Archivo de la categoría: Religión

Estigmas racistas que nos llegan desde la religión

Hay innumerable estigmas racistas que nos llegan desde la religión. Entendiendo la religión como un fenómeno socio-cultural que impregna costumbres y usos sociales. Sucede a través del tiempo y configura gran parte del acervo tradicional de distintos pueblos y etnias.

Hoy a raíz de las declaraciones del presidente de la Universidad Católica de Murcia, José Luis Mendoza, o las del Cardenal Antonio Cañizares, arzobispo de Valencia, me sorprende que nadie repare que Satanás, el diablo o como quieran llamarle, es siempre representado de rojo. Primer estigma: las fuerzas progresistas o de izquierda son “los rojos”. La asociación es clara. ¿Simplista? Sí. ¿Y qué? Es lo que es.

Siempre me ha admirado como se ha ocultado el judaísmo de Cristo y sus apostoles. Todos semitas. Que no se caracterizan precisamente por el color dorado de sus cabellos o sus ojos azules. Como nos ha representado el arte blanco cristiano a lo largo de los siglos. Por otra parte la persecución secular de los judíos se cimentó sobre la presunta crucifixión y su presunta responsabilidad al respecto. Doble presunción para afianzar un feroz estigma de todo un pueblo y otras creencias.

Estas declaraciones de Muhammad Ali en la BBC (1971) son muy claras al respecto del racismo de origen religioso. Michael Parkinson, el entrevistador, se parte y no puede contener la risa. ¿Es simplista el argumentario del boxeador? Sí. ¿Y qué? Es sencillo, claro y tan demoledor como sus puños y su juego de piernas en el ring.

3 comentarios

Archivado bajo Cultura, Medios, Política, Religión

Un tótem de ida y vuelta: Alaska-Harvard-Alaska

La parte del curso online de la Universidad de Harvard que más me ha tocado la fibra sensible, ha sido una en la que el foco estaba puesto en las canasteras y cesteras indígenas. La actividad giraba alrededor del Museo Peabody de Arqueología y Etnología de Harvard. Las cestas de la foto me resultan especialmente atractivas por su diseño y color. Son obra de Clara Darden (1829 o 1830-1910) y están hechas de caña de río. Son las últimas que produjo y su tradición se perdió (los diseños de Darden eran particulares y respondían a símbolos ancestrales). Nacida en el sur de Luisiana, en los pantanales al oeste de Nueva Orleans, el padre de Clara Darden fue el último jefe de la tribu Chitimacha. Su nombre proviene del choctaw chuti masha “cogen recipientes”. En su territorio se fundó la ciudad de Nueva Orleans (y fueron desplazados). Cuando Darden falleció en 1910 el censo indicaba que solo quedaban 69. Hoy en día son unos 1.100.

Clara Darden

Me ha llamado mucho la atención una legislación del año 1990: The Native American Graves Protection and Repatriation Act (NAGPRA). Una digamos que especie de Ley de Memoria Histórica. Describía los derechos de los descendientes de los nativos norteamericanos, tanto de las tribus indias como de los nativos hawaianos. Hacía hincapié en el cuidado, repatriación y disposición de restos humanos, objetos funerarios y sagrados, así como de todo aquello susceptible de ser considerado parte del patrimonio cultural. Uno de los grandes objetivos de esta ley era obligar a realizar un inventario a las agencias federales y museos que recibían fondos del gobierno. Estas agencias y museos debían poner a disposición de las organizaciones de Indian Tribes y Native Hawaiian el documento con la relación de restos y patrimonio en su poder. Se trataba de llegar a un acuerdo para el destino final de lo inventariado, una vez hallados los descendientes legítimos y/o establecidos los vínculos culturales. El otro gran objetivo era proteger los cementerios indios (lugares sagrados). Bill Clinton era entonces el presidente de EEUU.

Y en estas estaba cuando nos enseñaron una historia maravillosa: la del tótem de ida y vuelta. En el video que cierra este post encontrarán la historia completa (subtítulos disponibles solo en inglés).

El relato resumido arranca con la expedición Harriman en 1899 cuando llega al Cabo Fox, en la coste sureste de Alaska. Edward Harriman era un magnate del ferrocarril que se rodeó de científicos, artistas, fotógrafos, escritores y naturalistas para explorar las costas de Alaska, mientras él se dedicaría a cazar osos. Encargó a Clinton Hart Merriam, futuro cofundador de la sociedad National Geographic, que seleccionase a los miembros del grupo. En las inmediaciones del cabo descubren un pueblo indio  abandonado, Gaash. Pertenecía a la tribu Tlingit. Pero el conjunto de sus tótems y objetos funerarios y otros artefactos permanecía en el poblado. Se lo llevaron casi todo por las razones que fuera. Una de ellas fue para preservar el legado de una población que creyeron desaparecida. Los objetos fueron a parar a manos de coleccionistas privados (como las de algunos miembros de la expedición) y museos. El tótem principal llegó al Museo Peabody de Harvard en 1900.

Resulta que el pueblo solo estaba abandonado temporalmente. Sus habitantes lo habían abandonado por una infección de viruela. Estuvo cinco años vacío. Cuando regresaron se encontraron que sus objetos sagrados y funerarios habían desaparecido. La desolación y congoja que sufrieron es fácil de imaginar. Estaban desnudos de sus creencias y tradiciones más intimas. Y no tenían ni idea de lo que había sucedido.

Cuando la NAGPRA entró en vigor (1990), 91 años después de la expedición, los descendientes de aquel pueblo abandonado pudieron iniciar sus pesquisas. Y lograron encontrar gran parte de las piezas desaparecidas. Varios de los herederos de los expedicionarios devolvieron lo que estaba en su posesión. Entre las personas que restauraron lo obtenido se encontraba la bisnieta de Harriman. A Harvard le reclamaron el tótem el invierno del 2000, un siglo después de tenerlo. Tras el consabido proceso de verificación cumplieron y sufragaron los gastos de envío que se produjo el verano del 2001. Hubo una ceremonia para celebrar el regreso del ansiado tótem. En agradecimiento los Tlingit regalaron a Harvard un cedro. El Museo Peabody encargó al maestro tallador de los Tlingit un nuevo tótem, replica del original. Es el que actualmente se encuentra expuesto.

El video recoge parte de esto. Muy recomendable su visionado. No llega a los siete minutos.

 

 

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo CDI, Cultura, Política, Recomendaciones, Religión

Cabalgata de Reyes Florencia 2020

El día de Reyes, tras la misa de Epifanía en la Catedral de Florencia, tiene su colofón con la Cabalgata de Reyes. Este desfile, que data del Quattrocento, tiene una historia de lo más curiosa. En 1417 una congregación laica formada por humanistas e intelectuales apoyados por Cosimo de Médici, fundador de la dinastía, organiza la primera cabalgata. Los componentes de la confraternidad, conocidos como Compañía de los Santos Reyes Magos o La estrella (La stella), eran admiradores de los tres sabios. Tenían su sede en el convento de San Marco por concesión de Cosimo de Médici. Inicialmente esta Fiesta de los Magos se celebraba cada tres años. En 1494 la expulsión de los Médici de Florencia supuso la desaparición de La stella, por mandato del nuevo gobernante, pero no de la cabalgata.

En la Florencia de hoy se recuperó hace años el estilo renacentista de los primeros desfiles. Se recrean los trajes de la época y los Reyes llegan a caballo.

El recorrido de ayer se inició a las 14:00 en la Plaza Pitti, para terminar sobre las 14:30 en el belén viviente, situado en las afueras de la Catedral de Florencia (en un lateral al lado de la entrada principal).

Belén viviente

Los poderosos se alternan con la plebe. Las arqueras con los soldados con armadura. Las niñas y niños con adolescentes y adultos. Abanderados con músicos.

Niña y arqueras

Bandera

P.D.: Las fotos son mías, salvo la primera de las dos de los Magos a caballo.

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, General, Religión

Epifanía en Florencia

Hace dos años descubrimos la importancia de la Epifanía, el Día de Reyes, en Italia y más concretamente en Florencia. Y hemos vuelto. La cita con el excelso Coro de la Catedral era cita obligada. De hecho, era la razón principal del viaje.

No solo el coro, el organista era de primera y el aroma a incienso que impregnaba la Catedral creaba una atmosfera especial.

El compositor más interpretado en la misa fue Mozart. Al igual que hace dos años se me volvieron a saltar las lágrimas. ¡Un Stendhalazo en toda regla! Fui felice en la gloria.



Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Música, Recomendaciones, Religión

La iglesia de San Francisco Xavier de Nueva York

Empieza a ser una tradición familiar celebrar la Nochebuena en Nueva York en un japonés, con nuestra amiga Lisa Kramer. Al acabar la cena surgió la inevitable pregunta del ¿qué hacemos? Lisa se excusó diciendo que iba a misa, a la iglesia de su barrio. Pregunté si cantaban. “Claro” me contestó. La Mundana y yo respondimos al unísono “¡Vamos!”. Nuestro hijo se excusó. Así que, en este sorprendente giro de acontecimientos, una judía, una agnóstica y un ateo nos encaminamos a la iglesia de San Francisco Xavier.

The Church of St. Francis Xavier, en la calle 16 entre la Quinta y la Sexta Avenida, es un edificio neobarroco de finales del XIX. Es la segunda edificación. La primera ubicación, en la misma manzana, estaba a escasos metros de la actual.

El coro, los músicos y el órgano sencillamente magníficos. Y el repertorio se podría calificar de ecuménico porque incluía obras de luteranos como Bach.

La labor de esta congregación jesuita está enfocado al barrio. Y se notaba en los ahí reunidos y en sus tareas sociales. En la foto del encabezado pueden observar algunos de los grupos de fieles que participan. El lema para la recaudación de fondo de estas Navidades ha sido “Justicia y Caridad“.

PD.: Espero que sepan agradecer que no me haya extendido sobre la figura del santo, el misionero navarro que ayudó a San Ignacio de Loyola fundar la Compañía de Jesús.

Comentarios desactivados en La iglesia de San Francisco Xavier de Nueva York

Archivado bajo CDI, Cultura, Religión

El Vaticano ha tardado 63 años en admitir la pederastia de Maciel

Maciel JP II AP El País

Nunca es tarde si la dicha es bueno, pero 63 años en admitir la pederastia de Marcial Maciel, el fundador de Los Legionarios de Cristo, suena a demasiado tiempo. Algo conocido pero que sus seguidores negaban y/o ocultaban amparados por el silencio Vaticano. Maciel fue apoyado por el nefasto Pío XII y muy posteriormente por Juan Pablo II.

De los 175 menores reconocidos como víctimas 60 (casi un tercio) lo fueron de Maciel, quien iba para ¡santo!

El País escribe:

[…] Los Legionarios de Cristo renacen de sus cenizas, con una nueva estructura, después de 12 años de expiación y diez desde la muerte de su fundador, el sacerdote Marcial Maciel, amigo de varios papas y el mayor depredador sexual en la historia reciente de la Iglesia. Presentado durante años por Juan Pablo II como apóstol de la juventud y mimado por incontables obispos y cardenales, muchos de ellos españoles, Benedicto XVI le conminó en 2006, meses después de la muerte del Pontífice polaco, a retirarse a México el resto de su vida, dedicado “a la penitencia y la oración”. Murió sin pedir perdón dos años más tarde, cuando una comisión de investigación ya había desvelado sin ningún género de dudas sus actividades delictivas y una vida de crápula tolerada por el Vaticano. […]

El País no profundiza en las conexiones de Los Legionarios con el PP. En los principios de este blog escribí sobre Maciel (si pinchan la etiqueta con su nombre podrán comprobarlo). En el post Gobernantes y la Universidad Francisco de Vitoria de 2008 incidía en este aspecto. Jesús Rodriguez escribió un libro publicado en 2011 “La confesión. Las extrañas andanzas de Marcial Macial y otros misterios de la Legión de Cristo“. El entonces periodista de El País relataba las conexiones del ascenso de la organización al amparo de los gobiernos de Aznar y del partido que presidía. Su texto, como es lógico, era más profundo y detallado que el mío, pero en los nombres claves había coincidencia total.

¿Por qué ha tardado tanto el Vaticano en hacer públicas sus investigaciones? ¿Los miembros del PP que apoyaron a Maciel y su congregación tendrán algo que decir? ¿O harán como han hecho siempre? Se han quedado sin excusas…

Deja un comentario

Archivado bajo Política, Religión

Lilith, la primera feminista de la historia

Lilith

Lilith fue la primera feminista de la historia. La primera de la que tenemos constancia. Aunque su mundo, su vida, pertenezca al terreno de la religión y la mitología. En los albores de la humanidad civilizada, durante la revolución del Neolítico (caracterizada por la aparición y desarrollo de la agricultura y el pastoreo de animales, además de la creación de los primeros poblados y asentamientos sedentarios), lo inexplicable, lo misterioso, siempre se solucionaba vía la religión. Surgieron las primeras divinidades. Y se desarrolló el politeísmo. Posteriormente llegarían  la escritura y las culturas. Estos hitos –en nuestra zona de influencia– transcurrieron principalmente en Canaán y Mesopotamia, la tierra entre los ríos Tigris y Eufrates, que se corresponden al actual Irak y al norte y este de Siria; su historia, la de Mesopotamia, está dividida en cinco épocas: Periodo Sumerio, Imperio Acadio, Imperio Babilónico, Imperio Asirio e Imperio Neobabilónico.

La Tierra de Canaán estaba situada situada entre el Mediterráneo y el río Jordán. Abarcaba parte de la franja sirio-fenicia conocida. En la actualidad se corresponde con Israel, la Franja de Gaza, Cisjordania, la zona occidental de Jordania y partes de Siria y Líbano. Canaán era el nombre del hijo de Cam y nieto de Noé. La zona se remonta a las fases neolíticas más tempranas. La primera invasión semita fue sobre el 3000 a.C. Los asentamientos más conocidos fueron y son los de Jericó, Jerusalén, Tiro, Sidón, Damasco o Gaza. Canaán destacó por su cultura escrita y su literatura. El gran hallazgo fue el alfabeto y desde ahí surgirían el alfabeto griego y el abecedario latino. La Biblia identifica a Canaán con el Líbano. Durante el dominio persa, el nombre de cananeo pasó a designar al “fenicio de Tiro”, como sinónimo de negociante o mercader.

Los primeros monoteístas fueron los judíos. Las tribus hebreas recién liberadas de Egipto, iniciaron la conquista de Canaán, su Tierra Prometida, hacia 1400 a. C. Un proceso lento, que duró decenios. Jacob y sus descendientes (israelitas=judíos y samaritanos) se caracterizarían por luchar contra aquellos ídolos y por lo tanto adorar al dios único Yahvé. A pesar de ello incorporaron a sus creencias tradiciones y leyendas populares de otros. Aunque entre los hebreos decir “raza de Canaán” era un insulto.

Establecidas estas premisas volvamos a Lilith, nuestra heroína. Lilith fue la primera pareja de Adán. Sí, antes de Eva. Adán y Lilith fueron creadas por Yahvé del polvo, moldeados por sus propias manos divinas. Una interpretación rabínica de Génesis 1, 27 recuerda el texto que dice: “Creó, pues, Dios al hombre a su imagen; a imagen de Dios lo creó; varón y mujer los creó”.

Lilith abandonó a Adán y se fue del Jardín del Edén. Reclamó su igualdad al haber sido creada igual. Se negó a obedecer a Adán y a ser relegada a las tareas domesticas. La leyenda lleva la disputa también al terreno sexual: ella rechazó yacer debajo del varón. “¿Por qué he de acostarme debajo de ti? Yo también fui hecha con polvo, y por lo tanto soy tu igual”. Pronunció el nombre mágico del dios YHV (en esos tiempos no había vocales), se elevó y se fue volando. Llegó a las orillas del mar Rojo, hogar entonces de muchos demonios. Allí se entregó a la lujuria con éstos. Como demonio cuando se une a los hombres lo hace como una súcubo. A partir de ahí surgen historias y relatos de lo más tenebrosos. Aquí encontramos el principio de otra constante a lo largo de los siglos: las mujeres independientes, fuertes, son consideradas o representadas como brujas o diablesas. El estigma nació con Lilith, la primera feminista.

El origen de Lilith, leyenda del folclore judío, parece ser mesopotámico. Es fácil de entender que los judíos exiliados en Babilonia llevaran de vuelta a su tierra esta creencia. En la Biblia la única cita expresa a Lilith por su nombre la encontramos en Isaías 34:14. En el conflicto entre hebreos y cananeos Lilith hizo acto de presencia, esta vez fue propagandístico. La leyenda sobre su vida licenciosa fue asimilada a la de las mujeres de Canaán. Mucho más libres y liberadas que las hebreas. Algo que no gustaba nada a los rabinos y al heteropatriarcado judío de esos días. (Yahvé también se las traía). El carácter comercial de los cananeos (fenicios) les otorgaba un espíritu más abierto y tolerante. Ben Sira en el 180 a.C. escribió sobre ella. Siglos después Goethe recogió la leyenda de Lilith en su “Fausto” (al final de la primera parte en el cap. 21 “La noche de Walpurgis” durante el dialogo entre Fausto y Mefistófeles).

La posterior creación de Eva, de la costilla de Adán, responde a un patrón de obediencia y sumisión. Su curiosidad y afán de conocimiento (dos de los principios fundamentales de la Ciencia, enemiga ancestral de la religión) provoca la expulsión del Paraíso. Sin miedo a equivocarme, me atrevo a afirmar que la misoginia era obvia. Tanto en la historia de Lilith como en la de Eva.

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, General, Política, Religión

Primero fueron a por Darwin y luego a por Duchesne, Ehrlich, Fleming, Lady Montagu, Jenner y Pasteur

AHM PF

La Internacional Idiota e Ignorante (la Triple I) empezó cuestionando la teoría de la evolución de las especies de Darwin. Los denominados Creacionistas han conseguido sacar a Darwin de las escuelas en muchos lugares de EEUU. Esto, siendo una barbaridad, no implica un problema de salud pública. En cambio sí lo es negar antibióticos, vacunas y procesos de pasteurización. A tomar vientos la labor e investigación de Ernest Duchesne, Paul Ehrlich, Alexander Fleming, Lady Mary Wortley Montagu, Edward Jenner, Louis Pasteur (este por partida doble: vacunas y pasteurización). Todos pioneros en el descubrimiento de antibióticos como la penicilina y de vacunas que nos han permitido erradicar prácticamente ciertas enfermedades. Ahora alguna están en proceso de “resurrección” por obra y gracia de estos neandertales que atentan contra principios básicos de la medicina y la ciencia. Y que juegan no solo con su propia salud sino también con la de los demás, al propagar enfermedades (además de originar gastos sanitarios en el sistema de salud y distraer la atención del personal sanitario en los centros médicos públicos).

Si el creacionismo responde a una derecha ultrareligiosa el movimiento antivacunas ha arraigado entre seguidores de la izquierda extrema. Hasta tal punto que Podemos tiene una eurodiputada (gallega) que responde a este aberrante perfil. La última salvajada de recomendar la ingesta de leche cruda, y que muy posiblemente responda al perfil descrito de la peña antivacunas, es otra ocurrencia que afecta a la salud.

Queda muy romántico recordar cuando se consumía leche tomada directamente de las vacas, ovejas o cabras. Pero estos talibanes de la leche cruda olvidan un dato fundamental: nuestros abuelos la hervían, incluso nuestras madres (recuerdo, al llegar a Madrid en septiembre de 1960, que al lado de nuestro piso había una vaquería, con dos vacas, donde comprábamos la leche –fresca, decían). No he escuchado ni leído a ningún defensor de la leche cruda mencionar la obligación de hervir la leche.

¡Sencillamente penoso aparte de muy peligroso!

3 comentarios

Archivado bajo General, Política, Religión

Huellas españolas en Buenos Aires

La huella española en Buenos Aires se resume en una librería y una iglesia jesuita, la de San Ignacio de Loyola. Dos símbolos, emplazados uno enfrente del otro: la primera librería de la ciudad y la iglesia más antigua.

El domingo pasado camino de SanTelmo pasamos por delante. Y atraídos por el coro y el sonido del órgano entramos a la iglesia (la librería estaba cerrada). Llegamos al final de la misa del Domingo de Ramos.

3 comentarios

Archivado bajo Cultura, General, Política, Religión

Bendecidos por el cardenal de Florencia

Esta mañana tras la visita temprana para ver el David de Miguel Ángel nos encaminamos a la Catedral de Florencia, Santa María del Fiore (en la Piazza del Duomo). Una carabinieri había aconsejado a La Mundana que si solo queríamos ver el interior y la bóveda mejor que entráramos por la puerta lateral, para asistir a la misa. Evitábamos hacer dos colas: en taquilla y para entrar. Y eso hicimos. Llegamos justo para el inicio del oficio de las 10:30. Decirles que la Epifanía es especialmente importante en Florencia. Como pudimos comprobar in situ.

De entrada, una grata sorpresa. Un pedazo de coro, con una soberbia combinación de voces adultas e infantiles. El momento cumbre fue cuando entró el órgano. Sobrecogedor. Se me saltaron las lagrimas de emoción. A La Mundana también. Era la segunda vez que nos pasaba en Florencia. La primera fue ayer con Botticelli, viendo La Anunciación de Cestello en la Galería de los Ufizzi. Lo cual nos dejó ya tocados para El nacimiento de Venus y La primavera. Fueron  el remate de nuestro llamado síndrome de Stendhal de Florencia (porque le sucedió al autor en la capital toscana, en la Basílica de Santa Cruz). Ya nos había sucedido con las Cariátides en el Museo de la Acrópolis de Atenas, a finales del verano pasado.

La majestuosidad del órgano, un Mascioni, no podía dejarte indiferente. Posteriormente averigüé que está recién restaurado y se “presentó” el pasado ocho de diciembre en un concierto con obras de Mozart, Gigout, Liszt y Poulenc.

Comentábamos que si esto nos pasaba a nosotros cómo debía ser en la antigüedad, con la única iluminación de las velas, la majestuosidad del templo (de los templos), la imponente música, etc. Con decirles que poco más y comulgo. Igual es una exageración pero…

El repertorio de la misa hizo un recorrido por los grandes hits del catolicismo: el Aleluya (La Mundana rodó un fragmento), el Kyrie Eleison, el Gloria, etc.  En una parte del oficio el Cardenal Giuseppe Betori avanzó entre los bancos de los ahí congregados  y nos bendijo con su hisopo. Resultaba chocante verle rodeado de un par de guardaespaldas. Pero es que en 2011, siendo arzobispo, fue objeto de un presunto intento de asesinato (su secretario resultó herido).

Fuera del recinto, a la entrada de la fachada se encontraba un belen viviente que sería protagonista de la cabalgata renacentista que recorrería la ciudad, de 14:00 a 15:00, y que terminaría con los tres reyes adorando a Gesù bambino.

 

 

 

3 comentarios

Archivado bajo Arte, Cultura, General, Religión