Archivo de la etiqueta: Aitor

Real Madrid 1 Levante 2 (¿a qué juega Hazard?)

Hazard

En una tarde ventosa el Real Madrid-Levante avecinaba dolor de muelas. A las bajas blancas, que estrenaba defensa, se sumaba el Levante. Un equipo que nos ha derrotado en las dos últimas temporadas.

Marca

Esta vez los medios acertaron con la alineación merengue. No había margen de error, dadas las bajas por lesión o Covid-19.

El partido no pudo empezar peor. Sacó el Real Madrid de centro y la pelota la acabó jugando Courtois. Esto, desafortunadamente, se ha convertido en un clásico. No se habían cumplido cuatro minutos y ya contabilizábamos dos errores defensivos. En el primero Odriozola incomprensiblemente deja pasar la pelota para que llegue al meta, pero Morales está más listo. Mas no certero. En el segundo error, una mala salida de Courtois fuerza a Militao a enmendar la situación. Al minuto ocho Militao es expulsado por falta sobre Sergio León, quien en carrera vertiginosa se disponía a pisar el área y encarar al portero belga. El árbitro señaló la falta y amarilla para el central. El VAR alertó al juez principal y tras revisar el monitor modificó el color de la tarjeta. Roja para Militao. El Madrid se quedaba en 10.

Casemiro bajó al centro de la defensa mientras Marco Asensio y Hazard retrasaban sus posiciones para ayudar a Kroos y Modric.

Cinco minutos después los blancos recibimos nuestra primera anestesia, para lo que ya se confirmaba como un agudo dolor de mulas: un balón largo de Kroos desde nuestra línea media, lo corre Asensio. Arranca desde la banda derecha en nuestro campo, recoge el balón pasada la divisoria de ambos campos y se lanza hacia la meta contraria. Con la derecha bate por raso a Aitor. En la recuperación de pelota de esta jugada los jugadores del Levante reclamaron penalti de Mendy sobre Melero. De haberse señalado se hubiese anulado el tanto.

Courtois salvaba una clara ocasión de Roger en el 24, tras recoger un rechace del portero a un lanzamiento suyo. Tres minutos después la oportunidad era de Asensio.

La anestesia duró hasta el 31. Morales, desmarcado en la izquierda de nuestra área, empalmaba al palo contrario. Gol. El del empate a uno. Culparán a Odriozola y será injusto. Detrás suyo debería estar el medio o delantero de nuestra banda derecha. Tendría que haber bajado, siguiendo la jugada. Asensio es en mi opinión el responsable. En vez de señalarle a Odriozola la posición de Morales, debería haber corrido un par de metros hacia ahí.

Courtois volvió a salvar un gol en el 35.

Al descanso se llegó con el 1-1. Y en el intermedio pensaba qué pintaba Hazard en el campo. Hubiese dado entrada a uno de los canteranos: el central Chust o Antonio Blanco, pivote defensivo.

No hubo cambios y a los dos minutos de la reanudación nos volvieron a crear peligro. El dolor de muelas era acusado. La cara de Bettoni un poema. A medida que pasaban los minutos envejecía años.

Kroos, de anestesista, robaba un balón en la frontal del balcón del área. Y se lo cedía a Benzema, quien en inmejorable posición, desmarcado dentro del área grande, remataba prácticamente al banderín de córner. Corría el minuto 52.

Hazard nos asombraba en el 56 con un balón cruzado, desde la banda derecha a la izquierda para Mendy. El belga estaba en campo rival y el defensa en nuestra mitad. ¿Esto es un pase efectivo? Para atrás…

Un minuto después Hazard era sustituido por Vinicius. Es en este tipo de partidos y situaciones donde se exige a los grandes jugadores. Hazard ha confirmado que no lo es. De momento se ha quedado en un bluf. No hace nada. Mientras, el Levante efectuaba un doble cambio.

Pasada la hora de juego se produce la más polémica de las jugadas polémicas. Vinicius, en su primera intervención, comete penalti (o no). ¿Dentro o fuera del área?. El dolor de muelas ya era insufrible. Roger lo lanza y Courtois hace la parada del año. Salva la situación de un manotazo. O de un puñetazo.

El Levante no se desanima. Siguen buscando el gol, conscientes de su superioridad numérica. Kroos buscaba la velocidad de Vinicius para las contras. El brasileño estaba situado en la banda derecha y Asensio en la izquierda. A Vinicius, para lo bueno y para lo malo, en unos pocos minutos se le había visto más que a Hazard.

A falta de un cuarto de hora nuevo cambio del Levante: entraba un canterano nuestro, Dani Gómez. Salía Morales. Delantero por delantero.

Roger que no pudo marcar de penalti sí lo hizo en el 78. 1-2. Prácticamente desde el punto de penalti, a la salida de un saque de esquina en corto. En la tele nos recordaban el 1-2 de la 2018/19, también con goles de Morales y Roger (este de penalti).

Bettoni preparaba un doble cambio: Mariano y Arribas. Salían Benzema y Asensio en el 81. Vinicius se fue para la izquierda. Ellos reaccionaban retirando a Roger y metiendo un central, Vezo.

A falta de cinco minutos estaba cada vez más claro que el dolor de muelas era insuperable y que estábamos asistiendo a la despedida del Madrid en esta Liga 2020/21. Algo que ya barruntábamos desde hace varias jornadas pero que estaba a punto de confirmarse. Ni siquiera nos servía empatar.

En estos minutos finales el gol estaba más cerca de los visitantes que del Madrid. Se dieron cuatro minutos de prolongación. Una agonía. El dolor era más que insoportable. La impotencia era total. La última jugada, a la desesperada, provocó la subida de Courtois a rematar. No pasó nada.

Con Hazard en el campo jugábamos 10 contra 11. Con la expulsión de Militao pasamos a ser 9 contra 11. Cuando cambiaron a Hazard de nuevo fuimos 10 contra 11. ¡Un desastre, amigos!

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Levante 1 Real Madrid 0: el Barça nuevo líder

Jon Nazca Reuters AS

Marcelo volvió a ser titular. Hoy entraba dentro de lo lógico, porque Mendy estaba a una tarjeta de la suspensión. ¿El plan de Zidane era recuperar a Marcelo o reservar a Mendy para la eliminatoria de Champions y el Clásico? También podría ser por las dos cosas. Lo sabremos el miércoles y el domingo. La novedad fue la vuelta de Isco (afeitado) a la titularidad en detrimento de Fede Valverde. A la vista del partido del malagueño en Pamplona y del uruguayo ante el Celta no me extraña la presencia de uno y la ausencia del otro. Veremos qué sucede con Valverde frente al Manchester City y el Barça.

La primera parte tuvo un dominador claro, el Real Madrid. Aitor, el meta del Levante, sin esforzarse demasiado, tuvo trabajo ante las continuas llegadas madridistas. Sin pólvora, con disparos centrados y fallando tres ocasiones claras. La primera fue de Benzema (de las dos que tuvo). Su remate, sin mordiente, lo salvó el meta en el mano a mano. La segunda del francés fue un quiero y no puedo: en vez de buscar puerta intentó el pase a Hazard. Le salió defectuoso y se esfumó la oportunidad que no llegó a ser. La tercera ocasión fue de Casemiro. Un mal despeje de puños de Aitor, en las cercanías del punto de penalti, dejó la portería vacía. El balón lo alcanzó Casemiro de cabeza. Pero se fue fuera por poco (la dirección de su cuerpo al atacar la pelota marcó la trayectoria del esférico).

Courtois permaneció inedito en esta primera mitad. Todo lo contrario que al inicio de la segunda parte. En los primeros siete minutos Courtois vio peligrar su meta en dos ocasiones. Acto seguido un sensacional pase largo de Marcelo dejó a Hazard frente a Aitor, tras unos metros de carrera. El belga remató rematadamente mal.

A pesar de poder ir 0-1 o 0-2 seguíamos empatados a cero. Mi preocupación por el resultado iba en aumento. Pasaban los minutos y no encontrábamos la red rival. Eran todo uy. Para colmo de males Hazard se retiraba lesionado en el 65. El fichaje estrella de la temporada lleva camino de jugar menos que Bale. Salió Vinicius en su lugar.

El reloj seguía corriendo y el Levante empezaba a crecer. Cada vez más atrevidos. Y creando problemas en las inmediaciones de nuestra área. En el 73 Zidane, para frenar la hemorragia, retiró a Isco y entró Lucas Vázquez.

Entrábamos en el último cuarto de hora con ellos crecidos y nosotros descoordinados. Y en el 78 un cañonazo de Morales, un zurdazo por la escuadra, ponía el 1-0 en el marcador. Superó a Modric en carrera (¿dónde estaba Carvajal?). Courtois tampoco estuvo fino. Morales, exhausto, fue cambiado tras la celebración. Zidane por su parte, un minuto después, dio entrada a Valverde por Modric.

El Madrid estaba a punto de perder el liderato. El empate no nos servía. El problema es que tampoco se veía como iban a poder conseguir marcar. A pesar de los cuatro minutos de descuento. Y el recurso de Sergio Ramos de delantero centro, por segunda vez consecutiva, empieza a ser un chiste. Y de los malos.

El Levante de Paco López completa dos gestas en la misma temporada: ganar al Barça y al Madrid. Pocos entrenadores y equipos pueden presumir de esto.

Mi equipo se ha desplomado, empatando en casa y perdiendo hoy. Se han escapado cinco puntos en dos partidos. Y sin meter un solo gol. Todo esto de cara a la ida de octavos de Champions y el Clásico. Pintan bastos!!!

P.D.: Un equipo sin gol y que enseñó la puerta de salida al goleador histórico del club. Es la segunda temporada sin Cristiano Ronaldo y aún le echamos de menos… Insisto: ¡la reforma del estadio no mete goles y los buenos delanteros sí!

P.D. bis: Lo de Real Madrid TV es impresentable. ¿La culpa del fracaso ante el Levante es culpa de Hernández Hernández? ¿De verdad? No voy a negar que es un pésimo árbitro y que tiene un amplio historial en contra nuestra. ¿No será entonces culpa del club el permitir que nos arbitre? ¿Real Madrid TV no dice nada al respecto? ¿Solo cobran para callar? Está claro, y lo llevo diciendo desde hace tiempo, que la oficina del club no funciona. Permitir que nos pite este individuo es culpa del Florentinato. No trabajan ni influyen donde cuenta. Y tampoco es de recibo tapar los fallos de Benzema y Hazard, en dos mano a mano con el portero rival, por un árbitro. ¿También es culpa de Hernández Hernández que los nuestros fallen goles?

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

De 3-0 a pedir la hora

DANI SANCHEZ AS

El Real Madrid su fue con 3-0 al descanso y acabó pidiendo la hora. El ajustado 3-2 del resultado final dice mucho del rival, el Levante. Y pudieron haber empatado en los instantes finales, pero se encontraron con Courtois.

La primera parte del Madrid fue la mejor desde la vuelta de Zidane. El 3-0 hacía justicia al juego y las oportunidades.

El Real Madrid salió con lo puesto ante la plaga de lesiones musculares (mayormente). Benzema enchufado desde el principio contagió a sus compañeros. Suyo fue el primer remate de puerta (al minuto y medio). Y ahí empezamos a vislumbrar lo buen portero que es Aitor. Encajó tres goles (más uno anulado y un tiro al palo de Benzema) que pudieron ser varios más.

El Madrid, liderado por Benzema, fue aumentando la presión alta, metiendo ritmo al encuentro y acelerando el juego. La pelota corría porque se jugaba al primer toque. La medular (Casemiro, Kroos y James con la ayuda de Lucas Vázquez) funcionaba. Case cortaba y distribuía con criterio: por el centro o por las bandas; Kroos era el metrónomo que conocimos y James (muy buen partido el suyo, hasta que el físico le pasó factura) ponía la chispa y el talento. Entre los tres y Lucas Vázquez asfixiaron a los rivales. Por las bandas Marcelo fue Marcelo y cumplía defensivamente. ¡Qué bien le ha sentado al brasileño perder esos varios kilos de más!

Benzema en el 24 certificó, de un excelente cabezazo a pase de Carvajal, el aumento de intensidad merengue. Seis minutos después volvía a marcar, tras una combinación con James. El pase, excelente, del colombiano lo ganó el francés cuerpeando a su defensa. Se hizo con la posición y batió al meta. Era el segundo tanto de Benzema, el cuarto en esta Liga, el decimocuarto en sus últimos 14 partidos con el club. Lo digo para sus detractores (si hay que criticarle soy el primero en hacerlo, pero sin perder la perspectiva). Los mismos que ignoran que está entre los 10 máximos goleadores de la historia del Madrid.

El 3-0 llegó en una excelente internada de Vinicius por la derecha. Su pase, con el efecto justo, fue remachado por Casemiro en la posición de delantero centro. ¡Gran carrera del medio para llegar!

Si al principio del partido, en mi zona, recordábamos el 1-2 de la temporada pasada, el 3-0 al descanso y la buena imagen demostrada, eliminaba ese traspiés de nuestra memoria. Por poco tiempo: a los tres minutos de reanudarse el partido Mayoral, un ex, lograba el 3-1.

El doble cambio en el 59 (Ramos y Casemiro) tiene dos lecturas: una, acertada en el caso del defensa para dar entrada a Militao y darle minutos junto a Varane (de cara al miércoles en París) y otra preocupante en el caso de Case. Se trataba de preservarle de cara al choque contra el PSG (luego Zidane habló en rueda de prensa de unas molestias). El problema es que no solo Kroos perdió a su mejor compañero, también bajó su rendimiento al ocupar la posición de Casemiro. La entrada de Hazard camufló inicialmente esta pega. Deslumbró en sus primeras jugadas. El cuarto gol parecía más cerca aunque no se logró. Por desaciertos nuestros, por Aitor, por el palo o porque anularon el de Vinicius (¡qué mala suerte tiene este chico de cara a portería!). Lo que llegó fue el 3-2 obra de Melero en el 74.

El Levante confirmaba ser un equipo trabajado, bien colocado en el campo. Aunque se hicieron con el control del partido las ocasiones seguían siendo blancas. Quizás un 5-3 o un 6-3 hubiera sido lo más acorde vistas las oportunidades de ambas. De cualquier forma estos tres puntos saben a gloria, tras dos empates consecutivos.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol