El “divide y venceras” ya es cosa del pasado

EFE El ConfidencialEl famoso “divide y vencerás” ya es cosa del pasado. Tras las elecciones andaluzas el divide et impera de Julio César ya no es aplicable en la política española. Si hasta ahora las izquierdas iban divididas, a veces ganaban y otras no (las derrotas siempre se justificaban por no ir juntas de la mano, olvidando lo que sucedía cuando lo hacían o pensaban en hacerlo, y no me refiero al Frente Popular y la Guerra Civil, estoy pensando en el tamayazo y Esperanza Aguirre).

El “divide y vencerás” ha dejado de tener validez porque la derecha se ha presentado fragmentada en tres formaciones. Y se han impuesto. Por la bajada de PSOE y Podemos (una coalición denominada Adelante Andalucía; el nombre parece una broma de mal gusto) y sobre todo por la abstención. ¡El votante de centro izquierda y de izquierda decidió quedarse en casa! La abstención general fue elevada pero muy acusada entre los votantes progresistas. Las candidatas de PSOE y Adelante Andalucía no han sabido movilizar al electorado. Han fracasado.

De nada sirven ahora las quejas de quienes se han asombrado del ascenso de Vox. ¿Hicieron algo por evitarlo? ¿Fueron a votar, lo mínimo que se les pide?

Susana Díaz ha puesto mucho de su parte, por supuesto. Ha logrado la cuadratura del círculo. Primero con su fallido golpe de estado: destituyó a Pedro Sánchez con la complicidad de unos obsoletos dirigentes (algunos son ex para mas inri), perdió las primarias ante quien había quitado de en medio, quien además terminó en La Moncloa de presidente del gobierno. La señora no tuvo la dignidad de dimitir, de apartarse, después de su frustrado golpe palaciego. Se aferró al sillón. Mientras, Sánchez no hizo con ella lo que Susana Díaz había hecho con él: apartarla.

El remate a la cuadratura del círculo llegó el domingo: ganó las elecciones pero perdió. A pesar de ser la lista más votada la caída de votos y escaños imposibilita que siga al frente de la Junta de Andalucía. Su PSOE, el andaluz, ha sido quien más ha retrocedido en estas elecciones.

El enrarecido ambiente socialista puede despejarse mucho con la desaparición de Susana Díaz. Al menos hay algo positivo en la jornada electoral del pasado domingo.

Deja un comentario

Archivado bajo Política

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s