Archivo de la categoría: Religión

Lilith, la primera feminista de la historia

Lilith

Lilith fue la primera feminista de la historia. La primera de la que tenemos constancia. Aunque su mundo, su vida, pertenezca al terreno de la religión y la mitología. En los albores de la humanidad civilizada, durante la revolución del Neolítico (caracterizada por la aparición y desarrollo de la agricultura y el pastoreo de animales, además de la creación de los primeros poblados y asentamientos sedentarios), lo inexplicable, lo misterioso, siempre se solucionaba vía la religión. Surgieron las primeras divinidades. Y se desarrolló el politeísmo. Posteriormente llegarían  la escritura y las culturas. Estos hitos –en nuestra zona de influencia– transcurrieron principalmente en Canaán y Mesopotamia (la tierra entre los ríos Tigris y Eufrates, que se corresponden al actual Irak y al norte y este de Siria; su historia está dividida en cinco épocas: Periodo Sumerio, Imperio Acadio, Imperio Babilónico, Imperio Asirio e Imperio Neobabilónico).

La Tierra de Canaán estaba situada situada entre el Mediterráneo y el río Jordán. Abarcaba parte de la franja sirio-fenicia conocida. En la actualidad se corresponde con Israel, la Franja de Gaza, Cisjordania, la zona occidental de Jordania y partes de Siria y Líbano. Canaán era el nombre del hijo de Cam y nieto de Noé. La zona se remonta a las fases neolíticas más tempranas. La primera invasión semita fue sobre el 3000 a.C. Los asentamientos más conocidos fueron y son los de Jericó, Jerusalén, Tiro, Sidón, Damasco o Gaza. Canaán destacó por su cultura escrita y su literatura. El gran hallazgo fue el alfabeto y desde ahí surgirían el alfabeto griego y el abecedario latino. La Biblia identifica a Canaán con el Líbano. Durante el dominio persa, el nombre de cananeo pasó a designar al “fenicio de Tiro”, como sinónimo de negociante o mercader.

Los primeros monoteístas fueron los judíos. Las tribus hebreas recién liberadas de Egipto, iniciaron la conquista de Canaán, su Tierra Prometida, hacia 1400 a. C. Un proceso lento, que duró decenios. Jacob y sus descendientes (israelitas=judíos y samaritanos) se caracterizarían por luchar contra aquellos ídolos y por lo tanto adorar al dios único Yahvé. A pesar de ello incorporaron a sus creencias tradiciones y leyendas populares de otros. Aunque entre los hebreos decir “raza de Canaán” era un insulto.

Establecidas estas premisas volvamos a Lilith, nuestra heroína. Lilith fue la primera pareja de Adán. Sí, antes de Eva. Adán y Lilith fueron creadas por Yahvé del polvo, moldeados por sus propias manos divinas. Una interpretación rabínica de Génesis 1, 27 recuerda el texto que dice: “Creó, pues, Dios al hombre a su imagen; a imagen de Dios lo creó; varón y mujer los creó”.

Lilith abandonó a Adán y se fue del Jardín del Edén. Reclamó su igualdad al haber sido creada igual. Se negó a obedecer a Adán y a ser relegada a las tareas domesticas. La leyenda lleva la disputa también al terreno sexual: ella rechazó yacer debajo del varón. “¿Por qué he de acostarme debajo de ti? Yo también fui hecha con polvo, y por lo tanto soy tu igual”. Pronunció el nombre mágico del dios YHV (en esos tiempos no había vocales), se elevó y se fue volando. Llegó a a las orillas del mar Rojo, hogar entonces de muchos demonios. Allí se entregó a la lujuria con éstos. Como demonio cuando se une a los hombres lo hace como una súcubo. A partir de ahí surgen historias y relatos de lo más tenebrosos. Aquí encontramos el principio de otra constante a lo largo de los siglos: las mujeres independientes, fuertes, son consideradas o representadas como brujas o diablesas. El estigma nació con Lilith, la primera feminista.

El origen de Lilith, leyenda del folclore judío, parece ser mesopotámico. Es fácil de entender que los judíos exiliados en Babilonia llevaran de vuelta a su tierra esta creencia. En la Biblia la única cita expresa a Lilith por su nombre la encontramos en Isaías 34:14. En el conflicto entre hebreos y cananeos Lilith hizo acto de presencia, esta vez fue propagandístico. La leyenda sobre su vida licenciosa fue asimilada a la de las mujeres de Canaán. Mucho más libres y liberadas que las hebreas. Algo que no gustaba nada a los rabinos y al heteropatriarcado judío de esos días. (Yahvé también se las traía). El carácter comercial de los cananeos (fenicios) les otorgaba un espíritu más abierto y tolerante. Ben Sira en el 180 a.C. escribió sobre ella. Siglos después Goethe recogió la leyenda de Lilith en su “Fausto” (al final de la primera parte en el cap. 21 “La noche de Walpurgis” durante el dialogo entre Fausto y Mefistófeles).

La posterior creación de Eva, de la costilla de Adán, responde a un patrón de obediencia y sumisión. Su curiosidad y afán de conocimiento (dos de los principios fundamentales de la Ciencia, enemiga ancestral de la religión) provoca la expulsión del Paraíso. Sin miedo a equivocarme, me atrevo a afirmar que la misoginia era obvia. Tanto en la historia de Lilith como en la de Eva.

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, General, Política, Religión

Primero fueron a por Darwin y luego a por Duchesne, Ehrlich, Fleming, Lady Montagu, Jenner y Pasteur

AHM PF

La Internacional Idiota e Ignorante (la Triple I) empezó cuestionando la teoría de la evolución de las especies de Darwin. Los denominados Creacionistas han conseguido sacar a Darwin de las escuelas en muchos lugares de EEUU. Esto, siendo una barbaridad, no implica un problema de salud pública. En cambio sí lo es negar antibióticos, vacunas y procesos de pasteurización. A tomar vientos la labor e investigación de Ernest Duchesne, Paul Ehrlich, Alexander Fleming, Lady Mary Wortley Montagu, Edward Jenner, Louis Pasteur (este por partida doble: vacunas y pasteurización). Todos pioneros en el descubrimiento de antibióticos como la penicilina y de vacunas que nos han permitido erradicar prácticamente ciertas enfermedades. Ahora alguna están en proceso de “resurrección” por obra y gracia de estos neandertales que atentan contra principios básicos de la medicina y la ciencia. Y que juegan no solo con su propia salud sino también con la de los demás, al propagar enfermedades (además de originar gastos sanitarios en el sistema de salud y distraer la atención del personal sanitario en los centros médicos públicos).

Si el creacionismo responde a una derecha ultrareligiosa el movimiento antivacunas ha arraigado entre seguidores de la izquierda extrema. Hasta tal punto que Podemos tiene una eurodiputada (gallega) que responde a este aberrante perfil. La última salvajada de recomendar la ingesta de leche cruda, y que muy posiblemente responda al perfil descrito de la peña antivacunas, es otra ocurrencia que afecta a la salud.

Queda muy romántico recordar cuando se consumía leche tomada directamente de las vacas, ovejas o cabras. Pero estos talibanes de la leche cruda olvidan un dato fundamental: nuestros abuelos la hervían, incluso nuestras madres (recuerdo, al llegar a Madrid en septiembre de 1960, que al lado de nuestro piso había una vaquería, con dos vacas, donde comprábamos la leche –fresca, decían). No he escuchado ni leído a ningún defensor de la leche cruda mencionar la obligación de hervir la leche.

¡Sencillamente penoso aparte de muy peligroso!

3 comentarios

Archivado bajo General, Política, Religión

Huellas españolas en Buenos Aires

La huella española en Buenos Aires se resume en una librería y una iglesia jesuita, la de San Ignacio de Loyola. Dos símbolos, emplazados uno enfrente del otro: la primera librería de la ciudad y la iglesia más antigua.

El domingo pasado camino de SanTelmo pasamos por delante. Y atraídos por el coro y el sonido del órgano entramos a la iglesia (la librería estaba cerrada). Llegamos al final de la misa del Domingo de Ramos.

3 comentarios

Archivado bajo Cultura, General, Política, Religión

Bendecidos por el cardenal de Florencia

Esta mañana tras la visita temprana para ver el David de Miguel Ángel nos encaminamos a la Catedral de Florencia, Santa María del Fiore (en la Piazza del Duomo). Una carabinieri había aconsejado a La Mundana que si solo queríamos ver el interior y la bóveda mejor que entráramos por la puerta lateral, para asistir a la misa. Evitábamos hacer dos colas: en taquilla y para entrar. Y eso hicimos. Llegamos justo para el inicio del oficio de las 10:30. Decirles que la Epifanía es especialmente importante en Florencia. Como pudimos comprobar in situ.

De entrada, una grata sorpresa. Un pedazo de coro, con una soberbia combinación de voces adultas e infantiles. El momento cumbre fue cuando entró el órgano. Sobrecogedor. Se me saltaron las lagrimas de emoción. A La Mundana también. Era la segunda vez que nos pasaba en Florencia. La primera fue ayer con Botticelli, viendo La Anunciación de Cestello en la Galería de los Ufizzi. Lo cual nos dejó ya tocados para El nacimiento de Venus y La primavera. Fueron  el remate de nuestro llamado síndrome de Stendhal de Florencia (porque le sucedió al autor en la capital toscana, en la Basílica de Santa Cruz). Ya nos había sucedido con las Cariátides en el Museo de la Acrópolis de Atenas, a finales del verano pasado.

La majestuosidad del órgano, un Mascioni, no podía dejarte indiferente. Posteriormente averigüé que está recién restaurado y se “presentó” el pasado ocho de diciembre en un concierto con obras de Mozart, Gigout, Liszt y Poulenc.

Comentábamos que si esto nos pasaba a nosotros cómo debía ser en la antigüedad, con la única iluminación de las velas, la majestuosidad del templo (de los templos), la imponente música, etc. Con decirles que poco más y comulgo. Igual es una exageración pero…

El repertorio de la misa hizo un recorrido por los grandes hits del catolicismo: el Aleluya (La Mundana rodó un fragmento), el Kyrie Eleison, el Gloria, etc.  En una parte del oficio el Cardenal Giuseppe Betori avanzó entre los bancos de los ahí congregados  y nos bendijo con su hisopo. Resultaba chocante verle rodeado de un par de guardaespaldas. Pero es que en 2011, siendo arzobispo, fue objeto de un presunto intento de asesinato (su secretario resultó herido).

Fuera del recinto, a la entrada de la fachada se encontraba un belen viviente que sería protagonista de la cabalgata renacentista que recorrería la ciudad, de 14:00 a 15:00, y que terminaría con los tres reyes adorando a Gesù bambino.

 

 

 

3 comentarios

Archivado bajo Arte, Cultura, General, Religión

Atenas, el paso del tiempo: iglesia

Aire acondicionado

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, General, Religión

Emiliano Fittipaldi presenta Lujuria

portada lujuria

Emiliano Fittipaldi ha estado en Madrid presentando su nuevo libro Lujuria. Tras Avaricia, el best seller que destapó los escándalos financieros de la Santa Sede y por el que el periodista napolitano fue procesado (y absuelto) por el Vaticano, Fittipaldi centra ahora su investigación sobre los abusos sexuales a menores. Y su encubrimiento por la cúpula eclesiástica a pesar de las palabras del papa Francisco. “Benedicto hizo poco, pero Francisco no ha hecho nada contra la pederastia” recalcó ayer por la tarde en la doble presentación (para medios primero y público después) celebrada en la parroquia San Carlos Borromeo.

Con Fitipaldi

Foto de Jesús Espino

Hace tiempo que estudio nuevos documentos confidenciales, escuchas telefónicas de la fiscalía italiana y de las fiscalías extranjeras y los informes de comisiones internacionales. He conocido a sacerdotes y monseñores que me aseguran que, además de los delitos financieros, siguen cometiéndose otros tantos sexuales. […] Que los abusos de menores no se han erradicado, sino que en los tres primeros años de pontificado de Bergoglio han sido presentadas ante la Congregación para la Doctrina de la Fe 1.200 denuncias de abusos “verosímiles” a niños y niñas de medio mundo. Al parecer, no solamente no se ha castigado a los encubridores, sino que muchos de ellos han sido ascendidos.” Así comienza la nueva y explosiva investigación de Emiliano Fittipaldi. De Australia a México, de España a Chile, de Como a Sicilia, cada año hay centenares de denuncias de delitos y comportamientos inaceptables por parte del clero. Entre quienes, con palabras o con hechos, lo han ocultado hay cardenales –como tres de los componentes del grupo de poder vaticano, George Pell, Óscar Rodríguez Maradiaga y Francisco Errázuriz–, prelados importantes –como Carlo Maria Viganò, Tarcisio Bertone o Timothy Dolan–. Algunos forman parte de la lista de sospechosos habituales y ya aparecían en Avaricia.  También hay muchos obispos, con la ayuda de la guía vaticana y de la CEI, que aún hoy no preven una denuncia obligatoria ante los casos de violencia sexual de sus sacerdotes.

Jesús Ruiz Mantilla publicaba una excelente entrevista en El País (acompañada de una magnifica fotografía de mi ex vecino Jordi Socías). Recomiendo su lectura

Les dejo con un par de fotos de ayer (una es mía y la otra es de Jesús Espino). La mesa de la presentación de cara al público estaba formada por Javier Baeza (el párroco), el traductor, Fittipaldi, Espino (de Foca/Akal) y el autor del prólogo de la edición española Juan José Tamayo (teólogo y profesor de la Carlos III).

Fiti todos

Fiti solo

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Libros, Religión

Presentación de Bikinis, Fútbol y Rock & Roll

Alea jacta est: mañana día 10 de mayo es la presentación de mi libro Bikinis, Fútbol y Rock & Roll. A las 12:00 en el Forum del FNAC de Callao. Me acompañarán Jesús Espino, el editor (su labor ha sido decisiva), y El Gran Wyoming, autor del magnífico prólogo “Dadme un ombligo y moveré el mundo“.

Estoy de los nervios. Para qué nos vamos a engañar. ¿Vendrá gente? ¿Habrá medios? ¿Estaremos solos? Me aterroriza esta última posibilidad.

¿O soy hombre de poca fe y se montará un tumulto desbordando la capacidad del recinto? Ojalá!!! A pesar de las dificultades e incomodidades que esto pueda suponer. El poder de convocatoria del Wyoming más el de Raquel Welch es una combinación explosiva.

De todas formas puede suceder cualquier cosa. Sinceramente no veo termino medio: o todo o nada. Les contaré… pero esto ya lo saben.

4 comentarios

Archivado bajo Cultura, Fútbol, Libros, Música, Política, Religión