Archivo de la etiqueta: 28-A

El mal chiste del último CIS

CIS El País

Andan revueltos los medios con el último CIS y no salgo de mi asombro. Me parece un mal chiste. ¿Por qué? Es sencillo: la encuesta se finalizó días antes de las elecciones generales. ¿Hay mejor encuesta sobre las intenciones de voto qué los votos mismos?

Se podrá argumentar que son elecciones distintas. Correcto. ¿Pero entonces por qué gastar recursos en averiguar proyecciones de unas elecciones antes de las generales y no después?

¿Este nuevo barometro del CIS responde a ciertas cuestiones fundamentales? Las siguientes, por ejemplo:

  • ¿El indice de participación de la nueva cita electoral será similar al de las elecciones generales?
  • ¿Votaremos lo mismo en autonómicas, europeas y municipales que en las generales?
  • Como consecuencia del punto anterior: ¿el resultado de las generales afectará a un cambio de voto en las próximas elecciones? Y de ser así ¿en qué porcentaje?
  • ¿El llamado “voto útil” funciona igual en unas elecciones y otras?
  • Tiene sentido preguntar a la gente sobre unas futuras elecciones cuando aún no se ha votado en las entonces inminentes del 28-A?

Me lo expliquen por favor!!!

Deja un comentario

Archivado bajo Medios, Política

Carlos Segovia falta a la verdad

Carlos Segovia

Carlos Segovia falta a la verdad en su tweet del 30 de abril:

  1. No hay tal escándalo ni ninguna nocturnidad.
  2. Que él desconociese la subida en la presión fiscal es su problema. Yo, por ejemplo, sí la conocía. Y quienes tumbaron los presupuestos del gobierno de Pedro Sánchez en el Congreso también lo sabían (fue el origen de las elecciones generales del 28-A). ¿Si Segovia no conocía esto se debe a su ignorancia e incompetencia o a una obvia mala fe?
  3. Segovia en su tweet enlaza un artículo de El Mundo del 30 de abril, diario donde colabora, que desmiente lo que afirma mientras confirma lo que acabo de exponer. El artículo comienza diciendo: “El Gobierno de Pedro Sánchez ya había adelantado que quería llevar a cabo una notable subida de impuestos…”. El tercer párrafo arranca así: “Este es un objetivo que Sánchez ya esbozaba en las 110 medidas que compusieron su programa electoral y que ahora oficializa como próximo presidente del Gobierno.”. El cuarto párrafo empieza de la siguiente forma: “Por lo pronto, el programa de estabilidad incluye las propuestas fiscales que ya se contemplaban en los fallidos Presupuestos Generales del Estado de 2019, esto es: el incremento de Sociedades; la subida del IRPF a las rentas más altas; el impuesto al diésel o fiscalidad verde; y las tasas Google y Tobin.”. ¿Queda claro? ¿Va a tomar medidas El Mundo respecto al Sr. Segovia?
  4. Albert Rivera de Ciudadanos y las cabezas de listas a las europeas el economista Luis Garicano de Ciudadanos y la exministra Dolores Montserrat del PP picaron el anzuelo de Carlos Segovia: enlazaron el mismo artículo de El Mundo y suscribieron el concepto del texto de Segovia. Dice poco de su capacidad. Y mucho de su falta de criterio. Sus tweets del 1 de mayo los pueden ver en este enlace a eldiario.es. Donde también podrán encontrar uno de Pablo Casado del 2 de mayo.
  5. Casado lanzaba otro bulo: la subida impositiva supondría mil euros de media por contribuyente. ¡Falso! Hace una trampa al dividir los supuestos 26.000 millones de incremento de ingresos fiscales entre todos los contribuyentes. Y se trata de una previsión de recaudación que no nos afecta a todos. La propuesta del Gobierno en el IRPF es solo para quienes cobren más de 130 mil euros (se les incrementa del 45% al 47% el tipo máximo y a quienes ingresen a partir de 300 mil se les sube a un máximo del 49%). Según los datos de la Agencia Tributaria de 2016: un 3,71% de los contribuyentes cobraban entre más de 60.000 euros y 600.000 euros.

¿Carlos Segovia ingresa 130 mil euros o más? Si es así ¡enhorabuena! Forma parte de la elite. Y sería la única explicación a esta campaña en contra de la subida de impuestos a quienes ganan 130 mil euros o más. La inmensa mayoría no ganamos (desafortunadamente) estas cantidades. Y por cierto: conozco personas que cobrando 130 mil euros o más han votado al PSOE.

Un medio tan poco sospechoso de ser izquierdista como OK Diario publicaba el 30 de abril un artículo sobre impuestos y pactos electorales. El diario digital que dirige Eduardo Inda se mueve entre “la derechita cobarde” (Rajoy) y “la derechita impotente” (Abascal) pasando por “la derechona” (Aznar), “la derechita incompetente” (Casado) y la derecha de lo que “más me convenga en cada momento” (Rivera). Les dejo con dos imágenes:

OKOK 2

¿Te ha quedado claro Carlos Segovia? ¿Vas a rectificar? ¿O vas seguir teniendo el tweet fijado en tu cuenta?

Deja un comentario

Archivado bajo Medios, Política

¿La coalición PSOE-Ciudadanos es una mala idea?

Rivera Sanchez eldiario

¿La coalición PSOE-Ciudadanos es una mala idea? Incluso antes de respondernos a esta pregunta deberíamos ver si es viable. En mi opinión no lo es. Por varias razones:

  1. Ante las inminentes elecciones europeas, autonómicas y municipales, aliarse con Ciudadanos significaría que el PSOE tiraría abajo gran parte de las expectativas e ilusiones generadas en su triunfo del 28-A.
  2. Como consecuencia del punto anterior, los socialistas resucitarían a Podemos de llevarse a cabo el pacto con Ciudadanos.
  3. Ciudadanos aspiran a convertirse en los líderes de la oposición al PSOE. Pactar con los socialistas desbarataría esta opción.
  4. En Ciudadanos también tienen presente las próximas citas electorales. Y deben confirmar su crecimiento.
  5. Y por último están los Botín. Un informe del Banco Santander aconseja esta alianza. Lo que es bueno para la familia Botín, y sus negocios, no es necesariamente bueno para el país. Hay que añadir que The Financial Times se suma a esta opción y la CEOE pide no incluir a Podemos en el gobierno. Para qué queremos más. A ninguno de estos actores les ha votado nadie… y presionan como si tuviesen el refrendo de las urnas.

Estas son mis razones para afirmar la inviabilidad de un pacto que hoy por hoy (y hasta finales de mayo) no es posible.

1 comentario

Archivado bajo Política

Imágenes para la reflexión

Colón

En la Plaza de Colón de Madrid: Ciudadanos, Partido Popular, Vox y la alcaldesa de Gijón del FAC.

3 papeletas

Deja un comentario

Archivado bajo Política

La Cultura ausente de nuevo en el debate (salvo una breve mención al final)

EL PAÍS

Nuevamente la Cultura fue la ausente en el debate. Han sido dos debates. En ambos se pasaron por alto los asuntos culturales. Esto es tan lamentable como penoso. No solo implica no entender el inmenso legado de nuestros valores culturales (arte, literatura, música, etc.) y de nuestro patrimonio histórico-artistico, también representa una tremenda ceguera respecto a lo que representa y representará la Cultura en el PIB presente y futuro. Tan solo se mencionó un minuto terminando el segundo debate, ya pasada la medianoche, justo antes de las alocuciones finales de los candidatos.

Centrándonos en el segundo debate: Pablo Casado remontó. Era imposible que lo hiciese peor. Tuvo más protagonismo que en el primero y llevó la iniciativa en unos pocos temas. Pero en la mayoría de los cruces directos con los otros tres candidatos llevó las de perder. El domingo, en las urnas, veremos como ha salido de estas dos intervenciones. La segunda, mejor que la primera, le servirá para dejar mejor sabor de boca entre los suyos y los indecisos de la derecha. Estuvo más claro en sus mensajes, que repitió buscando el caladero de votos más derechistas.

Si Casado tenia fácil mejorar para Albert Rivera era bastante más complicado. Gastó muchas balas el primer día. ¿Le quedaba munición? Alguna tuvo. Soltó varias andanadas a los otros tres e incidió en conceptos del debate anterior. Su fogosidad fue más a la hora de interrumpir. Hasta el punto que Pablo Iglesias le reprendió y acabó llamándole impertinente (aparte de maleducado). Antes del descanso nos ofreció su imagen de “hombre de estado” pidiendo un pacto de todas las fuerza en temas tan delicados como la muerte digna y la eutanasia. Aquí dejó en fuera de juego al PP (como sucedió con el aborto donde Casado patinó). Repitió faena en la segunda parte con Pedro Sánchez en el tema de los ERE en Andalucía. Muy efectivo el rollo de papel que desplegó –y casi llegaba hasta el suelo– con los casos de corrupción del PSOE.

Pablo Iglesias daba la impresión de saber de lo que hablaba. Dominaba los datos. Se podrá estar de acuerdo o en desacuerdo con sus planteamientos, pero maneja muy bien su información. Sus propuestas fueron claras y concretas (como la reforma del Código Penal en ref. a la violencia de género, la subida de los impuestos en los tramos superiores de ingresos, etc.). Establecido el parámetro de defensa de la Constitución en este segundo debate volvió a referirse a ella (no tan frecuentemente) para apoyar sus argumentos.

Pedro Sánchez no estuvo tan comedido. Atacó a PP y Ciudadanos. Recordó la existencia de Vox. Y el apoyo que la “ultraderecha” (así se refirió a ellos en repetidas ocasiones) daba al gobierno PP/Cs en Andalucía. Y también interrumpió para atajar bulos. Algo que no hizo el primer día. Dejó pasar por alto asuntos porque no podía, ni debía, estar a todas y caer en el error de Rivera. Aprovechó para dejar claros algunos datos sobre el sistema nacional de salud. Y recordó que PP, Ciudadanos y los independendistas rechazaron sus presupuestos provocando la convocatoria de estas elecciones generales. (Podemos se abstuvo en la votación parlamentaria).

Las espadas están en alto. El domingo sabremos. De momento dejo el pronostico de quien acertó en las andaluzas. Su proyección para el 28 de abril se aleja de las encuestas que hemos estado viendo hasta ahora.

28 A

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Política

A Pablo Iglesias le cabe el Estado en la coleta

Debate Uly Martín El País

Parafraseando a Felipe González, sobre Fraga y su cabeza, afirmo que a Pablo Iglesias le cabe el Estado en la coleta. Lo digo con respeto y sin segundas intenciones. Me pareció muy acertado en todas sus intervenciones durante el debate de RTVE. Elogio y aplaudo sus continuas referencias a la Constitución de 1978. Sí, esa misma, la del Régimen del 78 que tanto denostaron (erróneamente) desde Podemos, con Iglesias a la cabeza. Creo que esta reivindicación es tremendamente positiva por varias razones. La primera, repara un error histórico de su formación (el de despreciarla y quererla tirar abajo). Segunda, visibiliza de forma notoria un cambio de orientación política de profundo calado. Y tercera, consecuencia del punto anterior, hace pedagogía divulgando públicamente esta (novedosa) argumentación. Para quienes tenemos una cierta edad podemos recordar otro momento de similar relevancia: cuando Carrillo aceptó la Monarquía y la bandera española.

Son símbolos, la bandera y la Constitución (también la unidad territorial). Las creencias políticas traducidas en las urnas funcionan (nos guste o no) bajo estas premisas simbólicas. Por esto destaco la trascendencia de lo expresado por Pablo Iglesias, invocando nuestra Constitución para expresar sus ideas políticas.

De los otros tres, Pablo Casado me pareció flojo, muy flojo. El peor preparado de los cuatro. En mi opinión fue el claro perdedor de la noche.

Albert Rivera empezó muy agresivo. Atacando a Sánchez, pero con el ojo puesto en el caladero de votos del PP o de los indecisos de centro-derecha. Insistió en no pactar con PSOE y en tender la mano a Casado, quien cometió el error de no recoger el envite. Rivera además tuvo un par de ocurrencias brillantes, a diestra y siniestra: “Bájese del Falcon” a Sánchez y enseñando la foto de Rato preso, le señalaba irónicamente como el del “milagro económico”.

Los analistas de derecha y centro-derecha dan a Rivera como vencedor del debate.

Pedro Sánchez estuvo presidencial. No perdió los papeles. Aguantó los ataques de Casado (irrelevantes) y Rivera (que fue a la yugular). Con Podemos, aparte de las lógicas discrepancias, estuvo generoso e Iglesias le devolvió la gentileza. La (aparente) complicidad de ambos ha sido (creo) tranquilizador para quienes apoyamos soluciones progresistas. Pero si no es el caso habrá provocado tremendas urticaria.

Sánchez no tenia mucho que ganar y sí muchísimo que perder. Mantuvo el tipo, consciente del liderazgo que le dan el cargo y las encuestas (tengan estas el valor que tengan).

Queda un segundo debate. El partido de vuelta.

P.D. a Iglesias: pantalón oscuro por favor. Vale incluso un vaquero. Pero ese color veraniego no es adecuado ni propio.

1 comentario

Archivado bajo Política