Archivo diario: febrero 2, 2020

¡Cholo quédate!

El Bernabéu dictó sentencia: todo el estadio coreó “¡Cholo quédate!” durante los minutos finales del Derbi. Entro esto y la victoria no podía estar más satisfecho.

El partido lo decidió un gol de Benzema, a pase de Mendy tras un balón en profundidad de Vinicius al defensa. Pero antes habían sucedido varias cosas.

363A9501-57CD-4191-8FF1-8833D4D65A32

Dicho lo anterior (el texto del tuit). quiero mostrar mi repulsa ante lo de “Morata eres una rata” de la grada de animación. Los insultos siempre sobran. Y no son propios de nuestro estadio ni representan a la mayoría de la afición. Los murmullos desde algunos sectores fueron el toque de atención que impidieron que tuviesen continuidad (el cambio de Morata también ayudó).

La pizarra de Zidane tuvo mucho que ver en el desarrollo de los 90 minutos. Salió con la fórmula de los cinco centrocampistas. Y esta vez no funcionó. Por tres razones fundamentales: la presencia de Isco, tan desacertado como carente de profundidad; la soledad de Benzema, quien al no llegarle balones bajaba al centro del campo añadiendo más confusión en una zona ya muy poblada; el exilio de Fede Valverde a la banda derecha, donde aportaba poco y dejaba de ser el jugador que nos ha enamorado.

En el descanso Zidane rectificó. No es habitual que haga cambios en el intermedio y menos aún que sean dos. Entraron Vinicius y Lucas Vázquez  por Isco y Kroos (en mi  sector llamó la atención esta elección; apostábamos por Modric). Esta rectificación (reconocida por el técnico en rueda de prensa) devolvió a Valverde a su posición. De hecho estuvo a punto de marcar, con 0-0. Oblak salvó el espléndido disparo. También sucedió que a Benzema empezaron a llegarle balones. Y las bandas cogieron otro aire, con los laterales más las nuevas incorporaciones, obligando a los rojiblancos a replegarse y estar pendientes de labores defensivas más que de ir al ataque. Si en la primera mitad se jugó según le convenía al Atlético de Madrid, que además generó ocasiones, la segunda fue toda del Real Madrid. De hecho no recuerdo ningún remate del Atleti en esta segunda mitad. Señal clara que los primeros 45 minutos fueron demérito del Madrid y Zidane, mientras los segundos 45 fueron méritos del equipo y su entrenador. Simeone ni las olió.

Otra lección de Zidane: si se equivoca lo reconoce y rectifica, arreglando el entuerto. Y de paso se ganan tres puntos, que como mínimo nos serviran para mantener la diferencia sobre nuestro perseguidor.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol