Otra goleada blanca: 5-1 al Rayo

Kroos

Las goleadas blancas en el Bernabéu son como un día en la oficina: algo rutinario. ¡Bendita rutina! El encuentro trajo otros alicientes, en la alineación. A la expectación creada en saber quién dejaba su sitio a Gareth Bale (fue Isco) se unió la sorpresa de ver a Keylor Navas en el marco y a Nacho en el lateral derecho.

A los ocho minutos el rayo galés abría el marcador. Kroos (¡partidazo el suyo!) le roba a Trashorras, el esférico le llega a Benzema y combina con Cristiano Ronaldo quien ve la internada por la izquierda del alemán. Kroos se la pone a Bale (entraba por el centro como un nueve clásico). El 2-0 tardó y hubo que esperar al minuto 39: Sergio Ramos logró su gol 50 c0n el Real Madrid en un córner botado por James. La dio con el muslo y el balón se envenenó formando una curva perfecta. Fue precisamente el colombiano quien le puso el picante al marcador: en un tremendo error imposibilita una contra y pasa atrás, desde el vértice del área propia. Baptistao se hace con la pelota antes de que llegue a Navas y se la pasa a Bueno. El excanterano libre de marca quiebra a Pepe y anota a puerta vacía. El 2-1 garantizaba una buena segunda mitad. Como así fue. Kroos en el 55 hizo el 3-1. Una obra de arte. Un tanto muy del alemán: un pase a la red. El golpeo con el interior provoca una trayectoria de billar. Cuatro minutos después Benzema anota el cuarto (en fuera de juego). Cerró Ronaldo en el 83.

Bajo la lluvia presenciamos un bonito encuentro. Un Madrid demoledor en juego, posicionamiento y eficacia. Además de los cinco goles, hubo paradas meritorias de Cristian Álvarez y palos. El Rayo, aparte de su previsible suicidio por ser fiel a las ideas de su entrenador (no acordes con la plantilla de la que dispone), hizo lo que pudo. Con ganas. Como espectador y madridista se agradece la ilusión que pusieron. Disfrutamos de un partido movido, en el que la superioridad de Kroos y Modric fue aplastante. Esta dupla funciona cada vez mejor. La vuelta de Bale, con Jesé viendo la luz al final de su túnel y las previsibles rotaciones para refrescar piernas solo auguran tiempos mejores. La buena racha tiene fundamentos para solidificarse.

Llega el segundo parón de la Liga y el Real Madrid sigue líder.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s