Ardores, Benzema y Keylor Navas

Marca

Desde luego no fue una noche para dejar de fumar. Incluso un amigo que lo había dejado volvió a las andadas (tenía unos cigarrillos escondidos por si acaso). Y yo tuve que tomarme una pastilla para los ardores. Afloraron desde el minuto tres, cuando el Bayern hizo el 0-1. Un Marcelo descolocado, observando la jugada desde la distancia, y un calamitoso despeje de Sergio Ramos facilitaron el gol de Kimmich. Sí, el mismo que hizo el 1-0 en Múnich.

Benzema en una noche gloriosa, la mejor de esta temporada, empató y nada más iniciarse la segunda mitad hizo el 2-1, en otra cagada defensiva. En esta ocasión fueron ellos los desacertados. Un pase atrás, el balón se le cuela entre las piernas al portero y Benzema atento se hace con la bola y anota a puerta vacía. En el 1-1 había rematado de cabeza, libre de marca, en un pase perfecto de Marcelo. Se repetía lo de Múnich: el brasileño arreglaba su desaguisado del gol encajado.

El 2-2 de James vino de otro despiste defensivo. Esta semifinal se ha distinguido y decidido por los errores más que por los aciertos. Cristiano Ronaldo pudo hacer el 3-1 pero mandó el balón donde Sergio Ramos, en el celebre penalti frente al mismo rival. La cara del portugués indicaba claramente lo consciente que era del fallo. Y de lo que podía suponer (afortunadamente no fue así).

Si Benzema fue uno de los héroes, por sus dos goles y su trabajo ayudando al medio campo, el otro es sin duda Keylor Navas. Decisivo en todas sus intervenciones. Algunas eran imparables. Y saliendo, despejando de puños, dos facetas en las que no destacaba especialmente. Desde ayer es San Navas.

Modric y Lucas Vázquez también destacaron. El trabajo del croata fue a destajo. Porque fue el único centrocampista del Real Madrid a la altura de las circunstancias. Estuvo solo ante el peligro, tanto en defensa como en ataque. Sus compañeros de línea naufragaron y no supieron contener las acometidas bávaras. Por su parte, el gallego empezó de lateral para anular a Ribery. Así terminó en Alemania. Y el excelente extremo francés no fue el mejor de su equipo como en Múnich, hasta que Lucas se encargó de él.

El Bayern achuchó, tuvo la eliminatoria a su favor, pero sus propios errores además de Benzema y Keylor Navas les acabó por tumbar.

¡Ahora a Kiev! La tercera final consecutiva. La cuarta de las cinco últimas. Son datos para la historia!!!

P.D.: el Real Madrid llega a la final sin haber ganado en casa en cuartos (derrota) y semis (empate).

P.D. bis: Marcelo cometió ¿penalti? en la primera parte (manos). No tengo claro si fue dentro o fuera del área. Pero fueron manos. En mi opinión hubo un penalti a Benzema. ¿Compensación? La segunda mitad se alargó en cinco minutos pero se jugaron seis. A pesar de los nervios que esto me produjo (y más ardores) me pareció correcta la decisión.

P.D. tris: un 10 para Zidane. Acertó con la alineación y los cambios.

1 comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol, General

Una respuesta a “Ardores, Benzema y Keylor Navas

  1. Pingback: “Rock ‘n’ Roll” en El Confidencial | El Mundano

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s