Archivo diario: abril 22, 2019

Benzema domador

Jesús Álvarez Orihuela AS

Los tres goles de Benzema, en la segunda mitad, domaron a los leones de San Mamés. Desde la vuelta de Zidane las segundas partes del Real Madrid son mejores que las primeras y acaban decidiendo los partidos del Bernabéu.

A pesar de la indigesta hora, y de ser el último día de las vacaciones de Semana Santa, el estadio registró una buena entrada. Mejor que en los dos últimos encuentros. También la primera mitad, floja, fue mejor que los malos primeros 45 minutos de los dos partidos anteriores. En esta vimos a Kroos, detalles de Benzema y la confirmación de la recuperación de Marcelo. Los tres han llegado al tramo final de la temporada en buen estado, para estos momentos decisivos en los que afrontas las semifinales de Champions. El problema es que nos eliminaron en octavos…

En el descanso comentaba que Marcelo de haber seguido en su linea de esta temporada en vez de 0-0 estaríamos 0-2. El Madrid no carburaba porque Modric, en su partido 300, no aparecía y Casemiro no cortaba ni distribuía. Solo Kroos daba la talla. Y el Athletic de Bilbao se encontraba cada vez más cómodo. Como dato para resumir esta primera parte: vimos más a Keylor Navas que al portero vasco, quien ante la inoperancia madridista vivió bastante tranquilo (salvo algunos destellos aislados de Benzema, que no tuvieron acompañamiento de sus compañeros). Solo un remate (alto) de Marcelo inquietó al Athletic en esta mitad.

El arranque de la segunda parte fue otra cosa: en los primeros 10 minutos el Madrid hizo más que en los 45 de antes. Corrió, tuvo velocidad y profundidad. Benzema en el 46 anotó el 1-0 de cabeza, picando el balón hacia abajo, tras un fenomenal pase (su primero) de Marco Asensio desde la banda izquierda. La jugada se inició en un corte de Vallejo en defensa.

Acto seguido, con 1-0, el Madrid creó peligro en dos ocasiones (Kroos y Benzema). Kroos siguió poniendo balones en corto y en largo, con unos maravillosos cambios de dirección. Modric empezó a aparecer. Beñat acusó esta reaparición del croata. Pero tras estos diez minutos las fuerzas volvieron a equilibrarse. Y fue Beñat quien acabó mandando en el centro del campo. No por mucho tiempo, porque Zidane introdujo un doble cambio en el 69: Isco por Kroos y Bale por un inoperante Lucas Vázquez (no tuvo su tarde). Seis minutos después llegó la puntilla. En una mala salida de Herrerín, en un córner desde la derecha lanzado por Modric, se traga la pelota y le llega al 9 blanco. Y, nuevamente de cabeza, Benzema marca el 2-0. Herrerín volvió a pifiarla en el 3-0 y eso que las intenciones fueron buenas. Un balón largo, en profundidad, de Isco buscando a Bale provocó que el portero saliese del área. La velocidad de Bale aconsejaba esta salida. Pero el bote de la pelota al caer al césped forzó a que se lanzase a despejar de cabeza. Con tan mala fortuna que Bale se hizo con el balón y se la cedió a Benzema. Desde la teórica linea media del Athletic Benzema la enchufaba a puerta vacía.

Antes del 3-0 Bale falló un mano a mano en otro balón al hueco de Isco. Y Keylor Navas hizo el paradón del partido: detuvo, sobre la línea de gol, un cabezazo a bocajarro de Iñaki Willimas desde el área chica.

Benzema ha anotado los últimos ocho goles del Madrid. Es su segunda mejor temporada en número de goles (esta a dos tantos de su marca personal). Una pena que esta racha goleadora no se hubiese producido en partidos decisivos como los del Ajax, Barça (tanto en Liga como en Copa), etc.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol