La Libertadores fue el peor partido del fin de semana

Juan Median Reuters El PaísEl partido final de la final de la Libertadores ha sido el peor partido del fin de semana. De la media docena que he visto. Hasta el del Atlético de Madrid fue mejor. Qué ya es decir.

En justicia hay que acotar mi comentario a los 90 minutos, no a la prórroga. Porque sucedieron situaciones excepcionales (expulsión, lesión y la astracanada del meta del equipo perdedor) que nos entretuvieron y dieron un plus de emoción (añadido al habitual de cualquier prórroga).

River Plate (Río Plata) se impuso 3-1 a Boca Juniors (Juveniles Mouth). Los goles muy buenos los cuatro. Lo mejor del partido.

En el 43 Benedetto adelantó a Boca, en jugada individual tras un excelente pase en profundidad de Nández (el jugador que más me gusto). El delantero (decisivo en este trofeo para Boca en su camino hasta la final a doble partido) resolvió el mano a mano con destreza y sangre fría. mucha sangre fría porque Armani, el meta de River, ocupa mucho espacio.

En la segunda mitad vimos otro River. En linea con el equipo que acostumbra a ser: tocando y buscando el hueco. La garra de Boca quedaba en evidencia y se empezó a ver que podrían quedarse en 10. En realidad, se vio desde el primer minuto. Lo de Pablo Pérez en la primera mitad no tiene nombre. Barrios no le fue a la zaga. Al primero, capitán, le cambiaron y al segundo le expulsaron por dos amarillas. Pero no adelantamos acontecimientos. Con un River mandón, desde el inicio de la segunda parte, una buena combinación entre Palacios (dicen que pretendido por el Real Madrid) e Ignacio Fernández encontró a su delantero centro, Pratto. 1-1 en el 67. Un jugadón!!!

La entrada del colombiano Quintero diez minutos antes del empate le dio un empaque y una solidez al juego de River que no había tenido en la primera mitad. Y él se hizo con el partido. Fue decisivo para su equipo.

En el 86 el mencionado Barrios fue expulsado. Boca afrontaba la prórroga con uno menos. A dos minutos del final de los primeros quince minutos del añadido Quintero lograba el 2-1 para River. Un potente disparo desde fuera del área. Me quedé con la sensación que Andrada podría haber hecho algo más. Aunque la potencia del chut era tremenda.

Las desgracias nunca vienen solas: Boca se quedaba en nueve por la lesión de Gago (y habían agotado los cambios). Y comenzó el show de Andrada. Con el empate empezó a quejarse de la pierna (la rodilla, creo). Artimañas, porque luego sacaba sin ningún problema. Faltando seis minutos, desoyendo las indicaciones de su entrenador, se lanzó al ataque. Jugando la pelota, subiendo a rematar córners, etc. En una de estas acometidas épicas de Boca Jara estuvo a punto de empatar (su remate en los instantes finales se estrelló en el palo). En el ultimo córner a favor de Boca llegó el 3-1 de Pity Martínez. Una contra rápida con el meta volcado en el área contraria.

1 comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Una respuesta a “La Libertadores fue el peor partido del fin de semana

  1. Me comentan que Simeone hizo unas declaraciones (o en el descanso o al final del encuentro, antes de la prórroga) en las que dijo que lo mejor del partido habrá sido escuchar el himno argentino con los dos equipos en la cancha.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s