Archivo diario: febrero 21, 2021

El Real Madrid tenía que ganar y ganó

Real Madrid

El Real Madrid estaba obligado a ganar en Valladolid. Y más aún teniendo en cuenta la derrota unas horas antes del Atlético de Madrid. Estábamos ante una oportunidad de oro para recortar una distancia, que hace unos días parecía insalvable.

Zidane ante la plaga de bajas presentó una alineación cantada. No hubo lugar para las sorpresas.

Salió el Madrid dominando. Pero a partir del minuto seis hubo un par de minutos tremendos de los locales. Courtois nuevamente fue salvador. Primero, con dos intervenciones en la misma jugada, En la segunda desvió a córner. Al saque de esquina llegó la tercera parada, rechazando un remate sorprendente desde la frontal del área. A partir de este momento aumentó el ritmo de juego de ambos equipos. Se jugaba rápido, buscando la portería rival.

Las ocasiones más claras del Madrid fueron en fuera de juego: un  intento de vaselina de Marco Asensio a las manos del portero y dos goles anulados a Mariano. Acabando la primera mitad Casemiro la tuvo de cabeza pero se le fue alta.

Al descanso se llegó con 0-0. El Madrid presentaba más peligro por la banda izquierda, Mendy y Vinicius, que por la derecha, Lucas Vázquez y Asensio. Estos dos últimos estaban por debajo de su nivel habitual.

La falta de mordiente, o de gol si así lo prefieren, era preocupante en un encuentro que había que ganar sí o sí. En la previa varios mensajes señalaban que la baja de Benzema, nuestro máximo goleador (12 en Liga y 17 en la temporada), se iba a notar. Casemiro llevaba cinco entre Liga y Champions. Mientras que los tres delanteros de ayer sumaban tan solo seis goles. Poco bagaje. Repasaba estos datos en el intermedio y no me invitaban al optimismo.

En el inicio de la segunda mitad Casemiro volvió a fallar de cabeza. En muy buena posición la mandó fuera. La buena noticia era que Lucas Vázquez apareció en ataque. En los primeros siete minutos remató dos veces. Zidane mandaba calentar a tres jugadores (dos canteranos).

Courtois en el 54 salvó un error garrafal de Mendy. El desacertado despeje del lateral fue un pase a Orellana. La volea desde el punto de penalti la rechazó nuestro nuevo santo. Se repetía lo de la primera parte: el Valladolid se vino arriba y el Madrid capeó el temporal como pudo durante un par de minutos.

A la hora de juego Sergio efectuaba un cambio atrevido.

Kroos sacaba una falta lateral desde el costado izquierdo, a unos metros del vértice del área. A la tercera fue la vencida: Casemiro cabeceaba picando abajo y lograba el 0-1 (min. 64). De sus tres ocasiones esta fue la menos clara.

Zidane había retrasado su triple cambio y esperó a que se lanzase la falta. Tras el tanto entraron Hugo Duro, Isco y Arribas por Mariano, Asensio y Vinicius.

Sergio en el 72 realizaba un doble cambio.

El partido no estaba decidido ni mucho menos. Los de Pucela seguían a los suyo. Apretaban, empujaban y buscaban el gol. El cuarto de hora final se presentaba no apto para cardiacos. Disculpen el tópico.

Menos mal que contábamos con Modric. Impecable en el corte, su empuje nos mantuvo vivos y nos lanzaba al ataque. Su final de partido fue de quitarse el sombrero. ¡Estuvo pletórico! Desinfló al rival. Y cuando le superaban (y a Isco y Kroos) se encontraban con Casemiro, situado delante de los centrales (Nacho y Varane, ayer con el brazalete de capitán).

Un doble cambio de Sergio en el 83 agotaba los cinco permitidos.

Los tres minutos de descanso se me hicieron eternos. Aparentemente no había motivos de preocupación. Mas con un resultado corto nunca se sabe. Los 30 segundos finales se jugaron en las inmediaciones de nuestra área.

Hace unas semanas criticaba a la defensa madridista. Y no era la primera vez. Desde entonces hemos encadenado tres partidos de Liga sin encajar un gol. Y con Courtois en estado de gracia. También me he despachado a gusto con Isco. Ayer entendió el partido. Sin hacer nada excepcional, estuvo a la altura de lo que se espera de él. Cumplió con creces.

El Atleti está a tres puntos, con un partido menos. Nosotros ahora debemos concentrarnos en la complicada visita al campo del Atalanta, en octavos de Champions.

1 comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol