Archivo diario: octubre 6, 2013

El Madrid sigue sin carburar pero gana 2-3 al Levante

David González As

Rl Real Madrid sigue sin carburar pero gana 2-3 al Levante en un final trepidante. En los últimos ocho minutos se pasó del 2-1 al 2-3. Se completaba la terapia recomendada: goleada terapéutica en Champions y victoria en el Ciutat de Valencia. Los jugadores celebraron el triunfo conscientes que se habían salvado del precipicio. La sensación de vértigo producida por el 2-1 en el 86 dio paso a la de haber sobrevivido al desastre (con 3 puntos a la mochila). Aunque el enfermo sigue con el encefalograma plano. El parón liguero vendrá muy bien para cicatrizar heridas y cambiar el chip.

A pesar de los 5 goles -todos en la segunda mitad- y la incertidumbre de los instantes finales el encuentro no fue gran cosa. Los primeros 45 minutos fueron un peñazo. El Madrid no tenía ritmo ni profundidad. De velocidad ni hablemos. Iban al trote. Salvo Ángel di María y el de siempre, Cristiano Ronaldo. Sergio Ramos parecía más entonado y buscaba el gol subiendo a cabecear los saques de esquina. El Levante trababa el juego. Daba la impresión que ambos equipos jugaban a lo mismo: a nada. El inicio de los segundos 45 min. deparó la novedad de ver a los locales yendo a por el partido. A los 57 Babá lograba el 1-0 aprovechando un excelente pase de Xumetra, en una contra provocada por no terminar nuestro ataque (creo que fueron Isco y Benzema quienes se empeñaron en hacer unas paredes imposibles en un palmo de terreno en vez de rematar). Cuatro minutos después empataba Ramos. Otro córner al que llegó embalado; metió la pierna en vez de la cabeza.

A partir del 1-1 los de Ancelotti sufrieron una (mini) transformación. Modric adelantó unos metros su posición y se creó más peligro. Incomprensiblemente no duró mucho tiempo a pesar del intento del técnico dando entrada a Álvaro Morata por un desaparecido Isco (¡qué le pasa!). Antes, tras el 1-0, había salido Marcelo por Coentrao. El tercer cambio, Jesé por Benzema,  fue tan providencial como la aparición de Morata.

El 2-1 de El Zhar evidenció nuestras carencias defensivas. Sin quitarle méritos al franco-marroquí -sacó un remate increíble- nuestros dos centrales se tragaron sus amagues. A partir de ahí tocaba tirar de casta e ir a por todas. El arrebato final dio resultado. El asedio -escaso en el computo general- dio sus frutos. Jesé tras un gran slalom se apoya en un adelantado Varane quien encuentra a otro canterano del Castilla con un balón buscando el hueco. Morata, con brillantez, ponía el 2-2 en el marcador. Sabía a poco. Modric había vuelto a dar un paso al frente y Marcelo ya se parecía a si mismo. Y en estas, en los últimos segundos, CR7 empalma con la derecha, toca ligeramente en un defensor y bate al portero. Había sido una buena combinación en la que intervinieron el canario y el croata. ¡Fue el delirio blanco! Habíamos salvado los muebles.

3 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol, General