Archivo de la etiqueta: Alfredo Di Stefano

Gracias, Alfredo Di Stéfano

ADS

Hoy se celebra el funeral de Don Alfredo Di Stéfano organizado por Florentino Pérez, que no por su familia. Y hasta aquí puedo escribir (lo de la imposición de las creencias religiosas del imperialismo católico lo dejo para otro día).

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol

El jet lag de MI MUNDIAL BRASIL 2014

La editorial, Punto de Vista Editores, me pidió una nota para su Blog. La pueden leer ahí o a continuación:

El jet lag de MI MUNDIAL BRASIL 2014

AS MMB2014El jet lag es el desajuste que se produce, al viajar largas distancias en aviones, entre nuestro horario habitual y el del lugar de destino. Suelo llevar con gallardía el ir a América, por poner un ejemplo. Los problemas son al volver. Aterrizas por la mañana después de pasar la noche en clase turista. Duermes poco y no demasiado bien. Llegas con mal cuerpo y encima te encuentras con las maratonianas distancias de la madrileña T4 (y una rampa cuesta arriba al salir del avión, cargado de bultos).

Los síntomas están diagnosticados así que no voy a extenderme más. Lo que nunca imaginé es que también me sucedería por escribir un e-book. Mi primer libro en solitario (*): MI MUNDIAL BRASIL 2014

Entiendo que la responsabilidad me quitase el sueño. Las prisas por terminar y salir lo más cerca del final del Mundial de Fútbol brasileño era otro factor añadido al desvele. La panzada final se resume en dos momentos del lunes 14 de julio. A las 6:58 de la mañana terminé el capitulo dedicado a la final y dejé encaminados los tres siguientes. Dormí un poco y al despertar, tras un par de tazones de café, retomé la tarea. Repasé y envié a la editorial el de la final. Pulí los tres pendientes. A las 14:00 de ese día 14, el de la Bastilla, completé el libro al entregar los últimos capítulos. En menos de 48 horas Punto de Vista Editores puso a la venta mi primer e-book. A las dos de la madrugada del día 16 ya estaba en las tiendas digitales (aunque en Amazon fijan el 15 como fecha de edición). El día 19, cuatro días después de ponerse a la venta, alcanzaba el nº 1 en la lista de ventas de Amazon (en su categoría, la de Fútbol; ¡en la de Historia subía al 4!).

Sinceramente, creo que la buena acogida inicial se debe a haber sido el primer libro sobre el Mundial en el mercado. Quien golpea primero golpea dos veces. Lo digital ha permitido salir tan rápido. La editorial –y el esquema de trabajo que establecimos– ha estado de premio. Ahora falta por ver si el contenido gusta o no. De ahí dependerá que la bola de nieve siga creciendo.

Como he venido a escribir sobre mi libro lo primero es contestar a la pregunta de cajón: ¿qué es MI MUNDIAL BRASIL 2014? Evidentemente versa sobre la recién finalizada Copa del Mundo. El fracaso de España, el triunfo de Alemania, los seleccionadores, los futbolistas, las novedades (el spray, “el ojo de halcón”, etc.), los goles marcados (el más goleador junto a Francia 1998 y eso que le han denominado El Mundial de los porteros), los árbitros, etc. Y mucho más. ¿Qué es mucho más? Quizás la dedicatoria apunte algunas pistas:
“Dedicado a la memoria de mi padre, Alejandro Vogel, y a las de Alfredo Di Stéfano y Ferenc Pancho Puskás. De ellos tres aprendí a amar este deporte. Ellos me inculcaron la pasión por el fútbol.”

No solo hay anécdotas con los citados (impagable la master class de Puskás sobre los tipos de remate), también hay referencias a otros campeonatos y a la música (como no podía ser de otra forma dada mi trayectoria profesional). En la última semana tras el fallecimiento de Don Alfredo llegó otra triste noticia, la desaparición de Tommy Ramone, el único miembro que quedaba vivo de la formación original de los Ramones. Húngaro de nacimiento era el autor intelectual de la banda. Cambié el titulo del último capítulo como tributo. Teniendo en cuenta que el próximo Mundial es en Rusia y mi álbum favorito de Ramones es Rocket to Russia… es fácil adivinar el título.

Por no extenderme demasiado resumo diciendo que mi libro es una espero que atractiva forma de unir apuntes, crónicas y reflexiones sobre el Mundial de Brasil. Y he contado con el privilegio de tener un prólogo a cargo de José Luis Ibáñez Salas, historiador y editor, y un epílogo de un crack de la literatura, mi buen amigo Montero Glez.

He disfrutado mucho con este Brasil 2014 y también escribiendo sobre él. A pesar de los daños colaterales. Si lo pienso un poco, igual me han venido hasta bien: he aprovechado para escribir estas breves líneas sobre MI MUNDIAL BRASIL 2014 para este blog.

De despedida, mi once del Mundial (no está en el libro, quizás en una próxima edición, ¿en papel?): Neuer, Lahm, Garay, Thiago Silva, Ricardo Rodríguez, Kroos, Mascherano, Di María, James, Messi y Robben. Y desde luego con Van Gaal en el banquillo. A pesar de no jugar con tres centrales. Si el técnico holandés se pone terco –que se pondrá– y hubiera que dar entrada a un defensa, para jugar con cinco, metería a De Vrij. Sabiendo a lo que me expongo: parece que el ex seleccionador holandés quiere fichar a Hummels para su nuevo destino, el Manchester United. Y tendría que sacar del equipo a uno de una terna formada por Di María, James y Messi. Pero eso ya es parte de otro escrito.

(*) En 1974 la Editorial Fundamentos publicó Dylan, un libro de A.U. (Apuntes Universitarios era una publicación del Colegio Mayor Chaminade y embrión de la revista Ozono). Era una obra del colectivo y me encargué de la discografía. Fue uno de los primeros que salieron en España sobre Bob Dylan. Mariano Antolín Rato editó una traducción de las letras y Jesús Ordovás se nos adelantó por un mes.

1 comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol, Libros

Di Stéfano en la previa del Brasil-Alemania

ADS pedro arjona

Del cuaderno de Pedro Arjona

En el libro Mi Mundial: Brasil 2014 la enorme figura de Alfredo Di Stéfano está presente. Hoy a causa de la triste noticia de su fallecimiento, producido ayer a la edad de 88 años recién cumplidos. En lo que va a ser la crónica de la primera semifinal Brasil-Alemania he escrito:

        La previa estuvo marcada por el fallecimiento de Don Alfredo Di Stéfano. Un símbolo del fútbol moderno. El pionero. En la revolución del juego de los años 50 se produjo en España el punto de inflexión de dos tendencias, las que ayudaron a la evolución y propagación del deporte. Las nuevas ideas procedían de Hungría y Argentina, donde la maquina de River partía la pana. Aquí se juntaron Kubala, Koscis, Czibor, Puskas, Rial, Di Stéfano, Daucik, Osterreicher, etc. Técnicos y jugadores de ambos países encontraron en Don Alfredo el catalizador de los dos mundos. Era el jugador total, abarcaba todo el campo. Arriba y abajo. Box to box lo llaman ahora, en una expresión importada desde Inglaterra. Pero Di Stefano era el delantero centro y goleador del Real Madrid (en dura competencia con Pancho Puskas). Esta hornada de cancheros y entrenadores encontraron su hogar en el Barça y el Madrid.

            Don Alfredo respiraba fútbol por todos los poros. Las 24 horas. Su gen competitivo era descomunal. Quería ganar siempre. A lo que fuese. Recuerdo que siendo pequeño visitábamos la granja que tenía a las afueras de Madrid. Compartía la explotación con varios compañeros de vestuario. Se empeñaba en regatearnos. Repetía que la mejor práctica para mejorar el dribling era intentarlo con niños y perros. Porque solo mirábamos a la pelota y no prestábamos atención a los amagues y engaños que nos tiraban. Nos organizaba a todos. Casi siempre nos mareaban a regates. Si alguna vez conseguíamos despejar la pelota nos felicitaba para a continuación darle la bronca a quien se había dejado arrebatar el balón. Más las consabidas burlas y chanzas. Daba igual que fuesen Rial, Santamaría, Puskas o Isidro. En las contadas ocasiones en las que era él quien perdía el manejo del cuero mandaba parar y repetir… Décadas después viendo a Zidane recordé que la primera ruleta que contemplé en mi vida fue a Di Stefano, en unos de esos días vacacionales en su finca. La primera ruleta pero de juego que vi fue en su chalet de El Viso.

El Viso ADS

Fiesta de disfraces en casa de Di Stéfano: soy el único que va disfrazado de “persona”. El resto son un hermano, hijos de Di Stéfano, Santamaría, etc.

1 comentario

Archivado bajo Cultura, Deportes, Fútbol, Libros

Gracias viejo: adiós a Don Alfredo

Ha fallecido Don Alfredo. Mi niñez se va con él. Ahí en football heaven se encontrará con Pancho y con mi padre.

Por favor salúdales. Gracias viejo.

6 comentarios

Archivado bajo Cultura, Fútbol

La camiseta de Di Stéfano

escudo

Conservo esta camiseta de Don Alfredo di Stéfano desde tiempos inmemoriales. Es la única que tengo del Real Madrid. Me la dio él, lo cual añade un valor sentimental incalculable.

el 9

Observen dos detalles: no aparecía el nombre del jugador, tan solo el número; la franja del escudo era morada (ya ha desparecido ese color, cambio sutil efectuado bajo el Florentinato 1). El 9 también es morado.

Quería ir a votar con ella puesta. No la encontraba. Al final apareció (en su sitio, suele pasar). Bastante arrugada por cierto. Como me estoy quedando en los huesos con “la dieta de la crisis” me la he podido enfundar. Me queda corta pero bueno… Me he sentado para la foto. Se disimula mejor y no resulta tan ridículo.

yo 2

5 comentarios

Archivado bajo Cultura, Fútbol

Hasta luego Raúl

27 de julio de 2010

Hasta luego Raúl, porque lo de hoy no ha sido un adiós.

Entiendo perfectamente su decisión (no tanto la del club, sobre todo desde el punto de vista económico): quiere ser jugando

Les voy a confesar un pequeño secreto: sabía que no seguiría en el Real Madrid, ni en Madrid. Por sus hijos, que van al mismo colegio que el mío (uno de sus chavales es de la misma clase que el hijo de la madrina de El Mundanito).

Cuando el homenaje mundial a Don Alfredo Di Stéfano hice la foto que ilustra este post.y escribía al respecto:

A Raúl lo pillamos según entraba. Iba agobiado. Como se puede ver. Luego ya charlamos más tranquilamente. Una conversación domestica sobre colegios y niños. Todo parece indicar que sus hijos se van a venir al cole de El Mundanito, el curso que viene.

No conocía cual iba a ser su destino. Sabía de la opción estadounidense e intuía –y leía- del aterrizaje en la Bundesliga. Y una buena oferta de la Premiere era una tercera vía. Pero los alemanes ofrecían el “morbo” que satisfacía a su gen competitivo: juegan la Champions y le permiten seguir aspirando a superar el récord de Gerd Müller como máximo goleador en competiciones europeas; mantiene su duelo particular con su ex compañero Ruud Van Nistelrooy, quien además juega en Hamburgo; puede ganar su primer trofeo a la voz de ya (en agosto la Supercopa contra el Bayern). Como es fácil entender yo también soy Raúlsultadista.

Cenando anoche me preguntaba El Mundanito:

¿Y Puyol cuando se va? Porque debe tener más o menos la misma edad que Raúl”.

15 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Mi segundo equipo (por Rodri)

21 de mayo de 2010

Podía estar en “Un siglo de canciones”. ¿Cómo se pueden querer a dos mujeres a la vez y no estar loco? Con Diego “El Cigala” y Bebo Valdés se puso de moda este bolero “Corazón Loco” de Richard Dannenberg  que en España popularizó Antonio Machín y, luego, en la versión bolero por rumbas de Bambino.

El primer campo de fútbol que visité fue el Metropolitano. Ni recuerdo el año ya que era un crío. Dos nombre en mi memoria: Marcel Domingo en la portería y Ben Barek de delantero.

Cuando llegó Di Stéfano al Real Madrid abandoné a los “colchoneros” y me hice “merengue”. Y ya siempre he sido blanco. Pero tuve una recaída.

Me casé en julio de 1971. Mi mujer no había ido nunca al fútbol y yo quise que nos hiciéramos socios del Real Madrid. ¡Imposible!  ¡Dificilísimo! Casi como ahora que creo debe recomendarte (además de “Fefé”), GallardónJiménez Losantos. Tienes que llevar el Certificado de Penales, la Partida de Bautismo y declaración jurada sobre tu fidelidad a los Principios Fundamentales de la CEOE.

Tenía un amigo en la “tele”, Antonio Porras que me animó a hacerme (él lo era) del Atleti aprovechando una ampliación de socios con abono con la que Vicente Calderón quería llegar a los 60.000. Y nos hicimos para la temporada 71/72. Y en esa,  quedamos los cuartos; ganó la Liga el Madrid y nos clasificamos para la Recopa de Europa.

En la 72/73  con Max Merkel de entrenador, ¡ganamos la Liga!; el Real Madrid quedó el cuarto. Y nos fuimos a Europa. Y fuimos Campeones de Europa jugando contra el Bayern en el 74. Bueno, lo fuimos durante, no me acuerdo bien, unos diez minutos con el gol de falta conseguido por Luis. Luego, el mamón aquel de Swarzeb… no sé qué, faltando nada, tiró desde su casa y aquel Reina (padre) capaz de lo mejor y lo peor,  ni lo vio.

Se perdió en el partido de desempate pero eso es lo de menos, ya que el Bayern no quiso jugar la Copa Intercontinental con el Independiente de Avellaneda y la ganamos nosotros: ¡Campeones del Mundo a nivel de Clubes!

En la 73-74 fuimos segundos en la Liga que ganó el Barça. El Madrid, octavo nada menos.

En la 74/75 me fui apartando de la extraña fiebre de ser atlético (siendo madridista) pero no se me olvidarán aquellos Reina, Capón, Iselín Santos Ovejero  “el cacique del área”, Becerra, “RatónAyala, Heredia, Adelardo, Gárate, Irureta, Melo,  Panadero Díaz,  Salcedo, Alberto (que tiraba como Luis, casi), él de Hortaleza… y no me acuerdo de todos.

Fueron tres temporadas y media entretenidas con fútbol y espectáculo. Y con muchos partidos nocturnos de compartir cena y bota, pasteles y coñá con los ya conocidos de los asientos del abono. Tiempos que no volverán.

Alguien no me creerá pero, siendo del Real Madrid, he ido más veces al Vicente Calderón que al Bernabéu. ¿Cómo se pueden querer dos equipos a la vez y no estar loco?

10 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol, General, Poesía, relatos y otras hierbas