El “Fuck Vox” de Rosalía

Fuck Vox

Fuck Vox” el tweet de Rosalía y la respuesta del partido abre varias interrogantes. La primera es el posicionamiento político de la popular artista. El primero que expresa públicamente. ¿Por qué ahora? ¿Por qué no antes? Si se fijan en la fecha de su comunicado es un día después de la jornada electoral. ¿Pretendía con su mensaje político mantenerse virginal y no influir en el resultado electoral? Si es así, resulta de lo más pretencioso por su parte. Es obvio que Rosalía tiene mucho poder de influencia sobre sus numerosas/os seguidoras/es. Por eso desde un punto de vista de eficacia política hubiese sido mucho mejor haberlo lanzado antes del 10-N. Y la previsible polémica con el partido de marras hubiera resultado más productiva para desenmascararles. ¿Es esto pedirle peras al olmo? Hasta donde sé el único que ha compartido este planteamiento ha sido Víctor Lenore en un espléndido artículo en Voz Pópuli. ¿Rosalía si no sabes torear pa’ qué te metes?

VOX

La respuesta del partido de la derecha extrema no tiene desperdicio. Y da para varios niveles de lectura. El primero, el obvio, es el recurso de nuevo a una frase de Ramiro Ledesma, admirador de Hitler y fundador de la JONS (acrónimo de un nombre que aterra: Juntas de Ofensiva Nacional–Sindicalista). Digo de nuevo porque Abascal,  el líder de Vox, ya la usó en el debate de candidatos, sin que ninguno de los participantes le tosiese. Otra lectura es la confusión que maneja Vox a la hora de lanzar mensajes: su ignorancia es manifiesta. Falta por saber si es natural o impostada. De cualquier manera, su objetivo es tirarse a la yugular. En este caso concreto es lo del “avión privado” y el imaginario que conlleva su posesión. Rosalía no tienen ningún avión privado. Distinto es que viaje en ellos, alquilándolos. La mala baba de Vox es evidente. Una vez más falsean la realidad. Es una anécdota, otra más. Son demasiadas.

El tweet de Vox también refleja su falta de respeto a la libertad de expresión y su rechazo a las criticas. Una muesca más, tras bloquear en la pasada campaña electoral a medios no afines y críticos con sus posicionamientos. Es el “o conmigo o contra mi” totalitario. Recuerda al cuasi centenario “cada hombre debe elegir entre nuestro lado o el otro lado” de Lenin de noviembre de 1920. Y también trae a la memoria un episodio similar entre Juan Carlos Monedero y Joaquín Sabina. El cofundador de Podemos arremetió en 2014 contra el cantautor ante sus criticas a la formación morada. Le descalificó por sus ideas políticas y le mandó “a fregar” (metafóricamente, porque textualmente le recomendó que se dedicase a lo suyo). Serrat comentó sobre este ataque de Monedero a su amigo contestando: “Una respuesta así es la que daba Franco”.  O Vox estos días.

3 comentarios

Archivado bajo Cultura, Medios, Política

3 Respuestas a “El “Fuck Vox” de Rosalía

  1. Carolina Segura Zavala

    No cabe duda que este país ha perdido el rumbo y no es comprensible que tratemos de conformarnos con lo que escuchamos y leemos. Este país no tiene un solo dueño, pertenece a todos aquellos que pagamos los impuestos. Ideologías retrógradas que van en desmedro de la conciencia humana y sus valores no tienen apertura en una sociedad que lucha por olvidar lo acontecido décadas atrás. Acaso tenemos la peligrosa idea de regresar a la falta de valores, entendimiento, respeto? Me es imposible creerlo. Tolerancia y trabajo en equipo por un fin en común que es, España.

  2. Carolina Segura Zavala

    Todo ser humano tenemos derecho a expresar nuestro pensamiento, palabra y acción. Es un derecho adquirido desde nuestro nacimiento. No olvidarlo nunca!

  3. Rodri

    No sé decir la fecha, aproximadamente hace un mes. Ni en que cadena televisiva, ni en que programa, pero sí que estaban hablando de la violencia machista y Juan Carlos Monedero quiso mostrar la letra de una canción execrable que era una vergüenza. Y llevó la letra en un papel. Era “El preso número 9”
    Efectivamente, el protagonista mata a su mujer y a un amigo desleal, pero no hay que quedarse ahí. Roberto Cantoral, el autor, iba más lejos. El homicida, antes de la ejecución, no se quiso confesar. Y ante el pelotón, decía: “Padre, no me arrepiento, ni me da miedo la eternidad” Y no se confesó.
    Por eso, en España, se consideró al Preso nº 9, como Canción No Radiable. No por las muertes, sino por no querer ponerse a bien con Dios.
    ¡Ay, Monedero, que poco sabes!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s