La corrupción que viene: la no política cultural de Unidos Podemos

La no politica cultural de Unidos Podemos está podrida desde la raíz. En el microcosmos en el que me desenvuelvo se repiten los personajes. Son los mismos, en Madrid, que carcomieron sucesivamente al PC, IU y PSOE. Y ahora se apuntan a lo que viene y según todas las encuestas y sondeos saldrán muy bien parados en las elecciones del domingo.

Quienes sobornaron, fueron sobornados o crearon redes de corrupción reaparecen triunfantes. Desde la carpa de Rivas hasta el clan de la coca (narices de platino, dinero negro, camellos, etc.) pasando por políticos que fueron expulsados de sus partidos por sinvergüenzas, periodistas que cobraban en especies por hablar bien o no hablar mal, disqueros o representantes artísticos que ante la excusa de “todos lo hacen” o “si no lo hago yo otro vendrá” se compincharon con medios, concejales y gobernantes. Y ahora desde las redes sociales nos dan clases de moral. Tremenda caradura que resulta peligrosa ante la inminente cita electoral.

Es curioso como tapan sus vergüenzas criticando las de los demás. Periodistas que pontifican sobre pecados ajenos pero trabajan para defraudadores fiscales que aparecen en los papeles de Panamá. Se reúnen con lo más granado del sector (corruptos, estafadores, maltratadores, etc.) pero nunca tratan de la empresa para la que trabajan. Salvan España y el mundo pero son incapaces de afrontar la realidad profesional que les rodea.

Los cazadores de subvenciones, los pros, se están frotando las manos. Sobre todo los del cine…

Dejando la mierda de lado, la política cultural de Podemos es de chiste. Ya lo hemos comprobado en el ayuntamiento de Madrid con las chapuzas de Zapata (que no llegó a ocupar el cargo) y de Meyer. Parece que no han entendido que hacer malabares en los semáforos no es cultura. Y que el Museo del Prado es bastante más trascendente que el Patio Maravillas.

Apañados vamos si la política cultural de Podemos está en manos, entre otras, de Jorge Lago (exeditor de libros). Espero que se haya enterado del 21% de IVA que se aplica a los distintos sectores culturales. Porque hace un par de años pensaba que el de los libros (4%) era el de los demás. No me parece mal que un empresario esté al frente de Cultura en el Consejo de Ciudadanos de Podemos. Es más: me parece estupendo. Pero, eso sí, que sea un buen profesional. Acreditado. No uno que haya cerrado el negocio.

Por supuesto que hay gente honesta y honrada.  Pero deberían hacerse notar (y ejecutar proyectos importantes).

Quien esto escribe ha votado a Podemos en las europeas y a Ahora Madrid en las municipales. Quizás mi problema sea que siempre me desencantó pronto… O los partidos son muy veloces en decepcionarme (lo de las listas europeas de Podemos fue de traca, típico de la casta: de los cinco que salieron elegidos solo queda una persona y nos han colado a cuatro suplentes).

Y centrándonos tan solo en el aspecto ideológico de la no política cultural de estos nuevos “forjadores de almas” (Lenin dixit) recomiendo la lectura de la novela de Julian BarnesEl ruido del tiempo“. Versa sobre la presión sobre los creadores en la URSS, centrado en la figura de Shostakovich.

Barnes

6 comentarios

Archivado bajo Cultura, General, Libros, Política

6 Respuestas a “La corrupción que viene: la no política cultural de Unidos Podemos

  1. Salvatore

    Hola, Adrián. Felicidades por el resultado de ayer. Supongo que abrirías más de una botella de champán. Ya tenemos, como mínimo, unos cuantos meses más de gobierno fascista. Lo dicho, felicidades por los granitos de arena de tu parte. Saludos.

    • No abrí ninguna botella de champán. Al contrario me cabreé bastante. Y sigo cabreado. La brillante estrategia del Timonel asesorado por el gurú de la pinza nos ha llevado a estas segundas elecciones y a la resurrección del PP. Brillante a más no poder. Como ya he dicho Pablo Iglesias como director de campaña de Mariano Rajoy no tiene precio. Y es una pena que quienes pudieron aprovechar mis granitos de arena los echaron en saco roto…

      • Salvatore

        Sí, claro, la culpa es de Pablo Iglesias, por supuesto. Por no haber firmado una abstención a un posible gobierno que llevaba en su agenda una política económica y laboral (comandada por Ciudadanos) igual o más lesiva que la del PP. De momento, yo eso se lo voy a agradecer. Y lo del premio Anguita al gilipollas del año te pone al nivel del betún, pues en fin, si te mola la estética friki de Tena, adelante, más risa daréis.

        ¿Cuáles fueron tus granitos de arena?, ¿que la gente se quedase en casa?. Qué lamentable actitud.

  2. aurora a, de andrés

    comparto tu comentario en F.B. tu sinceridad y honestidad me emociona.Prro no me sorprende en ti.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s