Archivo de la etiqueta: AU

De Geordie al “Back In Black” de AC/DC

AC DC

Ayer se cumplieron 40 años de la edición de “Back In Black” de AC/DC. Era el retorno de luto de la banda, que a principios de 1980 había perdido a su cantante, Bon Scott. Su álbum anterior, el último con Scott, se llamó premonitoriamente “Highway To Hell” (1979). Esa autopista al infierno, que se llevó a Scott, nos condujo a escuchar las campanas del infierno, porque “Hell’s Bells” abría el “Back In Black“. Era el primer corte de la cara A del LP.

Era la primera vez que oíamos al nuevo cantante de AC/DC, Brian Johnson. Nativo de Newcastle acababa de dar el gran salto profesional en su carrera como cantante de rock: de Geordie, una buena banda local, a AC/DC, los reyes del rock duro. Su estreno con la banda fue de lo más acertado y afortunado. “Back in Black” no pudo funcionar mejor. A fecha de hoy sigue siendo el disco más vendido de rock de la historia. Y Brian Johnson ha pasado a la historia del rock desde ese álbum.

Geordie gozaban de mis simpatias y ya era fan de Brian Johnson. Llegué a escribir en AU (Apuntes Universitarios, la semilla de lo que sería Ozono) que Johnson era mejor que Robert Plant de Led Zeppelin. Era una reseña del concierto de Geordie en la tristemente desaparecida M&M. Decía en la crónica titulada “Grandes exponentes del Rock Proletario” que “Brian Johnson es un aventajado discípulo de Robert Plant, pero como suele ocurrir en estos casos, el discípulo supera al maestro”.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Los había visto con Mariskal Romero en el Marquee de Londres y nos habían impactado. Vicente se movilizó para traerlos a tocar a su sala y Alain Milhaud editó su LP en CFE, la discografica que tenía por aquella época (la misma que alumbró el primer LP del gran Hilario Camacho). Sobre esto de Geordie ya di cuenta aquí.

Geordie tenían un número característico: Brian Johnson se subía a hombros al bajista. Lo podemos ver en esta actuación en TVE:

P.D.: pueden ver a continuación una excelente versión en directo de “Hell’s Bells“. Es del Festival de Donington (agosto de 1991).

Deja un comentario

Archivado bajo General

La prensa musical en España: el admirable trabajo de unos pioneros (por Antonio San José)

8 de enero de 2009

burning-ceseepe-disco_express_1977

Viñeta de 1977 de Ceesepe para Disco Expres inspirada por “Jim Dinamita” de Burning

Aguardaba cada sábado, después de comer, la llegada al kiosco de la calle Montero Calvo de Valladolid de “El Musical”, un periódico semanal editado por la cadena SER, que recogía noticias, entrevistas y críticas de discos en aquel inicio de los años setenta. La publicación traía mucha publicidad, como correspondía a la creciente cadena 40 Principales, pero lograba ofrecer una panorámica interesante de lo que ocurría en el mundo de la música y, de vez en cuando, incluía superposters  de algunos artistas que terminaron decorando mi habitación: de Serrat a Jimi Hendrix. Eclécticos que eran los editores.

 

Aquel periódico sin demasiadas pretensiones, que dirigía nominalmente Basilio Gassent, el único jefe de la Sociedad Española de Radiodifusión que cumplía los requisitos legales de titulación para ello de acuerdo con la ley Fraga entonces vigente , se convirtió al cabo de los años en “El Gran Musical”, un título homónimo al programa que se emitía por la cadena todos los domingos a mediodía dirigido por Tomás Martín Blanco y Rafael Revert. A mí no era la publicación que más me gustaba, pero no había demasiadas y mi pasión musical me empujaba a los puestos de prensa con una adicción propia de males mayores.

 

Entre las revistas que yo compraba con asiduidad estaba la legendaria “Discóbolo”, en la que oficiaba con arte y maestría un auténtico pionero como Alfonso Eduardo Pérez Orozco. Era un tipo de publicación formalmente seria y austera, pero fue una de las primeras, junto con la que editaba José Luis Álvarez. Era lo que había en una España que vivía de espaldas al mundo y en la que todo lo interesante había que traérselo de Inglaterra o de Estados Unidos, porque aquí seguíamos siendo lamentablemente diferentes.

 

No obstante, descubrí enseguida, con apenas trece años, dos títulos que me marcarían indeleblemente en mi adolescencia. Mis publicaciones de cabecera durante muchos años y el alimento musical más preciado porque por aquel entonces no disponía de “numerario” suficiente para comprar discos (los elepés costaban la friolera de 300 pesetas). Aquellas preciadas vitaminas fueron “Mundo Joven” y “Disco Expres”. Cada cual en su ambiente y las dos complementándose en mi ansia por saberlo todo de los artistas a quienes más admiraba.

 

“Mundo Joven” fue un semanario valioso, bien hecho y magníficamente dirigido. Su editora tenía que ver con sectores religiosos filo Opus, pero tuvo el acierto de no impregnar a su revista de ideología dura y dejar hacer a los “musiqueros” que por allí pululaban al lado de periodistas de confianza de la casa. Tenían la redacción en la calle Luisa Fernanda de Madrid y aparecieron como secuela de  la revista “Tele Guía” que entonces editaba aquella empresa y que cerraría para dar paso en los kioscos a la nueva criatura. En su redacción, una plantilla diversa entre cuyos nombres recuerdo a Manuel Leguineche, Jesús Torbado, Jesús Picatoste y José Manuel Alonso Ibarrola (como directores), José María Iñigo, Lluis Crous, Camino Ciordia, Pilar Cambra, Pilar Urbano (¡sí, si, ella misma1), Charo Martínez Garin, y otros compañeros y compañeras mártires que dedicaron a aquella aventura los mejores años de sus vidas.

 

En “Mundo Joven” se hablaba del Festival de Woodstock y del de la isla de Wight, se reseñaban los conciertos que tenían lugar en los Estados Unidos y en Gran Bretaña, se ofrecían buenas entrevistas y se escribía con corrección. Un lujo que se miraba de reojo en espejos foráneos como la francesa “Salut les Copains”, que entonces leíamos con fruición.  

  

disco-expres1disco20expres203

Disco Expres”, era otra cosa muy distinta. Se trataba de un periódico editado en Pamplona por Edwin Mauch, al estilo de nuestros idolatrados “Melody Maker” y “New Musical Express”. Junto a nombres como Jesús Ordovás, Joaquín Luqui (en un principio) o Gonzalo García Pelayo (“Vuelo sin motor”); allí oficiaba como gran gurú periodístico el letraherido Jordi Sierra i Fabra, que se hacía él sólo medio periódico desde Barcelona sin despeinarse en absoluto. Sus dobles páginas eran un torrente de documentación que guardábamos cuidadosamente para nuestros programas de radio, aunque las erratas fueran tan flagrantes como la de llamar, en titulares bien gordos, John Elton a Elton John, a raíz de la aparición de su álbum “Madman across the water”. Pero, en fin, todo se lo perdonábamos por los buenos ratos que nos procuraba el ritual de ir a comprarlo puntualmente cada semana.

 

 auau-dylan

En Madrid es necesario reseñar un par de excelentes revistas muy ligadas, por cierto, al Mundano que edita lo que se ha convertido ya en un club de encuentro de viejos colegas y amigos. “AU” (“Apuntes Universitarios”), era la publicación oficial del Colegio Mayor Chaminade y gracias a los buenos oficios de Domingo Jaumandreu, se convirtió en una especie de órgano escrito del excelente equipo profesional de la 99,5, la emisora más importante de este país en la difusión de música progresiva de todos los estilos. Como una especie de secuela de ésta, surgió algo después “Ozono”, un título inspirado en el legendario programa de Juan de Pablos en aquella radio (hoy todavía en antena a través de Radio 3), que dirigió Álvaro Feito y en el que colaboraron también muchos de los especialistas de aquel grupo haciendo de la solvencia, el conocimiento y el rigor, banderas del proyecto.

 

 ozono

De vez en cuando, sólo de vez en cuando, le echábamos una ojeada a “El Musiquero” y “Sonocontrol”, dos publicaciones editadas por José María Iñigo, que poco tenían que ver con las anteriormente reseñadas. Y, desde luego, nunca dejamos de mirar a Barcelona donde a mediados de los setenta se editaron otros tres títulos emblemáticos. “Vibraciones” estaba dirigida por Ángel Casas y era una revista mensual excelente con las firmas de Lluis Crous (procedente de “Mundo Joven”) o el malogrado Claudí Montañá. La segunda era, y es, “Popular 1”, fundada por Jordi Sierra i Fabra y dirigida por Martín J. Louis. Y la tercera, con buen diseño e interesantes contenidos, respondía al nombre de “Extra!”.

 

Otros títulos madrileños como “Disco Show”, editada por el inefable Rafa García Loza, merecen ser reseñados sin más honores que nunca tuvieron y pienso que jamás pretendieron, al ser concebidos, básicamente, como soportes publicitarios para la industria del disco.

 

De aquellas pioneras, sin las que no puedo entender mi adolescencia, mi tiempo libre ni el destino de mis magras propinas, nacieron después “Rock de Luxe”, “Ruta 66” o “Efe Eme”. 

 

ac-dc-en-kerrang 

Y, cómo no, citar dos publicaciones actuales como “Heavy Rock” y “Kerrang”, debidas al imbatible espíritu inmarcesible de mi querido y admirado Vicente “Mariskal” Romero, del que prometo, querido Adrian, un próximo post en El Mundano.

 

Creo, sinceramente, que habría que rendir un homenaje muy merecido a todos aquellos pioneros de la prensa musical en España, que contribuyeron a hacer más amplios y respirables nuestros propios horizontes vitales.

 

Es una deuda que tenemos pendiente con ellos, Perdonadme si se me queda alguna publicación en el tintero, pero no pretendo ser exhaustivo, sino rememorar aquellas páginas que fueron compañeras cruciales de una época inolvidable de mi vida.

29 comentarios

Archivado bajo Cultura, Música, Medios

Frank Zappa 1940-1993

22 de diciembre de 2008

cagando

Frank Vincent Zappa era un genio. Y diciembre debería ser declarado el mes Zappa. Porque murió hace 15 años, un 4 de diciembre. Y nació un día 21 del mismo mes, hace 68 años. Es difícil escribir sobre él, cuando ya tanto se ha escrito. Y más cuando su obra es contemporánea y su influencia ha sido decisiva en la música que ha marcado a más de una generación. Pero se lo debo a John, quien me pidió un post hace meses, después de ver a su hijo tocando en Madrid, en los Veranos de la Villa. El concierto se titulaba “Zappa plays Zappa”.

 

Después de un tiempo de recopilar material de repente me petó el portátil. El disco duro estaba dañado y perdí varios archivos. Entre ellos la carpeta de Frank Zappa. Así que a empezar de nuevo. Cuando ya estaba todo a punto, más problemas tecnológicos. Parecía estar gafado. Al menos me ha servido para enfocar este post. De forma personal y relacionándolo con el mundo Mundano. Pero antes necesito explayarme de forma grandilocuente. Del tipo “Zappa era un genio” del principio. Por lo que a continuación afirmo que su “Hot Rats” de 1969, su primer LP sin las Mothers of Invention y el octavo de su carrera, no sólo es una obra maestra y su mejor disco sino también uno de los 10 mejores de la historia del rock. ¡Qué a gusto me he quedado!

 

¿Por qué afirmo tan categóricamente mi opinión sobre “Hot Rats”? De entrada porque es una grabación que marca un antes y un después. En unos años (1967-1970) donde el nivel es altísimo. Lo cual realza aún más su valor. También porque a pesar de no haber ocultado su amor por Varese, Stravinsky o el jazz y atreverse con conceptos vanguardistas de música contemporánea y experimental (pienso que esta ultima faceta tan interesante en su momento no ha resistido el paso del tiempo) por fin conseguía ordenar y plasmar todas estas inquietudes en una grabación. De forma magistral. Y de paso cambiaba las reglas del juego. Pero no solamente del rock, que ya conocía lo del jazz-rock (Al Kooper y sus Blood Sweat & Tears fueron los pioneros) y lo que ya se llamaba música progresiva. Esto se da por supuesto. Lo que no es tan conocido es su tremenda influencia entre las jóvenes generaciones del jazz. Y amigos, estamos ante un hito en toda regla. Influir en el jazz no está al alcance de todos. Esto es en resumidas cuentas “Hot Rats”. Del mismo año que el “Bitches Brew” de Miles Davis, otro genio, donde en el idioma del jazz aparecían Stockhausen y el rock (siguiendo una clara estela Zappiana). Miles contaba con la misma banda con la que grabó su anterior “In A Silent Way”, donde ya apuntaba el camino a seguir. Es curioso porque justo 10 años antes había dejado boquiabierto a los jazzeros con dos grabaciones “Kind Of Blue” y “Sketches Of Spain”. Ahora se acercaba al mundo del rock, llegando a conclusiones conceptuales semejantes a las del “Hot Rats”. Un álbum instrumental, que ya supone la primera sorpresa en un creador, FZ, que hasta la fecha se distinguía por sus letras y sus voces y coros satíricos. “Willie the Pimp” es el único tema cantado –por Captain Beefheart– e incluye un solo de guitarra que algunos consideran de los mejores de la historia.

 

Mientras los Beatles grababan “Abbey Road” ese mismo año en un ocho pistas (el standard de la época), “Hot Rats” se producía en una proto versión del único 16 pistas disponible. No sería hasta meses después cuando saliese al mercado el primer 16 pistas, que rápidamente conquistó los estudios de los 70 y posibilitó la aparición del 24 pistas.

 

Este video de “Peaches En Regalia” fue dirigido por el propio Zappa y es el tema fundamental de “Hot Rats”.

 
 

Ahora ya puedo adentrarme en lo personal. Y para eso tengo que remontarme primero a octubre de 1973, cuando en A.U. publicamos algunas letras suyas del “We Are Only In It For The Money“.  

 

letras-zappaletras-zappa-au-ovt73

 

¡En 1974 vino a tocar a España por primera vez! A Badalona. La publicidad del concierto en el Disco Express (cortesía de Antonio Gómez):  

 

anuncio-concierto-badalona-disco-express

 
 

El cartel del concierto (y quisiera aclarar que salvo los Disco Express y el A.U. – de la colección de Antonio Gómez- el resto de las fotos son de El Tercer Poder): 

 

badalona_19741

 

Hace unos meses Antonio me pasó unos Disco Express que guardaba (luego me prestó los A.U. encuadernados) y mi sorpresa fue mayúscula cuando descubrí que ya habíamos escrito juntos anteriormente (pensaba que el post sobre la 99.5 había sido la primera vez). Si, lo habéis adivinado, era sobre Zappa y su inminente primer concierto en nuestro país. La portada:

 

discoexpres2931

 

Son dos artículos. El primero es de Antonio y luego sigue el mío, que comienza con la discografía y pasa a otra página. La anotación a mano aclara mi olvido del “Over-Nite Sensation” del año anterior. El comic creo leer que es de Alberto Caballero.

 

zappa-ag-disco-express-2709741zappa-av-disco-express-2709741

 
 

Por fin llegó el día. Desde Madrid nos desplazamos “Para Vosotros Jóvenes” (iba yo) de RNE y “Mundo Pop” la tele revista que dirigía Moncho Alpuente para TVE. Como Gonzalo García Pelayo presentaba el programa con Moncho y además producía el PVJ qua dirigía Carlos Tena, y era la misma casa; la elección para que fuese yo fue lingüística (era el único que dominaba el inglés). Y Zappa era de conversación enrevesada. Y un showman en toda regla. Como demostró nada más aterrizar. Primero con una nenita (la pobre se asustó y corrió hacia sus padres) a la que intentó agradar. Y luego cuando llegó el Dodge se metió en el maletero, no sin antes asegurarse de que estábamos rodando. ¡Un maestro! Fijaros en el número de la matricula.

 

maletero-grande

 

Hubo una rueda de prensa en el hotel. No éramos muchos. Apenas una docena como mucho. Difícil de seguir la marcha y la ironía del amigo Zappa. Una ametralladora de palabras (tipo Groucho Marx). Pasamos la tarde con él y con ¡George Duke y Chester Thompson! Precisamente Thompson, que era nativo de Baltimore al igual que FZ, se dio a conocer en esta gira. Y cuando Phil Collins pasó a cantar en Genesis, tras la marcha de Peter Gabriel, fue quien sustituyó a Collins en la batería. Y aquí viene una parte escabrosa. Porque encontré un par de entrevistas con Moncho donde recuerda este episodio de Barcelona. Y su ego es más grande del que presuponía. Será porque formó parte de Las Madres del Cordero (junto a otros, como Antonio Gómez) y eso le debe dar puntos extra sobre los demás. Porque según su relato solo estaba él. Que ni habla ni hablaba inglés. Los demás simplemente no existimos. Menos mal que reconoce la torpeza de no tener cinta suficiente para filmar el concierto (como le ofreció el artista). ¿Y para qué fue entonces a Barcelona? Nunca entendí bien ese fallo de intendencia. Y cuando menciona a “un sonriente negro” en realidad eran dos: Chester Thompson, que era un armario, y George Duke, un buenazo. Y por cierto Zappa no se fumó ningún joint (cosa que me sorprendió: los músicos me contaron que no era nada amigo de las drogas). Cigarrillos, si. Muchos.

 

Entrada del concierto de Madrid en la Casa de Campo. Hubo un concierto anterior en Madrid, 1979, en el desaparecido Pabellón Deportivo del Real Madrid que fue toda una odisea con cargas policiales, heridos de gravedad, etc.  

 

madrid_88

 

En Sevilla en La Carbonería. Según miráis la foto, a la izquierda contra la pared está Javier García-Pelayo –justo debajo del rectángulo blanco, el vertical  y delante de él Josefina (su magnífica colaboradora) y Gualberto. 

 

fz_gualberto1

 

Hace 15 años cuando falleció, El País publicó tres necrológicas maravillosas. Os recomiendo leerlas. Son de Teddy Bautista, Diego A. Manrique y Suso Saiz.

Para terminar vuelvo a 1974. Una filmación en directo de “Stinkfoot” del álbum “Apostrophe”, que era él que traía de gira cuando vino a España por primera vez. La formación es la misma: Ruth Underwood a la percusión y vibráfono, Chester Thompson a la batería, Napoleón Murphy Brock al saxo, flauta y voz, Tom Fowler al bajo y George Duke a los teclados y voz. Todos al unísono dirigidos por Zappa, que como podéis suponer era el guitarrista y líder de la banda.

 

 
 

Entrada relacionada:

 

Frank Zappa de gira por España (par Christophe Magny)

 

19 comentarios

Archivado bajo Cultura, Música, Medios, Recomendaciones

The Kinks en AU

3 de noviembre de 2008

Antonio Gómez se ha convertido en el archivo de mi memoria histórica. Como ha ido guardando y cuidando sus cosas, en revistas como AU (Apuntes Universitarios) y Ozono también aparecen mis colaboraciones. En el post de ayer relataba como me había prestado un volumen encuadernado con los originales de AU, donde encontré la reseña del concierto de Geordie en Madrid. Pues bien, en ese mismo numero –el de mayo de 1973- publicaba un articulo sobre The KinksRockers decadentes o los inicios de la poca vergüenza” escrito a medias con Gonzalo Garciapelayo (que así escribía su apellido por aquel entonces). Luis Mario Quintana hizo la discografía (hasta ese momento).

 

Me hace gracia leerlo 35 años después y recordar que tanto Gonzalo como yo conocimos a los Kinks por la misma canción “You really got me”. Y así lo contábamos en el primer párrafo. Curioso como pasado el tiempo, se considera que este tema fue la semilla del punk.

 

Todavía no se había publicado en España “Everybody’s in Show-Biz”, que incluía esa obra maestra “Celluloid Heroes”, pero lo teníamos. De hecho las ilustraciones que adornan la primera página del artículo están sacadas del grafismo de la portada del doble LP.

 

Os dejo con una versión en directo de “Celluloid Heroes”. También he encontrado una versión más acústica en el show de Jay Leno, con los hermanos Davies tras una de sus frecuentes reconciliaciones. La podéis ver pinchando aquí.

 

9 comentarios

Archivado bajo Cultura, Música, Medios

AC/DC con Geordie en el recuerdo

2 de noviembre de 2008

Geordie era una banda de rock duro británico de los 70. En 1980 su cantante Brian Johnson se convirtió en el sustituto del fallecido Bon Scott en AC/DC. La ultima grabación de Scott fue el clásico “Highway to Hell” y la primera del ex Geordie fue “Back in Black”. Este álbum junto a “Thriller” de Michael Jackson, “Rumours” de Fleetwood Mac y el “Grandes Éxitos” de los Eagles, son los más vendidos de la historia.

 

Viene todo esto a cuenta porque desde el viernes de la semana pasada AC/DC y Geordie se han cruzado en mi camino. Así que haré un relato cronológico lo más breve posible (a la moda Internet).

 

Primero fue una conversación con Antonio San José recordando viejos momentos y carteles de esas primeras actuaciones que hubo en Madrid. Con mejor memoria que la mía, se acordaba de todas o casi todas, como reflejó en el post que supuso su debut en El Mundano.

 

En cuanto a las de la Discoteca M&M yo recordaba particularmente unas cuantas. Entre ellas las de Geordie. Y le conté a Antonio la historia de Brian Johnson quien, según la leyenda, pasó a formar parte de AC/DC  porque un fan envió una cinta de Brian al grupo australiano, recordándoles que Johnson era uno de los cantantes favoritos de Bon. Y es que éste giró con una de sus anteriores bandas –Fraternity– teloneando a Geordie.

 

Black Ice”, lo nuevo de AC/DC debutó esta semana en el nº 1 de la lista de ventas española (y en UK también). Lo cual es lógico. Lo sorprendente es una crítica negativa que hace Rocks en su blog, donde se muestra decepcionado (y esto viniendo de un seguidor 100% es de preocupar). Entendí perfectamente lo que quería decir cuando le leí “Que tres canciones se titulen “Rock’n’roll train”,” Rock’n’roll dream” yShe likes rock’n’roll”, ya dan pistas de lo poco que tienen que ofrecer a nivel compositivo.”. Por mi parte no puedo decir nada. No conozco el disco y tampoco tengo prisa. La banda se ha tomado ocho años para editar sus nuevas canciones así que no creo que pase nada porque me tome unos meses…

 

Y el asunto se remataba hace 48 horas, este pasado viernes, en la presentación de “El canto emigrante de América Latina”, una estupenda colección de cantautores sudamericanos exiliados en España, puesta en marcha por Lucini con el apoyo de la Fundación Autor. Presentó el acto “nuestro” Antonio Gómez quien en los próximos días escribirá una entrada al respecto. Mi sorpresa fue mayúscula cuando finalizados los discursos y las actuaciones me entrega “prestado” un volumen encuadernado ¡con todos los AU! Desde el primero (nº 13) que hicimos en abril de 1973 hasta el ultimo de mayo del 74 (luego montamos Ozono).

 

Niño con vuelta eh, y no te duermas. No vayas a hacer como Lucini que me lo devolvió antesdeayer, después de más de cinco años– me avisó cariñosamente Antonio.

 

Me enseñó algunas cosas, que iré incorporando al blog poco a poco, pero hasta esta mañana no me había puesto a mirarlo con detenimiento. ¿Y qué me encuentro? En el nº 14 de mayo del 73 mi critica apasionada de Geordie con motivo de su actuación en la M&M, que son las imágenes que ilustran este articulo (pinchando en las de abajo, un segundo click las aumenta). Titulaba “Grandes exponentes del Rock Proletario” y leyéndolo me acuerdo del memorión de Antonio –San José en este caso- cuando se acordaba perfectamente de uno de los momentos cumbres, cuando el bajista se subía a hombres del cantante (Brian Johnson).

 

Acababan de publicar su primer LP “Hope you like it”, que aquí lo había puesto CFE en circulación (si no recuerdo mal era una compañía de Alain Milhaud). Mariskal y yo los habíamos visto en el Marquee y nos habíamos entusiasmado. Tanto que en AU este su profeta llegó a escribir “Brian Johnson es un aventajado discípulo de Robert Plant, pero como suele ocurrir en estos casos, el discípulo supera al maestro”. Hoy en día, ya no me atrevería a afirmar esto tras la grabación del año pasado de Plant con Alison Krauss, porque le da otra dimensión al ex Zeppelin. Pero hasta entonces concordaba, incluso sin recordar que lo había afirmado en 1973. Geordie eran mucho. No he encontrado mucho material original en youtube, pero “She`s a teaser” os puede dar una idea.

4 comentarios

Archivado bajo Cultura, Madrid, Música, Medios

Dylan con Fundamentos (un libro de A.U.)

13 de agosto de 2008

El verano –y especialmente el mes de agosto- es un tiempo letal. Desde 1994, que murió mi padre, han ido desapareciendo de mi vida amigos como Jorge de Antón, Hugh Attwooll o Hilario Camacho, por citar tan sólo a tres muy cercanos.

 

Hasta ahora las únicas conversaciones “trascendentes” que había tenido acerca de la muerte fueron con Cristino de Vera y Leonard Cohen (y la verdad es que ambos se parecen bastante). Pero como es agosto, el lunes pasado comiendo con Antonio y con Ana, surgió el tema. Antonio nos regaló unos textos de Paul Lafargue (objeto de una entrada de próxima publicación) y durante una visita al baño de Ana, apareció la cuestión. “El difunto una vez muerto ya no sufre. Quienes realmente lo pasan mal son los suyos, los que quedan vivos” me decía. Y recordamos a Hilario (íntimo de Antonio).

 

¿Y qué tiene que ver todo esto con Bob Dylan? Fácil, el Sr. Gómez es el nexo de unión. Y se está convirtiendo en mi archivo histórico. En la mencionada comida me sorprendió con ejemplares atrasados de Disco Express (en los que aparecían artículos míos), un LP de Professor Longhair (escribí el texto de contraportada) y un ejemplar del libro que publicamos sobre Bob Dylan… Todo el material da para varios posts, incluido el de Zappa, que tanto anhela John. Así que toca “scanear” y empiezo con Dylan.

 

En el post Ozono me preguntaba sobre la existencia o no de este libro. Yo estaba convencido de su existencia, pero sólo había encontrado un ejemplar plateado del especial de la revista dedicado a Dylan (que fue la base del libro de Editorial Fundamentos de 1974). Que era lo que mencionaba Diego Manrique en los comentarios del post. Y mis dudas aumentaban. Pero ya lo tengo claro, gracias a Antonio: el libro existía. Y contaba con las aportaciones de Jesús Ordovás y  del propio Diego, que era precisamente lo que le distinguía del especial de A.U.

 

El cancionero traducido, en algunos casos no muy afortunadamente, por Eduardo Chamorro y publicado por Visor en 1971 fue el primer libro editado en España. Y el de Jesús Ordovas (Júcar, 1972) fue el siguiente, aunque en realidad era el primero sobre la figura del genio. Luego llegó el nuestro, el de A.U. (Apuntes Universitarios).

 

Ha habido alguien –a quien hay que agradecer- que ha subido a la Red el libro entero. Me voy a limitar a mi intervención, que era la discografía (hasta entonces). Termina con el “Planet Waves”, cuando abandonó Columbia Records (CBS) y firmó con Asylum. Que era un sello, de Elektra, formado por dos managers, Elliot Roberts y ¡David Geffen!

He corregido algunos errores -de puntuación básicamente- imagino que por la transcripción:

 

2.1. DISCOS OFICIALES

 

BOB DYLAN (marzo de 1962; CBS) You’re no good (Jesse Fuller). Talking New York. In my time of dyin’. Man of constant sorrow (Trad.). Fixin to die blues (Bukka White). Pretty Peggy-O (Trad.). Highway 51 (C. Jones). Gospel Plow (Trad.). Baby, let me follow you down (Ric Von Schmidt). House of the rising sun (Trad.). Freight train blues (Trad.). Song to Woody. See that my grave is kept clean (Lemon Jefferson).

Primer disco de Dylan, con solo tres canciones suyas, incluyendo su repertorio habitual por aquel entonces, que interpretaba en los clubs de folk. Temas muy clásicos, dentro de una línea muy ortodoxa, muy en la línea de su maestro Woody Guthrie.

Combinación muy interesante entre blues tradicionales y temas “folk” clásicos. Sigue leyendo

4 comentarios

Archivado bajo Cultura, Libros, Música, Recomendaciones

OZONO

18 de marzo de 2008

ozono-1.jpg

De repente los 70 y la Contracultura aparecen de nuevo. En el caso de este blog es lógico, porque el Summer of Love (1967) y todos los acontecimientos del 68 me pillaron siendo un pre adolescente (aunque este concepto sea posterior). Más que pillarme me atraparon. Y mi adolescencia, en los 70, fue la continuación.

Nunca me había parado a pensar sobre esto hasta hace bien poco. Cuando inicié El Mundano y nombres como Lennon, Black Panthers o Sinclair fueron fluyendo espontáneamente. 

Hace dos viernes Diego A. Manrique, en el EP3, publicaba un amplio reportaje sobre la revista STAR y su impulsor, Juan José Fernández. La imagen de las distintas portadas de revistas de la época –que podéis ver más abajo- ilustraba CONTRACULTURA AL ASALTO DEL QUIOSCO que era el complemento perfecto al artículo principal. Os recomiendo leerlo, especialmente a los jóvenes. Diego mencionaba dos revistas en las que colaboré: Ozono y A.U. (el proto Ozono)

A.U. eran las iniciales de Apuntes Universitarios, una edición del Colegio Mayor Chaminade que transformamos de arriba abajo. Y desde ahí saltamos a los quioscos con Ozono (fui fundador y socio) El nombre provenía del programa de radio que tenían Juan de Pablos, Chema Martínez y Juan Romero en 99.5 (Radio Popular FM 

El 1 de marzo Rubén Caravaca escribía en su blog QUÉ FUE DEL PROHIBIDO, PROHIBIR. Donde también mencionaba a Ozono y a A.U. e incluía un semanario ya clásico, Disco Expres, donde también colaboré (aparte de la mención que RC hacía a un post de El Mundano Rubalcaba: “Rajoy fue el peor ministro del Interior de la democracia”). 

En el Cambio 16 de la semana pasada Rubén publicó ese mismo artículo. Y saco esto a colación porque Álvaro Feito, el primer director de Ozono (el nuestro) me echó una bronca, por un artículo sobre Lou Reed que salió en el primer número, cuya portada encabeza esta entrada. En realidad yo lo había entregado para el número cero. Pero Álvaro –una excelente persona- echaba humo porque era el mismo artículo que ya me había publicado Disco Expres (doble página central). No entendía que no era exactamente el mismo: lo había actualizado y reeditado. Tampoco quería saber nada de que eran públicos distintos, distribuciones y puntos de venta más restringidos. Su lógica era la del periodista de raza (de hecho sí no recuerdo mal era el único de todos nosotros con carné). Mi postura no era profesional. Acepté el chaparrón y prometí no volver a hacerlo, aunque siempre me quedó una comezón…  

Décadas después apareció Internet. Donde este tipo de situaciones son frecuentes, una vez vencidas las resistencias de los Alvaros de turno (dicho desde el más profundo respeto y cariño hacía Álvaro Feito). El artículo del amigo Caravaca es tan sólo el último ejemplo. 

No guardo nada de esa época. Entre mudanzas, deterioro del papel, lo que abultan los montones de periódicos y revistas, me fui deshaciendo de todo. Nunca me importó demasiado. Hasta hace unos años, viendo crecer al Mundanito. Y los 70 son una época pre Internet. Así que no es fácil localizar ese pasado (tampoco soy de subastas y de bucear en ferias y muestras de coleccionistas).  

De momento lo único que he podido rescatar vía Google ha sido algo que escribimos Álvaro Feito y yo sobre Bob Dylan. Para un especial (cuya idea original creo que debió de ser para un libro, que ni siquiera recuerdo si se llegó a editar o no). Se detiene en 1974 con el Planet Waves y es un repaso a su bibliografía, discografía (comentada e incluyendo discos piratas) y filmografía. Lo podéis encontrar pinchando aquí. 

Las buenas noticias de Rubén no se quedan en lo ya mencionado. Cuando me mandó el email avisándome de lo de Cambio 16, me contó que Álvaro le habia pasado todos los números de A.U. y Ozono. Estoy como loco por hacerme con copias…            

portadas-revistas.jpgozono-adolfo.jpglou-reed.jpg 

¿Será el ejemplar del Disco Expres donde apareció mi artículo original sobre Lou Reed?

ENTRADAS RELACIONADAS:

 

La prensa musical en España: el admirable trabajo de unos pioneros (por Antonio San José)

 

Radio Popular FM en 1972 o la 99.5 como un viaje iniciático (por Antonio Gómez y Adrian Vogel)

19 comentarios

Archivado bajo Cultura, General, Madrid, Música, Medios, Recomendaciones