Archivo diario: mayo 7, 2018

Muy buen Clásico y mal árbitro (2-2)

El País Josep Lago AFP

Si Hernández Hernández es el mejor árbitro de la Liga apañados vamos (así fue considerado la temporada pasada). Ayer se le escapó el partido de las manos en los cinco minutos finales de la primera parte: los jugadores le complicaron el partido con entradas y acciones que no vinieron a cuento. Como es de suponer Luis Suárez fue protagonista de varios fregados. En uno de ellos vio la amarilla junto a Sergio Ramos. Messi se tomó la justicia por su manoen la siguiente jugada y le hizo una entrada alevosa a Ramos (¿solidaridad con su amigo uruguayo?). Solo vio la amarilla. Acto seguido hubo una jugada decisiva, al filo del descanso: Hernández Hernández le enseñó la roja a Sergi Roberto por un manotazo a la cara de Marcelo. Esta decisión marcó su arbitraje durante la segunda mitad (lo dejo para más adelante).

Un enorme despiste defensivo (otro) de Marcelo dejó una autopista sin peaje por su banda (no bajó ni se apresuró a hacerlo). Todos los equipos buscan su costado para sus contraataques. Y Messi marcó el primero de sus dos goles, en una veloz y eficaz contra conducida por Sergi Roberto, quien lanzó un excelente pase al argentino. Creo que inmediatamente todos los madridistas pensamos en Salah y la final del día 26 contra el Liverpool. El Real Madrid se repuso y se hizo con el partido. Y al poco Cristiano Ronaldo empató. Y salió lesionado del lance con Piqué. El portugués metió la pierna, encontró el balón y anotó. El defensa no llegó a la pelota y sí a la pierna del delantero blanco. Parece que sufre un leve esguince en el tobillo. No salió en la segunda mitad. Asensio ocupó su lugar (todo pases hacia atrás salvo el que le dio a Bale en su tanto). Aún así, mermado, CR7 tuvo dos ocasiones claras, bien desbaratadas por Ter Stegen. Keylor Navas hizo lo propio con Messi en un par de oportunidades, una en cada mitad..

El Madrid sin Cristiano es como si jugase en 10. Lo cual igualaba las fuerzas, porque los que realmente estaban en 10 eran los culés por la expulsión de Sergi Roberto. Y eso, como escribía al principio, condicionó al árbitro. El 2-1 viene precedido de una falta de Suárez sobre Varane. Se llevó el balón por la banda izquierda y asistió a Messi. Como sería que el uruguayo, finalizado el encuentro, reconoció la falta. Empató Bale, en otro golazo (tipo Messi). Pero sigamos con el árbitro: en el 75 hay un claro penalti de Jordi Alba sobre Marcelo. Hasta los culés de la tele vieron clarísima la pena máxima (está claro en la foto). Estas dos jugadas, el gol del 2-1 y el penalti no señalado, pueden ser consecuencia de la expulsión de Sergi Roberto y un gol anulado a Suárez (creo que mal anulado por fuera de juego de Rakitic). El trencilla entró en la absurda regla no escrita de las compensaciones. Claro síntoma de un mal árbitro. Los jueces de línea tampoco le ayudaron: se equivocaron en un fuera de juego mal señalado a CR7 cuando enfilaba en solitario hacia la meta rival y en el gol anulado al Barça.

En resumidas cuentas, la primera mitad (11 contra 11) fue del Madrid y la segunda, con el Barça en 10, y sin Cristiano, dominaron los azulgranas. Con este 2-2 siguen invictos en la Liga que ya ganaron matemáticamente.

Pienso que este último Clásico ha sido muy buen partido. El cuarto de la temporada. El Real Madrid ganó los dos primeros, que nos valieron la Súpercopa; el Barça se impuso en Liga en el Bernabéu y anoche empatamos.

 

1 comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol, General