolera de Buenos Aires en los 50), pianista y director musical durante años de Gillespie (y quien introdujo al maestro del jazz en el nuevo ritmo). La grabación en directo “Dizzy On The French Riviera” de 1962, producida por Quincy Jones, es paradigmática: con arreglos de Schifrin incluye un par de temas de Jobim (“Chega de Saudade” y “Desafinado“) además del clásico de la música popular brasileña “Pau de Arara“, del gran Luiz Gonzaga. El video corresponde a una grabación para la BBC de 1966. La formación del quinteto (probablemente la mejor que tuvo Dizzy Gillespie) es:

  • Saxo: James Moody
  • Piano: Kenny Barron
  • Contrabajo: Christopher Wesley White
  • Bateria: Rudy Collins
  • Trompeta: Dizzy Gillespie

El único contacto directo que he tenido con Joao Gilberto fue por teléfono. Durante el Mundial de España (!982). He escrito sobre ello en este blog y para Jot Down. Les dejo con un extracto referido a esta anécdota.

JG

Telê no es por Tele quien fuera batería de Triana, es por el entonces seleccionador  brasileño.

RF JD

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Fútbol, Música

60 años de “Chega de saudade”

Este mes de julio se cumplen 60 años de la edición del disco, a 78 rpm, de Joao GilbertoChega de saudade” (en la cara B una composición propia “Bim-Bom“). En los créditos encontramos a la santísima trinidad de una nueva música, la bossa nova: el artista Joao Gilberto, creador de un nuevo estilo de tocar la guitarra (la batida) y de cantar; el letrista Vinicius de Moraes, diplomático y poeta; el genial músico y compositor Antonio Carlos Jobim, también conocido como Tom Jobim, productor de esta grabación.

Entre ellos tres parieron un nuevo género que dio la vuelta al mundo y ejerció una singular influencia en el jazz estadounidense de finales de los 50 y principios de los 60. La música de Brasil empezó a ser respetada más allá de la imagen tópica de los carnavales y la samba (género inmenso por otra parte, lleno de matices y variedades).

P.D.: la versión de Joao Gilberto no fue la primera, pero sí es la que tuvo éxito y marcó el nuevo camino. El honor de la versión original recae en Elizete Cardoso (también una producción de Jobim). Una escucha de esta primera grabación resalta las diferencias con la definitiva de Gilberto: la batida, la forma de cantar, los arreglos en la de Cardoso frente al minimalismo de Joao Gilberto (que acabaría siendo santo y seña de la bossa nova) son los aspectos más destacados que marcan las variantes entre una y otra.

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Música

Elis Regina

4 de junio de 2011

2 Na Bossa” el álbum grabado en directo por Elis Regina y Jair Rodrigues fue todo un acontecimiento en su país: era el primero que alcanzaba el millón de copias vendidas en Brasil. Editado en 1965 fue uno de mis primeros LPs. Y para un chavalín que en aquella época estaba inmerso en el pop-rock de la época supuso toda una novedad. No había escuchado nada parecido. Me acercaba a ritmos, melodías, sonidos y estilos totalmente desconocidos.

Fue un regalo de mi primo Noru (somos más o menos de la misma edad y los últimos de la familia en haber nacido en Rumania, en Bucarest más concretamente). Mis tíos estaban de visita por Europa y pasaron a saludarnos. Vivian en Santos y mi tío había intentado introducir el rugby y el ¡hockey sobre hielo! en Brasil. Sus dos grandes pasiones, en las que había destacado como jugador. Era una empresa quijotesca y por tanto una misión imposible. Y más en la localidad paulista sede del equipo de Pelé.

Mientras escuchábamos el disco de fondo Tury -mi tío- nos amenizaba con sus anécdotas. Tanto de Rumania como de Brasil. Le escuchaba fascinado. Las jugadas de Pelé, Pepe, Coutinho, Zito, etc., las visualizaba con Regina y Rodrigues de fondo. También nos contaba sobre las rivalidades deportivas -y políticas- con la Unión Soviética. Eran el contacto con la dura realidad. Mi favorita era la previa a una final de hockey hielo:  se disputaban  una especie de JJ.OO. organizados por la URSS (para los países del bloque soviético). Los anfitriones y Rumania se jugaban el titulo de hockey. La fama de portero de mi tío era legendaria, como las trampas rusas. La noche anterior se presento una “brigada” en el hotel donde se alojaban los rumanos y preguntaron por Vogel. Mi padre, oliéndose la tostada, levantó la mano. Y se lo llevaron de juerga. Volvió- en estado lamentable- al día siguiente. La sorpresa del equipo rival cuando vieron al verdadero Vogel en su portería a la hora del partido debió ser mayúscula. Mi padre y su hermano especulaban sobre qué parte de Siberia habrían mandado de “vacaciones” a los encargados de montar la farra… Garrincha y los dos mundiales ganados por Brasil también formaban parte de las historias con “2 Na Bossa” de banda sonora.

O fino da Bossa era un programa de televisión surgido de la iniciativa de los estudiantes de la Facultad de Derecho de Sao Paulo. Reconviertieron el Paramount, el teatro donde se grabó el “2 Na Bossa“: pasó de albergar funciones de humor a convertirse en el templo musical de la ciudad. Un incendio en los estudios de la tele acabaron con las imágenes del concierto de Regina y Rodrigues. Apenas quedan estas pocas.

Cuentan que cuando Sarah Vaughan se enteró del fallecimiento de Elis Regina comentó que “se había muerto la mejor cantante de jazz, la brasileña Elis Regina.” Corría el año 1982 y estaba a punto de cumplir 37 años.

Los críticos sostienen que “Arrastao“, el primer éxito de Elis Regina con el que debutó en 1965, marca el inicio de una nueva era: la de la MPB (Música Popular Brasileña). Sea como fuere sí es un indicio de su preocupación por rodearse de los mejores compositores. En esta ocasión el tema era original de Edu Lobo y Vinicius de Moraes. Casi nadie al aparato… Años después, en 1974,  grabaría “Elis & Tom“, una joya que les recomiendo encarecidamente (Tom es Antonio Carlos Jobim).

Una de las facetas más importantes de la mejor cantante brasileña era su reconocimiento de los jóvenes valores. Los acogía, les apadrinaba, incluso se alojaban en su casa. Como sucedió con mi compadre Fagner, de quien grabó “Mucuripe” (compuesta a medias con Belchior). Ahora hay cientos de versiones de la canción (desde Ivan Lins hasta Roberto Carlos), pero la suya fue la primera y la definitiva. Si Raimundo Fagner la cita a ella -y a otro grande, Roberto Menescal– como la persona que más le ayudó en sus inicios, lo mismo pueden decir Milton Nascimento, Joao Bosco, Ivan Lins o los Tropicalistas (Caetano Veloso, Gilberto Gil,..).

Espero que esta breve nota haya servido para despertar o renovar su apetito por Elis Regina.

4 comentarios

Archivado bajo Cultura, Deportes, Música, Política, Recomendaciones