Archivo diario: mayo 25, 2014

Me voy al Bernabéu a ver a los muchachos de la Décima

La décima

Me voy al Bernabéu a ver a los muchachos (así llama Don Alfredo di Stéfano a los jugadores) de la Décima. Supongo que será la horterada festiva a la que nos tienen acostumbrados desde hace décadas. Pero me da igual. Tenemos que darnos la enhorabuena en las gradas. Y por supuesto ovacionar a la plantilla en sus vueltas al estadio portando la orejona. Supongo que el campo se volverá a llenar a pesar de las horas y de ser lunes mañana. Sucedió ayer para ver la final en las pantallas gigantes (lo mismo que en el Calderón). Vamos que serán dos llenos consecutivos.

10 hala madrid

Tiempo habrá de tomar decisiones para afrontar los siguientes objetivos: las Supercopas de España (otra vez frente al Atlético de Madrid) y Europa (contra el Sevilla el 12 de agosto en Cardiff), el Mundial de Clubs, la Liga 2014/15 y la ¡undécima Champions! Hay que hacer sitio en la ya poblada vitrina.

vitrina

Me emocionó el detalle de los muchachos haciendo pasillo a los del Atleti mientras subían por sus medallas de finalistas.

Para el final dejo los cuatro goles, narrados por el personal de Real Madrid TV.

2 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol

La camiseta de Di Stéfano

escudo

Conservo esta camiseta de Don Alfredo di Stéfano desde tiempos inmemoriales. Es la única que tengo del Real Madrid. Me la dio él, lo cual añade un valor sentimental incalculable.

el 9

Observen dos detalles: no aparecía el nombre del jugador, tan solo el número; la franja del escudo era morada (ya ha desparecido ese color, cambio sutil efectuado bajo el Florentinato 1). El 9 también es morado.

Quería ir a votar con ella puesta. No la encontraba. Al final apareció (en su sitio, suele pasar). Bastante arrugada por cierto. Como me estoy quedando en los huesos con “la dieta de la crisis” me la he podido enfundar. Me queda corta pero bueno… Me he sentado para la foto. Se disimula mejor y no resulta tan ridículo.

yo 2

6 comentarios

Archivado bajo Cultura, Fútbol

La décima: menos mal que no soy supersticioso

Champions

He asistido a dos finales del Real Madrid. En la primera, Viena, perdimos contra el Inter de Helenio Herrera y Luis Suárez, Facchetti, Mazzola, Jair, Corso, Burgnich, etc. (1964) en el que fue el último partido de Don Alfredo di Stéfano; la segunda, en París, nos derrotó el Liverpool (1981). En medio ganamos en 1966 (Bruselas) frente al Partizan de Belgrado y la vi por TV. Empecé a captar el mensaje. Y luego, mucho después, cayeron la séptima, la octava, la novena y ayer la décima. No fui a ninguna de ellas. Parece que nos funciona el que me quede en casa.

Luego hay una tradición que heredé. Lo dejé anotado poco antes de las 16:00 horas.

Cagadas jpeg

A pesar de los tres cafés no hubo una tercera visita. Estaba francamente preocupado. Entendí el gol del Atlético de Madrid en clave de “castigo”. Pensaba que finalmente sería 2-1 a nuestro favor. El tercero que nos faltaba era el que habíamos encajado. Pasaban los minutos y la fatalidad se apoderaba de nuestro hogar. Y en eso llegó Sergio Ramos y mandó callar. Su gol, el que empataba y nos metía en la prórroga, tenía todas las características épicas tan propias del de Camas.

Igual mis dos visitas al baño valían el doble…

Esta décima le debe mucho a Ramos: sus dos goles en Munich (0-4 al Bayern en semifinales) y este gol salvador. Hundió al  Atleti y agrupó a los nuestros. El bajón físico y anímico del vecino por el impacto del 1-1 allanó el camino. El 4-1 refleja lo que fueron los 30 minutos del tiempo extra. Bale, Marcelo y Cristiano Ronaldo redondearon la faena. Mención especial para un grandioso Ángel di María. También creo que Dani Carvajal será fijo en la lista de Del Bosque para el Mundial. Cuajó un gran partido.

P.D.: Supongo que Julián Ruiz dejará de escribir sobre fútbol tras la temporada que lleva atizando a Ancelotti y Zidane. La superioridad física del Madrid ha sido decisiva. La lección táctica del italiano en la segunda parte ha sido notoria. Creo que ahora ha llegado la hora de atizar a Julián. Se lo merece por bocazas e ignorante.

8 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol