Archivo de la etiqueta: Aranzubía

Mateu Lahoz impide que el Atleti sea líder

En esta Liga 2012/13, de la que se han disputado apenas 6 jornadas, hemos visto como un árbitro empuja a un jugador rival del Barça, le impide controlar un balón en el círculo central; los culés se hacen con el esférico, organizan el contraataque y marcan. A continuación el trencilla, Muñiz, expulsó a Puñal, el jugador a quien perjudicó con su errónea colocación (contradiciendo las circulares al respecto). Pero lo de Mateu Lahoz el sábado en Sevilla supera todo lo imaginable. Con 2-1 perdonó la roja directa a Sergio Busquets por una entrada terrorífica (solo vio la amarilla). En cambio luego se la mostró a Medel y dejó al Sevilla en 10. La jugada debió saldarse con una amarilla para el sevillista y para Cesc Fábregas, por provocar. Y si me apuran doble amarilla: provocación y simulación (porque a Cesc nadie le golpeó, el actuó). Además en la primera parte Rakitic vio una amarilla por mano, y condicionó su actuación posterior (Michel terminó sustituyendo al jugador). En una acción similar Thiago, delante de Mateu, no ve la tarjeta. Tampoco pitó falta. La jugada continua y termina en gol. El 2-2. Y el colmo llegó en la rueda de prensa posterior cuando Vilanova se quejó del arbitraje. Les regalan 3 puntos, se mantienen imbatidos y líderes, perjudicando al Atlético de Madrid que se queda segundo a dos puntos de la cabeza, y aun lloran. Debe ser lo propio de ese pequeño país del norte (según definición del filósofo San Pep).

En el Bernabéu en un muy buen partido el Real Madrid le endosó un 5-1 al Depor. Mourinho presentó varios cambios en el once titular. Sergio Ramos volvió al lateral derecho por Arbeloa. Varane ocupó su sitio junto a Pepe. Modric entró en lugar de Xabi AlonsoMesut Özil y Khedira le acompañaron en el medio campo. Además Ángel Di María tras unos minutos cambió de banda y se pasó a la izquierda, y Cristiano Ronaldo se alternaba con Higuaín por la derecha y el centro del ataque blanco.

Quisiera incidir en varios aspectos individuales. Primero en el sensacional encuentro de Khedira. En defensa -siempre atento, tanto al corte como apoyando al compañero en dificultades con la salida del balón- y ataque. Dos pases suyos en profundidad a CR7 pudieron ser el primer tanto del luso. El primero fue con 0-0 y el segundo con 0-1. Porque los de La Coruña se adelantaron en el marcador, en el minuto 15. Fue una buen aproximación que culminó Riki, un canterano del Madrid. Varane colaboró con su pasividad. Le faltó aplaudir. Lo bueno es que no se achantó. Aunque luego cometió un clamoroso penalti, que afortunadamente no se pitó porque se había señalado fuera de juego. Posteriormente se anticipó con velocidad y decisión -lo que le faltó en la jugada del gol deportivista- desbaratando una contra. Y se llevó una ovación.

Siguiendo con las actuaciones individuales la primera parte del Fideo fue de enmarcar. El primer penalti se lo hicieron a él. Anotó Ronaldo y empató a uno. El 2-1 fue suyo. Un excelente pase de Modric con el exterior, a lo Guti, lo aprovechó. Remató, rechazó Aranzubia pero la pelota se estrelló en el poste. El argentino siguió la trayectoria y cabeceó a la red. En el 3-1 su cambio de orientación fue decisivo. Desde la banda izquierda encuentra a Ramos por la derecha, libre de marca. El remate del andaluz es salvado por el portero, la pelota sale despedida hacía el otro palo y Cristiano salta y cabecea picando hacía abajo.

Alonso apareció en la segunda parte. Su salida al campo supuso un torbellino. Se hizo con un balón en el área de Iker Casillas, y lanzó al equipo hacia arriba. La jugada terminó con un excelente remate suyo, muy bien detenido por el meta del Depor (Aranzubia a pesar de los 5 goles encajados salvó a los suyos de una goleada mayor, y me atrevería a decir que se erigió en el mejor jugador de los visitantes). Poco después llegó gol de Pepe, a balón parado en un falta sacada por Xabi.

Tristiano cuajó un buen partido, y logró un hat-trick (transformó dos penas máximas). Estuvo involucrado en todo momento, se permitió un par de lujos, recibió la pelota y la jugó buscando siempre al mejor colocado. Quiso ayudar a Kaká cuando salió, y sobre todo a Higuaín primero (¿qué le pasa al Pipita últimamente?) y luego a Benzema.

El 5-1 es un buen rearme moral de cara al partido de Champions en Amsterdam y la visita el día 7 al Camp Nou.

Anuncios

16 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Zarpazo azulgrana

27 de febrero de 2011

El Barça fue de paseo a Mallorca y ganó 0-3 (el Real Madrid empató ahí a cero), al igual que hizo en Almería (0-8, donde los blancos apenas sacamos un mísero empate a uno) o en Pamplona (los míos perdieron). Imagino que incluso tendrían tiempo de aprovisionarse de sobrasadas y ensaimadas (para los deportistas la tallades, tan propia de las fiestas que se avecinan, seguro que es desaconsejable: es una ensaimada que, en lugar de ir rellena, lleva sobrasada y calabazate incrustada en la masa, y es costumbre consumirla en la fiestas de Carnaval o los últimos días que preceden a la Cuaresma).

El zarpazo azulgrana fue de órdago. Como tantos otros que ha dado en la presente Liga (siendo el más sonoro el 5-0 en el clásico del Camp Nou). Se presentaban en la isla con cuatro bajas: su portero Valdés y las más decisivas -sobre el papel- de Alves, Puyol y Xavi. Frente a un equipo que en la primera vuelta frenó a los dos grandes, logrando un punto en Barcelona. La herida producida, unida al empate madridista en Coruña, es profunda. Porque, sin tres jugadores claves de campo, el baño – o el jacuzzi- fue de aúpa.

Guardiola sacó a Keita del frasco para suplir a Xavi. Y el suplente hizo lo suyo y lo del ausente (su pase de cuchara en el primer tanto parecía propio del de Tarrasa). Por su parte Iniesta también se asemejaba a Xavi Hernández y por supuesto a Andrés Iniesta. Messi a su vez ejecutaba además de sus labores las del manchego. Incluso Busquets se permitió una asistencia tipo Xavi en el segundo gol, obra de Villa (¿en fuera de juego?). Tal baile de disfraces carnavalescos tuvo un punto álgido: el gol de cabeza (una “vaselina”) del argentino… el tercero fue de “mí” Pedro (el vigésimo que marca esta temporada, en todas las competiciones).

Tan buena fue la labor de Keita que el técnico culé no dudo en alabarle al finalizar el partido.

Poco después de terminar el apacible encuentro en Mallorca daba comienzo en Riazor el Depor-Madrid. Y una vez más Mourinho tiraba por la borda la primera parte (como en Almería y Lyon), obteniendo el mismo resultado de las otras veces: el empate. Un punto que sabe a nada y que vuelve a alejar al Barça a siete puntos.

La presencia de Kaka´ en el equipo titular, lejos del Bernabéu, es una frivolidad. Y no valen excusas de calendario, horarios y demás monsergas propias de meapilas. Ya escribí hace unas semanas que a Mou se le habían acabado las excusas. Por otra parte convendría probar en entrenamientos que Özil y el brasileño son incompatibles. No hace falta hacerlo en partidos de competición. Lo mismo digo de Adebayor y Benzema. Y aquí resalto un error de libro del entrenador portugués: no por poner cuatro delanteros se ganan partidos. Estos se decantan en el centro del campo, porque si no tienes medios quién va a hacer llegar la pelota en condiciones a los delanteros. Y Xabi Alonso, por muy bueno que sea, necesita ayuda. En destrucción y construcción.

Precisamente Alonso en un pase magistral a Cristiano Ronaldo encontró un hueco, que el luso aprovecho para habilitar a Karim Benzema. El francés solo, en el área pequeña, remató con la derecha. Y lo hizo tan mal ¡qué despejó! El balón se estrelló contra su pierna izquierda, la de apoyo. Definitivamente esto no es lo que se espera del 9 del Real Madrid. Le había visto rematar al aire (tres veces). Pensé que no se podía hacer peor. Me equivoqué. Faltaba lo de ayer (uno se lo perdona a Cardeñosa, centrocampista, pero no a un delantero y menos de un club puntero).

Y me temo que Adebayor va a ser otro fiasco. Deseo errar.

Del equipo merengue solo cabe destacar el empuje, los achuchones y la presión de los últimos 30 minutos. Rematamos a puerta una decena de veces por solo una de los gallegos.

Casillas no intervino. En cambio Aranzubia volvió a ser uno de los mejores de los suyos. Y decisivo, como la semana pasado cuando marcó un gol.

Aparte de su guardameta los mejores del Depor fueron los dos centrales, los palos (a disparos de Adebayor y Ronaldo) y Benzema.

En un vibrante partido el Atlético de Madrid igualó a dos con el Sevilla. Remontaron dos veces y fue un partido de poder a poder. Por los vecinos Agüero parece empeñado en emular a Benzema (no entiendo que alguien en la Casa Blanca se plantee en fichar al argentino por una millonada, cuando es suplente de Higuaín en la selección). El empate -justo- mantiene las aspiraciones europeas de ambos.

Otro partido que afectaba a la lucha por los puestos de arriba fue el Espanyol 4 – Real Sociedad 1. Y por abajo otro empate que deja las espadas en alto: el 0-0 del Sporting-Zaragoza. Una derrota era letal. Y el equipo local arriesgó más y quizás mereció la victoria.

La jornada 25 sigue su curso. Y la 26 se jugará entre semana (cada vez queda menos para la 38, la ultima del campeonato).

Espanyol 4 R. Sociedad 1  
Atlético 2 Sevilla 2  
Sporting 0 Zaragoza 0  
Mallorca 0 Barcelona 3  
Deportivo 0 Real Madrid 0  
Hércules Getafe  
Levante Osasuna  
Racing Villarreal  
Athletic Valencia  
Málaga Almería  

18 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Aranzubía marca el gol de la jornada

21 de febrero de 2011

Aranzubía marca el gol de la jornada: el tanto del portero del Depor, a la salida de un córner, igualaba el marcador en Almería. Juan L. Cudeiro de El País lo califica de gol histórico “sin precedentes en la Liga“.

Mendilibar, otro vasco, también fue protagonista del fin de semana futbolero: debutó en el banquillo del Osasuna (sustituyendo al destituido Camacho) con una goleada (4-0) sobre el Espanyol, uno de los equipos revelación del campeonato.

El “vasco” Aguirre se enfrentaba, con su Zaragoza, a su ex Atlético de Madrid. Una jugada de Agüero decidió el encuentro, complicando la vida de los blanquillos (en su lucha por evitar el descenso) y aliviando la de los rojiblancos, quienes rompían así una racha de varias derrotas consecutivas.

Los leones bilbaínos plantaron cara en el Camp Nou. De inicio se vieron perjudicados por un tanto de Villa, precedido de un fuera de juego de Dani Alves (autor del pase que supuso el gol del guaje). La misma jugada supuso los dos tantos culés: un balón largo en diagonal de Xavi al brasileño y la asistencia de este habilitaron primero al asturiano y después, finalizando el partido, a Messi. En medio el gol de penalti de Iraola, nada más comenzar la segunda parte. Y la nota negativa fue un arbitraje desastroso. Quizás la concesión del primer gol (1-0) marcó su actuación y se vio obligado a compensar. Los errores más clamorosos -en mi opinión- fueron un fuera de juego mal señalado a Toquero, cuando se plantaba solo frente a Pinto (en la segunda parte con 1-1 en el marcador) y tres penaltis no señalados a favor del Barcelona. Dos sobre Leo Messi (uno en cada parte) y otro sobe Pedro (al filo del descanso).

El Balón de Oro 2009 y 2010 solo apareció en los primeros 45 minutos cuando Gurpegui le empujó, en el área, fuera del campo. En la reanudación ya fue otra cosa. Y su presencia determinó que el encuentro se decantase del lado de su equipo.

El Athletic dio mucha guerra y mostró a un gran Llorente, que tuvo en jaque a los centrales azulgranas (Piqué y ¡Busquets!). La ausencia de Puyol sigue siendo un hándicap. La acusan el equipo, Piqué y Guardiola, quien improvisó su pareja de baile para dar entrada a Mascherano en la medular (como recambio de Busquets). El experimento no funcionó y reaccionó en la segunda parte dando entrada a Maxwell por el argentino (y reordenando las líneas). La baja de Valdés no pareció afectar y vimos a un gran Pinto.  

El sábado, bajo una incesante lluvia, en un apacible y entretenido partido en el Bernabéu (diga lo que diga Diego Torres en su crónica de El País) el Real Madrid se impuso 2-0 al Levante. Ambos tantos fueron marcados en la primera parte. Benzema y Carvalho fueron los anotadores, sus terceros goles en Liga. Y los dos fueron propios de delanteros centros: estaban donde tenían que estar.

Munúa, el guardameta visitante, fue el mejor de su equipo. Y Asier del Horno el peor.

Por los blancos, además de los ya habituales Marcelo y Cristiano Ronaldo, destacaría dentro del buen tono general a Benzema, Lass y Khedira. Los dos medio centros levantaban sospechas (y más teniendo en cuenta algún precedente anterior), pero estuvieron muy bien. Lass templó y mandó, mientras el alemán, soberbio en el corte y la recuperación, se incorporó con frecuencia al ataque. Y la entrada en los 15 minutos finales de Özil -por Kaka´-provocó la chispa en el juego blanco y le dio otro aire al equipo.

Párrafo aparte merece Di María. El mejor sobre el campo. Su slalom en el primer gol es antológico. Se desembarazó de tres rivales en el área rival y su medido pase supuso el primer tanto. Y por supuesto, ahí estaba Benzema, quien acompañó la jugada. El resto de las intervenciones del fideo también levantaron al público de sus asientos: remates, regates, incursiones por las dos bandas, pases en largo y en corto. Un partido muy completo.

Y mañana el Real Madrid se enfrenta en Lyon al Olympique en partido de ida de los octavos de final de la Champions. Nunca hemos ganado ahí. ¡Ya va siendo hora de romper esta racha negativa!

Valencia 0 Sporting 0  
Real Madrid 2 Levante 0  
Zaragoza 0 Atlético 1  
Almería 1 Deportivo 1  
Osasuna 4 Espanyol 0  
Villarreal 1 Málaga 1  
Getafe 0 Racing 1  
Sevilla 1 Hércules 0  
Barcelona 2 Athletic 1  
R. Sociedad Mallorca  

9 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol