Archivo diario: noviembre 8, 2018

Nuevo libro de Víctor Lenore: “Espectros de La Movida”

Espectros de la movidaHace unos días me congratulaba de la edición del libro de un buen amigo en la misma editorial que ha publicado mis dos últimos. Se trataba de “El tiempo pervertido” de Esteban Hernández. Hoy repito faena con “Espectros de La Movida. Por qué odiar los 80” de mi buen amigo Víctor Lenore. Y también está editado por Akal.

Anoche empecé a leerlo: la idea era hacerlo “en diagonal” para recabar datos e información para una ponencia que tengo que dar en la Facultad de Educación de la Complutense dentro de dos semanas. Y me enganchó totalmente. Ni diagonal ni leches. Me costó trabajo dejarlo. Que es lo mejor que te puede pasar con un libro, al menos es lo que sucede con los buenos. Y este indudablemente lo es.

Tenía mis prevenciones al respecto, todo hay que decirlo. Precisamente por la amistad que nos une suponía por donde irían los tiros. Y no tengo porque estar de acuerdo con Víctor en esto. Hace unos meses me tranquilizó: “He charlado con Sabino Méndez y me ha aportado puntos de vista muy interesantes. Cercanos a los tuyos. Él vivió esa época.”. Dicho lo cual solo me queda por añadir que “Espectros de La Movida” me está sorprendiendo muy gratamente. No es lo que me esperaba. Bueno, lo es pero no de la manera que suponía. Lo cual es una enorme alegría. Por varios motivos.

El primero porque aporta (al menos en la primera mitad, que es lo que llevo leído) un análisis critico y riguroso de la informacion disponible (que es mucha). Hay otro motivo, en mi opinión el más decisivo: es un relato del poder y su relación con la cultura popular. Como el poder usa, corrompe y manipula expresiones artísticas para su propio beneficio e interés (que no es otro que mantenerse en el poder, valga la redundancia). Y como los creadores (la mayoría) entran al trapo. Por egoísmo, ambición, vanidad, etc. Obvio que para ser artista si no tienes ambición no triunfas. ¿Pero qué precio están dispuestos a pagar? Recuerdo que en su día pocas voces clamaban contra los cachés exagerados que pagaban ayuntamientos y autonomías. El poder político destruyó, en complicidad con artistas y managers, las iniciativas privadas. Las de los empresarios y promotores locales, las de los dueños de salas, teatros y discotecas. Esas pocas voces discrepantes repetimos un par de décadas después sobre lo mismo, pero esta vez referido a los festivales de música. Seguimos clamando en el desierto. Se están repitiendo los mismos errores.

Un ensayo sobre las relaciones del poder y la cultura igual no es novedoso. Sí lo es sobre nuestra reciente historia, la que alguien definió como “el movimiento adolescente más documentado de la historia”. Un fenómeno que proclamaba el hedonismo (nada malo hay en ello, es una característica de la música popular) y en el que la mayoría de sus figuras más destacadas reivindicaban el hastió que les producía el antifranquismo y despreciaban a las brillantes generaciones anteriores de músicos y creadores en un claro  postureo elitista.

Hasta ahora las voces criticas eran excepciones en la glorificación de La Movida. Este libro de Lenore supone un punto y aparte. Y es precisamente por esto por lo que se hace necesario. Indispensable.

Cómo no te va a atrapar un libro que arranca así:

“Otoño de 2015. Vuelvo a casa en avión de un sarao cultural. El comandante habla por megafonía: «Estimados pasajeros, estamos a punto de aterrizar en el Aeropuerto Adolfo Domínguez de Madrid». Se escucha alguna risa. En 2014, al aeropuerto de Barajas, le añadieron el nombre de Adolfo Suárez,…”.

Pres Lenore

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Libros, Música, Recomendaciones