Archivo diario: septiembre 2, 2019

El Madrid a cuatro puntos del Atleti

RM

El empate a dos del Real Madrid ante el Villareal nos deja a cuatro puntos del Atlético de Madrid, líder en solitario de la Liga.

Zidane contó con Mendy, Lucas Vázquez y Jovic en la alineación. Sorprendió la ausencia de Modric. ¿Por qué? ¿Rotaciones? Si no jugó la semana pasada por sanción. ¿Tenía molestias y no estaba para los 90 minutos? No dio esa impresión cuando salió en la segunda mitad. Zizou en la rueda de prensa no dio muchas explicaciones. Dijo que el sacrificado fue el croata al elegir jugar con Jovic y Benzema. No convence el razonamiento. Quizás no quiso reconocer su error (en su fuero interno sabe que se equivocó). Modric pudo haber jugado en vez de Lucas Vázquez.

El Madrid con un supuesto 4-4-2 salió bien plantado. Se hizo con el control. Un dominio ineficaz. Porque no se creaba peligro. Mucho sobar el balón y poca profundidad. Cero velocidad. Ellos, a pesar del dominio blanco, eran más incisivos. Tenían más ritmo. Un error de Sergio Ramos en el 11 propició el 1-0. Ekambi aprovechó el regalo y se plantó ante Courtois quien salvó el gol que parecía inevitable. Otro problema defensivo: Gerard Moreno, libre de marca, se hizo con el rechace y marcó. Estuvo atento, no como nuestros defensas.

Este 1-0 nos descompuso. Y Cazorla se hizo el dueño del partido. Le acabó pasando factura en el segundo tiempo porque la edad no perdona. En los últimos 10 minutos de esta primera mitad el equipo entendió que había que correr y abrir el juego por las bandas. Llegaron los dos primeros remates a portería (los anteriores se fueron fuera): un palo de Benzema y el gol del empate de Bale en el 45. El taconazo de Jovic a Carvajal fue de antología. Habilitó al lateral por el callejón del 8. El pase del defensa al galés fue medio gol. El delantero embocó solo, sorprendiendo al irrumpir por el centro.

El inicio de la segunda parte fue un esperpento. Kroos y Cazorla competían a haber quien  pasaba peor. Y se nos volvió a olvidar correr y buscar las bandas. Dos remates de Kroos, en la misma jugada, y un gol anulado a Benzema fue nuestro único bagaje ofensivo real. Hasta que en el 73, en otro fallo defensivo -esta vez colectivo-, llegó el 2-1. Nuevamente un medio, libre de marca, remató desde el borde del área. Courtois rechazó (creo que podría haberla atajado) y de nuevo el rechace fue para ellos sin oposición alguna por nuestra parte. Moi Gómez anotaba, cinco minutos después de la entrada de Modric (por Jovic) e inmediatamente después de salir Vinicius (por Lucas Vázquez).

En el 85 empató Bale, desde la derecha (había pasado ahí por la entrada al campo de Vinicius). Después fue expulsado por doble amarilla. En tres jornadas el Madrid ya ha sufrido dos expulsiones (Modric y Bale) por tarjetas. Y a todo esto, hay una jugada muy dudosa: un más que posible penalti de Albiol sobre Vinicius con 2-2. Una entrada por detrás en la que el defensa toca primero la pierna del delantero. El VAR no intervino. ¿Por qué?

De cualquier forma con solo seis remates entre los tres palos (dos de Kroos, dos de Benzema -el del poste y el tanto anulado- y los dos goles de Bale) es muy complicado ganar partidos. Sumen los fallos en defensa… e igual acabamos dando por bueno este resultado. Aunque el Atleti se haya escapado tan pronto.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol