Falangistas y filofranquistas defienden las libertades que siempre castraron

La caravana de coches del 12 de octubre, convocada por Falange y Vox, fue una manifestación contaminante por la libertad. “Caravana por la libertad” era el lema de la convocatoria. La cual nuevamente tuvo escasa participación, pero abultaba bastante por las dimensiones de los vehículos. Los medios golpistas, como siempre, ocultaron esta información.

Llegados a ciertas edades tiendes a pensar que ya has visto casi todo. Pero llegan falangistas y filofranquistas y te rompen los esquemas. Ahora resulta que se han convertido en defensores de derechos y libertades. Son los mismos que apoyaron un golpe de estado fascista, simpatizaron con la dictadura y ahora la añoran (tanto los franquistas como sus herederos). La viñeta de Manel Fontdevila es muy clarificadora.

Estas actitudes de Falange y Vox también se dan en ciertas familias dentro del PP. Por ejemplo, las vinculados a FAES (generalizando) y al sector madrileño en el poder (concretando). Tenemos un ejemplo reciente de estas actitudes con el episodio de la retirada de la placa de Largo Caballero, ministro y luego presidente del Consejo de Ministros durante la II República, secretario general de UGT, presidente del PSOE, capturado por la Gestapo en la Francia ocupada y enviado a Alemania al campo de concentración nazi de Sachsenhausen (donde hay una placa en su honor). Ahí permaneció durante casi dos años.

No entro a valorar si Largo Caballero fue bueno, malo o regular. Es evidente que sí fue importante. Y reivindico lo que en mi opinión fue su mayor logro: luchar por la implantación en España de la jornada laboral de ocho horas. Primero como líder sindical, apoyando la huelga en Barcelona de la CNT de Salvador Segui y amenazando con llevarla a cabo en todo el país. Finalmente el gobierno del Conde de Romanones en 1919 firmó el decreto que oficializaba las ocho horas diarias de trabajo. Largo Caballero siguió involucrado porque no todos los empresarios cumplieron la ley. Y finalmente Largo Caballero, como ministro de Trabajo, forzó su cumplimiento. E

Todo esto sería ya suficiente para zanjar cualquier discusión al respecto. Esta propuesta de Vox de retirar la placa fue rápidamente aprobada por el alcalde de Madrid, Martínez-Almeida, y sus socios de Ciudadanos. Sin ningún estudio o informe histórico. Queda muy claro que con esta gente no se puede razonar.

Deja un comentario

Archivado bajo Política

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s