Archivo diario: diciembre 10, 2020

La batuta de Modric

La batuta de un inmenso Modric lideró al Real Madrid en un partido de Champions que era una final. Nos jugábamos el futuro a una sola carta, la de la victoria. Todo lo demás era pura especulación. Y ya teníamos bastante con las invenciones periodísticas del biscotto. El 2-0 sobre el Borussia se antoja corto. Aunque suficiente para ser primeros del grupo. Dato importante de cara el sorteo de octavos del próximo lunes. Otro dato es que de los cuatro equipos españoles solo pasa el Madrid como primero de grupo. Los periodistas antimadridistas deberían esconderse (o ser despedidos). ¡Hay que ver lo que hemos escuchado y leído! ¡La campaña que han montado en contra a Zidane ha sido excesiva!

Zidane repitió el once de Sevilla. La banda derecha era un cañón con Lucas Vázquez, de lateral, y Rodrygo, de extremo. Tanto es así que los dos goles llegaron por ahí y nacieron de sus botas. En el 1-0 a una internada de Lucas Vázquez le siguió un gran pase a Benzema. El galo cabeceó de manual. El giro de cuello fue como mandan los canones. Lo mejor: apenas llevábamos nueve minutos de juego. En el 2-0 (min. 31) una banana exquisita de Rodrygo la volvía a cabecear Benzema. Añadan a esto que los mejores momentos de Modric fueron por la derecha. Como sería la cosa que el mister alemán en el descanso dejó a su lateral derecho, Wendt, en la caseta.

¿De qué jugaba Modric? De todo!!! En todas partes. Solo le faltó el gol en esta mitad. Estuvo cerca: primero con un remate, tras una bella jugada entre Rodrygo y Lucas Vázquez, que Sommer, con la punta de los dedos, desvió al poste; luego, poco después, a dos minutos del final, le anularon el gol por fuera de juego (de Varane). El partidazo hasta ese momento de Modric se resume en una sola frase: fue el mejor del campo a pesar de los dos goles de Benzema.

El Madrid jugaba rápido, al primer toque o al segundo. Buscaban el desmarque, triangulaban y combinaban muy bien. Y presionaban la salida de balón del Borussia.

Al descanso la duda era que Madrid seriamos en la reanudación. Una internada de Lucas Vázquez en el arranque de la segunda mitad despejó las dudas. Pero tras una pifia de Sergio Ramos, en un despeje, el equipo se replegó. Modric se tomaba un respiro y lo acusábamos. Reapareció a la hora de juego. Coincidió con una presión suya que terminó con un excelente disparo de Kroos, con una no menos excelente respuesta de Sommer.

En el 72 Benzema estrellaba un remate al larguero tras un paradón de Sommer a cabezazo de Sergio Ramos. Acto seguido entraban Marco Asensio y Arribas (del Castilla) por Rodrygo y Vinicius.

Lucas Vázquez estrelló otro balón al poste en el 78. El gallego está empeñado en dificultarle el regreso a Carvajal. Otro partidazo el suyo desde el lateral derecho. Seguro que Luis Enrique estará tomando buena nota de su estado de forma.

Para los 10 minutos finales el Madrid bajó el ritmo. Ralentizó el juego. Los alemanes perseguían sombras y nosotros tocábamos y tocábamos. En el 87 otro remate de cabeza de Benzema pudo ser el tercero. Sommer estuvo ágil. La agonía alemana se prolongó con los dos minutos de añadido.

Escuché a Zidane, en una entrevista al acabar el encuentro, calificar el partido como espectacular (en la rueda de prensa matizó que espectacular fue la primera parte). Si lo pensamos friamente y atendemos a los datos (nuestra portería a cero, resultado corto a pesar del tanto anulado y los tres palos, las actuaciones estelares de varios jugadores. sobre todo Modric, que el mejor de ellos fue su portero y la brillantez de nuestro juego), es más que probable que el técnico lleve razón. Lo que no admite dudas es que el Real Madrid cuajó un partido muy completo, donde un 3-0 o 4-0 hubiese sido más acorde a lo que vimos en el Alfredo di Stéfano de Valdebebas.

De momento se han superado con nota las dos primeras pruebas de fuego. Ahora queda un tercer match-ball: este próximo sábado frente al Atlético de Madrid, el mejor equipo de la Liga hasta el momento.

P.D.: Benzema igualaba ayer a Roberto Carlos como el futbolista no nacido en España con más partidos jugados del Real Madrid (527).

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol