Keylor y Lloris deciden el empate en el Bernabéu

Pablo García MARCA

El empate a uno del Bernabéu entre el Real Madrid y el Tottenham Hotspur tiene nombres propios: Keylor Navas y Hugo Lloris, los guardametas (y nunca mejor dicho lo de guardametas). Los dos salvaron a sus respectivos equipos de la derrota con intervenciones decisivas. Lo cual desde el punto de vista madridista tienes dos lecturas (complementarias):

  1. El equipo creó ocasiones de gol y se topó con el portero rival.
  2. El equipo concedió ocasiones en defensa, dato preocupante sobre todo si juegas en casa.

El Madrid esta temporada está teniendo problemas en casa. Falta velocidad y profundidad. Sobamos demasiado la pelota. Esto puede beneficiar fuera, pero no funciona en el Bernabéu. Añadamos que Benzema, a pesar del tanto del fin de semana pasado en Getafe, está teniendo serios problemas de cara al gol en este principio de temporada. Tuvo dos claras ocasiones de gol: la primera recogiendo un remate al poste de Cristiano Ronaldo y que se le fue fuera; la segunda cabeceó mal a bocajarro en el área pequeña y el balón se estrelló contra la pierna del portero (se había lanzado hacia un costado para tapar).

Isco, Kroos y Modric estuvieron intermitentes. No consiguieron imponerse (el rival también cuenta) y eso que los mejores momentos blancos surgieron de sus botas (y de esa bestia que es CR7, frustrado en su duelo con Lloris que le sacó todo). Al alemán le hicieron el penalti (en una gran jugada con Benzema) que Cristiano transformó para empatar.

Dos notas negativas y preocupantes: Marcelo y Lucas Vázquez. Si el brasileño estuvo mal en Getafe, en su reaparición, contra los Spurs fue un desastre. El primer gol (autogol de Varane) es responsabilidad suya. Nuevamente no esta en su sitio: baja trotando desde el centro del campo. Sergio Ramos abandona su posición para cubrir su hueco en la banda. Y Varane a la desesperada reemplaza a Ramos en el marcaje a Keane. Con tan mala suerte que marca en propia puerta (fruto de la precipitación y el descontrol provocado por el lateral brasileño). Respecto a Lucas Vázquez lo ya apuntado: no es el mismo desde la lesión. Esta temporada solo ha desbordado en una jugada. Ha tenido aspectos positivos (ha marcado y su infatigable espíritu de lucha) pero ya no es el revulsivo que fue.

Los londinenses y nosotros encabezamos el grupo de Champions, El liderato se decidirá probablemente en Wembley el próximo 1 de noviembre. Soy optimista: nuestra solvencia fuera de casa está más que probada.

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s