Archivo diario: noviembre 7, 2018

Tercer triunfo consecutivo con Solari en el banquillo

David Cerny Reuters ASHemos vivido el tercer triunfo consecutivo con Solari en el banquillo. Uno por torneo (Copa, Liga y Champions). Parece que la tendencia negativa es ya parte del pasado. Pero la pregunta del millón antes del partido era: ¿Qué Real Madrid nos íbamos a encontrar hoy en Champions? ¿La versión brillante que vimos en el Bernabéu frente a la Roma? ¿O la desastrosa que sucumbió goleado ante el Sevilla y el Barça? Hay incluso dos versiones más: la del equipo que sucumbe por errores individuales que nos cuestan finales (ante el Atlético de Madrid), partidos de Liga (en casa frente al Levante) o de Champions contra el CSKA (en Moscú), y la voluntariosa, plana, sin brillo, que igual saca adelante partidos (como ante el Valladolid), los pierde (en Vitoria frente al Alavés) o empata (en Bilbao ante el Athletic). Muestras claras de la irregular temporada que estamos haciendo.

De entrada Solari nos sorprendió con la alineación: no jugaron de inicio Keylor Navas, Modric, Isco ni Marco Asensio. Estos dos últimos eran duda, o salía uno o el otro. Pues finalmente ninguno de los dos. Entró Lucas Vázquez. Courtois y Ceballos fueron los elegidos para las otras dos posiciones.

El Madrid estaba obligado a ganar al Viktoria. La Roma había vencido 1-2 al CSKA y tomaba el liderato del grupo. Pero no parecía que los blancos hubiesen saltado al campo. Los primeros 12 minutos fueron un vendaval local. Apoyados por su público. Nacho, en un mal despeje, casi mete un autogol. Nos salvó el larguero. Llegaban antes a todos los balones divididos, nos superaban en velocidad y ganas. Presionaban arriba. La pregunta era ¿cuánto durarían? Entre el 12 y el 15 empezamos a carburar. Y a presionar arriba, como ellos. Se vieron en aprietos. Esto nos debió subir la moral porque a partir del cuarto de hora nos hicimos con el partido. La puntilla fueron los cuatro goles con los que nos fuimos al descanso.

El primero, un golazo de Benzema: se interna en el área por la izquierda. Dos recortes y la mete entre las piernas del portero. 0-1 en el 20. Los dos siguientes fueron consecuencia de dos saques de esquina. El 0-2 un córner sacado por Kroos en el 23 y magníficamente cabeceado por Casemiro, picando la pelota hacia abajo. Botó antes de entrar en la portería. En el 37 Kroos en jugada de estrategia saca en corto sobre Lucas Vázquez que pone el balón en el área, en la banda contraria. Bale cabecea hacía Benzema, quien en la posición de delante centro logra el 0-3 de cabeza (su segundo gol). El 0-4 viene de un pase de Reguilón, evitando que la pelota se fuese fuera. La peina levemente Benzema y le cae a Bale, quien de un zurdazo, desde la derecha del área chica, logra el 0-4.

A pesar del resultado, el Viktoria entre el 0-2 y el 0-4 tuvo un par de ocasiones. Al igual que al comienzo de la segunda mitad (Courtois se lució en el 50). Al filo del 54, en otro córner botado por Kroos, Nacho estrelló otro balón en el poste. Poco antes de la hora de juego Javi Sánchez sustituyó a Sergio Ramos. Su debut en Champions. Dos minutos después entró Vinicius por Benzema. Bale pasaba al centro de la delantera.

Ellos a pesar de la contundencia del marcador siguieron buscando la meta de Courtois. Incluso hubo un par de contras peligrosas tras saques nuestros de esquina.

Kroos remató su buena actuación picando una pelota a la escuadra contraria. Era el 0-5, en el 66, tras una galopada de Viniciuis desde la linea del centro del campo. Tuvo dos opciones: Bale a su derecha y Kroos a su izquierda. En el 72 el alemán dejaba su sitio a Isco.

En el descuento anularon un gol a Lucas Vázquez. Y posteriormente Bale remató a la escuadra.

Este 0-5 es de esos resultados que te dejan una sonrisa de oreja a oreja y te rearman de cara al futuro. Vigo es la siguiente parada.

P.D.: en el 13 un codazo de Sergio Ramos a Havel le dejó sangrando y tuvo que ser sustituido tras el 0-4.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol