La derecha tóxica de la capital y una pregunta: ¿para qué sirve Más Madrid?

Con el doble varapalo judicial al nuevo equipo de gobierno de la capital, ya podemos definir a la derecha de Madrid como la derecha tóxica. PP y Ciudadanos con el inestimable apoyo de Vox han hecho el ridículo más absoluto. Y en tiempo récord. Han sido dos Juzgados de lo Contencioso-Administrativo: el 24, respondiendo a la demanda impulsada por la Plataforma en Defensa de Madrid Central y firmada por Ecologistas en Acción y Greenpeace (“aun admitiendo las deficiencias, están por encima los derechos al medio ambiente y a la salud que establecer una moratoria para Madrid Central por el hecho de que se hayan producido deficiencias en el sistema de multas” y “La protección a la salud y al medio ambiente son principios que deben regir la actuación de los poderes públicos, y en este caso es exigible en mayor medida dado que se está suprimiendo una actuación tendente a proteger ambos bienes constitucionales, sin ofrecer alternativas ni medidas opcionales” son afirmaciones claras y contundentes del auto); y el n.º 7 presentado por el grupo municipal del PSOE, al que posteriormente se adhirieron Ecologistas en Acción y Greenpeace. Pueden leer ambos autos aquí (pueden ser recurridos en el plazo de 15 días). Y de nuevo surge la misma pregunta que ya formulé hace unos días: ¿dónde está Más Madrid? Lo cual conduce a una nueva: ¿para qué sirve Más Madrid? ¿Así defienden el legado de su Manuela Carmena? No comparecer en estos recursos (2) les deja en evidencia.

Hay que añadir un nuevo factor: esta semana Más Madrid presentó un recurso de amparo ante el Constitucional por la cacicada en la configuración de la Mesa de la Asamblea de Madrid (se quedaron fuera a pesar de los votos logrados y entró Vox que obtuvo menos). Lo presentaron este pasado lunes 15 de julio. La Mesa se constituyó el 11 de junio. ¡Les ha llevado su tiempo! ¿Tan ocupados están? Mientras tanto hemos asistido a otra posible irregularidad, provocada por el Presidente de la Asamblea (de Cs) con el apoyo de la Mesa: un pleno de investidura sin una candidatura. Insólito. Nuevamente repito pregunta: ¿para qué sirve Más Madrid? Sabemos que son campeones del mundo en traiciones, llevar la política al ámbito de lo personal, dinamitar partidos (Tania Sánchez, la ex de todos los partidos a la izquierda del PSOE y hoy brazo derecho de Errejón, es la gran maestra) o en ser unos inútiles. ¿Pero para la gente, la ciudadanía, qué nos aportan? Mucho hablar y poco hacer…

Volviendo a Madrid Central: resulta asombroso que el alcade Martínez-Almeida (PP), todo un abogado del Estado desconozca principios legales básicos. Algunos de los cuales sirvieron de base para los dos recursos presentados contra las medidas del Ayuntamiento. Estudió en un colegio del Opus, se licenció en Derecho por la Universidad Pontificia de ComillasBegoña Villacis (Cs), la vicealcadesa, es también abogado. Muy difícil de entender tanta incompetencia legal de los dos en asuntos administrativos.

La derecha tóxica no ha pedido perdón por esta tremenda metedura de pata (nada más tomar posesión del poder municipal). Las declaraciones al respecto de Borja Carabante, delegado de Medio Ambiente y Movilidad, acatando las decisiones judiciales (como no podía ser de otra manera) no tienen desperdicio: “… pero la posición del Ayuntamiento sigue siendo la misma: queremos plantear un modelo alternativo, más eficaz que Madrid Central, porque fue un fracaso en términos de contaminación y en términos de movilidad. Se hará a través de las reuniones con los diferentes afectados, con vecinos, con comerciantes y con todo aquel que tenga algo que aportar en relación a la contaminación en la ciudad de Madrid”. ¿Y no lo podían haber pensado antes? ¿Haber convocado esa ronda de reuniones previamente a la moratoria de las multas? Aparte que eso que afirma sobre el fracaso en la contaminación es falso. ¡Gran mentira!

Pozuelo

Un hecho muy poco comentado, y me sorprende su escasa repercusión, fue la vergonzosa actuación de la alcaldesa de Pozuelo de Alarcón desde 2015, Susana Pérez Quislant (PP): organizó una campaña de firmas en su municipio contra Madrid Central (y los semáforos de la A-5). ¡De traca! Ahora resulta que las elites de Pozuelo (cuenta con la mayor renta por habitante de España) opinan y presionan, o lo pretenden, sobre los asuntos de un municipio que no es el suyo. En la foto vemos el momento en que le entregaron en diciembre al hoy alcalde, entonces portavoz del PP en el ayuntamiento de Madrid, las 1.623 firmas recogidas. ¿Deberíamos imitar a Vox y pedir la identidad de esos 1.623?

 

Deja un comentario

Archivado bajo Política

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s