El atrevimiento de Zidane no obtuvo fruto

Juan Manuel Serrano GETTY AS

El atrevimiento de Zidane no obtuvo ningún fruto, porque el equipo no tuvo pólvora. El 0-0 final deja un sabor agridulce sobre todo tras la primera parte.

El mister blanco se atrevió a prescindir de Casemiro y dio entrada a Odegaard. Dispuso un 4-3-2-1 con Mendy de lateral izquierdo, el doble pivote de Kroos y Modric con Benzema como referente de la punta de ataque. Vinicius y Rodrygo ocuparon las bandas.

Vini, como la gaseosa, fue perdiendo chispa a medida que avanzaban los minutos, sobre todo en la segunda mitad. Sus primeros 30 minutos fueron buenos, pero como siempre desafinaba en el último toque. Rodrygo, por su parte, pasó desapercibido. El único peligro que llegó por su banda fue cuando Vinicius se cambió de costado. Fue sustituido en la segunda parte por Marvin, campeón de la Youth League, quien debutó con el primer equipo. Fue un triple cambio (Marvin, Casemiro y Fede Valverde) en el que fueron reemplazados Modric y Odegaard, además de Rodrygo. Tambén debutó otro campeón de la Youth League, Arribas. Entró por Vinicius poco antes del descuento.

La Real Sociedad salió viva en los primeros 45 minutos. Por la falta de remate del Real Madrid. Y eso que estuvieron a punto de marcar, finalizando la primera mitad, pero Courtois salvó el cara a cara con Isak (la foto que encabeza este post). Era algo que se veía venir: dominas, dominas, no marcas y te pueden amargar en una contra. El dominio del Madrid fue estéril. Como el título de aquella obra de Shakespeare «Mucho ruido y pocas nueces» («Much Ado About Nothing«).

El único que intentó chutar fue Benzema. Falló un gol, en un mal saque del meta local que recogió Vinicius; se resbaló en un disparo y realizó el único remate desde fuera del área en esta mitad. Solo Carvajal en el 56, y luego Benzema de nuevo, intentaron buscar el gol de tiros lejanos. Un claro error. Uno espera esto de jugadores como Modric, Odegaard o Kroos. Aparte de los remates de Benzema y el de Carvajal solo hubo un remate de Kroos tras un saque suyo de esquina en corto y uno de Sergio Ramos que impactó en un defensa. Poco bagaje ofensivo.

La Real salió con otros brios en la segunda mitad. Y estuvo a punto de poner el 1-0 en el marcador. El Madrid espabiló, pero el equipo no tenía ya la frescura de la primera parte. El partido empezó a parecerse a uno de esos de torneos de verano. Las fuerzas flaqueaban. Se sucedían los errores individuales. Kroos encadenó una racha de un par de pases malos.

A Zidane en la rueda de prensa no se le vio contento. No me extraña. Arrancar la Liga 2020/21 empatando no es un buen comienzo. Y no puede ser que Mendy y Varane hayan sido tus mejores jugadores, cuando has dominado el encuentro.

2 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol

2 Respuestas a “El atrevimiento de Zidane no obtuvo fruto

  1. RODRI

    Lo siento, Adrián. No me gusta Zidanne. Y no lo he puesto así por hacer un versito. Es que no me gusta ni mucho, ni poquito.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s