La traición de Gabilondo a sus votantes

Gabilondo

La traición de Ángel Gabilondo a sus votantes se resume en una frase: antepuso sus intereses personales a los de sus electores. Y tiene un origen: su pecado original fue no presentarse a la investidura, tras encabezar la lista más votada en las elecciones a la Comunidad de Madrid. Como Inés Arrimadas en Cataluña.

Renunciar al debate de investidura es tirar la toalla y abandonar la arena política sin combatir. Posteriormente no ejercer de líder de la oposición es una dejación de funciones. Comparable a la anterior. Ingenuo de mi nunca entendí ninguno de sus comportamientos. Ni sus ausencias. Ahora lo he visto claro: se trataba de no molestar al PP. No hacer ruido para no tenerlos enfrente.

Su objetivo de ser nombrado Defensor del Pueblo pende de un hilo. El de la negociación del PSOE con el Partido Popular. De ahí el no presentar batalla. Y precisamente por esto, de ser ciertas mis suposiciones, está deslegitimado para ser el nuevo Defensor del Pueblo. O cualquier otro cargo público por designación directa.

Deja un comentario

Archivado bajo Política

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s