Archivo diario: noviembre 28, 2014

La casta de Podemos no sabe usar una agenda

La primera vez que pensé que los dirigentes de Podemos -su casta- no sabían usar una agenda fue cuando el esperpento de la denuncia a Esperanza Aguirre. Es obvio que Pablo Iglesias no puede presentar demandas ni presentarse a vistas judiciales cuando trabaja en Bruselas. O se supone que lo hace. Hasta donde sabemos no tiene el don de la ubicuidad. También demostraron no saber contratar abogados ni contar con expertos legales con unos mínimos conocimientos, entre los que se encuentra algo tan lógico como acudir al juzgado con poderes de representación. No soy leguleyo y lo sé.

ValbuenaDíez

Estas imágenes de dos sesiones del Europarlamento es desoladora. No les he votado para que se ausenten de su puesto de trabajo. Que se debatan planes de empleo (la foto del europarlamentario socialista) y de inversión (el tuit de José Carlos Díez) y no haya nadie de Podemos es desolador. Y significativo. Pronto empiezan. ¿O empleo e inversión no son prioridades para el nuevo partido? Seguro que su objetivo principal fue la ridícula rueda de prensa de ayer con TorresNavarro (a medida que pasan los días queda cada vez más claro que no es lo que dicen que es), en la que anunciaron que hoy conoceríamos su plan. El problema surge porque queda obvio que sus obligaciones en el parlamento europeo son secundarias a sus intereses personales. Muy triste la verdad. Ademas podían haber hecho la comparecencia hoy y de paso dar a conocer sus propuestas y colgarla en su Web. O en su defecto el lunes, con el fin de semana de margen, por si la estrategia es buscar dos impactos. Cuestión de agenda y prioridades.

Visto lo visto les dejo con un pronostico: de aquí a un año, coincidiendo con las elecciones generales, no quedará ni uno de los cinco europarlamentarios de Podemos elegidos en las urnas. Habrán dejado sus puestos por otros que les interesen más. Igual que los partidos de la casta tradicional que traicionan a sus electores. Ya se produjo una baja (Villarejo) y fue sustituido por el nº 6 de la lista. Si la formación puso la imagen de Pablo Iglesias en la papeleta quedaba muy claro a quien votábamos. Y desde luego no era a quienes ocupaban los puestos séptimo, octavo, etc. Es -o será- un engaño en toda regla. Tiempo al tiempo.

7 comentarios

Archivado bajo Política