Un milagro llamado Rafa Nadal

Imagino que a estas horas conocerán que Rafa Nadal ha obrado el milagro de alcanzar la final del Open de Australia, el primer Grand Slam de la temporada. Asumo que también sabrán porqué esto se considera una gesta, un milagro. O un semi milagro si lo prefieren (milagro entero será si gana la final ante Medvedev). No está de más recordar que hace seis meses sufrió una lesión, de esas que se arrastran de por vida. Se partió por la mitad el escafoides de un pie. Y estuvo seis meses alejado de las pistas de tenis. Con serias dudas sobre su continuidad. Algunas voces insinuaron su retirada. Pero la voluntad de Nadal, su tenacidad, supera todas las dificultades.

Cuando todo apuntaba a su regreso pilló el Covid. Otro traspiés. Otro retroceso en su puesta a punto. A poco menos de dos meses del inicio del Open de Australia su participación no estaba asegurada.

Se probó en el torneo de la ATP de Melbourne, previo al Open. Ganó este aperitivo australiano (Paula Badosa se llevó la final femenina). Las buenas sensaciones volvían a aparecer tras siete meses de calvario.

En cuartos necesitó de cinco sets y en semifinales de cuatro. Mañana a partir de las 09:30 de la mañana (hora española) afronta el más difícil todavía: ganar su vigésimo primer Grand Slam, en un torneo que solo ha logrado una vez y ha perdido cuatro finales.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Tenis

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s