Archivo diario: octubre 24, 2018

¿Inyección de moral madridista?

Javier Gandul AS copia¿Es el 2-1 al Viktoria Plzen una inyección de moral para los madridistas de cara al Clásico? Es indudable que las victorias son balsámicas y cicatrizan heridas con celeridad. pero… no es de recibo acabar pidiendo la hora en el Bernabéu porque nos hemos quedado en 10 (situación grave que requiere detenerse más adelante). Tampoco lo es que concedamos seis claras ocasiones de gol, de las cuales tres fueron en la primera mitad. La quinta oportunidad fue el gol de Hrosovsky en el 77. Se coló por el centro de la defensa. Y la sexta no supuso el empate gracias a Nacho que desbarató la jugada.

Lopetegui presentó novedades: Lucas Vázquez en el lateral derecho, Nacho por Varane e Isco por Marco Asensio (entró en la segunda mitad). Arriba Bale y Benzema, con la ayuda de Lucas que subió mucho y bien. En defensa no tuvo ayudas ni coberturas. De la primera oportunidad checa, que vino por su banda (en un despiste defensivo suyo) llegó el 1-0 en el minuto 11. Lideró la contra y sacó un excepcional pase que Benzema remató de cabeza, entrando desde atrás como si fuese un ariete. Buen partido del francés. Otro fallo defensivo por nuestra banda derecha (en la que Lucas se vio desbordado en un dos contra uno porque ni Bale ni ningún centrocampista ayudaron en la cobertura) estuvo a punto de llegar el 2-0. Aunque tuvimos que esperar a la segunda parte, al min. 54. El debutante Fede Valverde (había entrado por Isco en el 53) en su primera acción originó el tanto. Cortó un balón y conectó con Bale, quien de tacón dejó a Marcelo frente al meta rival. El brasileño resolvió picando el balón.

Marcelo recibió una fea entrada en el 87 justo antes del cambio de Mariano por Benzema. Iba a ser el tercero y definitivo. La cara de dolor del defensa, tumbado en el césped, era evidente. El lateral izquierdo siguió en el campo (¿convenció al mister?). Se consumó la tercera sustitución. Y en el 89 Marcelo tuvo que dejar el campo. El Real Madrid se quedaba en 10. A mi entender esto fue una tremenda frivolidad, tanto del jugador como del entrenador. Y nos pudo costar caro, muy caro.

Aparte de la fragilidad defensiva creo que la mayor preocupación viene del centro del campo. Los rivales nos llegan con facilidad y eso no ayuda nada a la defensa. Modric sigue sin aparecer. Kroos ayer fue de más a menos. No le vimos en la segunda mitad. Casemiro se ve desbordado. Está solo ante el peligro. Isco aun está en proceso de recuperar el ritmo tras la apendicitis. Se le vio activo en la primera mitad (incluso pudo haber marcado e intentó varios pases en profundidad al hueco).

Nos anularon dos goles (Bale y Benzema), bien anulados, Sergio Ramos cabeceó al poste en la primera parte y reclamamos un par de penaltis. En mi opinión solo lo fue el empujón sobre Lucas Vázquez. Lo raro es que el juez de fondo no lo viese: sucedió enfrente suya.

Necesitábamos ganar para romper la mala racha de resultados negativos. Teníamos que cambiar la dinámica. Sobre todo pensando en el Barça-Madrid del domingo.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol