Archivo diario: junio 14, 2014

La resaca del 1-5

AS

Todavía no me he recuperado del 1-5 que nos metió Holanda en nuestro debut mundialista. El primero en el que comenzábamos a defender la estrella ganada en Sudáfrica 2010. Resultado que nos pone probablemente de patitas en la calle. En caso de empate a puntos entre varias selecciones prima la diferencia de goles. Perder y por goleada es una catástrofe. Y en la última jornada se enfrentan Chile y Holanda.

No me preocupa el presunto cruce con Brasil, por lo visto contra Croacia. Lo realmente preocupante son las consecuencias de lo que vimos ayer en la segunda parte. Bueno y en varias cosas de la primera. A Vicente del Bosque y a los jugadores les han llovido palos. Es lógico. Una goleada de estas proporciones no pasa desapercibida. Ni debe. Un dato: en Sudáfrica solo encajamos dos goles y anoche cinco. La solidez de nuestro entramado defensivo saltó por los aires. Quedó hecho trizas como en el 3-0 que nos metió Brasil en la final de la Confederaciones.

¿Cómo no supimos afrontar el partido con un 1-0 a nuestra favor?

No me pronuncié (o al menos no recuerdo haberlo hecho, salvo quizás algunos comentarios en las redes sociales o aquí en el Blog) respecto a los convocados. Todos tenemos nuestra propia lista. Obviamente hay cosas que me gustaban y unas pocas que no. Ni siquiera me sonó mal que hubiese tantos jugadores del Barça, equipo que no hizo una campaña para enmarcar. Atlético de Madrid y Real Madrid, los mejores de la temporada, sumaban entre ambos el mismo numero de futbolistas que los culés. Si lo mirábamos posición por posición no llamaba tanto la atención. Ademas hay que tener en cuenta los jugadores de los madrileños no aptos para jugar con La Roja. Tampoco voy a entrar en la ausencia de Gabi (él, Koke, Azpilicueta y Sergio Ramos son quienes han terminado en mejor forma): hay una regla no escrita por la que en la convocatoria para los torneos tienen preferencia aquellos que han participado en la fase de clasificación. Siempre hay excepciones por asuntos excepcionales (lesiones, como la de Víctor Valdez, o la presencia de Diego Costa).

Otra cosa es lo que implica la decisión inicial de los seleccionados. Por aquello que le achacan a Del Bosque: se llame compadreo, favoritismos, política de vestuario, “queridos”, etc.  A mi lo del “querido” no me parece mal. Es más, me parece bien. Es lógico y por tanto normal. Diferente es que disintamos por cuestión de gustos en los elegidos. El seleccionador es polígamo: tiene varios “queridos”. Algunos más que otros. Cito dos de cuatro: Xavi y Busquets (los otros son Casillas, desafortunado protagonista anoche, y Xabi Alonso, “querido” de todos sus técnicos). ¿Por qué cito solo a dos? Porque son el 50% del medio campo español. Y vienen de hacer una mala temporada. Lo cual ha lastrado a su club. ¿Por qué va a ser diferente en la selección? Sigo con los dos citados: el tiki taka tiene el problema que señalaba Manolo Fernández en su Facebook: “Estoy harto de los ronditos en campo propio.” Si Xavi y Busquets están fundidos no hay velocidad de circulación… y a hacer ronditos. Koke, por ejemplo, está mejor que Xavi. Javi Martínez lo mismo respecto a Piqué o Busquets.

La primera parte fue de detalles: el mano a mano Casillas-Snjeider, el penalti provocado por Costa y las dos jugadas en los momentos finales que marcaron el rumbo del encuentro. De un psicológico 2-0, que tuvimos en las botas de Silva, pasamos al 1-1, también clave en el estado anímico. La losa del resultado afectó tras el descanso a quienes encajaron el gol: los nuestros. Los segundos 45 minutos fueron todo Holanda. Robben, Van Persie y Snjeider parecían Balones de Oro.

Confiemos en una improbable carambola y en la mejoría de nuestro juego. Defender la estrella en tan solo tres partidos me desconsuela…

20 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol, General