Alemania Campeona del Mundo

Alemania

Disculpen que llegue tarde a nuestra cita de hoy: me he dado una panzada de escribir, para terminar Mi Mundial Brasil 2014. Hasta las 7 de la mañana. Creo que el esfuerzo me ha merecido la pena. No voy a volver a escribir la crónica y las impresiones de la buena final que disfrutamos anoche. Ya lo he hecho para el libro. Les dejo con algunos extractos:

[…] Alemania y Argentina se presentaban a la final, que fue buena y con prórroga, con números diametralmente opuestos. Los europeos eran los máximos goleadores (17) y los sudamericanos los menos goleados (3). Unos venían de destrozar a la pentacampeona (1-7) y los otros de empatar a cero con Holanda e imponerse en la tanda de penaltis. Los argentinos cada vez más atrincherados. El antifútbol. Los alemanes dominando y buscando terminar las jugadas. Fútbol. […]

[…] Sabella ha ido resolviendo problemas, sin olvidar las provocadas por las lesiones de Agüero y el Fideo. Su colega, Löw, también rectificaba errores. Ajenos como el de Lahm de medio centro, importado de la tableta de Guardiola. Y propios como Götze de titular. Este último, autor del gol del triunfo en el minuto 113, empezó de titular en el debut frente a Portugal (4-0). Fue sustituido. Repitió de titular en el empate a dos frente a Ghana. Volvió a ser reemplazado. Contra Estados Unidos salió desde el banquillo. Fue titular en octavos frente a Argelia. En el descanso se quedó en el vestuario. Había perdido la titularidad. Y se perdió el festín ante Brasil: no jugó ni un segundo. […]

[…] Si Sneijder se lesionaba durante el calentamiento de Holanda -la final B del día anterior- a Sami Khedira le ocurría lo mismo antes de la finalísima. El bravo jugador se perdía la final por un infortunio que nada tenía que ver con los lances del juego. Su hueco lo cubrió Kramer. Pasada la media hora se retiró conmocionado. El sustituto de Khedira era sustituido por Schürrle.

Alemania salió dominando. Pero las oportunidades al principio eran de Argentina. La más clamorosa una de Higuaín. Un mal pase atrás de Kroos le llega al Pipa que regresaba a su sitio. No supo aprovechar el regalo. En el mano a mano chutó fuera. En este detalle pudo estar la clave del partido. Adelantarse 0-1 en una final en el minuto veinte es prácticamente asegurar el triunfo. Sobre todo si eres Argentina y te defiendes como gato panza arriba. Más adelante volveré sobre este asunto del acierto cara a puerta y una master class que me dio Puskás al respecto.

En esta primera mitad Alemania presionaba arriba e impedía la salida criolla. Era una forma de evitar sus contraataques. Pero los argentinos en acciones aisladas creaban peligro. Más del que organizaban los alemanes. Era una imagen más decorosa de la que nos venían ofreciendo. No parecían un equipo menor. Sus contras frenaban los impulsos de los futuros campeones.

La disposición de Löw con Klose de punta desplazaba a Müller. Lo del veterano delantero de origen polaco es un capricho del técnico. Aquí le hemos discutido a Del Bosque la presencia de Villa como tercer delantero. Klose era el único nueve en la plantilla de 23. ¿Cinco goles en 15 partidos de liga con su club (Lazio) son méritos suficientes para ser convocado? Supongo que el máximo goleador de los Mundiales le pagará varias vueltas al mundo a su seleccionador. Para que su despedida fuese redonda le faltó marcar. Se va con el récord de goles habiendo participado en cuatro. ¡Y campeón del mundo a sus 36 años!

Los primeros 45 minutos fueron intensos. Fútbol de alto nivel táctico con buenos cancheros peleando por la preciosa copa. La última ocasión fue alemana. Kroos sacó un saque de esquina. Höwedes cabeceó al palo. En la jugada precedente al poste Messi sembró el pánico en la defensa. Remató mal.

Sabella comprendió en el descanso que el partido estaba en sus manos. Ya nos había enseñado variantes de su pizarra en enfrentamientos anteriores, sobre la marcha o en los intermedios. Siempre de corte defensivo. Su as en la manga no podía ser Di María. Apostó por el Kun. Lavezzi se quedó en la ducha. Este cambio supuso una variación táctica. Messi retraso su posición. Higuaín y Agüero formaron el frente de ataque. El dibujo pasaba a ser un 4-3-1-2. Este planteamiento le generó muchos problemas a los europeos. Fueron poco más de diez minutos en los que Argentina volcó el campo a su favor. La final era suya. Cuando los futuros campeones se aclararon y entendieron lo que sucedía se igualaron las fuerzas. Se sucedieron las ocasiones en ambas metas. Dos llegadas francas de Kroos se saldaron con remates fuera (uno con cada pierna). Una internada de Messi por la banda derecha acabó en un despeje de Boateng bajo palos.

Si la primera parte tuvo aire alemán la segunda fue para los de Messi, intermitente a lo largo de todo el encuentro. Lo mejor que le hemos visto a Argentina en este Mundial ha sido en estos segundos cuarenta y cinco minutos.

En la prórroga Schürrle pudo inaugurar el marcador. Después Palacio tuvo una oportunidad clamorosa en el 94, semejante a la del Pipa de la primera parte. Su intento de vaselina se fue desviado. Había entrado por Higuaín en el 77. Pudo haber sentenciado.

Los penaltis estaban a la vuelta de la esquina. Este Brasil 2014 no merecía acabar de estar forma (y con el añadido del horrible Holanda-Argentina de semifinales aun fresco en el recuerdo). A siete del final Schürrle se escapa por su banda izquierda. Su centro lo amortigua con el pecho Götze y volea a la red. Su chut cruzado supera a Romero, quien pudo hacer algo más: 1-0 y Alemania estaba más cerca de la gloria. Concretamente a siete minutos más el descuento (2 min). La falta final que Messi lanzó a las nubes es una metáfora de lo que fue el desenlace: un quiero y no puedo.

El poderío físico alemán se impuso en el tiempo extra. La temperatura en Maracaná al inicio era de 26 grados y la humedad del 65%. A medida que avanzaba la noche era de suponer que las condiciones mejorarían (la temperatura bajó tres grados y la humedad se mantuvo). Se aclimataron mejor a las condiciones atmosféricas del invierno carioca. La Canarinha es la que peor se ha aclimatado a su propio clima.

Del árbitro italiano, Rizzoli, no me gustó su pasividad en las acciones violentas. Höwedes, Agüero y Mascherano no debieron acabar en el terreno de juego. Comprendo que es difícil tomar estas decisiones, sean roja directa o segunda amarilla. Se le fue de las manos cuando se mostró condescendiente en el primer cuarto de hora. La primera amarilla fue para Bastian Schweinsteiger. Exagerada, pero decidió cortar por lo sano porque se le iba de las manos. Y entró en esa peligrosa rueda de las compensaciones. Por ejemplo no quiso saber nada del lance Neuer/Higuaín, ni de la cacería a la que fue sometido Schweinsteiger (acabó sangrando de un puñetazo del Kun y éste ni vio la amarilla).

Buena final. Competida. Y con el añadido de treinta minutos de propina. Con errores individuales impropios de jugadores de esta categoría. Detalles que pueden torcer el rumbo. El pase atrás defectuoso de Kroos que Higuaín no sabe aprovechar. Los disparos de Kroos desde la frontal, libre de marca. La de Rodrigo Palacio. Messi. Echando un vistazo a las estadísticas vemos que ambas selecciones han rematado diez veces. Pero de los diez de Argentina solo dos han sido entre los palos. Mientras que Alemania ha llegado a puerta con siete tiros. Y aquí es cuando entra lo de Puskás. Me enseño a diferenciar los distintos tipos de remate.[…]

[…] Tuvo que ser Götze (entró por Klose en el 88) quien acertase con un remate “muy bueno”. No solo reivindicó su papel en el campeonato también justificó la confianza que Löw había puesto en él, a pesar de sus últimas suplencias en el Bayern. Un gol que, como el de Iniesta, vale el titulo.

Alemania es la primera selección europea que vence en América. Quedan así disipadas varias teorías de la conspiración. Una de ellas, la más peregrina, era que había un complot FIFA para acabar con las selecciones europeas. Esta majadería se complementaba con la de que todo estaba preparado para que la final fuese Brasil-Argentina. No voy a enumerar todos los disparates porque la realidad se ha impuesto y ha desacreditado todas las especulaciones. Sí es cierto que la seleçao ha recibido ayudas. Como siempre. Además eran locales y estos siempre son favorecidos por los arbitrajes. Doble ayuda por tanto para ellos. Pero ni por esas (aunque Colombia se quedó por el camino, una autentica lastima).

Los nuevos Campeones del Mundo han sido los mejores. En todos los aspectos del juego. Los que más goles han metido, los que menos han encajado (empatados con Argentina), y con jugadores destacados con galardones individuales. ¡Enhorabuena! […]

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol, Libros

Una respuesta a “Alemania Campeona del Mundo

  1. Pingback: Protestan frente embajada de Palestina en Caracas + MORE | INFORMADORES.INFO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s