Archivo diario: junio 27, 2018

Aranceles culturales contra Trump

El Mundo

Supongo que estarán informados de las guerras comerciales que ha iniciado Donald Trump. Hay un aspecto que ha pasado desapercibido y es el que afecta a la aceituna negra española. Igual estoy equivocado (y demasiado centrado en el Mundial y mi nuevo libro) pero no recuerdo intervenciones parlamentarias al respecto o a sindicatos y empresarios protestando.

Harley Davidson ha dado el primer paso ante la respuesta de la UE en contra de los nuevos aranceles impuestos a Europa por Trump. El aspirante a tirano ha montado en cólera porque sus medidas provocan el cierre de fabricas y paro entre los suyos. Justo lo contrario de lo que pretendía.

Parte del imperio economico-comercial de EEUU está cimentado sobre el predominio de sus industrias culturales (además de la militar). Literatura, música, cine, etc. forman un todo. Propongo lo siguiente:

  1. Pasar al IVA reducido del 4% a todas las empresas y productoras culturales españolas.
  2. Crear un súper IVA del 25% para todo lo estadounidense. Si por un casual esta medida choca con alguna normativa europea, todas las producciones de ocio y entretenimiento estadounidense pasarían al tipo máximo del 21%.

Este ataque frontal, por ejemplo a Hollywood, protegería a nuestras industrias culturales y levantaría en armas a los productores, artistas, creativos, etc. de EEUU. Sería abrirle otro frente interno a Trump, a la Harley Davidson. Y de paso nos libraría de toneladas de mierda que nos envían (el bajón de calidad en música y cine es notorio).

¡Y mucho ojo con subvenciones, exenciones fiscales, ayudas públicas, etc.!

Una posible fuente de conflicto serían las producciones nacionales patrocinadas por multinacionales estadounidenses. Aquí caben dos posibilidades: lo nacional al 4% o todo, independientemente de su nacionalidad, al tipo máximo. Esta última opción puede ser un bumerán, logrando el efecto contrario del pretendido. La primera, salvaguardando los intereses nacionales, provocaría dificultades contables. No es nuestro problema. Que las empresas estadounidenses establecidas en España espabilen y reclamen a su maestro armero.

Si Trump quiere guerra, que la tenga. Pero tomemos la iniciativa, no basta con solo reaccionar ante la agresión.  ¡Sánchez, Merkel, Macron, etc. poneros las pilas!

 

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Política