El Madrid aprovecha el desliz del Barça

Las bajas por sanción de Mendy y Modric facilitaban el juego de las adivinanzas sobre el once de Zidane. El técnico además dio descanso a Vinicius. Marcelo, Fede Valverde e Isco entraron en el equipo. Hazard parece fijo junto a Benzema. El belga me está empezando a cabrear. Nulo en la primera mitad. Sus cambios de posición no rompen las líneas del rival, solo sirven para despistar a los suyos. Desplazaba y estorbaba a Isco y Valverde. En un par de ocasiones frenó la contra madridista y en una de ellas perdió el balón, organizando la contra rival. Además, falló un gol por rematar mal.

Casemiro fue el único que llevó peligro por parte de un Real Madrid, ayer vestido de verde, que se mostró con demasiados aires de suficiencia. Conscientes de su superioridad sobaban la pelota, sin profundidad. Salvo Casemiro que buscó portería desde el principio. A los pocos minutos casi mete un gol desde la divisoria del centro del campo. Diego López, gracias a su altura, consiguió despejar a córner. Luego, un trallazo suyo casi le vuela la cabeza a Sergio Ramos. Con menos potencia el capitán podría haber marcado. Cuando Benzema apareció en el último cuarto de hora, con un excelente disparo desviado brillantemente por Diego López, Casemiro también estaba ahí. Y en el 45 un espléndido taconazo atrás del francés, con túnel incluido, sirvió para que Casemiro, entrando como si fuese el 9 del equipo, rematase anotando el 0-1. Resultado con el que se llegó al descanso.

Hazard saltó al campo en la segunda parte. Quizás para no señalarle. En el 62 ¡por fin le cambiaron! junto a Isco. Entraron Vinicius y Rodrygo.

El dominio madridista era abrumador. Pero sin peligro. El 0-1 era un resultado demasiado corto. Había que cerrar el partido. Estábamos ante una oportunidad de oro de meterle dos puntos de ventaja al Barça. Además del punto del goal average. Teníamos que castigar el empate culé ante el Celta en Vigo. Pero se alcanzó la pausa de hidratación con el 0-1.

A medida que pasaban los minutos Vinicius era el único que metía esa marcha extra que precisaba el encuentro. Rodrygo, en la otra banda, presionaba bien arriba y recuperó un par de balones importantes. Ambos brasileños bajaban a apoyar defensivamente. Porque el Madrid se había echado atrás y el Espanyol intentaba nivelar.

Sobre el 87 Vinicius vio una amarilla por una fea entrada. Y en el saque de falta nos pudieron empatar. Ellos no encontraron rematador y nosotros no despejamos.

El descuento fue de cuatro minutos. El primer minuto y medio se jugó en campo del Espanyol. La última posesión fue de ellos.

El Madrid no desaprovechó la oportunidad. Ganó que era lo que debía hacer. Estuvimos mejor en la segunda mitad, aunque el gol fue en la primera (en el 45). Entre semana se avecina otra jornada que puede ser clave: el Barça recibe al Atleti y nosotros al Getafe (rival difícil). Y el fin de semana viajamos a Bilbao y ellos a Villareal. ¿Semana decisiva?

De momento lideramos en solitario. Y hemos ganado los cinco partidos disputados.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s