Archivo diario: julio 4, 2013

Un siglo de canciones 130: “La Mano De Dios” (por Rodri)

Valen

Bloque catorce. Séptima planta. Letra D. Barrio del Pilar”. 

Así empieza la canción “La Mano De Dios”. En enero de 1954 se constituye la Constructora José Banús, S.A. A partir de ese momento se iba a consolidar como una de las promotoras inmobiliarias más importantes de la España de los años cincuenta.

Hace seis años, Luis y María, tienen un nido para soñar

José Banús Masdeu nació en Masso, Tarragona, en 1906. Hijo y nieto de constructores más bien modestos (hubo un tiempo que se le conocía como “el hijo del gravero”), se trasladó, finalizada la guerra, a Madrid junto a su hermano Juan y formaron una empresa de construcción. 

Contactos, conocimientos, relaciones…Son elegidos, entre otras empresas de mayor renombre, para la construcción del Valle de los Caídos.

En sus inicios la magna obra se adjudica a tres constructoras: San Román, filial de Agromán, que se encargará de la perforación de la roca para abrir en ella el agujero gigante que albergará la cripta, Estudios y Construcciones Molan que se ocupará de la construcción del monasterio y Banús, la de los dos hermanos Juan y José, que se responsabilizará de la carretera que unirá la entrada con el Risco de la Nava, lugar prominente del Valle de Cuelgamuros donde se asentará la Cruz de la Basílica.

Yo vi su amor cada día, yo vi la luz de su hogar.”

La mano de obra estaba formada por presos políticos como todo el mundo sabe. Estos presos estaban regulados por el Servicios de Colonias Penitenciarias Militarizadas. Según el estudio de las memorias del Patronato de la Redención de Penas por el trabajo, entre el año 1939 y el año 1945, se dispuso mensualmente de una media de 10.000 presos republicanos que podían ser empleados para colonias, talleres, destacamentos penales y ser “mano de obra” para empresas privadas.

Yo vi cómo se querían, yo vi su felicidad.”

Las empresas cobraban 10 pesetas con 50 céntimos diarios por cada trabajador. A ellos, a los presos, se les daban los 50 céntimos. La empresa de los Banús  disponía de 125 presos trabajando en la carretera que da acceso al Valle de los Caídos, 90 presos construyendo la estación de trenes de Chamartín (Madrid) y a otros 50 en la base militar de Torrejón. En total llegó a haber 141 batallones de presos republicanos repartidos por diferentes obras.

Yo vi la fe que tenían, yo vi la mano de Dios.”

Banus-Barrio de la ConcepcionLa primera gran recompensa a las construcciones realizadas fue el encargo del Barrio de la Concepción. Junto a las zonas de ensanchamiento de Madrid, ligado a la Plaza de Toros Monumental de Las Ventas por su proximidad.  No se podía ligar mejor las dos zonas de Madrid, la Venta del Espíritu Santo y la Colonia de la Purísima Concepción, (nombres que provienen del siglo XIX). Pisos desde tres a diez habitaciones. No tenemos espacio en este Siglo de Canciones para hablar sobre los orígenes, a comienzos de los 50, de este barrio y de sus primeros inquilinos.

Yo vi que la vida es bella, yo vi que existe el amor.”

barrio pilarLa segunda recompensa fue el Barrio del Pilar. Pisos de 40 y 44 metros cuadrados para alojar a los inmigrantes de provincias  que llegaban a la capital atraídos por el milagro económico español. Al promotor le salían los pisos sociales en torno a las 35.000 pesetas. El coste para los nuevos propietarios se puede ver en el anuncio. Además estaba por medio un premio oficial a fondo perdido de 25.000 pesetas por piso para estimular la construcción de viviendas.

Hace seis años, Luis y María, tienen un nido para soñar

Un cantautor granadino Francisco ValenzuelaValen” que había comenzado formando un dúo llamado Frank & Henry y que se vino a Madrid a hacer la carrera de cantante en los clubs de la capital, grabó su cuarto disco, primero con la RCA. En los anteriores había despuntado con canciones como “Risas Por Llanto” o “El Músico Pobre”. Pero es en este cuarto cuando incluye dos temas de gran significado. En la cara B del single se encuentra “El Humo De Las Fábricas”, un emigrante en Barcelona, y en la cara A, “La Mano De Dios

Yo vi la fe que tenían, yo vi la mano de Dios.”

Valen  tenía un cierto aire raphaeliano en la voz pero era de gestos y composturas mucho más moderado. Cuenta Valen, (lo cuenta él) que se inspiró en un hecho real ya que iba un día a la semana con dos amigos a una policlínica del Barrio de Pilar y allí conoció a esta pareja que tenían una niñita con problemas de salud. La niña no aparece en la canción pero sí el Barrio del Pilar, obra social que permitió a su constructor ganar lo suficiente para irse con sus construcciones a Málaga y ganar muchísimo más. Todo el mundo aspira a ganar; no todo el mundo empieza lucrándose con los esfuerzos de otros. Tal vez, en ese Valle de los Caídos con cruz, evangelistas, cripta, basílica y monasterio, no todos  pudieron ver “la mano de dios”.

Yo vi que la vida es bella, yo vi que existe el amor.”

Entradas relacionadas:

Un siglo de canciones (todos los posts)

14 comentarios

Archivado bajo Cultura, Música, Recomendaciones