Guetaria en fiestas

Nao Victoria

Mi semana en Guetaria coincidió con sus fiestas patronales, las de San Salvador. La bella localidad costera, regida por Bildu, desplegó un amplio abanico de actividades. Destacó la recreación de la llegada de la nao Victoria de Juan Sebastián Elcano (natural de Guetaria) a Sanlucar de Barrameda y su desembarco en Sevilla (la nave es una reproducción de la original, la única que completó la vuelta al mundo de las cinco que zarparon bajo el mando del portugués Magallanes). Lo reviven cada cuatro años. En aquella época Guetaria (y Guipuzcoa) pertenecían a la Corona de Castilla (como recordé a varios de los presentes).

Portada DIario VascoDiario Vasco

La banda municipal era muy buena. Las agrupaciones folklóricas también. Y la gente (cuadrillas, lugareños, visitantes) cantaba de maravilla. En español y en euskera. Recuerdo vivamente una danza improvisada por dos mozos (uno ya entrado en años) que me dejó boquiabierto. ¡Qué manera de mover los pies! ¡Qué requiebros! Lo que a mi entender ya dejaba algo más que desear eran los grupos de rock vascos. Ninguno me llamó la atención (ya no tengo edad ni el rock tampoco, por muy jóvenes que sean sus practicantes).

Parrilla bonitosBonitos-parrilla y servicio

No podía faltar la oferta gastronomica. El último día, al mediodía, ofrecieron bonito a la parrilla y al caer la tarde, una ternera.

Ternera

Otro elemento indispensable es el deportivo. No sé si hubo regatas (las había en otras localidades y sobre todo la habría en la semana grande de Donosti) y si la prueba de natación Guetaria-Zarauz llegó a celebrarse. A lo que sí asistí fue a un partido de pelota y al campeonatos guipuzcoano de levantamiento de fardo y al vasco de alzamiento de yunque.

Jon de Loyola fue el favorito del público reunido en el Campeonato Guipuzcoano de Levantamiento de Fardo. Competía con el seis veces campeón, quien se quedó a una alzada de batir su propio récord del campeonato. Eran tres los finalistas. El fardo pesa 45 kilos.

La diferencia entre hombres y mujeres en el alzamiento de yunque la marca el color y el peso. El de los hombres pesa 18 kilos y es rojo.

No sabía que para las fiestas las cuadrillas (bastantes son mixtas) se uniformaban. Cada una con la camisa de sus colores.

En resumidas cuentas, lo pase de maravilla. Comí de cine en Guetaria (y alrededores) y dormí estupendamente (como suele suceder a la vera del mar).

P.D.: Por proteger un libro, de la que estaba cayendo, estuve torpe y no filmé la ovación que me llevé por la calle principal de Guetaria. Premiaban mi valentía (era el único paseante) y mi prudencia (el único con paraguas).

FB Guetaria

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Deportes, General

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s