Archivo mensual: junio 2019

No pudo ser: España 1 Estados Unidos 2

Phil Noble Reuters As

No pudo ser y España sucumbió 1-2 ante Estados Unidos en octavos de final. Sabíamos que era misión imposible, pero estuvo a nuestro alcance. ¿Por qué resultaba milagroso superar a las estadounidenses? Por el peso de la camiseta: ellas son las actuales campeonas del mundo, han disputado los ocho Mundiales que se han jugado y han ganado tres de ellos. Podríamos decir que ellas son la Brasil del fútbol femenino. Las nuestras solo han disputado dos Mundiales, este de Francia y el anterior. Y esta eliminatoria de octavos es la primera que jugamos. Bien, esto es la historia. La actualidad venía marcada por el escaso potencial ofensivo de las nuestras. Y enfrente las campeonas que no habían encajado ningún gol en este Mundial de Francia 2019.

El encuentro no pudo empezar peor para las nuestras. La inexperiencia nos jugó una mala pasada. No se había llegado a los cinco minutos cuando nos señalaron un penalti en contra, tan innecesario como justo. Rapinoe lo transformó. Pero surgió lo imprevisto pocos minutos después. La joven Lucía García (en edad juvenil), del Athletic, robó un balón y se lo pasó a Jenni Hermoso. Su vaselina, desde la media luna del área, puso el empate a uno en el marcador. Con este resultado se llegó al descanso. Daba la sensación que España dominaba pero las estadounidenses mostraban solidez y contundencia.

La segunda parte fue de España, aunque los remates más peligrosos fueron de nuestras rivales. La banda derecha era de Lucía García. Tremendo su partido. Tanto en la primera parte como en esta segunda. Suyas eran todas las jugadas de peligro de la selección española. Cuando mejor estábamos jugando llegó otra mala noticia, un regalo envenenado envuelto en error arbitral.

Fue en el 70 cuando saltó la polémica: la árbitro señaló un nuevo penalti contra España, que no estaba nada claro (al contrario que el primero). La revisión del VAR solicitó la presencia de la trencilla húngara en el monitor. Y tras revisar las imágenes no se retractó de su decisión original. Rapinoe volvió a batir a Paños (esta vez la guardameta acertó la dirección de la pelota).

Nos han ganado las campeonas del mundo y de penalti. Además su goleadora, Alex Morgan, pasó desapercibida. Solo nos queda felicitar a nuestras jugadoras que han luchado y merecido tener mejor suerte.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

El Real Madrid tendrá fútbol femenino

Florentino Perez Ana Rosell EFE El Confi

¡Por fin el Real Madrid tendrá fútbol femenino! Esto cubre una de las dos carencias del club. La otra es la del fútbol sala.

Me alegra mucho que Florentino Pérez se haya bajado de la burra. La creación de esta nueva sección pasa por la adquisición de la ficha del C.D. Tacón, del madrileño barrio de Hortaleza, recién ascendido a la máxima categoría del fútbol femenino. Pero como en todo lo relacionado con el Florentinato hay una mar de fondo, que a veces llega antes que las borrascas porque ha sido generada por una perturbación ciclónica. En esta ocasión me refiero a dos aspectos, obviados por los palmeros habituales y tan solo señalados por Kike Marín en El Confidencial y Alfredo Relaño en el AS.

Marín se refiere a los problemas reglamentarios. Se basa en un artículo de la FIFA: “El máximo organismo del fútbol mundial lo deja muy claro en el artículo 9.3 del Reglamento de Aplicación de sus estatutos: queda prohibida la concesión de la licencia para un campeonato nacional a través de modificaciones en la forma jurídica o cambios en la estructura jurídica de una sociedad, en detrimento de la integridad deportiva de la competición”. Esto de la “integridad deportiva” es algo de lo que presume Rubiales, presidente de la RFEF. Aunque hay una puerta trasera en el reglamento de la Federación por la que pueden colarse: “A tal efecto, la solicitud, así como la documentación necesaria, deberá obrar en manos de la RFEF antes de la finalización de la temporada y con efectos para la temporada siguiente”. Marín nos recuerda “que la nueva competición creada por la RFEF, a la que se opuso la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino (ACFF), arranca en septiembre y aún no tiene ni nombre. Fue anunciada a principios de marzo como un torneo paralelo a la actual Liga Iberdrola y aprobada en la última asamblea general de la RFEF, lo que, tal y como adelantamos en El Confidencial, conllevó la dimisión de la responsable del fútbol femenino. Una minucia, sí”. Esta nueva competición es la que dará opción a las plazas para las competiciones europeas. Así que los clubes han tragado (y asumo que es el anzuelo que ha servido para que Florentino entre en la competición).

Relaño por su parte señala el trasfondo del asunto: “Parecía mejor opción el Madrid CFF, creación de Alfredo Ulloa, viejo socio del Madrid y con la idea justamente de crearle una base a Florentino. Tiene equipo en Primera y en Primera B, una cantera de 400 niñas y ayer mismo las de 12 años ganaron la primera edición de la Liga Promises, creada a imitación de la de los niños. Pero Ana Rosell entró en la Federación y se movió bien cerca de Rubiales, que es quien ha convencido a Florentino, a fin de tener un cañón en el frente femenino, en estos días el más activo en su guerra contra Javier Tebas“.

Ana Rosell, en la foto con Florentino, es la gestora responsable del Tacón. Y David Aznar el entrenador que ha conseguido el ascenso. Permanecerá en el banquillo. El equipo entrenará y jugará en Valdebebas. Y asumimos que cambiarán de nombre.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Elliot Roberts (1943-2019)

Trasher's Wheat 1985

Ayer me enteré del fallecimiento de Elliot Roberts, un gigante de la industria musical estadounidense. Sucedió el día 21 de junio. Tenía 76 años, cumplidos el pasado mes de febrero.

Nacido y criado en el Bronx neoyorkino acortó su apellido judío (Rabinowitz) y tras abandonar los estudios universitarios (dejó dos carreras) quiso ser actor. Empezó a trabajar en el departamento de envíos de la William Morris Agency de Nueva York. Ahí conoció a David Geffen, otro gigante. Aunque debería decir que Geffen es el gigante de la industria cultural de Estados Unidos. Esta relación devino en amistad y compartieron negocios y aventuras empresariales (Geffen-Roberts Company y Asylum Records en 1971).

Fueron Geffen y Roberts quienes convencieron a Bob Dylan para que abandonase su discográfica de siempre (Columbia Records/CBS) para unirse a la discográfica Asylum y a su oficina de representación (Geffen-Roberts Co.). Editó dos álbumes con ellos: “Planet Waves” y “Before The Flood“, un doble en directo con The Band. Posteriormente Dylan volvería a su casa de siempre.

En 1973 Geffen, Roberts, Elmer Valentine (dueño del Whisky a Go-Go) y Lou Adler abrieron el club The Roxy en el Sunset Strip de West Hollywood. Neil Young inauguró el local.

Roberts y Geffen dejaron de ser socios por culpa de terceros. Un joven agente, Irving Azoff, que trabajaba en la Geffen-Roberts Co. fue el causante principal del cisma: The Eagles cambiaron de pareja de baile, abandonaron a Geffen-Roberts y se fueron con Azoff, quien montaba su propia oficina. Geffen y Roberts, ambos impulsivos y apasionados, chocaron en su forma de afrontar la situación. Geffen fue frío y cerebral y Roberts diríamos que más hippy. El primero tomó una actitud profesional y siguió trabajando con Azoff (convenció a Warner Bros. para que le financiase un sello, Giant Records) y los Eagles (en Asylum y luego en Geffen Records, donde también tuvo a Don Henley), mientras que Roberts roto el amor fraternal juró odio eterno al traidor y al grupo. Y formó Lookout Management. Las malas lenguas dicen que la movida de Geffen con Azoff fue para quitárselo de en medio de MCA (donde presidía la cia.) y poder vender Geffen Records a los nuevos dueños de MCA.

El primer descubrimiento de Roberts fue la canadiense Joni Mitchell. La vio actuando en un club del Greenwich Village de Nueva York (Cafe Au Go Go) en 1966. Se mudaron juntos a Los Ángeles, a Laurel Canyon (centro artístico y bohemio). Les acompañaba el entonces novio de Mitchell, David Crosby. Al poco se les unió David Geffen. Ya situados en la costa oeste Joni Mitchell le habló de un compatriota suyo, Neil Young, que estaba en un grupo (Buffalo Springfield). Curiosamente fue Young quien provocó que la banda prescindiese de los servicios de Roberts. Cuando ellos se separaron, a los 18 meses de formarse, Neil Young llamó a Elliot Roberts para que fuese su manager. Quería empezar su carrera en solitario. Ha sido representante suyo hasta la fecha de su muerte. Son más de cincuenta años. Y “aguantar” a Neil Young no es fácil… Jimmy McDonough, autor de la biografía de Young, escribía al respecto de la relación Young/Roberts que “Ha habido otros equipos infames en el rock and roll –Dylan y Albert Grossman, Ray Charles y Joe Adams, Bruce Springsteen y Jon Landau– y, por supuesto Elvis y el Coronel Tom Parker. Elliot Roberts definitivamente vive en este salón de la infamia y es el único ser humano capaz de guiar la carrera de Neil Young.”

Con Joni MItchell rompió en 1985. La foto de Trasher’s Wheat en la que vemos a Young, Mitchell y Roberts es de ese 1985.

Roberts también fue manager (con o sin David Geffen) entre otros de Crosby, Stills & Nash, Crosby, Stills, Nash & Young (“el pegamento que nos mantenía unidos” ha declarado Graham Nash), Jackson Browne, America, Devo, Talking Heads, The Cars, Tom Petty, Tracy Chapman (su último descubrimiento de relieve) además de los ya mencionados anteriormente.

Cuando llevé el marketing internacional de Geffen Records en NY tuve el inmenso honor de conocer a Elliot Roberts. (David Geffen tenía un contrato de distribución con Warner Bros. para EEUU y Canadá y otro con CBS para el resto del mundo; Warner eran socios de Geffen Records). Me tocó trabajar con él en tres proyectos: Neil Young (dos álbumes), Joni Mitchell y el debut en solitario de Ric Ocasek, el líder de The Cars.

Con Ocasek no hubo nada que hacer. Aparte de trabajar para que se editase en los principales mercados del mundo. El álbum era flojo. No funcionó en EEUU, ni en ventas ni tuvo el apoyo de la crítica musical. No había ninguna historia que contar. En cambio con Joni Mitchell fue otra cosa. Dada la vertiente pintora de la cantautora, y que la portada del álbum “Wild Things Run Fast” era obra suya, Roberts y Mitchell tuvieron la idea de organizar presentaciones del disco en galerías de arte (en conjunción con sus pinturas). En Estados Unidos solo consiguieron hacerlo en Los Ángeles. Por mi parte coordiné con las compañías de  Inglaterra, Italia, Australia y Japón para hacerlo en Londres, Milán, Sydney y Tokyo. Salí bien parado del asunto aunque ella echó de menos no haber estado en París. Aún recuerdo la mirada de Elliot Roberts a Joni Mitchell: la calló. Y rápidamente paso a agradecer lo que CBS Records International había logrado.

Lo mejor de nuestra relación sucedió en San Francisco, en el rancho de Neil Young (una hora al norte de la ciudad). Young debutaba en Geffen Records con un disco difícil “Trans“. Influenciado por Kraftwerk se alejaba drásticamente de lo que sus seguidores podían esperar. El trasfondo del disco eran los ejercicios vocales que practicaba con su hijo Ben, quien sufría parálisis cerebral infantil. (Pero eso no lo sabíamos entonces). Young había accedido a recibir periodistas musicales y críticos en su rancho, para pasar el día con él, hablar del disco, etc. Las delegaciones australianas y japonesas habían llegado directamente y ya estaban en el rancho cuando llegué desde NY con los ingleses, Antoine de Caunes y su equipo de TV de Francia, la corresponsal italiana de la RAI, un par de medios alemanes y uno holandés. Nos recibió Elliot Roberts en el aeropuerto de LA. El trayecto fue todo un muestrario de Roberts. Todo lo que me habían contado era cierto: despierto, buena persona, bromista, rápido, inteligente, encantador, etc. Recuerdo vívidamente dos temas: la historia de porque Neil Young y él se habían comprado esos terrenos. La idea era que, según estudios geológicos que hablan sufragado, cuando los movimientos de la Falla de San Andrés fuesen perceptibles, sus propiedades se convertirían islas del Pacífico. Cuándo le pregunté cuando ocurriría eso, me contestó entre risas que en unos miles de años. Y se encendió un porro (que ya llevaba liado). El segundo asunto fue cuando nos llevó por unas carreteras rurales, con pequeñas subidas que tomaba a gran velocidad (como si fuesen dunas) y el todo terreno literalmente volaba hasta caer sobre sobre suelo firme de nuevo. El vehículo que nos seguía, con el resto de la expedición, le pitaba (asumo que pidiéndole prudencia).

Al llegar a la casa de Neil Young, nos esperaba con su familia, músicos, amigos y los australianos y japoneses que habían llegado antes. El salón era lo que te esperabas. Rústico, lleno de guitarras, amplis, una enorme chimenea, muebles de madera, telas en las paredes, alfombras cubriendo todo el suelo. Y una peste a marihuana que ya te embriagaba. Improvisamos una pequeña rueda de prensa mientras preparaban la cena. Tras la parte profesional del asunto nos relajamos, comimos, bebimos y Young nos tocó un par de temas con sus amigos músicos. Tuve ocasión de charlar con él. Le felicité por el riesgo que asumía con “Trans“. No es fácil que un artista de renombre de un cambio estilístico tan acusado y se lance al barro de esta manera. Estaba especialmente interesado en la opinión de los alemanes (por lo de Kraftwerk). A Roberts (y a Young) le gustó lo que dije. Y creo que fue ahí cuando me gané la confianza del manager. Respecto a mi comentario sobre asumir riesgos soltó irónicamente que David (Geffen) no compartía mi punto de vista. Años después Geffen demandó a Young por no entregar obras acorde a su estatus, por los que la compañía le pagaba un millón de dólares de adelanto.

Lo último que supe de Roberts fue la semana pasada. Unas declaraciones suyas respecto al incendio que afectó a muchos de las cintas originales propiedad de Universal (y los sellos que ha ido absorbiendo o creando). Decía: “Es un crimen que hayan desaparecido los masters originales de Billie Holiday o Buddy Holly o de todos esos artistas de los 40 0 50. Cuando la industria discográfica empezó a declinar hace unos 15 años, la gente (por los ejecutivos) fue reticente a hacer copias porque costaba dinero. Cuesta de 2.500$ a 3.000$ convertir un original analógico a una copia digital de audio en alta resolución. No quisieron gastarse el dinero… Es trágico.”

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo CDI, Cultura, Música

El Madrid gana la Liga ACB

Real Madrid

El Real Madrid ganó una nueva Liga ACB, la 35, derrotando al Barça 68-74 en el cuarto partido. Los azulgranas lo tenían complicado para remontar el 2-0 con el que viajaron desde Madrid. Ganar tres partidos seguidos era tan difícil para ellos como para nosotros. Esta victoria en el Palau sabe muy bien y deja un 3-1 en la serie.

El partido lo dominó el Madrid desde el principio. La fulgurante salida de Rudy Fernández (a quien alababa en la crónica del tercer encuentro) con tres triples fue contrarrestada por la reacción de Pangos. Lo mismo sucedió, con los mismos protagonistas, en el tercer cuarto. Rudy terminó con 12 puntos (4 triples), 1 rebote y 1 asistencia. Pagos fue el máximo encestador de su equipo (16) y del partido.

El marcador final (68-74) y los parciales confirman la superioridad blanca y la fortaleza defensiva de ambos contendientes (21-24, 12-13, 33-37 al descanso, 14-18 y 21-19). En el aspecto defensivo dejar a Heurtel en solo 2 puntos dice mucho del Madrid (y de Campazzo). Esta única canasta del francés llegó en la primera posesión del último cuarto.

¿En qué se basó la superioridad madridista? Dos razones. La principal fue imponerse en los rebotes. Tanto en defensa como en ataque. Esta mejoría, respecto a los encuentros anteriores, resultó decisiva. Tavares fue un gigante bajo los tableros. De sus 13 rebotes 9 fueron en ataque. En defensa estuvo arropado por Campazzo (8) y Randolph (6). Y la razón segunda fue la aparición de algunos ausentes como Randolph y Causeur. Randolph además de sus rebotes logró 10 puntos, los mismos que Tavares. Pero dejo que su presencia se notase en la cancha. Lo que le vengo pidiendo toda la temporada. Causeur, por su parte, hizo su mejor partido de este playoff final. Supo tomar el relevo de Rudy y rayó a gran nivel. Encestó 10 puntos y cogió 5 rebotes (3 en ataque).

A lo anterior añadan que el Madrid mantuvo su superioridad en los triples.

Para el final dejo al MVP, Facundo Campazzo. Enorme su partido. 15 puntos, 9 rebotes (8 en defensa) y 6 asistencias. Más allá de los números estuvo su liderazgo e inteligencia en la cancha. Jugo 34:35 minutos. Casi todo el partido. Este dato es el que mejor define lo que el Facu supuso en este cuarto partido de la final.

Es la quinta Liga de Pablo Laso. En sus ocho temporadas en el banquillo blanco ha logrado 17 títulos en 24 finales de 33 posibles. Laso lleva camino de ser nuestro nuevo Pedro Ferrándiz y Lolo Sainz. ¡Palabras mayores!

Deja un comentario

Archivado bajo Baloncesto, Deportes

¿Qué le pasa a Rivera?

Leo Rodríguez EFE El País

¿Qué le pasa a Albert Rivera? ¿Por qué está tan crispado? ¿A qué vienen tantas mentiras?

No voy a entrar en la intencionada falsedad de confundir ayer a la ilegalizada Batasuna (en 2003) con la coalición EH Bildu (en la que está integrada Sortu, herederos de Batasuna), porque su critica al pacto del PSOE en Navarra se entiende perfectamente. Pero convendría que usase las nomenclaturas correctas. ¿Cómo vas a combatir al “enemigo” si confundes su nombre? Esto mismo le pasa a Pablo Iglesias, otro “equivocado” (ha confundido otros nombres y situaciones).

Lo que ya no es de recibo es volver a autoproclamarse líder de la oposición. Ya lo hizo la noche de las elecciones generales. Ayer lo volvió a repetir. Es mentira. La realidad de los resultados electorales convierten a Pablo Casado en el autentico líder de la oposición (figura sin recorrido legal ni institucional en nuestro país). El PP fue el segundo partido más votado. Por mucho que Rivera repita que es él no va a serlo. Lo único que va a conseguir es hacer el ridículo. ¿A quién pretende engañar el jefe de Ciudadanos? ¿Quiénes son los destinatarios de esta falacia?

Pero con todo, lo más esperpéntico también sucedió ayer. Fue cuando afirmó en Bruselas que Macron le había felicitado por su política de pactos: “Macron apoya nuestros pactos, nos han felicitado tanto [por los acuerdos] en Andalucía como por los pactos que estamos consiguiendo.” Se refería obviamente a lo de Vox, que tantas ampollas está levantando. Rápidamente, desde el Elíseo, sede de la jefatura del estado francés, desmintieron a Rivera (“No confirmamos esta información, que es inexacta”) y le dejaron con las vergüenzas al aire. El equipo de Rivera tuvo que rectificar las declaraciones iniciales al haber quedado en evidencia. Porque el desmentido francés fue doble, no solo desde la institución, también lo hizo un asesor del propio Macron en Bruselas (“El presidente no ha felicitado a Ciudadanos por estas acciones, por sus pactos. Ni de cerca ni de lejos. No sabemos de donde viene esa idea. El presidente no ha pasado ningún mensaje en ese sentido”).

Respecto a esto último reseñar una salida de pata de banco de Abascal. Arremetió contra el jefe de estado de Francia por inmiscuirse en los asuntos de España. Meterse erróneamente con un jefe de estado es exactamente lo mismo que hacen los separatistas en España. ¿No sé ha dado cuenta? Y emplea la misma táctica que ellos, el de las mentiras. Los comentarios negativos fueron de la secretaria de Estado para Asuntos Europeos de Francia y se referían al grupo parlamentario liberal de la UE. Este nuevo grupo en el parlamento europeo está impulsado por Macron. Abascal confunde la velocidad con el tocino. Igual que Rivera.

Deja un comentario

Archivado bajo Política

Robert Moreno nuevo seleccionador

Moreno Rubiales Molina RTVE

Robert Moreno es el nuevo seleccionador español, sustituyendo a Luis Enrique. Es el cuarto desde que Luis Rubiales asumió la presidencia de la Real Federación Española de Fútbol en mayo de 2018. Son demasiados técnicos en un plazo tan corto de tiempo (13 meses). ¿Ha convertido a la selección en un club con tantos cambios en el banquillo?

El cambio de Luis Enrique no le es imputable y se ha debido a una desafortunada situación familiar. Pero sí es responsabilidad de Rubiales la renovación de Lopetegui y su posterior destitución. Así como el recambio improvisado de Hierro. Lo mismo puede decirse de Moreno.

Entiendo que se vea como una solución de continuidad. ¿Pero con quién ha empatado Moreno? ¿Qué experiencia tiene como primer entrenador? No es lo mismo ser segundo o ayudante que liderar un grupo de estrellas. Desde la desgracia de Luis Enrique, que tuvo que abandonar precipitadamente una concentración, Rubiales ha tenido tiempo más que suficiente para acometer un relevo en condiciones. Ha dejado correr el tiempo y alternativas validas (Quique Sánchez Flores, Michel, Juande Ramos, Rafa Benítez, etc.) han ido adquiriendo compromisos profesionales. También se podría haber tanteado a Roberto Martínez, actual seleccionador belga. Esto referido tan solo a entrenadores españoles. Si abrimos la mano, como hacen en otros países, primeros espadas como Allegri o Mourinho estaban disponibles. No pretendo entrar en un debate estéril sobre qué nombres son adecuados o no, solo quería aportar algunos nombres (los primeros que me vinieron a la cabeza).

Moreno (40 años) no da el perfil de los seleccionadores que han logrado los mejores triunfos de España: Villalonga, Luis y Del Bosque. Son tres Eurocopas (una por cada seleccionado) y un Mundial (Del Bosque). Los tres eran veteranos y triunfadores cuando dirigieron a la selección. Ademas de ganar Ligas tanto Villalonga como Del Bosque ganaron Copas de Europa/Champions al frente del Real Madrid.

Espero que mis dudas se disipen de forma positiva. Y España vuelva a brillar, bajo  la dirección de Robert Moreno. Solo el tiempo dará y quitará razones.

P.D.: En la foto de RTVE, de la rueda de prensa en la que se anunció la baja de Luis Enrique y se confirmó el nombramiento de Moreno, vemos al nuevo seleccionador, a Rubiales y a Molina, el director deportivo de la RFEF.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

El Barça resucita y gana el tercer partido

Francesc Adelantado Marca

La final llegaba a Barcelona y el Barça resucitó en casa ganando 78-77 el tercer partido. 2-1 para los blancos en la serie y el cuarto partido será el viernes, también en la ciudad condal.

El Real Madrid tuvo el titulo en sus manos en la última jugada: un punto abajo con diez segundos y seis décimas de posesión. Laso dispuso un quinteto de tiradores: Campazzo, Llull, Carroll, Rudy y Thompkins. Pesic contrarrestó con un cinco más físico. El Barça necesitaba defensa. Con una canasta (o dos tiros libres) éramos campeones. El Madrid había estado circulando muy bien el balón a lo largo de todo el partido. Repitieron en esta última jugada que el Facu pretendió rematar asegurando con una entrada a canasta. Pero resbaló y lanzó al cielo a falta de cuatro segundos. Milagrosamente Thompkins se hizo con el balón y falló, solo bajo el aro. En estos tres encuentros los azulgranas han dominado los rebotes. En esta ultima y decisiva jugada el Madrid se hizo con el pseudo rebote y no acertó a sentenciar la final.

Los parciales de los cuartos nos dan idea de los vaivenes en el marcador y de lo reñido del encuentro (el marcador final también es buena prueba de ello): 19-18, 15-22, 24-18 y 22-19.

Heurtel, con 21 puntos, volvió a ser el mejor del Barça. Kuric (10 puntos) anotó los dos triples que tiró, en momentos importantes para su equipo. Claver no hizo ningún punto pero fue el máximo reboteador del partido (7). Sus compañeros Singleton y Hanga le secundaron con 6 cada uno (los tres mejores del Madrid apenas lograron 3 cada uno).

Por el Madrid, Campazzo y Thompkins, con 18 puntos cada uno, fueron los máximos encuestadores. El argentino volvió a brillar –a pesar de ese resbalón final– y nos hizo olvidar su mal partido anterior. Los triples y la anotación total de Thompkins nos hicieron olvidar a Randolph (6 puntos), quien sigue desaparecido. Quienes me conocen saben que a Randolph le tengo en mi radar de sospechosos habituales. En los partidos decisivos le cuesta aparecer. Cuando lo hace es clave. Esta temporada le seguimos esperando (en el primer partido de la final, el mejor de los tres que ha disputado, tan solo logró 11 puntos). Causeur, que lució en el primero y flojeó en el segundo, tampoco estuvo acertado. No anotó en los casi diez minutos que jugó.

Quisiera destacar a Rudy. Ha entendido perfectamente su rol en el equipo. Con la veteranía ha dejado de ser la estrellita y es un jugador aplicado en defensa. Sin olvidar su potencial anotador (quien tuvo retuvo). Pelea, incordia, roba balones y logra rebotes. Un ejemplo para los compañeros. Y digo esto tras una derrota (y después de su rebote decisivo en el anterior partido).

Las espadas siguen en alto. Veremos que sucede el viernes a partir de las 21:00 horas.

Deja un comentario

Archivado bajo Baloncesto, Deportes