Archivo diario: octubre 17, 2019

El Clásico debe jugarse: a puerta cerrada o en Polonia

AS

El Clásico debe jugarse el día 26 como está previsto. En el Camp Nou a puerta cerrada o en Polonia. Si el Barça (club que opina oficialmente sobre sentencias judiciales) y las autoridades catalanas no son capaces de garantizar el orden y la seguridad de un partido a puerta cerrada, constataremos que se han convertido en un lugar tercermundista. Las consecuencias de esto ya lo vivimos con el partido de vuelta de la Libertadores: no pudo jugarse en Buenos Aires y el partido se trasladó a Madrid. Este cambio de ubicación sentó un precedente, que podría (o debería) aplicarse con el Barça-Real Madrid. ¿Qué mejor escenario que Polonia?

El Estadio Nacional  de Varsovia, el mayor del país, tiene una capacidad de 58.500 espectadores y tiene un techo retráctil (esos que tanto gustan a Florentino Pérez). Hay vuelos directos desde Barcelona (3 horas) o con escala (5 horas). Desde Madrid hay que añadir media hora más. Supondría una novedad poder asistir con banderas, camisetas y bufandas madridistas a un Clásico con el Barça como equipo local…

2 comentarios

Archivado bajo Fútbol

Trump pasó del Make America great again al Make Russia great again

Del debate de los 12 candidatos presidenciales para la nominación del Partido Demócrata, de la madrugada de ayer (hora española), me llamó poderosamente la atención la Senadora por Minnesota Amy Klobuchar. Fue ella quien dijo que Trump había pasado del Make America great again al Make Russia great again. Una frase sencilla y directa, que define la situación perfectamente y en pocas palabras. Pero no fue el único directo al mentón que propinó. Por ejemplo, a sus rivales (salvo a Biden, que fue VP con Obama) cuando el debate se enfangó sobre el tema de la sanidad publica (aspiran a tener lo que tenemos aquí y los Republicanos se niegan). Fue rotunda y clara: “yo defiendo el Obamacare. Hay que recuperarlo tras los boicots de la administración Trump y mejorarlo”. O su ataque a la industria farmacéutica (responsable de la crisis de los opiáceos).

Klobucher, en su día una de las pocas personalidades de los Demócratas que se opuso a la intervención de Irak, ha sido quien más legislaciones ha tramitado en el Senado durante su último mandato. Sus victorias electorales en su estado natal, al frente del Minnesota Democratic-Farmer-Labor Party,  han sido siempre por amplios márgenes. En la entrevista con Bill Maher de hace unos días decía que llevaba ganando elecciones “desde el colegio”. La de Maher fue su primera aparición en un canal nacional. A pesar de haber contado con el apoyo de medios como el New Yorker y el New York Times (que no parecen acordes a la imagen tan down to earth que ella proyecta).

Un dato de estas primarias, en las que se mantienen una docena de aspirantes tras  siete abandonos, es la afluencia de candidatas. Nunca ha habido tantas. Antes del debate Elizabeth Warren dominaba las encuestas. Kamala Harris parece haberse ido desinflando. La hawaiana Tulsi Gabbard (a pesar de su experiencia en la Cámara de Representantes) y la escritora de autoayuda Marianne Williamson no parecen encontrar su momento. Amy Klobuchar podría ser la sorpresa, el dark horse, de esta carrera electoral por la nominación del Partido Democrata. Veremos…

1 comentario

Archivado bajo CDI, Política