Archivo diario: diciembre 10, 2017

El Madrid devoró al Sevilla en 45 min.

En 45 minutos de antologia el Real Madrid devoró al Sevilla y le endosó el 5-0 que fue el resultado definitivo. Esa primera parte de ayer, a la hora del café con la comida aún en proceso de digestión, debe marcar un antes y un después. El equipo recuperó velocidad y profundidad: volaba por las alas.

Aparte de los goles y el buen juego hubo más noticias positivas. La confirmación de Nacho como un extraordinario jugador. Siempre lo hace bien y además ayer abrió la senda del triunfo con su tempranero gol en el minuto 3, más propio de un delantero que de un defensa (todoterreno en su caso porque le hemos visto jugar en ambos laterales y de central). Es el tipo de gol que se le exige a Benzema, por ejemplo. Otra gran noticia es la recuperación total de Lucas Vázquez. El equipo le necesita. Su alegría, espíritu de lucha con esa brega constante arriba y abajo, la velocidad que imprime a su juego y al del equipo, sus desmarques, sus desbordes, son vitales. Y desde la lesión no estaba siendo el mismo. Hubo brotes verdes contra el Málaga donde por fin se fue regateando de su marcador. Ayer confirmó que está de vuelta y a tope. Tuvo una gran tarde, esperemos que la primera de las muchas que le quedan por ofrecernos. Motivo de alegría también es Marco Asensio: otro que volvió por sus fueros. Su pase a Cristiano Ronaldo en el segundo gol es para enmarcar. Así como el desmarque del portugués, quien se impuso por velocidad a dos marcadores (CR7 luego marcaría otro gol de penalti). Es sintomático que el mejor jugador del mundo buscase siempre la asociación con Lucas Vázquez y Marco Asensio en las jugadas de ataque. Para posteriormente empeñarse en asistir a Benzema, desperdiciando dos ocasiones (una muy clara) para aumentar su cuenta goleadora. El francés sigue mustió de cara al gol (un cabezazo al poste y una asistencia, en el espléndido gol de Achraf, fue su balance positivo de ayer). Kroos, otro en franca mejoría tras un periodo gris, contribuyó a la goleada en una excelente contra iniciada por un robo de Cristiano y conducida por el alemán quien abrió a Lucas Vázquez. El gallego devolvió el balón a Kroos quien según entraba en el área empalmó marcando el 4-0. Y finalmente Vallejo, si le respetan las lesiones (nuestros centrales llevan una losa encima en este sentido), demostró de nuevo su sobriedad en el juego y eficacia en el corte. No le faltan galones para destacar en la zaga blanca.

En el descanso nos frotábamos los ojos. Y nos preparábamos para una apacible segunda mitad. Sin nervios ni preocupaciones. Como así fue. Ojo que plagados de bajas tuvimos enfrente al Sevilla, que ha sellado su pase a octavos de la Champions, como el Barça y nosotros (el Atleti es el único que ha fracasado en el intento), y en Liga estábamos empatados a puntos.

Todo buenas noticias que esperemos se confirmen esta semana que viene con un nuevo titulo: el Mundial de Clubes (o Mundialito como cariñosamente llamamos algunos a este torneo).

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol