Felipe VI ten cuidado con Casado, es gafe

Felipe VI debe andarse con cuidado con Pablo Casado. El líder del PP es gafe. Donde pone el ojo y apoya a alguien brota un desastre o un conflicto. Ahí tienen los ejemplos recientes de la defenestrada Cayetana Álvarez de Toledo, su amigo el senador imputado David Erguido, el frenazo a la escalada de Pablo Montesinos por el ascenso del alcalde de Madrid como portavoz del partido (y una vez perdido el crédito, que dicen que ganó durante la pandemia, le quedan dos telediarios para entrar en barrena), el fracaso electoral en el País Vasco de Carlos Iturgaiz, una apuesta personal de Casado, y finalmente nuestra IDA, otra apuesta personal de Casado. A Ayuso, menos Gabilondo, le llueven palos desde todos los lados. Ayer Rocío Monasterio, de Vox, se incorporó a las críticas (no es la primera vez) y la metió en el chiquero.

Piensen en dos versos libres del PP, los presidentes de Galicia y Andalucía. Aunque sujetos a la disciplina del partido y respetuosos de la jerarquia, no forman parte del clan de Casado. Feijóo es de Feijóo y como buen gallego si te lo encuentras en una escalera, no sabes si sube o baja. Casado quiso apartar a Moreno Bonilla por sorayista.  Tenía elegido otro candidato. El hoy presidente de la Junta de Andalucía resistió el embiste, calendario en mano.

Pablo Casado ha salido a defender al rey y a la monarquía, para tapar sus vergüenzas –especialmente las de IDA–, y Felipe VI debería echarse a temblar. Entre Casado y su padre va aviado.

Deja un comentario

Archivado bajo Política

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s