Archivo diario: enero 25, 2019

El Madrid también se complica la Copa (pero menos)

rodrigo jiménez efe el paísEl Real Madrid también se complica la Copa (pero menos). El Barça perdió 2-0 en Sevilla y el Madrid ganó 4-2 al Girona. Esos dos goles catalanes empañan un buen partido de los blancos, en el que ademas de marcar cuatro goles crearon ocasiones y jugaron muy bien. Los gerundenses demostraron (como ya hicieran la semana pasada frente al Atlético de Madrid al que eliminaron) ser rápidos en la contra y tremendamente eficaces de cara a la portería. Sus ocasiones acaban en gol. Tres en el Wanda Metropolitano y dos anoche.

Muchos madridistas nos quedamos a ver el partido por la tele. El estadio presentaba poco más de media entrada. Y nos quedamos todos helados (tanto en casa como en el Bernabéu) cuando el Girona se puso 0-1, a los seis minutos, en un garrafal error colectivo del sistema defensivo merengue. Perdimos un balón en ataque en un forcejeo con Odriozola. La contra fue letal. El lateral no recuperó la posición, Lucas Vázquez no estuvo atento en la cobertura de su banda, los centrocampistas y los centrales tampoco. Raul García centró de banda a banda y Lozano, libre de marca anotó. Marcelo a su aire le vigilaba al trote, con la mirada desde la distancia. En su linea. Se llama coherencia pero no nos gusta.

El gol del empate, nueve minutos después, puso las cosas en su sitio y reivindicó a los primeros responsables del o-1: Odriozola subió su banda (incansable en todos los partidos que juega), a pase en profundidad de Benzema, y le cedió el pase de gol a Lucas Vázquez.

Posteriormente entró en juego el VAR: se reclamó un penalti sobre Modric y de primeras pensé que lo era, pero el VAR puso orden; luego Lozano zancadilló a Vinicius y de primeras pensé que fue fuera del área, pero el VAR de nuevo puso orden. Sergio Ramos transformó a lo Panenka y puso el 2-1 en el 41.

Aprovecho para comentar que este ha sido el primer partido en el que Vinicius ha sido decisivo. Le hicieron el penalti y dio el pase de gol a Benzema (el mejor del campo), el del 4-2 en el 79. Debe aprovechar para maximizar su capacidad regateadora dentro del área. Porque igual que picó Lozano lo harán otros muchos. Y mejorar su calidad en el pase (solo dio dos que crearon peligro y uno fue gol), aparte de tener que encontrar portería. No dudo que estas dos facetas acabarán llegando.

Ellos empataron a dos de penalti, absurdamente cometido por Marcos Llorente (salió por Casemiro).  Lo lanzó Granell en el 65. El 3-2 fue de Sergio Ramos, de cabeza, en el 75. Se quedó descolgado en ataque. Como Marcelo, quien centró y el gran capitán remachó como si fuese un delantero centro.

Hace tres semanas este resultado me preocuparía más de lo que me inquieta hoy. El equipo ha experimentado una clara mejoría. El medio campo empieza a ser el del equipo campeón Pero esos dos goles en contra pueden ser una losa. Cambia la confianza que ahora tenemos y de la que carecíamos hasta hace bien poco. La vuelta es el jueves que viene.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol