Los ganaderos de Lorca como los del salvaje Oeste

Los ganaderos de Lorca son como los del salvaje Oeste estadounidense. Con una diferencia, aquellos iban armados. Los aficionados al cine recordarán que en los western los malos eran habitualmente los indios (a quienes expropiaron sus tierras) y los ganaderos. Estos imponían su ley por encima de la ley. Y contrataban matones y pistoleros para hacer su voluntad.

Se distinguía entre colonos y ganadores. Algunos de los colonos aspiraban a ser ganaderos. Hay muchas películas del Oeste con esta temática. Las que ofrecieron puntos de vista alternativos lo hicieron para reivindicar los derechos de las tribus nativas o desmitificar a delincuentes y racistas como Jesse James, pero ninguna alteró el rol del ganadero. No todos los ganaderos eran los malos de las películas. Mas los buenos, a su pesar, siempre acababan enfrentados a los malos.

De todas las películas del género quizás la que más se adapta a la situación vivida en Lorca sea la obra maestra de John Ford «El hombre que mató a Liberty Valance«. Valance (Lee Marvin), al servicio del ganadero que pretendía que el territorio no se integrase a uno de los Estados de la Unión para seguir operando al margen de las leyes federales, era el cabecilla de los matones que aterrorizaban al pueblo. Manipulaban las elecciones, o intentaban hacerlo, irrumpiendo en el pleno municipal. James Stewart, en su clásico rol de abogado bueno, intenta hacerles frente. John Wayne, que va por libre como es habitual, le ayuda a pesar de que le quite la chica.

Las imágenes de Lorca también me recordaron el asalto al Capitolio de enero del año pasado. En aquella ocasión la turba estuvo alentada por los discursos incendiarios de Trump y su equipo. Los seguidores de Trump entraron en el Congreso de EEUU buscando linchar a varios políticos y sobre todo a Pence, el vicepresidente de Trump a quien consideraban un traidor. Los ganaderos irrumpieron en el pleno del ayuntamiento de Lorca gritando «Os vamos a matar, gandules». Es muy obvia la equivalencia entre las palabras de Trump y las del PP y Vox respecto a los bulos de la ganadería y las macrogranjas. Hasta donde yo sé ninguno de los dos partidos han condenado el atentado contra la democracia sufrido en Lorca. ¿Será porque la alcaldía no es de ellos?

La semana pasada escuché a Angélica Rubio, directora de El Plural, lanzar el lema «¡Macrogranjas en La Moraleja!«. Me pareció genial. Y visto lo visto en Lorca y la actitud de PP y Vox creo que es la solución más adecuada al problema.

1 comentario

Archivado bajo Política

Una respuesta a “Los ganaderos de Lorca como los del salvaje Oeste

  1. «¡Macrogranjas en La Moraleja!«. Realmente es una idea genial. Y, efectivamente, visto lo visto «la solución más adecuada al problema». Lo malo es que los efectos de la mierda llegarían a todo Alcobendas. De todos modos alguien deberia proponerlo en la Asamblea de la Comunidad de Madrid. Y a ver que dice la «señora» Ayuso.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s